Mié, 28 Sep 2022 16:19 PM

La historia abre sus puertas al indetenible Murakami

   Al momento de escribir estas líneas, el antesalista de las Golondrinas de Yakult Munetaka Murakami ha logrado embasarse en 14 apariciones consecutivas sobre el plato (9 hits -incluyendo 4 jonrones- y 5 boletos) y esa la racha lo ha colocado a las puertas de la historia en la NPB.

 

Murakami llegó a los 49 jonrones en el juego de ayer ante DeNA

 

   Con 49 vuelacercas en su haber, está a punto de convertirse en el primer bateador de la Liga Central en sumar 50 estacazos en un mismo año desde que el ex grandeliga Hideki Matsui llegara exactamente a esa cifra en la temporada 2002, cuando defendía los colores de los Gigantes de Yomiuri.

 

   Adicionalmente, si se va para la calle en 6 ocasiones más establecerá un nuevo récord para jugadores nacidos en Japón (el registro actual pertenece al legendario Sadaharu Oh, quien sumó 55 tablazos en la campaña 1964, también con Yomiuri).

 

   Para colmo, sus números actuales le dan una proyección de 60 jonrones para finales de año, lo que le permitiría igualar la marca actual de la NPB, que fue impuesta por el curazoleño Wladimir Balentien en su mágica temporada de 2013 con Yakult.

 

   Como si todo eso no fuera suficiente, también cuenta con muy buenas posibilidades de ganar la triple corona de la Liga Central al comandar ese circuito en este momento con 49 cuadrangulares, 120 empujadas y un promedio ofensivo de .340.

 

   Los dos primeros títulos ya están asegurados. En vuelacercas, supera por nada menos que 25 al segundo lugar, mientras que en remolques posee una ventaja de 45 sobre su más inmediato perseguidor, por lo que lo único que le falta por definir es el campeonato de bateo.

 

   A principios de la semana pasada, apenas tenía unos puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, pero luego de la ya mencionada racha de 14 apariciones consecutivas sobre el plato embasándose, esa diferencia ha aumentado a 17 puntos.

 

   Desde 1950 hasta ahora, sólo 6 peloteros han podido ganar la triple corona ofensiva en la NPB: Hiromitsu Ochiai (3 veces), Sadaharu Oh (2 veces), Randy Bass (2 veces), Katsuya Nomura, Greg “Boomer” Wells y Nobuhiko Matsunaka, de manera que Murakami está a punto de convertirse en el séptimo.

 

   No sólo eso, sino que además está cerca de convertirse en el primer toletero del circuito nipón en lograr esa hazaña en casi 20 años (Matsunaka, que fue el más reciente en cumplirla, la consiguió en 2004).

 

Murakami llegó a los 150 jonrones de por vida el viernes

 

   El viernes, Murakami pasó a ser el pelotero más joven en la historia de la NPB en llegar a los 150 jonrones de por vida, al lograrlo con 22 años y 6 meses de edad, y hace 2 semanas ya se había convertido en el más joven en sumar 40 estacazos en una misma campaña, también con 22 años.

 

   Hace casi un mes también estableció una nueva marca para el béisbol japonés al disparar 5 vuelacercas en 5 apariciones consecutivas sobre el plato, por lo que el toletero de 22 años ha estado haciendo historia prácticamente todo el año.

 

   Su dominio sobre los lanzadores rivales es tan demoledor, que en este momento comanda la Liga Central con 49 jonrones, 134 hits, 120 empujadas, 95 anotadas, 97 boletos, un promedio ofensivo de .340, un porcentaje de embasado de .476, un porcentaje de slugging de .756, un OPS de .1.232 y un WAR de 9.3.

 

   La última vez que un pelotero dominó ofensivamente la NPB de una manera tan abrumadora fue en 2015, cuando el camarero Tetsuto Yamada, quien es compañero de equipo de Murakami en Yakult, cerró el año en el primer lugar de 7 categorías ofensivas distintas.

 

   Como van las cosas, Murakami tiene en sus manos la posibilidad de finalizar la temporada 2022 en el primer lugar de 10 departamentos ofensivos distintos de su circuito, cosa que sin duda le garantizaría el premio al Jugador Más Valioso.

 

   La semana pasada ya analizamos en este mismo espacio la posibilidad de que ese galardón se le escapara de las manos debido a que su equipo estaba en peligro de perder el título de liga ante las resurgentes Estrellas de DeNA.

 

   No obstante, ese ya no es el caso. Yakult barrió como visitante este fin de semana a DeNA en el Estadio de Yokohama y con eso aumentó, de 4 a 7 juegos, la ventaja que posee en el liderato de la clasificación, por lo que ahora lo más probable es que vuelva a ganar el campeonato este año.

 

   Los cronistas deportivos nipones, salvo en muy raras excepciones, suelen darle el reconocimiento al jugador más destacado del equipo que ganó el título de liga y si ese conjunto no era Yakult, entonces la selección de Murakami iba a correr peligro, pero repetimos, ese ya no es el caso.

 

Si Murakami decide irse ya a la MLB, tendrá que hacerlo en condición de jugador amateur, como lo hizo Otani

 

   La otra interrogante que está en la mente de todos en este momento es si el joven talento decidirá o no irse a jugar a las Grandes Ligas. Con el éxito que está teniendo, lo más probable es que la mayoría de los clubes de las mayores ya estén interesados en él.

 

   Sin embargo, el proceso no es tan sencillo. Como todavía no es agente libre (necesita acumular 5 años más de servicio para poder ganarse ese estatus), necesita obtener el permiso de su equipo para hacer la transición a través del llamado Sistema de Traspasos.

 

   Si la gerencia accede, éste podría dar el salto este mismo invierno, pero si no, el antesalista no tendrá más remedio que regresarse a jugar con Yakult en 2023 y, si lo desea, pedir otra vez el permiso a finales de la campaña 2023.

 

   Normalmente, los conjuntos japoneses suelen respetar el deseo de sus mejores estrellas de ir a probarse a la Gran Carpa una vez que sienten que ya no les pueden pedir más. Es decir, que ya han hecho todo lo que podían hacer por el club.

 

   Murakami, sin duda alguna, ya ha cumplido con ese requisito. Fue novato del año en su momento, fue Jugador Más Valioso el año pasado y llevó a la divisa a ganar el título de la Liga Central y también el de la Serie de Japón y está a punto de repetir esos 3 éxitos este año.

 

   En realidad, lo único que hace falta es que él diga que quiere irse para que su equipo le dé la luz verde, pero antes de que eso ocurra hay que tomar en cuenta el otro gran obstáculo del proceso: las reglas del actual convenio laboral de la MLB.

 

   Las mismas indican que cualquier jugador internacional menor de 25 años y con menos de 6 campañas de experiencia como profesional sólo puede firmar en calidad de amateur, lo que quiere decir que estará obligado a pactar por 6 años con su nuevo equipo y a cobrar salario mínimo por los primeros tres.

 

   El fenómeno Shohei Otani, que quería jugar en las mayores lo antes posible, asumió ese riesgo e hizo la transición con 23 años, pero no sabemos si ese es el deseo de Murakami. Si éste lo que quiere es recibir una compensación justa de acuerdo a su valor en el mercado, entonces no se irá de inmediato.

 

Es probable que Murakami espere hasta cumplir los 25 años antes de irse a las mayores

 

   Primero, esperará hasta cumplir los 25 años y reunir al menos 6 temporadas de experiencia como profesional; luego, apelará al Sistema de Traspasos para poder negociar con todos los clubes de la MLB que estén interesados y obtener el mejor contrato posible.

 

   Así, no sólo tendrá la oportunidad de llegar a un acuerdo multimillonario, sino que además se asegurará de que Yakult reciba como compensación por dejarlo ir un porcentaje del mismo (20% de los primeros 25 millones, 17,5% de los siguientes 25 y 15% del resto).

 

   Murakami cumplirá 25 años el 2 de febrero de 2025, por lo que en teoría podría comenzar a jugar en las Grandes Ligas ese mismo año y sólo necesitaría disputar un par de campañas más en la NPB antes de mudarse a Norteamérica.

 

   No obstante, muchas cosas podrían cambiar en ese período y eso podría afectar sus posibilidades de atraer la atención de los conjuntos de la MLB, por lo que también es posible que decida irse ahora, cuando el interés por él está en su punto más alto.

 

   Insistimos, con lo que ha hecho hasta ahora lo más probable es que Yakult le dé el visto bueno para dar el salto tan pronto como él lo desee, de manera que lo único que tenemos que esperar es que él tome la decisión de irse.

 

Compartir