Jue, 08 Dic 2022 05:46 AM

El noveno título de liga de las Golondrinas de Yakult

   Con más drama de lo esperado, especialmente después de dominar por completo la NPB a mediados de año, las Golondrinas de Yakult capturaron ayer domingo su noveno título de la Liga Central, luego de superar 1-0 a las Estrellas de DeNA en el Estadio Meiji Jingu de Tokio.

 

Yakult igualó el 2do lugar de títulos de la Liga Central con 9

 

   Se trata de la primera vez que el conjunto capitalino se corona campeón del circuito en años consecutivos desde que lo hiciera en las campañas 1992 y 1993, cuando cayó ante los Leones de Seibu en la Serie de Japón en la primera ocasión y salió victorioso ante el mismo rival en la segunda.

 

   Los dirigidos por Shingo Takatsu ganaron en 2021 su primer título nacional en 20 años y ahora intentarán convertirse en el primer club de la Liga Central en ganar la Serie de Japón en ediciones consecutivas desde que los Carpas de Hiroshima lo hicieran en 1979 y 1980.

 

   Después de ganarlo todo en 2001, Yakult fracasó estrepitosamente en todos los intentos que realizó de hilvanar dos temporadas exitosas consecutivas, razón por la cual pronosticamos que correría la misma suerte en esta ocasión.

 

   En 2015, por ejemplo, ascendió del último al primer lugar de la clasificación para conquistar su primera corona liguera en 14 años, sólo para caer al quinto puesto al año siguiente. En 2013, por citar otro ejemplo, descendió al foso de la tabla después de haber quedado en el tercer lugar la campaña anterior.

 

   No obstante, eso no fue lo que ocurrió en esta ocasión. Todo lo contrario, entre mediados de mayo y principios de julio Yakult dominó al resto de la NPB de una manera tan contundente que hubiese podido barrer a cualquier rival en la Serie de Japón si se hubiese disputado en ese momento.

 

   Lamentablemente para sus fanáticos, su rendimiento comenzó a caer a mediados de julio y la crisis llegó a ser tan grave que en un momento se temió que no podría repetir como campeón este año, sobre todo cuando las Estrellas de DeNA se acercaron a apenas 4 juegos del liderato.

 

   Al final, el pesimismo se disipó y el pequeño conjunto de Tokio logró sumar el noveno título liguero de su historia, que le permite ahora igualar el segundo lugar de esa categoría con Hiroshima y los Dragones de Chunichi.

 

   DeNA ya ha asegurado el segundo peldaño de la tabla, por lo que sólo queda determinar quién será el tercer clasificado. Los Gigantes de Yomiuri ocupan ese puesto en este momento, pero sólo poseen medio juego de ventaja sobre Hiroshima y los Tigres de Hanshin, por lo que nada está decidido aún.

 

   El equipo de Yokohama lleva las de ganar ante Yomiuri y Hanshin en la primera fase del playoff, ya que posee un récord ganador ante ambos, pero ese no es el caso con Hiroshima, conjunto ante el que ha caído nada menos que en 17 ocasiones esta temporada.

 

DeNA y Yakult prometen enfrentarse de nuevo en la fase final del playoff 2022

 

   Suponiendo que DeNA salga victorioso y avance a la fase final de la postemporada, su enfrentamiento ante Yakult promete ser bien parejo, ya que si bien el último domina cómodamente la serie particular, la competencia entre ambos en septiembre estuvo muy pareja.

 

   Pase lo que pase, Yakult sigue siendo el favorito para avanzar y ganar la Serie de Japón este año, si bien la misma promete estar más peleada que en 2021, cuando su dominio sobre los Búfalos de Orix fue más claro que lo que sugirió el marcador final de 4 juegos por 2.

 

   Una cosa importante que asegura este nuevo campeonato es que el antesalista Munetaka Murakami se quedará con el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Central, que en Japón casi siempre va a parar a las manos del pelotero más destacado del conjunto ganador.

 

   Debido al repunte de DeNA, se llegó a temer que si Yakult perdía el título de liga Murakami también podría perderse el prestigioso galardón, a pesar de que sus números son muy superiores a los de cualquier otro candidato del circuito.

 

   Desde 1950 hasta ahora, los cronistas deportivos nipones sólo le han dado el premio al Jugador Más Valioso a un pelotero que no formó parte del equipo campeón de liga en 3 ocasiones y en cada uno de esos casos se debió a un hecho histórico.

 

   Cuando se analizó el tema en su momento, se pensó que los números del joven toletero de 22 años eran tan superiores a los del resto que seguramente serían suficientes para garantizarle el galardón, incluso si su conjunto no era campeón.

 

   Luego su promedio ascendió al primer lugar de la tabla, por lo que ahora se sumaba también a su candidatura la posibilidad de ganar la primera triple corona que se ha visto en la NPB en casi 20 años. Sin duda, eso sería suficiente para que se quedase con los honores.

 

   Por si eso fuera poco, también estaba camino a establecer un nuevo récord de jonrones para una temporada en la NPB, que todavía mantiene el curazoleño Wladimir Balentien con 60, por lo que no había manera de negarle el premio.

 

Ahora que Yakult es campeón, Murakami ya tiene asegurado el JMV

 

   Sin embargo, ninguno de esos argumentos son necesarios ahora que Yakult ha asegurado matemáticamente el primer lugar de la clasificación, ya que como hemos mencionado con anterioridad la tradición ha sido siempre otorgarle el galardón al mejor jugador del equipo campeón.

 

   Murakami, por cierto, está atravesando una mala racha que le ha impedido irse para la calle en sus últimos 8 juegos. Todavía está en 55 jonrones y con 6 partidos por disputar necesita sólo uno más para establecer una nueva marca para un bateador nacido en Japón.

 

   A estas alturas, parece difícil que pueda igualar o superar el récord de Balentien, pero no sería imposible. Lo que sí es preocupante es que su promedio ha caído de .340 a .322 y esa triple corona que parecía asegurada hace 2 semanas ahora está en peligro.

 

   Todavía mantiene una ventaja de 5 puntos sobre el jardinero de los Dragones de Chunichi Yohei Oshima, por lo que la hazaña sigue estando al alcance de sus manos, pero su margen de error ha prácticamente desaparecido.

 

   La última vez que un pelotero logró capturar la triple corona ofensiva en la NPB fue en la temporada 2004, cuando el inicialista de los Halcones de Daiei (hoy Halcones de SoftBank) Nobuhiko Matsunaka lideró la liga del Pacífico con 44 jonrones, 120 empujadas y un promedio de .358.

 

   Sería una verdadera pena que Murakami no logre unirse al selecto grupo de 6 peloteros que hasta la fecha de hoy ha podido completar esa hazaña en el circuito nipón. No obstante, en estos momentos es dueño de su propio destino.

 

   Otro aspecto importante que no queremos dejar de mencionar es el hecho de que el venezolano José Osuna y el dominicano Domingo Santana se coronaron campeones de liga con Yakult por segundo año consecutivo, luego de haberlo ganado todo el año pasado en su debut en la NPB.

 

Osuna lidera a todos los latinos con 69 empujadas este año

 

   Osuna ha tenido un año sensacional, al acumular un promedio de .271, con 18 jonrones y 69 empujadas, que es la cifra más alta para un jugador latino esta temporada. Su aporte fue crucial para el éxito del conjunto el año pasado y la historia se ha repetido en esta ocasión.

 

   No fue una casualidad que luego de culminada la temporada pasada el equipo le ofreciera un nuevo contrato de 3 años y 1,4 millones de dólares anuales que hoy en día está cumpliendo y que lo mantendrá atado al club hasta finales de 2024.

 

   Santana, por su parte, se perdió más de 3 meses de acción debido a una lesión, pero eso no le ha impedido registrar números impresionantes cuando ha podido ver acción. A la fecha de hoy, batea para .275, con 15 cuadrangulares y 35 remolques en apenas 60 encuentros disputados.

 

   Al finalizar la campaña 2021, firmó un nuevo contrato de un año y 1,7 millones de dólares que se terminará a finales de esta temporada. Con los números que ha acumulado hasta ahora, no sería una sorpresa que lo veamos regresar al club el año que viene.

 

Compartir