Lun, 28 Nov 2022 00:52 AM

El COVID vuelve a trastocar los planes de la NPB

   Tal como ocurrió el año pasado, la propagación del coronavirus está interrumpiendo otra vez el desarrollo normal de las actividades de la Liga Japonesa de Béisbol Profesional (NPB, por sus siglas en inglés), que comenzará mañana sus entrenamientos primaverales.

 

Más de 70 jugadores y coaches de la NPB han dado positivo por COVID desde que comenzó el año

 

   En 2021, el repunte de los casos de la enfermedad obligó a declarar un estado de emergencia en todo el país que obligó a realizar las prácticas de los equipos a puerta cerrada y hasta retrasó por casi dos meses la llegada de los jugadores extranjeros.

 

   Sin embargo, los peloteros que sí estaban presentes pudieron trabajar sin interrupciones y prácticamente ninguno de ellos se vio afectado por el virus.

 

   Lamentablemente, eso no es lo que ha ocurrido en esta ocasión, en la que más de 70 de ellos, pertenecientes a los 12 equipos que conforman la liga, han dado positivo por la enfermedad en las últimas 3 semanas y, como consecuencia, no podrán comenzar a tiempo sus entrenamientos primaverales.

 

   Así mismo, el gobierno tampoco ha declarado un estado de emergencia hasta ahora, a pesar de que el aumento de casos del virus en el país se ha disparado a niveles nunca vistos, por lo que es posible que las cosas empeoren en las próximas semanas.

 

   La única nota positiva de todo esto es que los importados han podido llegar a tiempo, si bien algunos de ellos, incluyendo al cubano Dayán Viciedo, dieron positivo por COVID en el aeropuerto y tuvieron que ser colocados en cuarentena de inmediato.

 

   Afortunadamente, la mayoría de los peloteros que han sido infectados no presentan síntomas de ningún tipo, lo que indica que sus casos no son graves y que se podrán recuperar en pocos días. No obstante, resulta preocupante que el nivel de contagios sea tan alto.

 

La NPB aspiraba a eliminar los límites de asistencia a los estadios esta temporada

 

   Al comenzar el año, la NPB anunció que los fanáticos podrían asistir a los entrenamientos primaverales esta temporada y también que intentaría eliminar los límites de asistencia a los estadios durante la campaña regular, pero el repunte de la pandemia ya la ha obligado a cambiar esos planes.

 

   Tal como se tenía planeado, los fanáticos podrán asistir a los entrenamientos primaverales que comenzarán mañana, pero con mayores restricciones físicas de las que se pensaba para evitar que el virus se continúe propagando.

 

   Otro cambio evidente que veremos en las prácticas es el número de estrellas que estarán ausentes debido a que dieron positivo por COVID recientemente y, como consecuencia, se encuentran en cuarentena en las habitaciones de sus respectivos hoteles.

 

   Como mencionamos anteriormente, más de 70 jugadores y coaches de los 12 equipos que conforman la NPB han dado positivo por la enfermedad desde que comenzó el año y esa lista incluye titulares y estrellas de casi todos los clubes. 

 

   Para que tengan una idea de los muchos estragos que ha estado causando la pandemia hasta ahora, compartimos a continuación algunos ejemplos específicos.

 

   Los Leones de Seibu no podrán contar desde el primer día de los entrenamientos primaverales con su relevista estrella Kaima Taira, con su cuarto bate Hotaka Yamakawa y con su mejor defensor del cuadro Shuta Tonosaki. Los 3 dieron positivo por Ómicron esta semana y están todos en cuarentena.

 

   El mismo problema enfrentan los Luchadores de Nippon Ham, que sufrirán las bajas de su as Naoyuki Uwasawa y uno de sus mejores abridores Hiromi Ito, y los Carpas de Hiroshima, que padecerán las ausencias de dos de sus titulares: Kosuke Tanaka y Ryoma Nishikawa.

 

Murakami dio positivo por COVID esta semana y se perderá el inicio de los entrenamientos de Yakult

 

   Las Golondrinas de Yakult trabajarán sin la presencia de su mejor slugger Munetaka Murakami, los lanzadores Juri Hara y Keiji Takahashi y el estadounidense Cy Sneed, mientras que los Búfalos de Orix extrañarán a su segundo mejor abridor Hiroya Miyagi.

 

   Los Gigantes de Yomiuri sentirán la ausencia de Shoichi Ino, los Tigres de Hanshin extrañarán a Suguru Iwasaki y los Halcones de SoftBank se perderán al recién llegado Katsuki Matayoshi, mientras que las Estrellas de DeNA sufrirán las bajas de Shugo Maki, Yamato Maeda y Masaya Kyoyama.

 

   Si la temporada regular comenzara mañana, todos estos equipos se encontrarían en pésimas condiciones para iniciar la misma, pero afortunadamente para ellos todavía faltan dos meses antes de que se celebre la jornada inaugural del calendario.

 

   El caso de Yuki Yanagita, la estrella de SoftBank y uno de los mejores jugadores de la NPB de la última década, sin duda invita al optimismo. Luego de dar positivo por COVID a mediados de enero, ya está recuperado y pudo comenzar a entrenar con sus compañeros esta semana.

 

   Lo mismo ha ocurrido con otros jugadores, como el cubano Viciedo, quien dio positivo por Ómicron al llegar a Japón el 11 de febrero y ya está recuperado y trabajando con su equipo. Los dominicanos Gerónimo Franzua y Robert Corniel dieron positivo incluso antes de salir de su país, por lo que tuvieron que retrasar su viaje, pero ambos se recuperaron rápidamente y ya están en Japón.

 

   Si lo mismo ocurre en la mayoría de los casos, lo más probable es que para mediados de febrero todos los conjuntos ya puedan contar con todos sus jugadores, pero el problema es que nada impide que surjan nuevos brotes del virus durante los entrenamientos y eso podría paralizarlos temporalmente.

 

La NPB tendrá que crear planes de contingencia para sacar adelante esta temporada

 

   La NPB tendrá que, por lo tanto, crear planes de contingencia para la temporada regular, en caso de que se vea obligada a suspender partidos debido a brotes de la enfermedad que afecten a un elevado número de jugadores de un mismo equipo.

 

   Otras ligas deportivas del mundo han seguido disputando sus temporadas incluso con ese tipo de inconvenientes, por lo que es muy probable que la NPB siga adelante incluso si se ve obligada a suspender partidos, pero resulta obvio que ese no es el escenario ideal.

 

   Las fechas ya están decididas. La temporada regular arrancará el viernes 25 de marzo, los juegos interligas se realizarán a partir del 24 de mayo, la Serie de las Estrellas se celebrará el 26 y 27 de julio, los playoffs comenzarán el 8 de octubre y la Serie de Japón el 22 de ese mismo mes.

 

   Sólo nos queda esperar para conocer en qué tipo de circunstancias nos tocará presenciar la campaña 2022 del circuito nipón. La temporada 2021 comenzó con asistencia limitada en los estadios y sin la presencia de la mayoría de los jugadores extranjeros.

 

   La campaña 2022 podría, por el contrario, comenzar con estadios llenos y todos los importados presentes, pero también con la ausencia de algunos jugadores japoneses o incluso con algunos partidos suspendidos debido no al clima, sino a la pandemia.

 

   Después de todo, el coronavirus ya obligó a retrasar el inicio de la temporada 2020. Dos años más tarde se hubiese pensado que la amenaza ya estaría erradicada, o al menos bajo control, pero cada vez se hace más evidente que ese no es el caso.

 

Los entrenamientos primaverales de la NPB comenzarán mañana martes

 

   Antes de preocuparnos por la campaña regular, por supuesto, debemos confirmar que los entrenamientos primaverales que comienzan mañana se realicen sin interrupciones. Así mismo, tendremos que ver qué ocurre con los juegos oficiales de pretemporada, que arrancarán el 23 de febrero.

 

   Ese día, Yakult recibirá a Yomiuri en Urasoe, Okinawa, en el que será el único encuentro del día. El sábado 26 de febrero se disputarán 5 partidos más: Orix vs SoftBank en Miyazaki, DeNA vs Nippon Ham en Nago, Hiroshima vs Yomiuri en Naha, Rakuten vs Yakult en Urasoe y Hanshin vs Chunichi en Chatan.

 

   Al día siguiente, domingo 27 de febrero, se celebrarán 4 juegos más: Hiroshima vs Nippon Ham en Nago, DeNA vs Yomiuri en Naha, Hanshin vs Yakult en Urasoe y Rakuten vs Chunichi en Chatan.

 

   Los campamentos primaverales cerrarán al día siguiente, lunes 28 de febrero, momento en que los equipos se trasladarán de regreso a sus respectivas ciudades para seguir disputando el resto de los encuentros de pretemporada.

 

Compartir