Mar, 09 Ago 2022 19:20 PM

Blanco lideró actuación latina en la NPB en 2013

   El dominicano Tony Blanco fue sin duda la figura latina más destacada de una temporada 2013 de la NPB que quedará para el recuerdo debido a los diversos récords que fueron impuestos, tanto por jugadores latinos, como extranjeros y también japoneses.
 
   Un total de 23 peloteros latinoamericanos vieron acción durante la campaña, de los cuales 5 lideraron sus respectivos circuitos en 6 departamentos distintos, 4 ganaron premios individuales y uno se coronó campeón de liga con su club.
 
   A continuación les presentamos, como ya es costumbre al finalizar cada año, un resumen individual de la actuación de todos y cada uno de esos 23 latinos, en orden de relevancia.
 
   1. Tony Blanco (DeNA). El poderoso inicialista dominicano registró la mejor de las 5 campañas que ha disputado hasta ahora en Japón y probablemente el mejor año de su carrera profesional. Sus números hablan por sí solos: se llevó la doble corona ofensiva de la Liga Central al liderar ese circuito en promedio de bateo con .333 y carreras empujadas con 136, además de quedar segundo en jonrones con 41, todas nuevas marcas personales. Adicionalmente, fue declarado Jugador Más Valioso de su liga en el mes de abril, participó en la Serie de las Estrellas –donde ganó 2 competencias de jonrones– y fue electo al Equipo Ideal del circuito como mejor inicialista. Dos cosas fueron claves para su éxito este año: se mantuvo sano durante casi toda la temporada (disputó 134 de 144 juegos) y mejoró su promedio de bateo por más de 50 puntos, que es un departamento en el que no había logrado destacarse hasta ahora. En 2014 cumplirá el último año de su actual contrato con el club.
 
   2. Michel Abreu (Nippon Ham). El robusto toletero cubano tuvo un debut de ensueño este año en el béisbol japonés tras liderar la Liga del Pacífico en jonrones con 31 y quedar segundo en carreras empujadas con 95, sexto en porcentaje de slugging con .506 y séptimo en bases alcanzadas con 255. Esta actuación le valió un puesto en el Equipo Ideal de su circuito como mejor bateador designado y también llevó a su equipo a ejercer la opción que tenía en su contrato para retenerlo por un año más. Por si esto fuera poco, otros dos jugadores cubanos han sido contratados para la temporada 2014 gracias a su excelente desempeño, por lo que le abrió las puertas a sus compatriotas para venir a jugar en la NPB.
 
   3. Esteban Germán (Seibu). El habilidoso antesalista dominicano registró otra sólida campaña con su club tras liderar la Liga del Pacífico en porcentaje de embasado (.418) y quedar segundo en bases robadas (40), tercero en promedio de bateo (.319) y bases por bolas (85) y cuarto en sencillos (165). No obstante, a pesar de rendir muy bien en varios departamentos ofensivos desde que llegó a Japón en 2012, no pudo llegar a un acuerdo para renovar su contrato con Seibu. En su lugar, pactó con los Búfalos de Orix por las siguientes dos campañas.
 
   4. Aarom Baldiris (Orix). El antesalista venezolano registró la mejor de las 6 temporadas que ha disputado hasta ahora en Japón al liderar la Liga del Pacífico en pelotazos recibidos (15) y quedar sexto en carreras empujadas con 91, además de batear para .289 y conectar 17 cuadrangulares. No obstante, al igual que Germán, sus buenos números no se transformaron en la oferta contractual que estaba esperando, por lo que decidió abandonar su equipo y probar suerte con otro club. Las Estrellas de DeNA decidieron darle la oportunidad y lo firmaron para que sea su tercera base titular por las siguientes dos campañas.
 
   5. José Celestino López (Yomiuri). El inicialista venezolano tuvo un debut para el recuerdo en la NPB al conectar un jonrón en su primer turno al bate de la temporada. A pesar de que una lesión lo obligó a perderse 23 partidos, terminó la temporada con el quinto mejor promedio de la Liga Central (.303) y sumó 18 vuelacercas y 55 remolques para ayudar a su equipo a ganar el título de la Liga Central. Fue además el único latino en participar en la Serie de Japón, en la que conectó un jonrón y empujó 3 carreras en el sexto juego para infringirle al derecho Masahiro Tanaka su única derrota del año. Adicionalmente, se llevó el Guante de Oro como el mejor inicialista de su circuito. Yomiuri quedó tan satisfecho con su actuación que decidió renovarle su contrato por un año más y casi el doble del salario que recibió este año.
 
   6. Héctor Luna (Chunichi). El antesalista dominicano tuvo un sensacional debut en el béisbol japonés al registrar una seguidilla de 17 partidos consecutivos con al menos un hit para comenzar la temporada y poco después completar otra racha de 23 juegos, además de mantener su promedio de bateo sobre .400 hasta principios de junio. Su club quedó tan impresionado con su rendimiento que tras apenas 2 meses de campaña le extendió su contrato por 2 años más y le multiplicó su salario por 10. El isleño fue electo Jugador Más Valioso de la Liga Central en el mes de mayo y hubiese ganado con facilidad el título de bateo del circuito si no hubiese sido por una lesión en su rodilla que lo obligó a abandonar los terrenos de juego a mediados de agosto. Sus números finales fueron 9 jonrones, 23 dobles, 115 hits y 51 carreras empujadas en 85 juegos, en los que registró un promedio de bateo de .350.
 
   7. Alex Ramírez (DeNA). El veterano toletero venezolano se convirtió el 6 de abril en el primer pelotero extranjero en sumar 2.000 hits de por vida en la NPB y luego en el primer jugador foráneo en ser admitido en el prestigioso Meikyukai, o Club de los Jugadores Extraordinarios, una especie de Salón de la Fama paralelo que reúne a todos los peloteros que ha sumado al menos 2.000 hits, 200 victorias o 250 juegos salvados en sus carreras. Lamentablemente para él, su modesto rendimiento sobre el terreno, sumado a una disputa con su manager, lo relegaron al equipo menor durante la mayor parte de la temporada, por lo que apenas pudo disputar 56 partidos, la mayoría de ellos como bateador emergente. Tras finalizar el año su club lo dejó en libertad y actualmente está buscando firmar un contrato con otro conjunto para continuar su carrera en Japón. Debido a su longevidad (ya lleva 13 campañas en la NPB), tiene la ventaja de no ocupar una plaza de extranjero en el roster, lo que facilita su contratación. El criollo está a apenas 20 jonrones de llegar a los 400 de por vida en Japón.
 
   8. Jorge Sosa (DeNA). El veterano relevista dominicano completó otra sólida campaña en Japón tras registrar una efectividad de 1.79 y dejar un récord de 3-4 con 19 salvados en 55 apariciones. La idea original era utilizarlo como el relevista previo al cerrador, pero la lesión del cerrador titular le dio la oportunidad de ejercer ese rol durante la mayor parte de la temporada y es posible que se mantenga en ese puesto en 2014, cuando cumplirá el último año de su actual contrato con el equipo.
 
   9. Carlos Rosa (Lotte). Luego de la decepcionante campaña que tuvo en 2012, el relevista dominicano regresó este año a su mejor versión al registrar una efectividad de 2.08 y ponchar a 48 rivales en 52 apariciones. Además, fue uno de los apenas 3 latinos que participaron en la postemporada de la Liga del Pacífico. Satisfecho con su actuación, su club le renovó su contrato por un año más, por lo que en 2014 disputará su cuarta campaña en la NPB.
 
   10. Wilfredo Ledezma (Lotte). El zurdo venezolano apenas vio acción en un partido en los primeros cuatro meses de la campaña, pero una vez que fue subido al primer equipo a finales de agosto se convirtió en uno de los protagonistas regulares del bullpen. A principios de octubre su efectividad estaba en 1.86, pero luego de permitir 5 carreras en sus dos últimas salidas esa cifra ascendió a más de 3.00. Su efectividad final de la temporada fue de 3.23 con 22 ponches en 26 apariciones. Adicionalmente, vio acción en 2 juegos de la postemporada de la Liga del Pacífico. Su club, al parecer, estaba indeciso acerca de renovarle su contrato para 2014, por lo que él mismo solicitó que lo dejaran en libertad. En este momento no tiene contrato con ningún otro equipo japonés.
 
   11. Daniel Cabrera (Chunichi). El espigado derecho tuvo un debut sensacional como abridor tras acumular 3 victorias y permitir sólo una carrera en sus tres primeras aperturas. No obstante, después del primer mes sus rivales encontraron la forma de batearle mejor, por lo que su efectividad ascendió. Una lesión lo mantuvo fuera de acción por casi dos meses, pero en general sus números fueron bastante buenos para ser su primer año en la NPB. En 20 aperturas, dejó récord de 6-5, con 98 ponches y una efectividad de 3.09. Satisfecho en esos resultados, su club decidió renovarle su contrato por un año más, por lo que en 2014 volverá a formar parte de la rotación de abridores del equipo.
 
   12. Warner Madrigal (Chunichi). El derecho dominicano fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de junio y tras su debut el 6 de julio terminó completando una muy decente primera temporada en la NPB. En los 31 juegos en los que vio acción abanicó a 28 rivales y dejó una efectividad de 3.23 como relevista intermedio. Sus números fueron lo suficientemente buenos como para valerle la renovación de su contrato, pero el club, que acaba de cambiar de manager y también de gerente general, decidió dejarlo en libertad. Hasta los momentos, no ha firmado con ningún otro equipo japonés.
 
   13. Vicente Padilla (SoftBank). El veterano de 14 campañas en las Grandes Ligas se convirtió este año en apenas el segundo nicaragüense en jugar en el béisbol japonés y a pesar de que sus números finales no fueron los mejores logró mostrar destellos de la calidad que lo llevó a triunfar en las mayores. En 16 apariciones (9 como abridor), dejó récord de 3-6, con 40 ponches y una efectividad de 3.84. Su club hubiese podido extenderle su contrato por un año más, pero al final decidió dejar en libertad a casi todos sus importados y contratar a un grupo nuevo, por lo que el derecho se convirtió en agente libre al finalizar la campaña. Hasta los momentos, no ha firmado con ningún otro conjunto japonés.
 
   14. Orlando Román (Yakult). El derecho puertorriqueño pasó trabajo en las 7 aperturas que realizó este año, pero una vez que fue movido al bullpen su rendimiento mejoró bastante. En las 30 apariciones que realizó, registró un récord de 3-6, con un salvado, 44 ponches y una efectividad de 4.24. No obstante, en las 23 salidas que realizó como relevista su efectividad fue de apenas 1.10, razón por la cual su equipo le renovó su contrato por un año más, de manera que regresará a Japón en 2014 a disputar su tercera campaña en la NPB.
 
   15. Miguel Socolovich (Hiroshima). El venezolano tuvo un gran debut en la NPB como relevista intermedio al registrar la mejor efectividad de cualquier lanzador latino en 2013: 0.79 en 11 apariciones, si bien su récord quedó en 0-2. No obstante, el exceso de importados en la nómina del club limitó mucho sus oportunidades de ver acción, por lo que al finalizar la temporada el equipo decidió dejarlo en libertad. Hasta la fecha, no ha firmado con ningún otro club japonés.
 
   16. Wily Mo Peña (SoftBank). Tras una sólida primera campaña en la NPB en 2012, el poderoso toletero dominicano decepcionó en 2013 al conectar sólo un jonrón, remolcar 16 carreras y batear para .233 en apenas 55 juegos. Una lesión afectó seriamente su rendimiento, al punto de que decidió operarse a finales de julio para corregir el problema. Sus números mejoraron un poco tras su regreso a finales de septiembre pero no lo suficiente como para convencer a su club de renovar su contrato, por lo que fue dejado en libertad. Afortunadamente para él, los Búfalos de Orix le dieron un voto de confianza y lo firmaron para la temporada 2014, por lo que el isleño regresará a disputar una tercera campaña en la NPB en 2014.
 
   17. José Ortiz (Seibu). El veterano toletero dominicano fue renovado en 2013 a pesar de que sus números con el club en 2012 no fueron demasiado buenos. Desafortunadamente para él la situación no mejoró este año, por lo que el club lo dejó en libertad a mediados de junio. En 29 partidos, bateó para .210, con 9 carreras empujadas y ningún jonrón. Sin embargo, su buena relación con el equipo lo llevó a ser contratado como scout internacional para la temporada 2014.
 
   18. José Fernández (Orix). El veterano toletero dominicano fue contratado a finales de julio como un refuerzo de emergencia por parte de los Búfalos de Orix y tuvo un debut prometedor al irse de 4-2 con un jonrón solitario en su primer juego el 9 de agosto. No obstante, sus números fueron en picada a partir de entonces y terminó la campaña con un promedio de .188, un jonrón y 4 remolques en 25 juegos. El equipo lo dejó en libertad al finalizar el año y hasta este momento no ha firmado con ningún otro conjunto japonés.
 
   19. Manny Acosta (Yomiuri). El relevista panameño se vio afectado por el exceso de extranjeros en la nómina de su club, por lo que sus oportunidades de ver acción se limitaron prácticamente a sólo un mes. Su récord final fue de 1-0, con una efectividad de 5.54 en 14 salidas como relevista intermedio, por lo que el club decidió dejarlo en libertad al finalizar el año.
 
   20. Edison Barrios (SoftBank). Después de año y medio trabajando en el programa de desarrollo de jugadores de su club, el lanzador venezolano fue subido al primer equipo y tuvo un debut muy prometedor como abridor el 18 de agosto, al ganar su primera apertura tras permitir 2 carreras y 7 hits en 5 entradas completas. Su buena fortuna continuó tras su segunda apertura, en la que también se anotó la victoria, pero después se detuvo en la tercera, cuando sumó su primera derrota, tras la cual fue bajado al equipo menor. Su récord final fue de 2-1, con 8 ponches y una efectividad de 4.61 en 3 aperturas. Su equipo lo tiene en sus planes para la temporada 2014, pero el exceso de importados que tiene en su nómina actualmente podría obligarlo a dejarlo en libertad en el futuro.
 
   21. Enyelbert Soto (DeNA). El zurdo venezolano no cumplió con las expectativas de su equipo tras permitir 26 carreras y registrar una efectividad de 13.76 en sus primeras cuatro aperturas, tras lo cual fue bajado al equipo menor. Una lesión lo mantuvo al margen hasta septiembre, cuando volvió a la rotación de abridores y mejoró un poco su rendimiento. Su récord final del año fue de 1-3 con 22 ponches y una efectividad de 9.68 en 7 aperturas. A pesar de todo, regresará a cumplir el último año de su actual contrato con el equipo en 2014.
 
   22. Dicky González (Lotte). El veterano derecho puertorriqueño se vio limitado a sólo 4 aperturas durante toda la temporada debido a constantes lesiones. Su récord final fue de 0-2, con 8 ponches y una efectividad de 8.10 en 13 entradas y un tercio. Su club lo dejó en libertad poco antes del final de la temporada y hasta los momentos no ha firmado con ningún otro equipo japonés.
 
   23. Robert Zárate (Hanshin). El zurdo venezolano, que había estado trabajando en el programa de desarrollo de jugadores de su club desde 2011, volvió a ver su actuación limitada a sólo 2 apariciones como relevista intermedio esta temporada. Su efectividad final fue de 5.40 en una entrada y dos tercios de labor, en las que abanicó a un rival y concedió 2 boletos. Al igual que Socolovich en Hiroshima, Zárate se vio muy afectado por el exceso de importados en la nómina de su club, lo que redujo mucho sus posibilidades de ver acción. El equipo decidió dejarlo en libertad al finalizar la temporada y hasta ahora no ha firmado con ningún otro conjunto japonés.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir