Dom, 14 Abr 2024 00:08 AM

Yakult podría liderar la Liga Central en 2024

   Con el inicio de la temporada regular 2024 de la NPB a la vuelta de la esquina, ha llegado la hora de presentarles nuestros pronósticos para este año en ambos circuitos. Esta semana hablaremos de lo que podría pasar en la Liga Central y la semana que viene haremos lo mismo con la Liga del Pacífico.

 

Yakult cuenta con el mismo talentó con el que dominó la liga en 2021 y 2022

 

   Por un simple proceso de eliminación, nos parece que las Golondrinas de Yakult cuentan con las mejores probabilidades de cerrar el año en el liderato de la clasificación, a pesar de que en 2023 lucieron impotentes y terminaron en el quinto lugar.

 

   La razón es muy sencilla. El club sigue contando con los mismos jugadores que dominaron por completo el circuito tanto en 2021 como en 2022 y que avanzaron a la Serie de Japón en ambas campañas, ganando la primera de ellas.

 

   Lamentablemente, el conjunto pasó por un mal momento en 2023 debido a una combinación de lesiones con un notable bajón en el rendimiento de sus principales estrellas, pero eso no quiere decir que esa mala racha se vaya a extender a este año.

 

   Después de todo, Munetaka Murakami, Tetsuto Yamada, José Osuna y Domingo Santana siguen todos activos y produciendo como siempre lo hacen y si sumamos a Yasutaka Shiomi, quien estuvo lesionado en 2023, entonces la ofensiva del club luce en óptimas condiciones para esta campaña.

 

   Así mismo, la rotación de abridores sigue contando con Yasuhiro Ogawa, Keiji Takahashi, Cy Sneed, y el veterano Masanori Ishikawa, que no son los mejores de la liga pero sí pueden generar buenos resultados, y con un cuerpo de relevistas muy efectivo que incluye al cerrador Kazuto Taguchi.

 

   El regreso del dominicano Elvis Rodríguez, que se perfila como un posible abridor, sumado a las llegadas del puertorriqueño José Espada y el venezolano Miguel Yajure, no hacen sino reforzar a un roster que tiene talento suficiente para ser campeón otra vez.

 

Hanshin nunca ha podido ganar 2 títulos de liga consecutivos

 

   Los Tigres de Hanshin, que para muchos son los favoritos para revalidar el título que ganaron el año pasado de manera tan convincente, son nuestra apuesta para ocupar el segundo lugar de la tabla esta temporada.

 

   A pesar de que su roster casi no ha cambiado con respecto a 2023 y está repleto de talento joven que promete mucho para el futuro, históricamente el club nunca ha podido hilvanar dos buenas campañas de manera consecutiva.

 

   Cada vez que ganó un título liguero en el pasado, al año siguiente no pudo siquiera mantener el buen juego que lo llevó a capturar esa corona, con la notable excepción del año 2006, cuando quedó segundo en la clasificación y cosechó 84 victorias después de haber sido campeón el año anterior.

 

   No es que estemos deseando que al equipo le vaya mal este año. Todo lo contrario, nos haría muy felices verlos dominar de nuevo la Liga Central y repetir un campeonato por primera vez en su historia, pero lamentablemente las probabilidades de que eso ocurra no son buenas.

 

   No obstante, sí creemos que volverán a clasificar de nuevo a la postemporada y muy posiblemente a la Serie de Japón. Su rotación, comandada por Shoki Murakami, Kotaro Otake y Kojo Aoyagi, sigue siendo la mejor del circuito y su cuerpo de relevistas es de primera clase.

 

   En la ofensiva, cuentan con Koji Chikamoto, Yusuke Oyama y Teruaki Sato y a pesar de que el aporte de Sheldon Neuse y Johan Mieses no fue demasiado grande, el conjunto siempre encontró la manera de anotar carreras para ganar sus partidos.

 

Yomiuri promete mejorar con respecto al año pasado

 

   El tercer lugar de la clasificación lo reservamos para los Gigantes de Yomiuri, que después de perderse la postemporada por 2 años consecutivos cambiaron de manager con la misión de regresar de nuevo a los playoffs, sea como sea y cueste lo que cueste.

 

   Su roster ha estado repleto de talento en las últimas campañas, pero el manejo del mismo por parte de la gerencia y el estratega de turno ha sido tan malo que los resultados obtenidos sobre el terreno han dejado mucho que desear.

 

   Este año no es la excepción. El líder jonronero de toda la NPB en 2023, Kazuma Okamoto, será titular como siempre, al igual que los veteranos Hayato Sakamoto y Yoshihiro Maru y el productivo receptor Takumi Oshiro, por lo que la ofensiva será tan temible como siempre.

 

   La rotación de abridores estará liderada por el talentoso Shosei Togo, seguido por el joven Iori Yamasaki, el veterano Tomoyuki Sugano, el estadounidense Foster Griffin y el venezolano Yohander Méndez y además estará respaldada por un buen bullpen, por lo que el talento para ganar está ahí.

 

   La clave de todo estará en el desempeño del nuevo estratega Shinnosuke Abe, quien para el deleite de la vieja escuela de la organización ya anunció que su intención es trabajar a sus jugadores hasta el cansancio para obtener así los resultados que necesita. El problema es que en Japón ese plan no siempre funciona.

 

Parece difícil Hiroshima repita su buen actuación de 2023

 

   Los Carpas de Hiroshima, que superaron todas las expectativas en 2023 bajo la dirección del debutante Takahiro Arai, nos parecen destinados a ocupar el cuarto puesto de la tabla este año debido a la pérdida de varios jugadores importantes.

 

   Su mejor bateador, Ryoma Nishikawa, se fue a los Búfalos de Orix como agente libre y para colmo la gerencia dejó en libertad a 4 estadounidenses que fueron claves para el éxito del equipo en esa ocasión: Nik Turley, Drew Anderson, Matt Davidson y Ryan McBroom.

 

   El club ya firmó a otros 4 norteamericanos para reemplazarlos (Thomas Hatch, Taylor Hearn, Matt Reynolds y Jake Scheiner), pero no existe garantía alguna de que vayan a poder producir los mismos números que registraron sus compatriotas el año pasado.

 

   Su cuerpo de lanzadores, desde los abridores hasta los relevistas, se mantiene igual, pero no existe un reemplazo natural para Nishikawa, por lo que la ofensiva del conjunto promete bajar un poco esta temporada y eso afectará mucho sus posibilidades de regresar a los playoffs.

 

DeNA perdió varios jugadores imporantes durante el invierno

 

   El quinto lugar se lo otorgamos a las Estrellas de DeNA, que a pesar de completar una muy buena campaña en 2023 también sufrieron varias pérdidas de peso durante el invierno que prometen afectar mucho su rendimiento este año. 

 

   La más importante de ellas fue la del veterano Shota Imanaga, quien se fue a las Grandes Ligas, pero también se harán sentir las ausencias de Neftalí Soto, Edwin Escobar y Trevor Bauer, quien a pesar de llegar tarde cerró el año entre los mejores lanzadores del circuito.

 

   El club ya firmó a 3 nuevos importados (Rowan Wick, Anthony Kay y Andre Jackson) y también adquirió a un par de veteranos (Yuito Mori y Chihaya Sasaki) por vía de la agencia libre. No obstante, no existe garantía de que alguno de ellos pueda rendir bien este año.

 

   El manager Daisuke Miura hizo un gran trabajo desde el banquillo en 2023, pero todo parece indicar que pasará mucho más trabajo esta temporada y eso dificultará considerablemente que el conjunto pueda avanzar de nuevo a los playoffs.

 

El manager Tatsunami es el responsable de que Chunichi no gane más juegos

 

   Los Dragones de Chunichi, como opinan casi todos los analistas, parecen destinados a ocupar de nuevo el foso de la clasificación. El club tiene talento suficiente para evitar ese resultado, pero la influencia del manager Kazuyoshi Tatsunami es tan negativa que dudamos que lo logre.

 

   Su rotación de abridores, encabezada por el veterano Yuya Yanagi, es muy sólida, mientras que su cuerpo de relevistas es también de muy alta categoría, sobre todo con la presencia del cubano Raidel Martínez, quien es por mucha ventaja el mejor cerrador de la NPB en la actualidad.

 

   El problema es la ofensiva, que no es particularmente mala. Seiya Hosokawa tiene mucho poder y Yuki Okabayashi puede batear para promedio, el asunto es que el club no encuentra la forma de hacer contacto con corredores en posición anotadora y eso, sumado a las malas decisiones de Tatsunami, es lo que le impide ganar más juegos.