Dom, 19 May 2024 23:29 PM

Polanco fue el latino del año en la NPB en 2023

   Una vez culminada la Gala Anual de Premios de la NPB, que tuvo lugar el pasado martes en Tokio y que cerró oficialmente la temporada 2023 del béisbol japonés, ha llegado el momento de revelar quién fue para nosotros el Latino del Año en el circuito nipón.

 

Polanco fue ganó un título de jonrones y fue elegido al Equipo Ideal este año

 

   Creado en 2010 para reconocer los logros del jugador hispano más destacado de la campaña, el galardón toma en consideración no sólo los registros de la temporada regular, sino también los de los playoffs y la Serie de Japón y cualquier premio individual o de conjunto que el pelotero en cuestión haya ganado.

 

   Así, después de estudiar cuidadosamente los logros de los candidatos más sobresalientes, hemos decidido otorgarle el premio al Latino del Año de la temporada 2023 de la NPB al jardinero dominicano de los Marinos de Lotte Gregory Polanco.

 

   El toletero de 32 años no sólo lideró a todos los jugadores caribeños en jonrones (26) y carreras empujadas (75), sino que además fue colíder de cuadrangulares de la Liga del Pacífico y fue seleccionado al Equipo Ideal de ese circuito como bateador designado.

 

   Eso lo convierte en el primer hispano en ganar un título de cuadrangulares en la NPB desde que el puertorriqueño de las Estrellas de DeNA Neftalí Soto lo hiciera en la campaña 2019 y en el tercer latino en ser elegido al Equipo Ideal de su liga en los últimos 3 años.

 

   Considerando que los últimos 3 ganadores del premio al Latino del Año fueron lanzadores, el hecho de que Polanco haya logrado devolver el galardón al departamento ofensivo de la delegación sin duda confirma lo extraordinario de sus logros esta temporada.

 

   Para ser justos, sus números generales no fueron los mejores. Su promedio fue de apenas .242, su total de carreras anotadas quedó en 43, su OPS se limitó a un modesto .762 y su WAR terminó en 1.1, cifra que no es particularmente sobresaliente. 

 

   Sin embargo, el hecho de haber ganado un título de jonrones y haber sido seleccionado al Equipo Ideal de la Liga del Pacífico confirma que su aporte fue decisivo para el éxito de su equipo, que gracias a su ayuda clasificó a la postemporada y avanzó a la ronda final de la misma.

 

Polanco se fue 3 veces para la calle en un mismo juego en 2 ocasiones distintas este año

 

   También hay que destacar que se fue para la calle 3 veces en un mismo partido en dos ocasiones distintas de la campaña (16 de julio y 23 de agosto) y que tuvo una racha de 5 juegos a finales de agosto en la que conectó 4 cuadrangulares y remolcó 10 carreras.

 

   Por si eso fuera poco, su buena producción no se limitó sólo a la temporada regular. En la primera ronda del playoff ante SoftBank bateó para .300, sonó un vuelacerca y remolcó 3 carreras en 3 juegos y fue clave para que su conjunto ganara esa serie.

 

   Esos detalles tienen peso y al final fueron los que inclinaron la balanza a su favor a la hora de escoger al caribeño más destacado del año en el circuito.

 

   El jardinero dominicano de las Golondrinas de Yakult Domingo Santana, quien sí acumuló los mejores números individuales para un latino esta temporada, fue el candidato que más pelea le dio a Polanco por el premio.

 

   El toletero de 31 años sólo se fue para la calle en 18 ocasiones y apenas empujó 66 carreras, pero bateó para .300 (fue tercero en la Liga Central en esa categoría), conectó 32 dobles y lideró a todos los hispanos en OPS (.844) y WAR (2.1).

 

   Lamentablemente, su equipo tuvo un año para el olvido y quedó en el quinto lugar de la clasificación de la Liga Central, por lo que se perdió los playoffs después de haber llegado a la Serie de Japón tanto en 2021 como en 2022.

 

   Al final, por no haber ganado ningún título individual ni haber participado en la postemporada, se hizo imposible otorgarle al galardón a Santana, sobre todo con la disponibilidad de un candidato como Polanco, que sí ganó 2 premios individuales importantes y además clasificó y brilló en los playoffs.

 

Martínez fue por mucho tiempo el favorito para ganar el Latino del Año

 

   El cerrador cubano de los Dragones de Chunichi Raidel Martínez también tuvo una campaña extraordinaria y fue por mucho tiempo el favorito para quedarse con los honores, pero una lesión en la recta final de calendario lo obligó a abandonar la lomita y echó por tierra sus posibilidades de triunfo.

 

   No obstante, eso no le resta méritos a sus logros, que realmente fueron para el recuerdo. El derecho pinareño se consolidó en 2023 como el mejor cerrador de toda la NPB, no sólo por su poderosa recta de 100 millas por hora y su gran control, sino sobre todo por su efectividad.

 

   En una impactante muestra de dominio sobre los bateadores rivales, no permitió carreras limpias sino hasta el 13 de agosto y al final sólo concedió anotaciones en 3 de sus 48 salidas desde el bullpen. En una de esas ocasiones las carreras fueron sucias, por lo que cerró el año con una inverosímil efectividad de 0.39.

 

   Como si eso no fuera suficiente, estuvo peleando el título de salvados de la Liga Central hasta el 16 de septiembre, cuando cayó lesionado y ya no pudo seguir compitiendo. Si ese no hubiese sido el caso, es muy probable que hubiese liderado esa categoría por segundo año consecutivo.

 

   Al final, registró 32 salvados, lo que lo dejó en el tercer lugar de esa categoría en la Liga Central. Sólo lo superaron Suguru Iwazaki de los Tigres de Hanshin, quien sumó 35, y Kazuto Taguchi de las Golondrinas de Yakult, quien acumuló 33.

 

   El hecho de que su equipo terminó en el último lugar de la clasificación y no participó en los playoffs sin duda le hubiese restado puntos de cara al premio, pero el haberse mantenido por segunda campaña consecutiva como el mejor cerrador de una liga tan exigente en términos de pitcheo hubiese compensado con creces esa falta.

 

   Después de todo, su WAR de 1.8 fue el cuarto mejor entre los latinos en 2023, sólo detrás del dominicano Domingo Santana (2.1), el venezolano Yohander Méndez (2.0) y el dominicano Christopher Mercedes (1.9).

 

Osuna registró una impresionante efectividad de 0.92 en 2023

 

   El mexicano de los Halcones de SoftBank Roberto Osuna, quien acaba de firmar el contrato más caro en la historia de la NPB (4 años por 4 mil millones de yenes, aproximadamente 27 millones de dólares), también tuvo un año muy bueno como cerrador, si bien no estuvo al nivel de Martínez.

 

   El derecho sinaloense registró una impresionante efectividad de 0.92 en 49 salidas desde el bullpen, pero sólo pudo salvar 26 juegos porque su equipo no le brindó suficientes oportunidades para cosechar más rescates. Como consecuencia, quedó cuarto en la Liga del Pacífico en ese departamento.

 

   En comparación, el cubano lo superó en efectividad (0.39 vs 0.92), ponches (62 vs 42), salvados (32 vs 26) y WAR (1.8 vs 1.2), además de tener una recta más rápida (100 mpn vs 96 mpb) y una presencia más imponente sobre la lomita.

 

   Sin embargo, está claro que SoftBank valora lo suficiente su habilidad para cerrar partidos como para haberle otorgado el salario más alto en la historia de la NPB, que entrará en vigencia en la campaña 2024 y se extenderá hasta 2027.

 

   Eso quiere decir que, salvo que una lesión lo interrumpa, el relevista de 28 años se mantendrá como el cerrador titular del conjunto de Fukuoka durante las siguientes 4 temporadas, en las que la gerencia intentará revivir la dinastía que terminó en 2020 y que desde entonces no ha dado muestras de vida.

 

Osuna tuvo una buena temporada con Yakult, pero no tan buena como la de Polanco

 

   El venezolano de las Golondrinas de Yakult José Osuna también debe ser incluido en esta lista, si bien nunca tuvo la oportunidad real de alzarse con el galardón. Su actuación en 2023 fue sólida, pero no tan sobresaliente como las que acabamos de mencionar.

 

   El inicialista criollo fue segundo entre todos los hispanos en jonrones (23) y carreras empujadas (71), pero sólo bateó para .253, con 49 anotadas, un OPS de .745 y un WAR de 0.1, lo que básicamente lo identifica como un jugador promedio.

 

   El hecho de que su equipo terminó quinto en la clasificación y no participó en la postemporada afectó aún más sus posibilidades de quedarse con los honores, por lo que al final quedó relegado al quinto puesto de nuestra lista.