Jue, 20 Jun 2024 07:13 AM

Orix es favorito para superar a Hanshin en la final

   A pesar de que ambos terminaron la temporada regular con números muy similares, los Búfalos de Orix son los claros favoritos para superar a los Tigres de Hanshin en la Serie de Japón 2023 de la NPB, que comenzará este sábado 28 de octubre en el Kyocera Dome de Osaka.

 

Orix disputará su 3era Serie de Japón consecutiva

 

   Primero y principal, su rotación de abridores, que está encabezada por el tres veces ganador de la triple corona de pitcheo de la Liga del Pacífico Yoshinobu Yamamoto, es de mayor calidad, experiencia y profundidad que la de su rival, por lo que tiene la ventaja a su favor en ese departamento.

 

   Además de Yamamoto, cuenta con Hiroya Miyagi, Kohei Azuma, Sachiya Yamasaki y Daiki Tajima, cualquiera de los cuales puede tomar la pelota en un juego decisivo y darle a su equipo muy buenas probabilidades de triunfo.

 

   En comparación, el as de Hanshin en este momento es el novato Shoki Murakami, quien ha tenido una campaña fenomenal este año, pero que no puede, por sí solo, ganar la final. Kotaro Otake y Masashi Ito han tenido buenas campañas también, pero eso es básicamente todo lo que tiene el club en su arsenal.

 

   Los veteranos Koyo Aoyagi y Yuki Nishi han dejado mucho que desear este año y seguramente serán reemplazados en la rotación por Hiroto Saiki y Junya Nishi, quienes han arrojado mejores resultados en ese rol esta temporada.

 

   Orix también lleva la ventaja en lo que al cuerpo de relevo se refiere, con el temible tridente de Yuki Udagawa, Soichiro Yamazaki y Shota Abe comandando el bullpen, que además cuenta con el experimentado Taisuke Yamaoka y el veterano Yoshihisa Hirano como cerrador.

 

   Hanshin no se queda muy por detrás en esta categoría, ya que su grupo de relevistas es de muy alta calidad. Lo encabezan Ren Kajiya, Yuta Iwasada y Daichi Ishii, quienes registraron todos excelentes números en la campaña regular, y lo cierra Suguru Iwazaki, el mejor cerrador de la Liga Central este año.

 

   En lo que a ofensiva se refiere, Orix también lleva la ventaja con un amplio grupo de bateadores capaz de marcar la diferencia en cualquier momento. Lo emcabezan Tomoya Mori, Yuma Tongu y Yutaro Sugimoto y lo respaldan con igual potencial Keita Nakagawa y los venezolanos Leandro Cedeño y Marwin González.

 

Sato es el líder ofensivo de Hanshin

 

   Hanshin, por su parte, cuenta con los excelentes Teruaki Sato, Yusuke Oyama y Koji Chikamoto y también con el valioso aporte del estadounidense Sheldon Neuse, pero el resto de sus bateadores no son tan buenos y eso promete ser un problema ante el difícil pitcheo rival.

 

   Luego está el tema de la experiencia. Orix, además de ser local en la serie, está disputando su tercera final consecutiva y está mucho mejor preparado para manejar la presión de la cita que Hanshin, que no participa en la misma desde la temporada 2014.

 

   Es posible que ese no sea un obstáculo demasiado grande para un equipo que está caliente y hambriento de gloria, pero Hanshin tiene el enorme problema de ser el club que más veces ha decepcionado a sus fanáticos en momentos decisivos.

 

   No olvidemos cómo en 2005 llegó a la Serie de Japón con la promesa de detener una sequía de títulos de 20 años, sólo para ser barrido en 4 juegos por los Marinos de Lotte en la paliza más humillante que se ha registrado hasta ahora en la final.

 

   Sin ir muy lejos, Hanshin llegó este año a los juegos interligas como el mejor equipo de toda la NPB después de ganar 15 de sus últimos 16 juegos, sólo para despedirse de esa cita en el antepenúltimo puesto de la tabla con un récord de 7 victorias, 10 derrotas y un empate.

 

   Por si eso fuera poco, perdió 2 de los 3 encuentros que disputó ante Orix en esa instancia, a pesar de haber sido local en todos ellos. En el primero fue blanqueado por Yoshinobu Yamamoto y en el tercero cedió un par de jonrones en la novena entrada para caer derrotado.

 

   Obviamente, nada de esto garantiza que Orix vaya a ganar y Hanshin vaya a perder. Después de todo, Orix llegó como favorito a la Serie de Japón 2021 y al final fue dominado por el buen pitcheo de las Golondrinas de Yakult que en el papel no lucía tan bueno.

 

   Hanshin, que ha estado jugando muy bien este año, podría sin duda dar la sorpresa, dominar a Orix y ganar apenas la segunda Serie de Japón de su historia, lo que desataría en todo Japón una fiesta tan grande que tardaría días en acabarse.

 

Hanshin sufrió en 2005 la peor derrota en la historia de la final

 

   Sin embargo, no puede confiarse y pensar que ya ha ganado antes de comenzar a jugar, porque de lo contrario podría sufrir otra dramática derrota como la de 2005, o una decepción similar a la que experimentó en los juegos interligas de este año.

 

   La última vez que Hanshin participó en la Serie de Japón fue en 2014, cuando después de superar a los Carpas de Hiroshima en la primera ronda del playoff de la Liga Central “barrió” a los Gigantes de Yomiuri como visitante en la fase final.

 

   Ese buen momento se extendió al primer juego de la final, en el que venció por 6-2 a los Halcones de SoftBank en el Estadio Koshien de Nishinomiya con la ayuda del dominicano Mauro Gómez, quien se fue de 4-2, con un doble, un sencillo y 3 carreras empujadas.

 

   No obstante, la magia no pasó de ahí. SoftBank hizo los ajustes necesarios para ganar en fila los 4 encuentros siguientes y coronarse campeón de Japón, en el que fue el inicio de una de las mejores dinastías en la historia de la NPB.

 

   La advertencia de no confiarse también aplica a Orix, por cierto. Su as Yoshinobu Yamamoto pasó más trabajo del esperado en su apertura del miércoles ante los Marinos de Lotte, después de permitir 5 carreras y 10 hits en 7 entradas completas.

 

   Al final ganó el partido, pero si vuelve a titubear en el primer juego de la final ante Hanshin, donde lo más probable es que se mida al eficiente Shoki Murakami, es muy posible que no corra con la misma suerte y eso podría decidir la serie a favor de su rival.

 

   Otra preocupación que tiene Orix para la final es la lesión de uno de sus mejores bateadores, Yutaro Sugimoto, quien se torció el tobillo en el juego del sábado y tuvo que salir del estadio en muletas debido al dolor en la zona.

 

Sugimoto fue el Jugador Más Valioso del playoff de la Liga del Pacífico

 

   Sugimoto fue nombrado Jugador Más Valioso del playoff de la Liga del Pacífico, luego de batear para .429 y remolcar 3 carreras en 4 juegos, y su ausencia en la alineación de su equipo podría afectar seriamente la ofensiva del mismo.

 

   Él está haciendo todo lo necesario para recuperarse a tiempo para la serie, pero existe la posibilidad de que no pueda ver acción en la misma. Orix cuenta con suficientes buenos bateadores como para reemplazarlo, pero su ausencia seguramente se hará sentir.

 

   Hanshin tiene la ventaja en lo que a fanaticada se refiere, ya que es uno de los equipos más populares del país y la mayoría de sus seguidores viven en Osaka, que es la ciudad en la que está radicada el equipo de Orix.

 

   De hecho, Hanshin utiliza el Kyocera Dome de Osaka como su segunda casa cada vez que no puede jugar en su estadio debido a la celebración del Torneo Koshien, por lo que prácticamente será local en todos los encuentros de la final.

 

   Eso no le garantiza nada, por su puesto. Todavía tiene que disputar la final y ganar 4 partidos para poder ser campeón, pero sin duda es agradable tener el respaldo mayoritario del público cada vez que se sale al terreno.

 

   Habrá que esperar para saber qué sorpresas, emociones y recuerdos nos brindará la Serie de Japón 2023, que promete estar muy peleada, pero que al mismo tiempo podría terminar en barrida. Orix parte como favorito, pero Hanshin cuenta con todo lo necesario para dar la sorpresa. Ya veremos lo que ocurre.