Mié, 29 Mar 2023 13:19 PM

Díaz: “aquí se juega una muy buena pelota”

   Tokio, Japón. Especial – Fue invitado a última hora a hacer una prueba durante los entrenamientos primaverales de los Dragones de Chunichi, pero el frío de la isla de Okinawa no amilanó al dominicano Víctor Israel Díaz, quien causó una impresión tan satisfactoria que el equipo decidió firmarlo por una temporada.
 
   Apenas ha visto acción en 12 encuentros hasta ahora, casi siempre como emergente o como remplazo defensivo, pero cuando ha jugado ha podido demostrar su potencial. De momento, trabaja en el equipo menor de Chunichi puliendo sus habilidades ofensivas, pero en cualquier momento podría ser llamado de vuelta al conjunto mayor.
 
   En una práctica reciente de su club en el Tokyo Dome el isleño conversó en exclusiva con Béisbol Japonés.com acerca de su corta experiencia en el archipiélago nipón. Según su opinión, el béisbol de la Grandes Ligas sigue siendo el mejor del mundo, pero si no surgen oportunidades para regresar allá no le importaría quedarse en Japón, donde también se juega una pelota de muy buena calidad.
 
   “Por lo que he visto hasta ahora, me parece que este es un béisbol muy fundamental, de cosas muy básicas. Se mueve siempre al corredor con el toque, los lanzadores trabajan mucho y también se cuida mucho la defensa, porque para los japoneses es más importante la defensa que la ofensiva. Pero a pesar de eso, me parece que en general aquí se juega una pelota muy buena”, comenta.
 
   El proceso de adaptación al país y su cultura ha sido difícil, como le ocurre a la mayoría de los occidentales que llegan a la liga, pero la numerosa presencia latina en las filas de Chunichi le ha facilitado mucho las cosas.
 
   “Es una ventaja muy grande tener tantos latinos en el equipo, como Blanco, Sosa, Nelson y Soto. Uno puede hablar su español tranquilo y no se siente fuera de lugar. Nuestro traductor, que habla español, también hace un muy buen trabajo, así que me he sentido muy a gusto hasta ahora”, señala.
 
   La adaptación al país y sus costumbres es apenas uno de los obstáculos que se deben enfrentar, ya que también es necesario adaptarse a la forma de jugar el deporte en la NPB y para ello los consejos que ha recibido de sus compañeros latinos han sido fundamentales para salir adelante.
 
   “Ellos me han dado muchos consejos útiles. Yo siempre hablo con Tony Blanco acerca de los lanzadores de aquí y su forma de lanzar, que es muy distinta a la de las Grandes Ligas. Como él tiene bastante experiencia y ha tenido mucho éxito aquí, pues me ha ayudado mucho”, explica.
 
   Su sueño, como el de la mayoría de los peloteros profesionales, sigue siendo jugar en las Grandes Ligas, pero no le importaría quedarse jugando en Japón por varios años más si surge la oportunidad.
 
   “El destino lo tiene Dios. Si logro producir buenos números aquí, me gustaría quedarme más años porque el trato es muy bueno, la calidad de la liga es muy buena y el dinero que pagan es muy bueno también. Le mejor pelota del mundo se juega en los Estados Unidos, de eso no hay duda, yo jugué tres años allá y me gustaría volver, pero si no se da entonces me gustaría quedarme aquí”, concluye.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir