Mar, 09 Ago 2022 22:18 PM

La Liga Central promete muchas emociones en 2013

   A menos de tres semanas para el inicio de la temporada regular del béisbol japonés el momento es propicio para analizar el estado de los 12 equipos que conforman la NPB y hacer los pronósticos respectivos para cada liga.
 
   La columna de hoy se la dedicamos a la Liga Central que, después de estar dominada por “los tres grandes” (Yomiuri, Hanshin y Chunichi) durante los últimos años, esta campaña promete estar mucho más reñida que de costumbre.
 
   La razón principal de esta aseveración es el notable progreso que han mostrado los dos clubes que casi sin interrupción ocuparon los dos últimos puestos de la tabla de clasificación del circuito en la última década: los Carpas de Hiroshima y las Estrellas de DeNA.
 
   Hiroshima cuenta con uno de los mejores cuerpos de lanzadores de Japón, liderado por el ganador del Premio Sawamura de 2010 Kenta Maeda y el novato de 23 años Yosuke Nomura, quien en 2012, en su primera temporada como profesional, registró récord de 9-11 con una impresionante efectividad de 1.98.
 
   El relevista intermedio Takeru Imamura, de apenas 21 años, registró una efectividad de 1.89 en 69 apariciones, mientras que el cerrador Kam Mickolio sumó 21 juegos salvados con una efectividad de 2.79.
 
   En la parte ofensiva, el novato Shota Dobayashi, también de 21 años, conectó 14 cuadrangulares, anotó 60 carreras y remolcó a 45 compañeros en 2012, mientras que el veterano Eishin Soyogi y el norteamericano Brad Eldred completaron el trío de poder del club con números similares.
 
   Por si esto fuera poco, la gerencia firmó a un par de importados más que prometen ayudar mucho al conjunto: el toletero norteamericano Fred Lewis y el relevista venezolano Miguel Socolovich, quienes han lucido bien en los entrenamientos primaverales hasta ahora.
 
   El manager Kenjiro Nomura, que casi logró clasificar al conjunto a la postemporada en 2012, continúa al frente y promete conducir a sus jugadores a la tan ansiada participación en los playoffs, a los que el club nunca ha asistido desde que se instauraron en 2007.
 
   DeNA, por su parte, todavía tiene varias deficiencias por cubrir, en especial en su cuerpo de lanzadores, pero la firma de 4 peloteros importantes durante el descanso invernal incrementó sus posibilidades de salir del foso de la clasificación de la Liga Central, en el que se ha quedado estancado durante los últimos 5 años.
 
   Los dominicanos Tony Blanco y Jorge Sosa, el venezolano Enyelbert Soto y el norteamericano Nyjer Morgan llegaron todos a la franquicia este año con la misión de ayudarla a romper la racha negativa en la que se encuentra y hasta los momentos se han integrado muy bien con el resto de sus compañeros y han rendido bien en los entrenamientos.
 
   Blanco asumirá el rol de cuarto bate y estará precedido por Morgan, que será tercero, y por el veterano venezolano Alex Ramírez, que será quinto. Soto formará parte de la rotación de abridores, mientras que Sosa será el relevista que le prepare la mesa al cerrador Shun Yamaguchi para salvar los juegos del equipo.
 
   El manager Kiyoshi Nakahata, quien no demostró tantas habilidades para dirigir a sus jugadores como sí lo hizo Nomura, intentará sacar el máximo provecho de sus nuevos fichajes para poder sacar al club adelante.
 
   Los Gigantes de Yomiuri, repletos de jugadores de talento en todas sus filas y manteniendo básicamente el mismo conjunto que conquistó el título de la Liga Central y la Serie de Japón en 2012, siguen siendo los grandes favoritos para llevarse los máximos honores.
 
   No es casualidad que siete miembros de su roster se encuentren participando en este momento en el Clásico Mundial de Béisbol 2013 con la selección de Japón.
 
   Los Tigres de Hanshin mantienen básicamente el mismo equipo del año pasado, con la diferencia de que un nuevo importado, el norteamericano Brooks Conrad, ha llegado para tratar de ayudar a la línea ofensiva del club.
 
   Tanto sus lanzadores como sus jugadores de posición son de buena calidad, pero la edad y las lesiones amenazan con azotarlos nuevamente este año.
 
   Luego de quedar en el quinto lugar la campaña pasada, su misión este año será tratar de regresar a la postemporada, pero la tarea no parece nada sencilla debido al alto nivel de competencia que se puede observar en el circuito en este momento.
 
   Las Golondrinas de Yakult, que durante el invierno renovaron a sus cuatro importados por hasta 4 campañas más, lucen listas para ganarse otra vez el boleto a los playoffs y darle la pelea a Yomiuri por el título del circuito.
 
   El curazoleño Wladimir Balentien, líder jonronero de la Liga Centra en los últimos dos años, liderará nuevamente la ofensiva del club, acompañado por el norteamericano Lastings Milledge. Así mismo, el también estadounidense Tony Barnette continuará ejerciendo el rol de cerrador, mientras que el puertorriqueño Orlando Román formará parte otra vez de la rotación de abridores.
 
   El manager Junji Ogawa, probablemente el mejor de la liga, continuará dirigiendo al conjunto y promete llevarlo a una nueva participación en la postemporada.
 
   Por último, están los Dragones de Chunichi, que mantienen el mismo grupo de jugadores que estuvo a un triunfo de clasificar a la Serie de Japón en año pasado, pero que a pesar de eso lucen destinados a tener una mala temporada en 2013.
 
   En primer lugar, la mayoría de sus titulares, a pesar de ser jugadores de gran calidad, ya están cercanos a los 40 años por lo que ya no están en capacidad de rendir tanto como antes. Luego, está el hecho de haber dejado en libertad a sus 4 mejores importados, quienes ya tenían varios años con el club y habían respondido muy bien hasta ahora.
 
   Los jugadores que fueron contratados para remplazarlos no han lucido demasiado bien durante los entrenamientos primaverales y si su cuerpo de lanzadores continúa experimentando la plaga de lesiones que lo ha afectado hasta ahora lo más probable es que el equipo registre un récord perdedor en 2013.
 
   El manager Morimichi Takagi, quien ya sabe que esta será su última campaña al frente del club, tratará de llevar a su equipo otra vez a la postemporada pero está consciente de que no será nada fácil lograrlo con las limitaciones que tiene.
 
   Considerando las situaciones particulares de cada conjunto nos atrevemos a hacer el siguiente pronóstico para la temporada 2013: Yomiuri ganará de nuevo el título de liga y estará acompañado por Yakult y Hiroshima, respectivamente, a los playoffs. Hanshin ascenderá al cuarto lugar de la tabla, DeNA saldrá del foso y terminará quinto y Chunichi caerá al foso por primera vez desde 1997.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir