Lun, 02 Oct 2023 13:24 PM

El encendido de motores del gordito Nakamura

   La semana pasada mencionamos en este espacio la posibilidad de que el mexicano Luis Cruz, que está completando el mejor año de su carrera profesional, retomase en el futuro cercado el liderato de empujadas de la Liga del Pacífico.

 

   Hasta ese momento, había estado intercambiando el puesto con el poderoso toletero japonés Takeya Nakamura y parecía posible, debido a su gran momento de forma, que pudiese superarlo de nuevo debido a la cercanía de sus marcas.

 

   No obstante, en los últimos días “El gordito” (sus 102 kilos, sumados a sus apenas 1,75 metros, lo diferencian claramente del resto de los jugadores nipones) decidió encender sus turbinas y dejar claro quién es el jefe en ese departamento, no sólo en la Liga del Pacífico sino también en la NPB.

 

   A pesar de que su modesto promedio de .263 no resulta sobresaliente, Nakamura sonó 4 cuadrangulares y remolcó 10 carreras en sus últimos 4 partidos para totalizar 52 en lo que va de temporada y sacarle un mundo de ventaja a Cruz, que sólo pudo sumar 2 remolques en sus últimos 6 juegos para elevar su total a 42.

 

   Sólo su compatriota Sho Nakata, quien también tuvo una excelente semana al disparar 2 vuelacercas y producir 10 carreras, está en capacidad de disputarle el liderato de la categoría al sumar 50 empujadas en este momento.

 

   Sin embargo, conociendo la veteranía y el dominio que el gordito Nakamura ha demostrado a lo largo de su carrera desde que se convirtió en titular de su equipo en 2008, lo más probable es que el intento del joven Nakata de superarlo en ese departamento de quede corto.

 

   El año pasado ya habíamos advertido en una de nuestras columnas que Nakamura estaba de regreso, luego de perderse parte de la campaña 2012 y casi todo el año en 2013 debido a diversas lesiones en sus piernas.

 

   En ese momento advertimos que había recuperado el ritmo jonronero que lo llevó a capturar 4 coronas de la especialidad en su circuito desde 2008 y que, de mantenerlo, sería muy posible que sumase su quinto título a finales de año, y eso fue exactamente lo que ocurrió.

 

   A pesar de que sus lesiones lo obligaron a perderse 33 juegos durante todo el año, incluyendo la recta final de la campaña, su manager le dio un turno como emergente en el último juego de la temporada y éste no lo desperdició al sonar su estacazo número 34, cifra que le permitió igualar en el liderato de la categoría al venezolano Ernesto Mejía y compartir con éste el título de la misma.

 

   Desde 2008 hasta la fecha de hoy, Nakamura se ha coronado campeón jonronero de su circuito en todas las campañas en las que ha disputado al menos 100 juegos, por lo que es muy probable que este año, en el que ha estado jugando desde el primer día, vuelva a repetir la hazaña si se mantiene sano hasta el final.

 

   Nakata, de 26 años y quien se perfila como el futuro gran jonronero japonés de la NPB, lo supera en este momento en ese departamento (18 a 15), pero salvo que mantenga su gran forma de manera interrumpida hasta finales de año parece difícil que le pueda ganar la batalla.

 

   Nakamura ha sumado sólo 2 títulos de carreras empujadas desde 2008, pero tomando en cuenta que en este momento lidera ese departamento con 52 y que su proyección para finales de año es 144, todo parece indicar que esta temporada podrá cosechar su tercera corona de la categoría.

 

   El año pasado quedó segundo con 90, detrás de Nakata que sumó 100, pero hay que considerar también que disputó 33 partidos menos que éste, por lo que en esta ocasión las probabilidades están a su favor.

 

   Otra prueba del gran año que está completando Nakamura es el haber conectado el décimo tercer jonrón con las bases llenas de su carrera hace dos días, cifra que le permite igualar el cuarto puesto de la especialidad en la historia de la NPB.

 

   El legendario Sadaharu Oh posee en solitario el récord de todos los tiempos con 15, por lo que si el gordito, que todavía no ha cumplido 33 años, se mantiene sano hasta el final de su carrera es muy probable que logre superarlo.

 

   Adicionalmente, Nakamura terminó el mes de mayo con un promedio ofensivo de .243, 25 imparables, 9 jonrones, 16 anotadas y 31 empujadas, por lo que se perfila como uno de los principales candidatos a llevarse el galardón al Jugador Más Valioso del mes en la Liga del Pacífico.

 

   Sus principales rivales en su intento de llevarse ese premio serán Nakata y el surcoreano Dae-Ho Lee. El primero bateó para .275, con 28 hits, 10 jonrones, 20 anotadas y 28 empujadas, mientras que el segundo bateó para .439, con 36 imparables, 8 estacazos, 16 anotadas y 23 remolcadas.

 

   Nakamura lidera el grupo en remolques, pero Nakata lo hace en cuadrangulares y Lee en promedio. El segundo parece tener el récord más balanceado, pero el último supera con creces a sus rivales en promedio y ese departamento ha sido históricamente decisivo a la hora de escoger al ganador, por lo que es probable que Lee termine quedándose con el premio.

 

   De cualquier forma, los excelentes números actuales de Nakamura lo convierten en un fuerte candidato al premio al Jugador Más Valioso de la temporada regular, sobre todo si su equipo, los Leones de Seibu, se corona campeón de liga.

 

   Al momento de escribir estas líneas, el gordito batea para .263, con 15 jonrones, 30 anotadas, 52 empujadas y porcentaje de slugging de .561. Esas cifras le dan una proyección para finales de año de 41 cuadrangulares y 144 remolques, números que prácticamente le garantizarían los títulos de esas dos categorías.

 

   No olvidemos que, después de todo, Nakamura ha sido el jonronero más dominante de la NPB en los últimos 7 años, gracias a los 228 vuelacercas que ha disparado y los 5 títulos de la especialidad que ha cosechado en ese período.

 

   Sólo 4 jugadores más en la historia de la NPB han podido acumular 5 o más coronas de estacazos y si este año logra alzarse con su sexta pasará entonces a ocupar en solitario el tercer lugar de todos los tiempos, detrás de los legendarios Oh y Katsuya Nomura.

 

   Además de Nakata y Lee, el mexicano Cruz y el venezolano Francisco Caraballo están entre los jugadores que podrían darle algo de pelea en su carrera a convertirse de nuevo en el mejor slugger de la temporada en la Liga del Pacífico.

 

   Cruz, que como ya señalamos está teniendo el mejor año de su carrera, batea para .290, con 12 jonrones, 42 empujadas y 24 anotadas. Esas cifras le dan una proyección de 35 estacazos y 123 remolques para finales de año.

 

   Caraballo, quien también está teniendo una temporada para el recuerdo, batea para .301, con 11 jonrones, 30 empujadas y 22 anotadas. Esos números le dan una proyección de 34 vuelacercas y 95 remolcadas para finales de año.

 

   Como ya mencionamos con anterioridad, las probabilidades de Nakamura de alzarse con el Galardón al Jugador Más Valioso de la temporada regular dependerán mucho del lugar que ocupe su club en la tabla de clasificación a finales de año.

 

   Sin embargo, las posibilidades de capturar de nuevo los títulos de jonrones y empujadas en su circuito dependerán en gran medida de él mismo, por lo que es muy probable que a finales de año pueda sumar esos trofeos a su ya abarrotada vitrina.

 

Compartir