Jue, 20 Jun 2024 08:02 AM

¿Podrá Hanshin ganar la Serie de Japón en 2023?

   Luego de capturar este jueves su primer título de la Liga Central en 18 años, y con una ventaja abrumadora sobre el resto de sus rivales, los Tigres de Hanshin son los claros favoritos para representar a ese circuito en la Serie de Japón 2023, pero ¿podrán ganarla?

 

Hanshin ganó este jueves su primer título de liga en 18 años

 

   El conjunto felino es básicamente una fusión entre los Medias Rojas de Boston y los Cachorros de Chicago. Por un lado, son los eternos rivales de los Gigantes de Yomiuri, club que casi siempre los derrota, y por el otro, son increíblemente populares, pero rara vez llegan a la final.

 

   De hecho, en lo que a trofeos ganados se refiere, poseen el segundo total más bajo de la Liga Central y el cuarto peor de toda la NPB desde que se estableció el actual formato de dos ligas en la temporada 1950.

 

   La corona liguera que cosechó este jueves es apenas la sexta de su historia y con ese total sólo supera a las Estrellas de DeNA, que la han capturado en un par de ocasiones hasta ahora.

 

   Las otras 4 divisas del circuito lo superan con creces en ese departamento. Yomiuri ha sido campeón 38 veces hasta ahora, mientras que las Golondrinas de Yakult, los Carpas de Hiroshima y los Dragones de Chunichi han liderado la clasificación en 9 oportunidades cada uno.

 

   Si incluimos también a los conjuntos de la Liga del Pacífico, sólo los Marinos de Lotte (5 coronas) y las Águilas de Rakuten (un trofeo) poseen menos títulos que el equipo de Nishinomiya. Los otros cuatro lo superan en ese departamento, casi todos por un margen significativo.

 

   Por si eso no fuera lo suficientemente humillante, Hanshin es el club que menos veces ha ganado la Serie de Japón. Apenas ha sido campeón una vez (1985) y está igualado en ese departamento con Rakuten (2013), un conjunto de expansión que debutó en el circuito en 2005.

 

   Incluso DeNA, el equipo más perdedor en toda la historia del béisbol profesional japonés, ha ganado más Series de Japón que Hanshin. La primera la obtuvo en 1960 bajo su nombre original, Ballenas de Taiyo, y la segunda en 1998, cuando su actual manager, Daisuke Miura, todavía estaba activo como jugador.

 

   La única vez que Hanshin ganó la Serie de Japón, hace ya casi 40 años, sus fanáticos celebraron de una manera tan violenta que terminaron lanzando una estatua del Coronel Sanders que estaba enfrente de un restaurante KFC al Río Dotonbori en Osaka.

 

La llamada "Maldición del Coronel" todavía afecta al equipo

 

   Ese hecho dio origen a la llamada “Maldición del Coronel”, ya que desde entonces el equipo no ha podido ganar otro título de la Serie de Japón. Es más, sólo ha podido llegar a esa instancia en 3 ocasiones desde ese momento (2003, 2005 y 2014) y en todas salió perdiendo.

 

   No obstante, el club ha jugado muy bien este año y eso ha despertado las esperanzas de sus fanáticos, que sueñan con romper la “Maldición del Coronel” de una vez por todas y regresar a la cima del béisbol profesional japonés.

 

   No será fácil lograrlo, pero el manager Akinobu Okada cuenta con todas las herramientas necesarias para llevar a sus dirigidos a la séptima final en la historia de la franquicia y eso es lo que la mayoría espera que ocurra en las próximas semanas.

 

   Por haberse coronado campeón de liga, Hanshin tendrá la ventaja de jugar sólo la ronda final del playoff de la Liga Central, donde se medirá al ganador de la primera fase en una serie al mejor de 7 juegos, siempre en condición de local y con un triunfo de ventaja sobre su rival.

 

   En estos momentos, la primera ronda del playoff la disputarían los Carpas de Hiroshima y las Estrellas de DeNA, dos conjuntos que sin duda podrían darle muchos problemas a Hanshin, pero que al mismo tiempo han perdido consistentemente ante éste en el Estadio Koshien.

 

   A Hiroshima le ganó 9 de 12 partidos en ese escenario y empató uno de los otros 3, por lo que sólo perdió en 2 ocasiones. A DeNA le ha ganado 7 de 11 hasta ahora y todavía tiene un encuentro pendiente para reafirmar su supremacía sobre ese conjunto.

 

   Si por casualidad los Gigantes de Yomiuri se cuelan a última hora en la postemporada y se convierten en los rivales de Hanshin en la ronda final del playoff, tampoco hay que preocuparse, ya que éste también dominó cómodamente a su eterno rival en casa: 9 victorias en 11 intentos hasta ahora.

 

   El problema estará, obviamente, cuando llegue a la Serie de Japón y le toque medirse al mejor conjunto de la Liga del Pacífico, los Búfalos de Orix. Las estadísticas de ambos son casi idénticas, pero la experiencia inclina la balanza a favor del último.

 

Orix ganó 2 de los 3 partidos que disputó ante Hanshin este año

 

   La serie particular entre ambos conjuntos en los juegos interligas favorece a Orix, pero sólo por un triunfo de diferencia (33-32-3). Sin embargo, este año Orix ganó 2 de los 3 partidos entre ellos, a pesar de que los jugó todos como visitante.

 

   Orix posee, además, la mejor rotación de toda la NPB en este momento, encabezada por Yoshinobu Yamamoto, quien con casi toda seguridad ganará este año su tercer Premio Sawamura y su tercer galardón al Jugador Más Valioso de manera consecutiva.

 

   Hanshin ha anotado más carreras que cualquier otro equipo en Japón este año, pero no existe garantía de que pueda repetir ese resultado ante la impresionante rotación de Orix, que además también cuenta con un cuerpo de relevistas de lujo.

 

   Eso no quiere decir, sin embargo, que la final ya esté decidida. Orix llegó como favorito a la Serie de Japón 2021, precisamente por su mejor pitcheo, pero terminó siendo dominado por los lanzadores de las Golondrinas de Yakult, que al final se alzaron con la corona.

 

   Lo que sí va a favorecer a Orix es su mayor experiencia en la Serie de Japón. Está será su tercera participación consecutiva en esa instancia y después de haber perdido en 2021, se recuperó con mucho aplomo para salir victorioso en 2022.

 

   Para colmo, Hanshin es un conjunto que suele decepcionar en situaciones claves, como se hizo evidente en sus dos últimas apariciones en la final. En 2014, perdió 4-1 ante los Halcones de SoftBank, y en 2005 fue barrido por Lotte en la que ha sido hasta ahora la peor paliza que se ha registrado en una final.

 

   Hanshin ganó el título de la Liga Central en 2005 con récord de 87 victorias, 54 derrotas y 5 empates y le sacó nada menos que 10 juegos de diferencia al segundo clasificado. Sorpresivamente, no fue el mejor equipo de la NPB ese año, pero sí llegó a la final con buenas posibilidades de ganarla.

 

Hanshin sufrió en 2005 la peor derrota en la historia de la Serie de Japón

 

   No obstante, cuando se midió a Lotte en esa instancia, perdió los 4 partidos de la serie por un total de 33 carreras a 4. El primer juego terminó 10-1, el segundo 10-0, el tercero 10-1 y el cuarto 3-2 en el que ha sido hasta ahora el enfrentamiento más desbalanceado de la historia.

 

   Una de las cosas que más afectó a Hanshin en aquella cita fue la falta de actividad antes de la final. Como el playoff de la Liga Central no existía en ese momento, el conjunto felino pasó nada menos que 16 días inactivo antes de comenzar la serie.

 

   Lotte, por el contrario, jugó dos intensas rondas de playoff ante los Leones de Seibu y los Halcones de SoftBank y ganó la última en el quinto y decisivo juego, apenas 5 días antes del primer encuentro de la final. Como consecuencia, llegó a la misma en plena forma y listo para batallar.

 

   Hanshin no tendrá que enfrentar ese mismo obstáculo en esta ocasión, pero el hecho de haberse titulado campeón con tanta antelación significa que no disputará partidos significativos sino hasta que empiece su participación en el playoff el 14 de octubre.

 

   En este momento, su último juego de la temporada regular está pautado para el primero de octubre, por lo que sí pasará al menos 13 días sin ver acción antes de que debute en la postemporada. No obstante, siempre y cuando supere esa instancia, debería llegar a la final con los mismos días de descanso de su rival.

 

   Pase lo que pase, no partirá como favorito, pero eso no quiere decir que está destinado a perder. La Serie de Japón 2023 promete estar muy peleada y si al final Hanshin logra alzarse con el título la celebración de sus fanáticos seguramente será legendaria y se hará sentir por todo Japón.