Dom, 23 Jun 2024 04:33 AM

La Liga Central sucumbe a la presión

   La Liga Central cedió por completo a la presión del gobierno y la Asociación de Peloteros al anunciar este jueves, luego de celebrar una reunión de emergencia entre sus dueños, posponer el inicio de la temporada hasta el 12 de abril y suspender los juegos nocturnos en las zonas afectadas por el terremoto del 11 de marzo hasta nuevo aviso.
 
   “Hemos decidido cumplir con los lineamientos del gobierno y también hemos tomado en consideración los sentimientos de los jugadores”, explicó el dueño de las Golondrinas de Yakult, Junsei Atarashi, quien presidió la reunión.
 
   Previamente, la Liga Central se había negado a retrasar el inicio de la temporada pautado para mañana viernes porque “no había razón para hacerlo” y porque pretendía ayudar a la recuperación del país tras el terremoto cumpliendo su deber de jugar béisbol.
 
   Esa decisión despertó una ola de críticas que eventualmente la obligó a retrasar el comienzo de la campaña hasta el 29 de marzo –apenas cuatros días después de la fecha original– y suspender los juegos nocturnos para contribuir con el ahorro de energía, pero sólo hasta el 3 de abril.
 
   El gobierno, a través del Ministerio de Educación y el Ministerio para la Promoción de la Conservación de Energía, no quedó satisfecho y ordenó a la Liga Central retrasar el inicio de la temporada hasta el 12 de abril, como ya lo había hecho la Liga del Pacífico debido a que dos de sus estadios fueron afectados por el sismo, y suspender los juegos nocturnos hasta nuevo aviso.
 
   La Asociación de Peloteros también ejerció una presión tremenda para que ambas ligas comenzaran la temporada al mismo tiempo el 12 de abril, como estaba originalmente planeado, y a pesar de que en primera instancia la Liga Central ignoró por completo su solicitud al final terminó por acatarla por completo.
 
   “Definitivamente, jugaremos los 144 partidos de la temporada regular, la postemporada y la Serie de Japón”, comentó el jefe de la Asociación, Takahiro Arai, luego de conocer la noticia. “Esperamos que la intensidad de nuestro juego le suba el ánimo a todos los que fueron afectados por el terremoto y el tsunami”, agregó.
 
   Otras medidas también fueron anunciadas para contribuir con el ahorro de energía en las zonas afectadas por la tragedia. No se realizarán juegos en el Tokyo Dome durante todo el mes de abril y se limitará el tiempo de los partidos a 3 horas y media, con el objetivo de ahorrar electricidad.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado