Mar, 09 Ago 2022 19:34 PM

Dragones de Chunichi

 

Nombre oficial: Chunichi Dragons
Nombres anteriores: Nagoya, Sangyo, Chubu Nippon Dragons, Nagoya Dragons
Fecha de fundación: 15 de enero de 1936
Títulos de liga: 9 (más reciente: 2011)
Títulos de la Serie de Japón: 2 (más reciente: 2007)
Ciudad sede: Nagoya
Estadio: Nagoya Dome
Capacidad: 38.500 espectadores
Sitio en Internet: www.dragons.jp

 

   A pesar de no tener demasiada suerte en la postemporada, los Dragones de Chunichi son uno de los clubes más fuertes y con mayor tradición de Japón. Radicados en la ciudad de Nagoya, en el centro del país, cuentan con el respaldo incondicional de su fiel fanaticada y son perennes candidatos al título de la Liga Central. Deben su nombre al Diario Chunichi, el más importante de Nagoya y sus alrededores, que es dueño del equipo.

 

   Fundado en 1936 bajo el nombre “Club de Nagoya”, el conjunto no ganó ningún título durante los 14 años (1936-1949) que estuvo activa la primera liga profesional de béisbol del país. Luego de experimentar con varios nombres, en 1954 asumieron su denominación actual y ese mismo año ganaron el primero de sus dos títulos de la Serie de Japón.

 

   A pesar de su constante buen juego, su gran tradición, de ser considerado como uno de los tres equipos más fuertes de la Liga Central y de haber ganado 9 veces el título del circuito, el club tuvo que esperar 53 años antes de poder ganar su segundo título de la Serie de Japón en 2007.

 

   Uno de los momentos más grandes de su historia llegó en 1974, cuando al coronarse campeones de la Liga Central pusieron punto y final a la racha de 9 títulos de liga y 9 Series de Japón consecutivas que hasta entonces habían ganado los Gigantes de Yomiuri. El hawaiano Wally Yonamine, que había sido una de las estrellas de Yomiuri durante sus días como jugador, fue el manager de ese equipo que será recordado por siempre en la ciudad de Nagoya.

 

   Otro momento inolvidable de su historia llegó en el quinto juego de la Serie de Japón de 2007, cuando el equipo capturó su segundo trofeo nacional. El abridor del club, Daisuke Yamai, lanzó 8 entradas perfectas para mantener a los Luchadores de Nippon Ham sin hits ni carreras y colocarse a sólo 3 outs del juego perfecto. No obstante, el manager Hiromitsu Ochiai, que es famoso por sus excentricidades, decidió sacarlo del juego y traer a su relevista estrella, Hitoki Iwase, para cerrar el encuentro y concretar la victoria.

 

   Hasta la fecha de hoy, la discusión no ha parado en relación a si Ochiai ha debido dejar a Yamai terminar el juego o si tuvo la razón al traer a Iwase a cerrarlo, quien al final no tuvo problemas en retirar en fila a los tres bateadores que enfrentó y completar el juego perfecto compartido.

 

   Chunichi apenas ganaba 1-0 en ese momento y si perdía ese partido en casa hubiese tenido que ir al terreno de Nippon Ham a jugar los últimos dos juegos de la final. Desde el punto de vista de los que apoyan la decisión, Ochiai hizo lo correcto al asegurar el triunfo en Nagoya y poner fin a la sequía de 53 años sin títulos nacionales. Para los que la desaprueban, Ochiai interrumpió una oportunidad única de hacer historia y jamás le perdonarán la movida, ya que Yamai hubiese podido retirar a los últimos tres bateadores por su cuenta.

 

   Yamai, que tiene fama de quebrarse en momentos de alta presión, asegura que él mismo le pidió a Ochiai que lo sacara debido a que las yagas de sus dedos estaban sangrando por el esfuerzo que estaba haciendo, pero hay quienes piensan que esa es una excusa para cubrir la decisión de su manager.

 

   Durante todos sus años de historia, el club ha contado con diversas estrellas, tanto nacionales como importadas. Una de las más recordadas es la del lanzador Michio Nishizawa, que debutó a los 15 años de edad con el equipo en 1936 y una vez lanzó 28 entradas completas en un encuentro que terminó empatado 4-4. Más recientemente, el toletero Kosuke Fukudome, que se fue a las Grandes Ligas en 2008, jugó los primeros 10 años de su carrera profesional con el club, mientras que Hiromitsu Ochiai brilló defendiendo su camiseta tanto en sus años como jugador (1987-1993) como en su período de manager (2004-2011).

 

   Entre los importados destacan el norteamericano Tyronne Woods, que ganó 3 títulos de jonrones entre 2003 y 2006 y el dominicano Tony Blanco, que lo remplazó como cuarto bate en 2009 y ganó un título de jonrones y uno de carreras empujadas en su primera campaña con el equipo.

Compartir