Mar, 09 Ago 2022 18:33 PM

Luis Cruz: “me gustaría ganar un compeonato”

 

   Tokio, Japón. Especial - El camarero mexicano Luis Cruz, nuevo importado de los Gigantes de Yomiuri, nos regaló recientemente unos minutos para ponernos al día con la actualidad de su carrera en el béisbol japonés.

 

   Hablando en los vestidores del Tokyo Dome, sede de su nuevo equipo, nos contó los detalles de su traspaso de los Marinos de Lotte a Yomiuri y lo orgulloso que se siente de haber ganado el Guante de Oro el año pasado y de ser el mexicano más longevo en la historia de la NPB.

 

   Así mismo, nos comentó acerca de su proceso de adaptación al club de Tokio, de la confiaza que tiene en poder hacer el trabajo para el cual lo contrataron y de sus metas personales para este año, que incluyen ganar un campeonato con su nuevo conjunto.

 

Antes que nada, felicitaciones por el Guante de Oro que ganaste el año pasado. ¿Cómo te sentiste luego de haberlo ganado?

   ¡Gracias! Bueno, yo creo que ha sido uno de los mayores logros que he tenido en mi carrera. En Estados Unidos nunca tuve la oportunidad de jugar a diario, así que nunca pude tener un reconocimiento como ese. Yo sabía que yo podía jugar, así que el año pasado yo les prometí a mis compañeros de Lotte que yo iba a ganar el Guante de Oro. Luego, cuando me dijeron que de verdad me lo había ganado, esa promesa se me vino a la mente porque yo mismo me había puesto esta meta. Me ayudó el hecho de que pude hacer todas las jugadas de rutina y eso al final fue determinante. Para mí fue una experiencia que nunca se me va a olvidar, por eso voy a tener ese premio en mi casa como un trofeo muy grande. Los japoneses son muy buenos defensivamente, en especial los que cubren el cuadro, por lo que en realidad no me esperaba ganarlo. Fujita tenía ya 2 años seguidos quedándose con el trofeo y como los demás son muy buenos yo pensé que no tenía chance, pero al final me escogieron y estoy muy feliz por eso. Sin duda, me hizo sentir muy bien que los japoneses votaran por mí.

 

También debemos felicitarte por haberte convertido, junto a tu compadre Luis Mendoza, en el mexicano más longevo en la historia de la NPB. Ningún otro mexicano había podido superar las 2 campañas en Japón. ¿Cómo te sientes por eso?

   Muy contento. Estoy feliz de estar aquí y de ir aprendiendo poco a poco las reglas de mi nuevo club y también de ir conociendo a mis nuevos compañeros de equipo. Cuando uno juega todos los días con un mismo campo corto uno se acostumbra, por lo que ahora me toca adaptarme a [Hayato] Sakamoto, aprender a dónde le tengo que lanzar la pelota y a la vez enseñarle a dónde quiero que me la tire a mí. Estoy muy contento, yo creo que estos 2 años van a ser buenos para mí y voy a tener la oportunidad de ganar un campeonato.

 

¿Cómo fue la transición de Lotte a Yomiuri? Suponemos que Lotte te hizo una oferta pero al final la de Yomiuri fue mejor.

   ¿Puedes creer que no? Lotte nunca me hizo una oferta para renovarme. Ellos me dijeron que me querían firmar, pero luego salió en la prensa que Hanshin y Yomiuri estaban interesados en mí y entonces el equipo no me ofreció nada. Cero, no me hizo ninguna oferta. Yo esperaba que me ofrecieran algo porque en los 2 años que estuve con el club me fue bien. El año pasado, tanto Despaigne como yo aportamos mucho al club con nuestros buenos números e incluso lo llevamos a la postemporada, pero a pesar de eso no me ofrecieron nada. Ellos sólo me preguntaban lo que pensaba yo en relación al futuro y yo les dije que quería un contrato de 2 años o más porque me había ido bien en las dos campañas anteriores, pero ellos como que no querían o no estaban de acuerdo con un contrato multianual. Yo incluso le pregunté al scout qué les había hecho yo, porque yo pensaba que me iban a renovar o aunque sea me iban a ofrecer algo, pero ese no fue el caso. Él me dijo que ellos me tenían en mente, pero que simplemente no podían competir con los equipos grandes. Yo les di las gracias por la explicación, me puse a estudiar mis opciones y al final me decidí a firmar con Yomiuri.

 

¿Cómo te sientes hasta ahora en Yomiuri? Te preguntamos eso porque a la mayoría de los jugadores exranjeros que llegan a este equipo luego de haber jugado con otro club japonés les va mal.

   Yo me siento bien, estoy muy tranquilo aquí. Es cierto que durante los entrenamientos tenemos demasiadas reglas, pero al mismo tiempo entiendo que estoy en un equipo grande, que tiene muchos títulos y que es muy famoso. Igual, a mí ya me ha tocado jugar con los Yanquis de Nueva York y otros equipos grandes, así que me siento seguro de mí mismo. En este momento, estoy pasando por una mala racha, pero yo sé que me voy a recuperar y además lo importante es que como equipo estamos jugando bien. Como siempre me dice mi papá, “si no bateas, entonces que no batee nadie, que no te pase ni una sola bola por tu posición”, así que me estoy fajando para defender lo mejor posible en segunda base. De todas maneras, yo sé que yo puedo batear, especialmente en este estadio que es más pequeño que el de Chiba. A todos nos toca tener rachas buenas y malas, son cosas de la pelota. También nos ha pasado que nos hemos enfrentado últimamente a los mejores lanzadores. Nos enfrentamos a [Shintaro] Fujinami hace 3 días y luego [Hiroki] Kuroda nos tiró un juego completo. En la otra liga ya conocía a todos los lanzadores, por lo que ahora me toca conocer a éstos. Los estoy estudiando uno a uno, como al zurdo de ayer, que a veces se para a mitad de camino y luego suelta la bola, pero también hay veces que la suelta más rápido. Esa ha sido la parte más difícil de la transición hasta ahora. Lo curioso es que en la pretemporada nos efrentamos a todos los equipos de la Liga del Pacífico y sólo jugamos 3 partidos contra los equipos de la Liga Central, por lo que no tuve chance de ver a muchos de sus abridores. Por ejemplo, después de 2 años aquí, esta es la primera vez que me voy a enfrentar a [Randy] Messenger. A Fujinami sólo lo había enfrentado una vez y al zurdo de ayer también. Cuando uno le agarra el tiempo a los lanzadores entonces ya es más fácil, porque uno ya sabe lo que te van a lanzar. Lo bueno es que empecé bien, dí mis 2 jonrones y mis empujadas y me he mantenido ahí, haciendo buen contacto para el jardín derecho y para todo el campo. Yo me sigo preparando y sé que voy a hacer una buena temporada y que vamos a llegar lejos como equipo.

 

Hablando de eso, ¿cómo vez al equipo este año? ¿Qué tan lejos crees que pueda llegar?

   Yo lo veo muy bien. El pitcheo está muy bueno. Lo que más me gusta de este equipo es que un día puede ser este pelotero y otro día otro. Un día la saca el segundo bate y otro el octavo bate. Ayer incluso bateó el pitcher. Así es que son los equipos buenos, nunca dependen de un solo jugador. Por eso me veo llegando muy lejos con este equipo esta temporada y además con buenos números.

 

¿Qué tal ha sido hasta ahora la experiencia de trabajar con el nuevo manager, Yoshinobu Takahashi? Al parecer, es mucho más relajado que el anterior, Tatsunori Hara.

   Yo nunca conocí a Hara, pero Takahashi es muy buena gente y siempre habla contigo. Si cometes un error o haces algo mal, él igual te ayuda y te dice “vamos para adelante que no ha pasado nada” o “tranquilo, que vas a jugar mañana” y eso me motiva mucho. Hablando con Leslie [Anderson], me enteré de que el año pasado con Hara si no bateabas no jugabas y así se manejaba todo. Lo bueno es que yo sé que puedo jugar y si un día me necesitan en tercera, yo sé que puedo jugar ahí y también en el campo corto, segunda y primera. Esa es una gran ventaja y de hecho eso fue lo que me dijeron cuando yo firmé con este equipo. Estoy muy contento de que Takahashi me haya dado la confianza. Yo le dije que no lo iba a defraudar y ahí me estoy fajando todos los días.

 

¿Tienes alguna meta personal que te quieras poner para este año?

   Lo que más me gustaría ganar un campeonato. Ya he ganado algunos premios en México y en los Estados Unidos, pero no tengo ningún campeonato hasta ahora. Bueno, tengo uno en doble A, pero eso no es lo mismo. Yo creo que cuando uno gana un campeonato eso es señal de que uno está en un buen equipo y de que formas parte del mejor equipo y me encataría vivir esa experiencia. También me gustaría ganar el Guante de Oro otra vez, pero está difícil porque [Ryosuke] Kikuchi es muy buen segunda base. Yo diría que mis meta es registrar buenos números otra vez. Yo sé lo que puedo hacer y esa es la razón por la cual me firmaron por 2 años. Me siento muy seguro. Yo he escuchado que a los extranjeros que vienen a este equipo no les va bien, pero todo depende de cómo uno lo vea. Yo entiendo que es más responsabilidad estar aquí, pero eso me gusta, yo quise asumir esa responsabilidad. ¿Qué quiere uno como pelotero? Yo empecé en Pittsburg, depués fui a Milwaukee, luego a Los Ángeles y después a los Yanquis. Eso es lo que quiero yo, estar en un equipo bueno. En México me pasó igual. Jugué con un equipo de donde yo vivo y después pasé a otro mejor. Aquí es lo mismo. Vengo de un equipo bueno donde me fue bien y ahora estoy aquí, porque los mejores peloteros van siempre a los mejores equipos.

 

Una vez que se termine tu actual contrato de 2 años, ¿cómo te ves para el futuro? ¿Te gustaría seguir jugando en Japón?

   Mi contrato tiene una opción para un tercer año, pero no sé. Lo que me ha ayudado a mí en mi carrera es que puedo jugar bastantes posiciones y si [Hayato] Sakamoto se lastima yo puedo jugar en el campo corto, o si quieren hacer algún cambio también puedo jugar en tercera. Entonces yo creo que eso es algo que me ayudar y que puedo batear también. Yo sé que Garrett [Jones] y yo somos importantes en este equipo y que vamos a producir carreras. Me siento muy bien, contento de estar aquí. Todos me han recibido muy bien. Los jefes, el manager, los coaches. Lo único difícil ha sido es que tienen muchas reglas, pero estoy a gusto.

 

Compartir