Jue, 23 May 2024 04:56 AM

López: “tomé la decisión correcta al venirme a Japón”

   Tokio. Especial – En medio de su agitada rutina como miembro del equipo más famoso del béisbol Japonés, los Gigantes de Yomiuri, el venezolano José Celestino López nos regaló unos minutos recientemente para ponernos al día con la actualidad de su carrera en la NPB.
 
   A pesar de estar debutando en Japón, el criollo no ha perdido tiempo en demostrar su gran talento. En su primer turno al bate conectó el primer jonrón de la temporada y desde entonces no ha parado de rendir con su equipo.
 
   A la fecha de hoy, batea para .310 (5to mejor de la Liga Central), con 11 jonrones (4to), 75 hits (5to) y 29 empujadas (13ro) y a pesar de haber sido enviado a la lista de lesionados por una dolencia menor, lo más probable es que regrese pronto para continuar ayudando a su equipo a luchar por el título de liga.
 
¿Cómo surgió la oportunidad para venir a jugar a Japón?
   Yo tenía ofertas de dos equipos aquí en Japón y uno en las Grandes Ligas, que era de los Filis de Filadelfia. El problema es que los Filis prácticamente no me garantizaban nada. Querían que firmara con ellos, pero no me daban seguridad. Yo, por supuesto, tenía que pensar en mi futuro y tratar de irme a un lugar donde tuviese la oportunidad de jugar más, así que decidí esperar por las ofertas de Japón. Los Gigantes de Yomiuri y las Águilas de Rakuten estaban interesados en mí, pero también en el norteamericano Casey McGehee. Al final, yo no decidí venirme a Yomiuri, sino que Rakuten firmó primero a McGehee, por lo que Yomiuri decidió firmarme a mí. Sin embargo, estoy muy contendo de haber firmado con este equipo, creo que tomé la decisión correcta.
 
¿Qué tal ha sido hasta ahora la experiencia de jugar en el béisbol japonés?
   Muy buena. Al principo uno viene con miedo, porque se trata de otra cultura. Es como cuando uno va a los Estados Unidos por primera vez, que también va con miedo, pero después uno se acostumbra. Las dos primeras semanas en Japón fueron difíciles porque yo nunca había trabajado tan fuerte en los entrenamientos primaverales, pero lo más importante es que gracias a Dios me pude adaptar rápido tanto al ritmo de trabajo como a la comida, que aquí es muy buena.
 
¿Qué tal te parece la calidad de la liga hasta ahora?
   Excelente. Jugar aquí es difícil. Aquí tiran muchos lanzamientos quebrados y a veces uno se encuentra con un abridor que te tira 8 lanzamientos distintos, pero a pesar de que este es mi primer año aquí hasta ahora me ha ido bien, gracias a Dios.
 
¿Qué ajustes has hecho para adaptarte al estilo de juego de esta liga?
   Lo que he estado haciendo hasta ahora es estudiar a los lanzadores desde el dugout. Trato de ver qué lanzamientos están utilizando para luego tener una idea de qué me van a lanzar cuando esté bateando y hasta los momentos eso me ha funcionado. El primer año siempre es el más difícil, porque uno no conoce a los lanzadores rivales. Ajustarme al ritmo que lanzan ha sido difícil, porque ellos acostumbran a hacer una o varias pausas antes de cada lanzamiento y eso a veces me saca de lugar. En varias ocasiones he fallado en un turno por eso, pero yo trato de ajustarme así que cuando tomo mi tercer turno del juego ya me siento más cómodo.
 
¿Te imaginaste alguna vez que ibas a tener tanto éxito en tus primeros meses en Japón?
   No me imaginé que iba a tener tanto éxito de entrada, pero sí venía preparado, con la mente fresca, para tratar de tener una buena temporada. Cuando tomé mi primer turno estaba un poquito nervioso, pero en lo que pegué ese jonrón y llegué a la goma se me fueron todos los nervios de una sola vez. Después de eso me seguí adaptando y hasta ahora gracias a Dios he estado haciendo un buen trabajo.
 
La posición que más has cubierto en tu carrera ha sido la segunda base, pero aquí te na dejado en la primera. ¿Cómo te sientes en ese puesto?
   Antes de llegar a Japón me habían dicho que podía jugar tanto primera como segunda o incluso tercera base, pero desde que llegué a los entrenamientos primaverales me pusieron a cubrir primera y como hice un buen papel ahí levantándoles piconazos y salvándoles los errores al resto de los muchachos del cuadro el manager decidió dejarme en ese puesto.
 
Por tu gran experiencia en las Grandes Ligas, es probable que tus compañeros de equipo se te acerquen a hacerte preguntas y perdirte consejos. ¿Qué te han dicho?
    Siempre se me acercan a preguntarme más que todo cómo son los equipos en Grandes Ligas, cómo es el trato a los jugadores, cómo es el ambiente en los vestuarios, cómo son los viajes y cosas por el estilo. Yo siempre trato de explicarles que a veces las cosas allá son más fáciles que aquí. Con los viajes, por ejemplo, aquí viajamos en tren el mismo día del juego, mientras que allá viajamos después del juego para pasar la noche en la otra ciudad y poder descansar mucho más. Lo bueno de aquí es que los viajes no son tan largos.
 
¿Qué tal ha sido la experiencia de jugar para los Gigantes de Yomiuri?
   La experiencia ha sido hermosa. Nunca había tenido la oportunidad de jugar en un equipo que tiene el estadio lleno en casi todos los partidos. Yo creo que para todo pelotero es una gran emoción ver el estadio lleno cuando salta al terreno a jugar. Sin duda uno se siente más animado a hacer las cosas mejor. Con respecto al país, pues es muy hermoso, muy limpio y organizado. Toda la gente aquí es bien decente y educada y uno se siente muy seguro, se puede salir a la calle a cualquier hora y estar tranquilo.
 
Una de las particularidades del béisbol japonés es que los fanáticos le escriben una canción a cada jugador y la cantan durante sus turnos al bate. ¿Te gusta la tuya? ¿Le has podido prestar atención?
   Te voy a ser sincero, no le he prestado mucha atención porque cada vez que voy a batear siempre estoy concentrado en mi turno y en el lanzador al que voy a enfrentar, pero sí he escuchado algo de la canción y es muy emocionante cuando escucho a los fanáticos cantar mi nombre, se me paran los pelos, como quien dice.
 
¿Has hablado con los otros latinos que están jugando aquí para pedirles concejos y conocer sus experiencias? ¿Qué te han dicho?
   Con la primera persona que hablé fue con Alex Ramírez, al que el equipo me ayudó a contactar por teléfono en diciembre y con el que también hablé después de que llegué a Japón. Él me explicó todo, como es la liga, como son los lanzadores, como son las ciudades, como es el país en general y todo eso lo tuve en mente y hasta los momentos me ha ayudado.
 
Una vez que has conocido esta liga, ¿cómo ves tu futuro en Japón? ¿Te gustaría continuar jugando aquí o preferirías regresar a las Grandes Ligas?
   Ahorita mi mente está aquí en Japón. Yo no voy a decir que no quiero regresar a las Grandes Ligas, pero ahora sólo estoy pendiente de jugar aquí y de terminar el año bien. Sin duda me gustaría terminar mi carrera aquí. Con el favor de Dios, yo quisiera jugar unos 5 años más y si puedo hacerlo aquí con los Gigantes y terminar mi carrera en Japón, pues mucho mejor.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado