Dom, 19 May 2024 22:32 PM

Abreu: “esta liga es de muy buena calidad”

   Tokio, Japón. Especial – Con la cordialidad y la humildad que lo caracterizan, el pelotero cubano de los Luchadores de Nippon Ham Michel Abreu habló recientemente con Béisbol Japonés.com para ponernos al día con la actualidad de su carrera en la NPB.
 
   Poco después de finalizada una práctica de su equipo en el Tokyo Dome, el poderoso toletero habló de la forma en que cumplió su sueño de venir a jugar en esta liga, de como ha comprobado la buena calidad que tiene y lo bien que lo ha recibido su equipo.
 
   Adicionalmente, nos contó lo mucho que lo inspiran los fanáticos locales, su deseo de seguir jugando en la liga hasta que su cuerpo aguante y de lo mucho que tanto a él como a su familia le gusta la vida en Japón.
 
¿Cómo surgió la oportunidad de venir a jugar en Japón?
   Desde que salí de los Estados Unidos y empecé a jugar en México siempre tuve la inquietud de jugar aquí porque había escuchado muy buenos criterios del béisbol japonés, así que me puse a buscar al agente apropiado que tuviera los contactos para traerme para acá. Como el año pasado me fue muy bien en México, mi agente me hizo un video con un resumen de mi actuación y mis números y se lo mostró a los scouts de Nippon Ham que participaron en las reuniones invernales de los equipos de Grandes Ligas. A ellos les interesó y entonces me invitaron a hacer una prueba durante los entrenamientos primaverales.
 
¿Qué pensaste cuando recibiste la invitación?
   Me sentí muy contento. Yo estaba jugando en la liga invernal de México y mi agente me llamó para decirme que me habían invitado a hacer una prueba con Nippon Ham y que decidiera si quería ir o no, porque originalmente me la iban a hacer un mes antes del inicio de los entrenamientos. Al final, no se dio la oportunidad, pero el equipo me invitó directamente a sus entrenamientos primaverales, así que yo decidí irme a Tampa para prepararme bien para la prueba y trabajar en las dificultades que tenía para llegar en las mejores condiciones posibles.
 
¿Cómo te sentiste una vez que pasate la prueba y te dieron un contrato?
   Muy contento, muy realizado porque había cumplido la meta de venir al béisbol japonés. Me gusta mucho la liga, la cultura y la organización que tienen aquí. Yo quiero ahora tener buenas temporadas y tratar de terminar mi carrera aquí porque vale mucho la pena jugar en esta liga.
 
¿Qué tal ha sido hasta ahora la experiencia de jugar en Japón?
   Muy buena. Todo es muy interesante porque aquí juegan un béisbol diferente al que jugamos nosotros, pero al final béisbol es béisbol así que simplemente he tratado de acomodarme a las reglas de ellos, a su forma de jugar y su disciplina. Nunca está demás aprender algo nuevo, de esta experiencia uno siempre saca cosas nuevas y eso es positivo. Hasta ahora estoy muy contento de estar aquí, la experiencia ha sido fantástica.
 
¿Cómo te han recibido tus compañeros de equipo y los fanáticos hasta ahora?
   Muy bien. Los primeros dos días de entrenamientos uno no sabe todavía como va, pero a partir del tercer día ellos empezaron a llamarme “Abu-chan”, que es mi sobrenombre aquí, y la química entre nosotros empezó a aparecer, de inmediato me sentí como en familia. Este equipo es muy amistoso, todos los jugadores se llevan muy bien entre sí. Aquí no existen esas grandes estrellas que vemos en otras ligas y eso es muy importante porque todo el mundo se trata por igual y por lo que me han dicho este equipo siempre se ha caracterizado por tener muy buena química entre los jugadores.
 
¿Has notado que, como es costumbre en esta liga, los fanáticos te escribieron una canción para apoyarte cada vez que vas a batear? ¿Qué te parece?
   Sí, la he escuchado, mis compañeros me han más o menos traducido lo que dice. Me hace sentir muy bien y me invita a dar lo mejor de mí todos los días, porque es un honor tener esa fanaticada apoyándolo a uno desde el primero hasta el noveno inning sin importar que uno esté bien o no. No importa que yo lleve de 3-0 o 4-0, que tenga tres ponchados o que estemos perdiendo por 9-0, ellos nunca dejan de apoyar al equipo y eso me da una gran inspiración para seguir trabajando.
 
¿Qué te parece hasta ahora la calidad de la liga?
   Muy buena. Yo sabía que esta liga era fuerte y que el béisbol japonés es muy bueno porque había estado con la selección de Cuba aquí en una oportunidad y siempre ha habido partidos amistosos entre los dos países, así que tenía una idea de que esperar. También conozco a varios jugadores que han pasado por aquí y que me han dado muy buenas referencias. Una vez que uno llega uno se da cuenta de que todo eso es verdad. Los lanzadores tienen muy buen control y hacen muy buenos lanzamientos. Ellos nunca te regalan nada, tratan siempre de buscarte la zona débil y atacan los dos lados de plato, así que hay que estar listo para enfrentarlos porque no es nada fácil. La defensa que practican aquí es muy buena también. Cubren muy bien a los jardines, saben tirar muy bien a las bases y los corredores son todos muy rápidos. Todo es casi perfecto, así que es una liga de muy buena calidad.
 
¿Cómo ves las opciones del equipo para clasificar a la postemporada? El año pasado llegó a la Serie de Japón, pero este año las cosas no han salido muy bien.
   Con respecto al año pasado no te puedo decir mucho porque no estaba aquí, pero sí te puedo decir que el entusiasmo con el que jugamos y el deseo de ganar es siempre el mismo. Estamos haciendo todo lo posible para salir de ese último lugar, entrenamos incluso en nuestros días libres, y más o menos hemos estado elevando nuestro nivel en los últimos juegos. Tenemos varios jugadores que se han lesionado, pero yo pienso que el esfuerzo se está haciendo. Desde el primer hasta el noveno inning lo estamos dando todo para ganar. Las cosas no nos están saliendo como hemos querido pero bueno, todavía quedan como 80 juegos y clasifican 3 de 6, así que todavía queda tiempo y cualquier cosa puede pasar.
 
¿Hasta cuándo piensas seguir jugando?
   El beisbolista siempre dice que jugará hasta que el cuerpo aguante. Siempre y cuando uno se sienta saludable, que es lo más importante, uno podrá seguir jugando, porque la calidad y las condiciones uno las coge entrenando y trabajando duro, pero la salud es la clave. Yo pienso que mientras tenga la salud, las condiciones y también la oportunidad de jugar yo seguiré jugando hasta que pueda.
 
¿Qué te parece hasta ahora la ciudad de Sapporo, donde juega el equipo, y Japón en general?
   Cuado llegamos, bastante fría. Menos mal que tenemos un estadio techado y el frío no nos afecta tanto, pero en general es muy bonita y muy tranquila como todas las ciudades japonesas. La gente es muy amistosa, te reconocen y te respetan mucho, te desean buena suerte. Todo es muy bonito, a mi familia le encanta, se sienten muy cómodos y seguros.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado