Vie, 27 Ene 2023 03:07 AM

Resumen de la actuación latina en la NPB en 2022

   Como es costumbre y tradición, dedicamos nuestra última columna del año a presentarles un resumen detallado de lo que hicieron todos y cada uno de los jugadores latinos que vieron acción esta temporada en la pelota profesional japonesa.

 

Raidel Martínez fue el latino del año en la NPB

 

   Un total de 37 caribeños participaron en al menos un partido en la máxima categoría del circuito este año, de los cuales 5 fueron campeones de liga con sus respectivos equipos y 3 campeones de la Serie de Japón. Adicionalmente, 4 obtuvieron premios individuales.

 

   A continuación les explicamos con detalle lo que hicieron todos ellos, comenzando por los más destacados y concluyendo con los que tuvieron una actuación más modesta. En cada caso, mencionamos también la situación contractual del pelotero en cuestión y pronosticamos su futuro en la NPB.

 

   1. Raidel Martínez. El derecho cubano de los Dragones de Chunichi fue el mejor cerrador de toda la NPB en 2022, luego de liderar la Liga Central con 39 salvados. Adicionalmente, registró una increíble efectividad de 0.97 y una marca de 4-3, con 9 Hold Points, 62 ponches y un WAR de 2.1, en 55 entradas y 2 tercios de labor. No vio acción en la postemporada, pero fue seleccionado para participar en la Serie de las Estrellas y tuvo una actuación muy consistente a lo largo de toda la temporada. Por si eso fuera poco, su aporte fue decisivo en nada menos que el 73% de las victorias de su equipo este año, por lo que resulta difícil conseguir a un pelotero que haya tenido una influencia más positiva en su equipo en 2022. Su regreso a la NPB en 2023 ya está asegurado, luego de haber firmado un contrato de 3 campañas y 2,3 millones de dólares anuales a finales de 2021.

 

   2. José Osuna. El inicialista venezolano de las Golondrinas de Yakult completó una temporada 2022 para el recuerdo, luego de liderar a todos los latinos con 74 empujadas, conectar 20 cuadrangulares y batear para .272 en 138 encuentros. No sólo fue campeón de liga con su equipo, sino que además fue nombrado Jugador Más Valioso del playoff de la Liga Central y clasificó a la Serie de Japón, donde también hubiese sido el más valioso de no ser porque su club cayó derrotado en 7 juegos. No obstante, su gran campaña fue reconocida a finales de año, cuando fue seleccionado al Equipo Ideal del circuito en la primera base. Su regreso a la NPB en 2023 ya está asegurado también, debido a que firmó un contrato de 3 temporadas y 1,4 millones de dólares anuales con Yakult a finales de 2021.

 

   3. Yariel Rodríguez. El derecho cubano de los Dragones de Chunichi tuvo en 2022 una actuación muy similar a la de su compatriota y compañero de equipo Raidel Martínez, pero en el rol de relevista intermedio. Lideró la Liga Central con 45 Hold Points y dejó una marca de 6-2, con 60 ponches, una efectividad de 1.15 y un WAR de 2.1 en 54 episodios y 2 tercios de labor, además de mostrar una consistencia envidiable sobre el montículo de principio a fin. No vio acción en la postemporada, pero su aporte fue crucial en el 68% de las victorias de su equipo este año. Los términos de su contrato para la temporada 2023 no han sido revelados hasta ahora, pero es un hecho que regresará al club ya que la gerencia incluyó su nombre en su lista de jugadores reservados.

 

   4. Dayán Viciedo. El inicialista cubano de los Dragones de Chunichi completó otra sólida campaña con ese club en 2022. Lideró a todos los latinos en promedio ofensivo (.294), hits (142), dobles (27), porcentaje de embasado (.355) y WAR (3.9), además de conectar 14 jonrones y remolcar 63 carreras. No logró clasificar a la postemporada, pero fue nombrado Jugador Más Valioso del mes de septiembre en la Liga Central y participó en la Serie de las Estrellas. Los detalles de su actual contrato no están confirmados, pero se dio a conocer que firmó otro pacto de 3 campañas con el equipo a finales de 2021, por lo que en 2023 estará de regreso para cumplir el segundo año del mismo.

 

Moinelo completó su mejor temporada hasta ahora en la NPB

 

   5. Liván Moinelo. El zurdo cubano de los Halcones de SoftBank completó en 2022 la que ha sido hasta ahora su mejor temporada en la NPB. No sólo estableció marcas personales en ponches (87), efectividad (1.03) y promedio de ponches por cada 9 entradas (14.87), sino que además quedó quinto en salvados en la Liga del Pacífico con 24 y también sumó 9 Hold Points. Adicionalmente, participó en la Serie de las Estrellas y en el playoff de su circuito. Su regreso al equipo en 2023 ya está asegurado, luego de firmar un nuevo contrato de 3 campañas a principios de este año.

 

   6. Edwin Escobar. El zurdo venezolano de las Estrellas de DeNA alcanzó en 2022, por segunda vez en su carrera japonesa, las 70 apariciones desde el bullpen y además registró una sólida efectividad de 2.42 y 51 ponches. Quedó cuarto en Hold Points en la Liga Central con 38 y su aporte fue clave para que su equipo terminara segundo en la tabla de clasificación y avanzara a la postemporada. En 2023, cumplirá el segundo y último año de su actual contrato con el club, que le está pagando un salario de 1,75 millones de dólares por campaña.

 

   7. Neftalí Soto. El inicialista puertorriqueño de las Estrellas de DeNA se perdió más de un mes del calendario por lesión, pero a pesar de ello registró buenos números al sumar 17 vuelacercas, 49 remolques y un promedio de .266 en 368 turnos legales. Adicionalmente, brilló a la defensiva en su primera temporada completa como titular en la primera base. En 2023, cumplirá el tercer y último año de su actual contrato, que le está pagando un salario de 2,4 millones de dólares anuales, más incentivos.

 

   8. Domingo Santana. El jardinero dominicano de las Golondrinas de Yakult se perdió más de 3 meses de campaña debido a una lesión en su rodilla, pero cuando regresó a la acción lo hizo con la misma productividad de siempre. En apenas 60 juegos disputados disparó 15 cuadrangulares, remolcó 35 carreras y registró un promedio de .275. Adicionalmente, fue campeón de liga con su equipo y clasificó a la Serie de Japón por segundo año consecutivo. Su regreso al club en 2023 ya está asegurado, luego de que firmara un nuevo contrato de un año y 1,8 millones de dólares a finales de octubre. El acuerdo incluye una opción para una segunda campaña.

 

   9. Christopher Mercedes. El zurdo dominicano de los Gigantes de Yomiuri fue el mejor abridor latino de la temporada 2022, luego de registrar una marca de 5-7, con 74 ponches y una efectividad de 3.18 en 20 aperturas. No obstante, la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre, a pesar de haber sido uno de los miembros más consistentes de su rotación desde que debutó en la liga en 2018. Afortunadamente para él, los Marinos de Lotte no perdieron tiempo en firmarlo, por lo que lo veremos de regreso en la NPB en 2023.

 

Romero tuvo una campaña exitoso con Lotte en 2022

 

   10. Enny Romero. El zurdo dominicano de los Marinos de Lotte tuvo una sólida actuación como abridor en 2022, luego de dejar un récord de 8-9, con 77 ponches y una efectividad de 3.36 en 20 aperturas, 12 de las cuales fueron de calidad. Sin embargo, el club decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre y su futuro en la NPB es incierto en estos momentos. Con 3 campañas de experiencia y probados resultados en el circuito, no debería ser difícil para él conseguir un nuevo contrato, ya sea con Lotte o con cualquier otro equipo, pero también es posible que su carrera en Japón haya llegado a su fin. No sería la primera vez que un pelotero con buenos números se vaya de la liga por la puerta de atrás.

 

   11. Gregory Polanco. El jardinero dominicano de los Gigantes de Yomiuri tuvo un debut promisorio en la NPB este año al liderar a todos los latinos con 24 jonrones y remolcar 58 carreras. No obstante, su modesto promedio de .240 y sus carencias defensivas convencieron a la gerencia de dejarlo en libertad a principios de diciembre. Sus números son lo suficientemente buenos como para ganarle una segunda oportunidad en el circuito, pero ningún equipo se ha mostrado interesado en él hasta ahora. También existe la posibilidad de que haya salido de Yomiuri debido a una posible oferta para regresar a las Grandes Ligas. Tendremos que esperar para conocer su futuro.

 

   12. Alfredo Despaigne. El toletero cubano de los Halcones de SoftBank se vio afectado otra vez por las lesiones, pero en los 89 partidos en los que vio acción demostró que todavía le queda gasolina en el tanque al batear para .269, con 14 vuelacercas y 40 empujadas. Clasificó incluso a la postemporada de la Liga del Pacífico con su equipo y hasta conectó un jonrón en esa instancia, pero a pesar de ello la gerencia lo dejó en libertad a principios de diciembre y todo parece indicar que no lo volverá a renovar. Si este es, finalmente, el adiós del bateador santiaguero de la NPB, tendrá la satisfacción de saber que se despide como uno de los peloteros cubanos más exitosos en la historia de la liga, luego de haber acumulado 184 vuelacercas y 545 remolques a lo largo de 9 campañas.

 

   13. Roberto Osuna. El derecho mexicano de los Marinos de Lotte fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de junio y su debut en el circuito nipón no ha podido ser más exitoso. En los 29 partidos en los que vio acción, dejó una marca de 4-1, con 10 salvados, 13 Hold Points, 32 ponches y una efectividad de 0.91 que le permitió ganarse el rol de cerrador titular hacia la parte final de la campaña. La gerencia quedó tan satisfecha con su actuación que estuvo muy cerca de renovarlo, pero antes de que pudiera hacerlo llegaron los Halcones de SoftBank para convencerlo de cambiar de aires. Su nuevo contrato para 2023 le pagará las astronómica suma de 5 millones de dólares.

 

   14. Tayron Guerrero. El derecho colombiano de los Marinos de Lotte tuvo un auspicioso debut en la NPB este año al sumar 27 Hold Points y registrar una efectividad de 3.52 y 63 ponches en 49 apariciones desde el bullpen. Esos números han debido ganarle la renovación de su contrato con el club para el año que viene, pero la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre. Al momento de escribir estas líneas, se desconoce si regresará a Japón en el futuro.

 

Las lesiones afectaron mucho el rendimiento de Gracial este año

 

   15. Yurisbel Gracial. El jardinero cubano de los Halcones de Softbank se perdió más de 40 juegos por lesión esta temporada y eso afectó su producción ofensiva, que se vio reducida a 7 jonrones y 30 empujadas. A pesar de haber sido seleccionado a la Serie de las Estrellas en julio, el bajón ofensivo que experimentó en la segunda mitad de la campaña parece haber convencido a la gerencia de no renovar su contrato para el futuro. Con 37 años a sus espaldas, lo más probable es que le haya llegado el momento de despedirse de la NPB, pero eso no quiere decir que haya hecho un mal trabajo. Todo lo contrario, está dejando atrás 5 exitosas temporadas con el club que lo vieron ganar 3 Series de Japón y un galardón al Jugador Más Valioso de la Serie de Japón.

 

   16. Arismendy Alcántara. El camarero dominicano de los Luchadores de Nippon Ham tuvo un exitoso debut en la NPB este año al disparar 14 cuadrangulares y remolcar 28 carreras en 263 turnos legales. Sin embargo, su bajo promedio de .209 y una lesión le impidieron ganarse la titularidad con el equipo. A pesar de ello, la gerencia decidió renovar su contrato, por lo que lo veremos regresar al equipo en 2023.

 

   17. Bryan Rodríguez. El derecho dominicano de los Luchadores de Nippon Ham se perdió la mayor parte de la temporada por lesión, pero cuando pudo subirse al montículo mostró la misma eficacia de siempre. En 22 apariciones desde el bullpen, sumó 11 Hold Points y registró una efectividad de 2.20. El club ya renovó su contrato para el año que viene, por lo que lo veremos disputar su sexta campaña en la NPB en 2023.

 

   18. Rubby de la Rosa. El derecho dominicano de los Gigantes de Yomiuri volvió a verse afectado por las lesiones este año, pero cuando pudo lanzar lo hizo con éxito. En 30 salidas, dejó una efectividad de 2.30, con 11 Hold Points, un salvado y 24 ponches. Sin embargo, la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre y parece difícil que regrese a la NPB en el futuro, ya que hasta ahora ningún otro equipo ha mostrado interés por él.

 

   19. Ariel Martínez. El jardinero cubano de los Dragones de Chunichi completó este año su mejor temporada hasta ahora en la NPB, luego de batear para .276, con 8 jonrones y 24 remolques en 254 turnos legales. Sin embargo, a finales de año le pidió al equipo que lo dejara en libertad para tratar de buscar oportunidades con otros conjuntos que le permitan jugar todos los días. Afortunadamente para él, los Luchadores de Nippon Ham aceptaron el reto y lo firmaron para la campaña 2023, por lo que lo veremos regresar a Japón el año que viene.

 

Rojas Jr no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él

 

   20. Mel Rojas Jr. El jardinero dominicano de los Tigres de Hanshin no pudo cumplir, por segundo año consecutivo, con las expectativas que se tenían de él. Después de destrozar la pelota durante 4 campañas en la liga surcoreana, se esperaba que trasladara al menos parte de ese éxito a Japón cuando llegó a la NPB en 2021, pero lamentablemente ese no fue el caso. En esa ocasión, dejó un promedio de .217, con 8 vuelacercas y 21 remolques en 60 juegos, que fue prácticamente lo mismo que hizo este año (.224, 9, 27 y 89, respectivamente). Por esa razón y por el elevado costo de su contrato (2,5 millones de dólares anuales), la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de este mes. Parece difícil que regrese a Japón en el futuro.

 

   21. José Marmolejos. El jardinero dominicano de las Águilas de Rakuten tuvo un debut auspicioso en la NPB este año al sumar 6 jonrones y 26 empujadas en los primeros dos meses y medio del calendario. No obstante, una lesión lo obligó a perderse casi el resto de la temporada y al final la gerencia decidió dejarlo en libertad. Parece difícil que pueda regresar a la NPB en el futuro.

 

   22. Leonys Martín. El jardinero cubano de los Marinos de Lotte tuvo su peor temporada desde que llegó a Japón en 2019, luego de disparar apenas 9 vuelacercas y sumar 25 remolques en 68 partidos. Peor aún, abandonó abruptamente a su equipo a finales de agosto alegando razones familiares, viajó de inmediato a los Estados Unidos y estando allá se despidió de todos, dando a entender que no volvería a regresar. El club no realizó ningún tipo de declaración en ese momento, pero a principios de diciembre lo dejó oficialmente en libertad, por lo que ya es un hecho que no regresará a la NPB en el futuro. Luego de ser el mejor bateador latino del año en 2020 y 2021 y perderse a última hora el título de liga con Lotte en ambas ocasiones, lamentamos que su despedida se haya producido de una manera tan triste. Su carrera en Japón tenía el potencial de ser mucho más larga y exitosa de lo que fue.

 

   23. Raúl Alcántara. El lanzador dominicano de los Tigres de Hanshin tuvo cierto éxito como relevista este año, luego de sumar 18 Hold Points y un salvado en 39 apariciones desde el bullpen. Sin embargo, su elevada efectividad de 4.70, sumada al hecho de que nunca cumplió con las expectativas que se tenían de él después de haber sido el lanzador del año en la liga surcoreana en 2020, convencieron a la gerencia de dejarlo en libertad a principios de diciembre. Hace poco firmó un contrato para regresar a ese circuito en 2023, por lo que es un hecho que no lo veremos de vuelta en la NPB.

 

   24. Fernando Romero. El derecho dominicano de las Estrellas de DeNA no pudo repetir este año el éxito que consiguió en su debut en 2021, a pesar de que terminó realizando más aperturas que en aquella ocasión. Su marca final de 6-8 no fue tan mala, pero el hecho de que su efectividad ascendió de 3.01 a 4.87 convenció a la gerencia de dejarlo en libertad a principios de diciembre. Hasta el momento, ningún otro equipo de la NPB ha mostrado interés en él, por lo que parece muy difícil que regrese a la liga en el futuro.

 

Hechavarría decepcionó desde el punto de vista ofensivo

 

   25. Adeiny Hechavarría. El campocorto cubano de los Marinos de Lotte volvió a lucir su sólida defensa sobre el terreno este año, pero tal como ocurrió durante su debut en Japón en 2021 su ofensiva dejó mucho que desear. En 243 turnos al bate, registró un promedio de .222, con 2 vuelacercas y 20 remolques. Por esa razón, el equipo decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre. Parece muy difícil que logre regresar a la NPB en el futuro.

 

   26. Robert Corniel. El derecho dominicano de los Carpas de Hiroshima tuvo un accidentado inicio de temporada este año, luego de permitir 4 carreras en sus dos primeras apariciones desde el bullpen. Afortunadamente para él, logró recuperarse en la parte final del calendario, cuando acumuló 10 salidas más que le permitieron bajar su efectividad a 3.52. El club lo incluyó en su lista de jugadores reservados a principios de diciembre, por lo que sin duda lo mantiene en sus planes para el futuro.

 

   27. Jefry Marte. El inicialista dominicano de los Tigres de Hanshin se perdió la mayor parte de la temporada 2022 por lesión, por lo que sus números finales fueron desalentadores: bateó para .256, con un jonrón y 11 empujadas en 33 juegos. En 2020, arrojó resultados similares por la misma razón y a pesar de ello fue renovado para 2021, pero lamentablemente ese no fue el caso en esa ocasión. El club lo dejó en libertad a principios de diciembre, por lo que parece muy difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   28. Renato Núñez. El infielder venezolano de los Luchadores de Nippon Ham no logró adaptarse al estilo de juego del béisbol japonés en el que fue su debut en la liga. Apenas vio acción en 63 partidos, en los que registró un promedio de .174, con 4 cuadrangulares y 12 remolques. Por esa razón, la gerencia lo dejó en libertad a principios de diciembre. Parece poco probable que lo veamos de vuelta en la NPB en el futuro.

 

   29. Freddy Galvis. El infielder venezolano de los Halcones de SoftBank tuvo un debut de ensueño en la NPB este año al conectar un jonrón con las bases llenas en el juego inaugural de la campaña que le permitió a su equipo remontar una desventaja de 3-0 y ganar el partido. Lamentablemente para él, esa hazaña terminó siendo una ilusión. El ex grandeliga criollo no supo adaptarse bien al estilo de juego nipón y cerró la campaña con apenas 2 vuelacercas y 11 empujadas en 38 partidos. Su regreso al equipo en 2023 ya está asegurado porque firmó originalmente un contrato de 2 años, pero no existen garantías de que su rendimiento vaya a mejorar en esa ocasión.

 

Rodríguez apenas disputó 22 juegos este año

 

   30. Aderlin Rodríguez. El infielder dominicano de los Tigres de Hanshin fue firmado como un refuerzo de emergencia a finales de julio y tuvo éxito en su primera semana sobre el terreno, luego de conectar un jonrón y remolcar 6 carreras. Sin embargo, su producción ofensiva bajó drásticamente después de eso, tal como ocurrió durante su debut en la NPB en la temporada 2020 con los Búfalos de Orix. En total, sólo pudo ver acción en 22 encuentros en 2022, en los que bateó para .154, con 2 vuelacercas y 9 empujadas. Por esa razón, la gerencia lo dejó en libertad a principios de diciembre. Parece muy difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   31. Breyvic Valera. El infielder venezolano de los Búfalos de Orix decepcionó en su debut en Japón en 2022, luego de batear para .205, con un cuadrangular y 6 remolques. Su equipo fue campeón de liga y de la Serie de Japón, pero el criollo no contribuyó en lo absoluto a ninguno de esos éxitos. La gerencia lo dejó en libertad a principios de diciembre. Parece poco probable que regrese a la NPB en el futuro.

 

   32. Pedro Revilla. El jardinero cubano de los Dragones de Chunichi tuvo un debut muy promisorio en la NPB este año, al irse de 4-2, con un jonrón y 2 empujadas, en su primer juego en la máxima categoría del circuito. No obstante, cerró la campaña con un modesto promedio de .203 y apenas 3 empujadas en 21 juegos. La gerencia lo dejó en libertad a principios de diciembre, pero eso no quiere decir que no tenga planes para él en el futuro. Lo más probable es que lo vuelva a firmar, pero con un contrato de liga menor ya que considera que todavía no está listo para jugar a tiempo completo en el primer nivel del circuito.

 

   33. Rangel Ravelo. El jardinero cubano de los Búfalos de Orix no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él para este año, luego de registrar un minúsculo promedio de .138, un jonrón y 2 empujadas en apenas 24 partidos. Su equipo fue campeón de liga y de la Serie de Japón, pero su aporte a esos dos éxitos fue inexistente. La gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre. Parece muy difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   34. Yohan Tavarez. El derecho dominicano de los Dragones de Chunichi fue promovido al primer equipo de la organización en julio de este año y a pesar de que no permitió carreras en su primera aparición desde el bullpen, sí lo hizo en sus 2 salidas siguientes. Con una efectividad final de 6.00, la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre. Su futuro no está claro. Por un lado, existe la posibilidad de que el club le ofrezca un contrato de liga menor, pero también es probable que no regrese a Japón en el futuro.

 

Vargas no contribuyó al éxito de su equipo este año

 

   35. César Vargas. El derecho mexicano de los Búfalos de Orix apenas tuvo la oportunidad de ver acción este año, luego de sumar 2 Hold Points y registrar una efectividad de 6.59 en 8 apariciones desde el bullpen. Su equipo fue campeón de liga y de la Serie de Japón, pero su aporte para esos dos éxitos fue nulo, razón por la cual fue dejado en libertad a principios de diciembre. En principio, parece difícil que regrese a la NPB en el futuro, pero sus comentarios en las redes sociales parecen indicar que sí tiene planes de volver en 2023.

 

   36. Gerónimo Franzua. El zurdo dominicano de los Carpas de Hiroshima volvió a perderse casi toda la temporada por lesión. En apenas 3 salidas desde el bullpen, dejó una efectividad de 8.10, razón por la cual fue dejado en libertad a principios de diciembre. Su increíble éxito como relevista intermedio y cerrador entre 2018 y 2020 le amerita una nueva oportunidad en la NPB, pero si su condición física no está al 100 por ciento parece difícil que vuelva a lanzar en la liga en 2023. No obstante, podría regresar más adelante si la situación mejora.

 

   37. Guillermo García. El jardinero cubano de los Dragones de Chunichi fue promovido al primer equipo de la organización a finales de julio, pero al final sólo pudo ver acción en 2 juegos, en los que bateó para .111 sin jonrones ni empujadas. La gerencia lo dejó en libertad a principios de diciembre, pero tal como ocurre con su compatriota y compañero de equipo Pedro Revilla, es posible que le ofrezca un contrato de liga menor para la temporada 2023 debido a que considera que todavía no está listo para jugar en la máxima categoría del circuito.

 

Compartir