Vie, 27 Ene 2023 11:58 AM

¿Ingresará Alex Ramírez al Salón de la Fama en 2023?

   El venezolano Alex Ramírez, el jugador latino más exitoso en la historia del béisbol japonés hasta ahora, no fue seleccionado para ingresar al Salón de la Fama de la NPB en sus primeros cuatro años de presencia en la boleta, pero es muy posible que eso cambie en esta ocasión.

 

Ramírez ha sido hasta ahora el latino más exitoso que ha pasado por la NPB

 

   El jardinero criollo debutó en la misma con un contundente 40% de los votos a finales de 2018 y ascendió al 65% en 2019 y 2020, sólo para retroceder al 58% el año pasado. Tal como ocurre en las Grandes Ligas, en la NPB los candidatos necesitan acumular al menos el 75% de las boletas para poder ser exaltados.

 

   En 2018, Ramírez quedó quinto entre todos los candidatos disponibles, de los cuales sólo uno reunió el porcentaje necesario para ser inmortalizado: Kazuyoshi Tatsunami, uno de los mejores bateadores en la historia de los Dragones de Chunichi y actual manager de ese equipo.

 

   En 2019, quedó segundo en un año en el que ningún candidato reunió los votos suficientes para ser admitido, y en 2020 quedó tercero, en otra edición en la cual ninguno de los peloteros evaluados logró ganarse la inmortalidad.

 

   Parte del problema en esas dos oportunidades fue la sobresaturación de la boleta con candidatos de gran calidad que se anularon los unos a los otros a la hora de repartirse los votos, lo que al final impidió que cualquiera de ellos fuera elegido.

 

   Sin embargo, eso cambió el año pasado cuando los cronistas japoneses llegaron a un consenso con respecto al ex grandeliga Shingo Takatsu, actual manager de las Golondrinas de Yakult, y el inmortal lanzador de Chunichi Masahiro Yamamoto, quienes fueron ambos exaltados.

 

   Ramírez quedó tercero en esa votación con el 58% de los votos, pero si tomamos en cuenta que los únicos dos candidatos que lo superaron lograron ingresar al panteón de los inmortales, eso le deja las puertas abiertas para ser admitido en la votación que se está llevando a cabo actualmente.

 

   En 2019, sólo fue superado por Takatsu, y en 2020 y 2021, sólo por Takatsu y Yamamoto, por lo que ahora que ninguno de los dos está en la boleta es muy posible que se hayan acabado las excusas para negarle su exaltación.

 

Iguchi está debutando en la boleta este año

 

   La boleta actual incluye 4 debutantes, 2 de los cuales son de renombre: el ex grandeliga Tadahito Iguchi, quien desarrolló carreras exitosas tanto en Japón como en la MLB, y Shuichi Murata, quien fuera el cuarto bate del Japón en el Clásico Mundial de 2009.

 

   No obstante, ninguno de los dos supera a Ramírez en títulos individuales o números ofensivos generales en sus carreras, por lo que es probable que su inclusión en la boleta no distraiga demasiado a los votantes a la hora de evaluar la carrera del caribeño.

 

   Eso quiere decir que con un poco de suerte tendremos el enorme placer de celebrar su exaltación al Salón de la Fama nipón a mediados de enero de 2023, que es tradicionalmente el momento en el que se anuncian los resultados de la votación.

 

   Sus números no dejan lugar a discusión. En las 13 campañas que disputó en la NPB, ganó 4 títulos de carreras empujadas, 2 de jonrones y uno de bateo, además de ser seleccionado al Equipo Ideal de su circuito en 4 ocasiones y ser nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Central en 2 oportunidades.

 

   Por si eso fuera poco, es el único jugador en la historia del béisbol japonés en sumar 8 temporadas consecutivas con 100 o más empujadas, el único extranjero en llegar a los 2.000 hits de por vida en el circuito y el único foráneo en ser admitido al llamado Meikyukai, o Club de los Jugadores Extraordinarios.

 

   Sus 380 jonrones de por vida constituyen el vigésimo cuarto total más alto en la historia de la NPB, sus 1.272 empujadas lo colocan en el puesto 21 de todos los tiempos y su promedio de por vida de .301 es el vigésimo cuarto mejor del que se tiene registro.

 

   Por si eso fuera poco, sus 9 galardones al Jugador Más Valioso del mes lo colocan en el segundo lugar de esa categoría y su racha de 985 juegos disputados de manera consecutiva es la octava más larga que se ha visto hasta ahora en el circuito nipón.

 

   Hay que tomar en cuenta, por supuesto, que sus buenos números, por sí solos, no le garantizan la entrada al panteón de los inmortales. El comportamiento ejemplar y la popularidad con los fanáticos y periodistas también influyen mucho en cualquier candidatura.

 

La falta de disciplina ha afectado mucho la candidatura de Rhodes

 

   El estadounidense Karl “Tuffy” Rhodes, quien todavía está en la boleta, puede dar fe de ello. Además de ganar 4 títulos de jonrones, 3 de empujadas y 2 de anotadas en 13 campañas, también disparó 464 cuadrangulares, lo que representa el décimo tercer total más alto en la historia de la NPB.

 

   Sin embargo, su conflictiva personalidad lo llevó a ser expulsado en 14 ocasiones, lo que representa un récord para el circuito nipón, y por si eso fuera poco, una vez insultó en público a los Gigantes de Yomiuri, lo que disminuyó mucho el respeto de fanáticos y periodistas hacia él.

 

   Como consecuencia, ya ha pasado 9 años en la boleta de elegibilidad sin haber llegado nunca al 40% de los votos, por lo que sus probabilidades de ser exaltado en el futuro son casi inexistentes.

 

   En ese sentido, Ramírez siempre tuvo un comportamiento ejemplar con los fanáticos y los periodistas y no sólo es altamente respetado por sus colegas, sino que además es una celebridad en Japón gracias a sus obras de caridad y sus constantes apariciones en programas televisivos.

 

   Su admisión al llamado Meikyukai, o Club de los Jugadores Extraordinarios, ya es un indicativo de lo mucho que lo admiran y respetan en el mundo del béisbol japonés y esa imagen sin duda lo ha ayudado a mantener su candidatura tan fuerte durante los últimos 4 años.

 

   El Meikyukai reúne a todos aquellos jugadores que han llegado a los 2.000 hits de por vida, las 200 victorias o los 250 salvados en la NPB y sólo se puede acceder al mismo por invitación de los miembros actuales, por lo que si no se tiene el respeto de los mismos es imposible ingresar a él.

 

   Afortunadamente, el venezolano no tuvo ningún problema al respecto. Poco después de llegar a los 2.000 hits de por vida en abril de 2013, fue invitado a unirse al club, donde se convirtió en el primer miembro extranjero del mismo.

 

   Cada año, sus integrantes se reúnen para disputar torneos de golf y realizar otras actividades similares con fines de caridad y Ramírez está siempre presente, como también lo hace cada vez que lo invitan a disputar juegos de veteranos.

 

Yonamine es el único importado que ha sido exaltado hasta ahora

 

   Sólo un jugador importado ha logrado ser elegido hasta ahora al Salón de la Fama del béisbol japonés: el hawaiano Wally Yonamine, quien fue el primer extranjero en jugar en la NPB después de finalizada la segunda guerra mundial.

 

   Otros foráneos, como el ruso Víctor Starffin, y el legendario Sadaharu Oh, que tiene nacionalidad taiwanesa, ya han sido admitidos en el pasado, pero ninguno de ellos lo ha sido en condición de pelotero importado.

 

   En esos dos casos, así como ha ocurrido con los otros extranjeros que han sido exaltados hasta ahora, los jugadores en cuestión crecieron y se desarrollaron en Japón e ingresaron a la liga a través del draft de la misma y no como refuerzos internacionales.

 

   Ramírez, por lo tanto, se convertirá en apenas el segundo importado en ser admitido y en el primero de origen latino, lo que sin duda celebraremos por todo lo alto cuando suceda.

 

   Son muchos los peloteros foráneos de alto calibre que han pasado por la NPB y han dejado una huella indeleble en el circuito, pero muy pocos los que han logrado mantenerse activos por suficiente tiempo como para convertirse en candidatos a ser inmortalizados.

 

   Ramírez tiene todo lo que necesita para ser exaltado, por lo que lo único que nos falta por saber es la fecha en la que tendremos el placer de celebrarlo.

 

Compartir