Jue, 08 Dic 2022 04:50 AM

El 2do lugar de Otani en el JMV de la Liga Americana

   Como muchos esperaban, Aaron Judge fue nombrado esta semana como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana luego de completar una extraordinaria campaña 2022 desde el punto de vista ofensivo, que incluyó un nuevo récord de cuadrangulares para ese circuito.

 

Otani tuvo una mejor campaña en 2022 que en 2021

 

   El poderoso jardinero de los Yanquis de Nueva York recibió 28 primeros votos para superar claramente al fenómeno japonés de los Angelinos de Los Ángeles Shohei Otani, quien quedó en el segundo lugar con 2 primeros votos y el resto de los votos secundarios.

 

   No resulta una sorpresa que ese haya sido el resultado, ya que la campaña mediática a favor de la candidatura de Judge, que estuvo al borde del amedrentamiento, fue muy intensa, especialmente por parte de los medios neoyorquinos.

 

   Estamos en desacuerdo con el mismo, por su puesto. Desde nuestro punto de vista, Otani fue más valioso que Judge a lo largo de esta temporada y merecía más ganar el galardón, pero al mismo tiempo entendemos la razón por la cual la mayoría de los votantes prefirió a Judge y respetamos su decisión.

 

   El resultado no nos molesta, pero lo que sí nos enfurece es la manera tan arrogante en la que algunos medios se han dedicado a atacar a los dos periodistas que decidieron darle su primer voto a Otani: Sam Blum de The Athletic y Greg Beacham de la agencia AP.

 

   Como ambos están radicados en Los Ángeles, los dos fueron acusados de estar parcializados por Otani y su equipo y de no tener argumentos válidos para haberle dado su voto. Tal fue la presión, que Blum tuvo que publicar un artículo explicando su razonamiento para haber votado por el japonés.

 

   Siempre nos hemos preguntado de dónde sale este tipo de facismo mediático, que tiene cero tolerancia con los reporteros que piensan de manera distinta y que hasta los amedrenta para tratar de callar sus voces en el discurso público.

 

   Entendemos que la mayoría de ellos piense que Judge fue más valioso esta temporada, pero no las frecuentes acusaciones de que todo el que haya votado por Otani tiene que haberlo hecho por el simple hecho de estar parcializado y no porque haya tenido buenos argumentos para opinar de esa manera.

 

   A lo largo del año explicamos en esta columna y en nuestro podcast que Otani nos parece el más valioso porque realizó el trabajo de dos jugadores distintos, pero sólo ocupó un puesto en el roster y sólo cobró un salario, que por cierto fue mucho menor al de Judge.

 

Otani calificó a los títulos de bateo y pitcheo en 2022

 

   Adicionalmente, Otani se convirtió en el primer jugador en la historia en calificar a los títulos de bateo y pitcheo en una misma temporada, y no se trata simplemente de que haya reunido los requisitos mínimos en ambas categorías, sino que además tuvo un rendimiento élite en los dos roles.

 

   Mientras que Judge acumuló números impresionantes que teníamos tiempo sin ver, Otani realizó algo sin precedentes y demostró que es posible hacer cosas sobre el terreno de juego que jamás pensamos que eran posibles.

 

   Entendemos y respetamos que otras personas no estén de acuerdo con nuestro razonamiento, pero acusarnos a todos los que admiramos y respaldamos la candidatura de Otani de no tener argumentos válidos para hacerlo es una estupidez.

 

   El punto más positivo de esta discusión es que, a la hora de la verdad, el logro de Otani está muy por encima de cualquier trofeo o debate público. Su nombre seguirá siendo recordado por años y hasta décadas después de terminada su carrera y ese es el mejor legado que puede dejar un pelotero.

 

   ¿Cuántos recuerdan con claridad, por citar un ejemplo, la carrera de Reggie Jackson? El llamado “Mr. Octubre” completó una exitosa carrera de 21 años en la MLB, fue una súper estrella durante su paso por los Yanquis y fue elegido al Salón de la Fama en 1993, pero su nombre rara vez se menciona.

 

   Cuando se habla de los mejores jugadores de todos los tiempos siempre se menciona a Babe Ruth, Lou Gehrig, Joe Di Maggio, Ted Williams, Willie Mays, Hank Aaron, Roberto Clemente y Mickey Mantle, pero pocos rara vez incluyen en esa lista a Jackson.

 

   Lo mismo ocurre con Cecil Fielder, quien conectó 51 jonrones en 1990 con los Tigres de Detroit en una época en la que superar la barrera de los 50 estacazos era casi sobrehumano. Sin embargo, no ganó el premio al Jugador Más Valioso ese año y su nombre es rara vez recordado.

 

   Es por eso que el caso de Otani resulta tan especial. Es muy probable que a lo largo de su carrera siga siendo ignorado a la hora de recibir galardones, pero estamos totalmente seguros que con el pasar de los años su nombre siempre será recordado a la hora de hablar de los mejores peloteros de la historia.

 

Stanley Kubrick nunca recibió un Óscar como director

 

   Stanley Kubrick, por ejemplo, es para muchos el mejor director de cine de la historia, pero sólo recibió un premio Óscar en toda su carrera, y no en el departamento de dirección sino de efectos especiales. Varias de sus películas no fueron bien recibidas en su momento, pero hoy día son joyas cinematográficas.

 

   Lo mismo puede decirse de Alfred Hitchcock, quien nunca ganó un Óscar en su carrera pero todavía se mantiene como uno de los directores más influyentes de la historia. Tal como en el caso de Kubrick, muchas de sus películas no fueron bien recibidas o entendidas al principio, pero hoy día son inmortales.

 

   Está claro que la grandeza de Otani no está siendo totalmente entendida o apreciada en este momento, pero no dudamos que con el pasar de los años será analizada y reconocida como una de las mayores hazañas deportivas de la historia, y no sólo del béisbol sino del deporte en general.

 

   Es probable que su humildad y su bajo perfil estén jugando un papel importante en lo que está ocurriendo en este momento, pero no podríamos estar más satisfechos y orgullosos de la manera tan tranquila y cordial con la que se desenvuelve en el mundo de las Grandes Ligas.

 

   Mientras varias estrellas de las mayores pelean constantemente con la prensa, se hacen víctimas de supuestas campañas en su contra y miden su éxito en términos del dinero que ganan y el número de comerciales en los que aparecen, Otani se mantiene sereno y actúa con la misma cordura de siempre.

 

   Esta semana, cuando los periodistas de la cadena MLB Network la preguntaron si estaba pendiente de lo que hacía Judge porque estaba compitiendo con él para el Jugador Más Valioso, su repuesta fue que sí estuvo pendiente de lo que hizo Judge, pero como un simple fanático, no como un competidor.

 

   Su enfoque fue más el de un fanático que disfruta de la grandeza y los logros de un gran jugador, que el de un rival celoso que no quiere ver al otro candidato ganar un premio. Estos son los detalles que nos hacen admirar aún más los logros del japonés.

 

Otani jugará con Japón en el Clásico Mundial 2023

 

   Adicionalmente, Otani anunció esta semana que jugará con Japón en el próximo Clásico Mundial de Béisbol, que es una cita que por lo general es ignorada por las mayores estrellas estadounidenses de las Grandes Ligas.

 

   Su compromiso a competir en un evento tan importante para su país, a pesar del riesgo de lesión que el mismo representa, especialmente en el último año de su actual contrato con los Angelinos, representa sin duda una gran inspiración para los fanáticos del béisbol en general.

 

   Insistimos, no importa que no haya ganado el JMV este año. Su grandeza va más allá de un simple trofeo y será reconocida y recordada por muchos años después de su retiro como jugador activo. Eso tiene mucho más mérito que haber ganado un trofeo en una temporada particular.

 

   Hagamos un ejercicio mental. ¿Qué les parece más valioso, completar una exitosa carrera de 20 años en la MLB como lanzador o una carrera promedio de 7 años que incluye un juego perfecto? En nuestra opinión, la primera opción es mucho mejor que la segunda.

 

   Otra manera de ver el caso es, como lo propuso un fanático en Twitter recientemente, hacer una encuesta entre los 30 gerentes generales de la Gran Carpa y preguntarles con quién se quedarían entre Judge y Otani. No sabemos qué harían ustedes, pero nosotros elegiríamos a Otani.

 

Compartir