Jue, 08 Dic 2022 04:37 AM

La increíble remontada de Orix en la Serie de Japón

   Los Búfalos de Orix completaron ayer en el Estadio Meiji Jingu de Tokio una de las remontadas más memorables que se han visto hasta ahora en la Serie de Japón, luego de ganar su cuarto partido consecutivo tras sumar 2 derrotas y un empate en sus 3 primeros encuentros.

 

Orix celebra su 1er título de la Serie de Japón en 26 años

 

   No es que su triunfo en la final haya sido una sorpresa, ya que en el papel eran los favoritos para quedarse con el título debido a un cuerpo de pitcheo que lucía muy superior. Sin embargo, después de no haber ganado ninguno de los 3 primeros juegos pocos pensaron que podrían ser campeones este año.

 

   El empate obtenido en el segundo partido fue particularmente desolador, después de haber llegado al cierre del noveno episodio con una ventaja de 3-0 en el marcador, sólo para cederle un jonrón de 3 carreras a un bateador emergente en ese momento.

 

   Incluso después de haber ganado el cuarto partido por la mínima diferencia de 1-0, las esperanzas de superar la que entonces era una desventaja de 2-1 con un empate eran muy pocas debido a lo apagada que estaba su ofensiva.

 

   No obstante, todo cambió en el cierre de la novena entrada del quinto encuentro, cuando Yakult tenía ventaja de 4-3 en la pizarra y estaba a punto de cosechar su tercera victoria, sólo para que su cerrador titular Scott McGough, que había estado infalible todo el año, cediera 3 carreras y perdiera el juego.

 

   Primero, permitió la carrera del empate luego de hacer un mal lanzamiento a la primera base que permitió al corredor de segunda cruzar el plato, y luego, le concedió un jonrón de 2 carreras a Masataka Yoshida que dejó sobre el terreno a Yakult.

 

   La serie regresó al Estadio Meiji Jingu de Tokio el sábado para el sexto juego y la expectativa era que los locales pudieran recuperarse con la ayuda de su as Yasuhiro Ogawa, especialmente cuando Orix no podría contar con su mejor lanzador Yoshinobu Yamamoto por lesión.

 

   Sin embargo, eso no fue lo que ocurrió. El zurdo Sachiya Yamasaki completó 5 sólidas entradas en las que sólo permitió un hit, mientras que otros 4 relevistas se combinaron para blanquear a Yakult y darle a Orix una victoria de 3-0 que lo puso a un paso del título.

 

   Ayer domingo, el duelo entre Hiroya Miyagi y Cy Sneed ofrecía más dudas que certezas, ya que ninguno pudo ganar su primera apertura de la final. Todo lo contrario, Miyagi perdió la suya tras conceder 3 carreras en 5 episodios y un tercio de labor y no había garantías de que pudiera ganar en esta ocasión.

 

El manager Nakajima encontró la fórmula ganadora a mediados de la serie

 

   Pero para entonces, el manager Satoshi Nakajima ya había descubierto la fórmula para derrotar a Yakult y la aplicó a la perfección durante los primeros 7 capítulos, en los que limitó a su rival a apenas 4 imparables sin carreras.

 

   Miyagi le regaló 5 ceros y su primer relevista, Yuki Udagawa, registró 2 más, antes de que el tercero en la lista, Soichiro Yamazaki, cediera 4 anotaciones en el cierre del octavo episodio que pusieron en peligro la ventaja, la victoria y el título.

 

   No obstante, el estadounidense Jacob Waguespack llegó a rescatarlo en el cierre del noveno, momento en el que retiró en fila a los 3 bateadores que enfrentó para ponerle el punto y final a la espera de 26 años de los fanáticos de Osaka, que no celebraban un triunfo en la Serie de Japón desde 1996.

 

   Este es el quinto título nacional en la historia de la franquicia y el primero con su nombre actual, Búfalos de Orix. En 1996, cuando el legendario Ichiro Suzuki estaba dando los primeros pasos de su carrera, el club se llamaba Ola Azul de Orix.

 

   Y si vamos más atrás, las 3 primeras coronas de la organización, que fueron conquistadas de manera consecutiva entre 1975 y 1977,  llegaron bajo su nombre original, Bravos de Hankyu, que dejó de ser utilizado cuando Orix compró el club en 1989.

 

   Orix se convierte así en el quinto equipo con más títulos de la Serie de Japón en la historia, después de los Gigantes de Yomiuri (22), los Leones de Seibu (13), los Halcones de SoftBank (11) y las Golondrinas de Yakult (6).

 

   A pesar de que tres latinos comenzaron la campaña con Orix este año, ninguno de ellos vio acción en la postemporada o la final. El venezolano Breyvic Valera y el cubano Rangel Ravelo fueron dejados en libertad a principios de este mes, mientras aún se desconoce si el mexicano César Vargas regresará en 2023.

 

Osuna hubiese sido el JMV si Yakult hubiese ganado la final

 

   Por Yakult, el venezolano José Osuna cerró la serie con 2 jonrones, 8 empujadas y un promedio de .367 y hubiese sido nombrado Jugador Más Valioso de la misma si su equipo se hubiese coronado campeón, pero lamentablemente ese no fue el caso.

 

   No obstante, se trata de una de las mejores actuaciones latinas en la historia de la final y no tiene nada que envidiarle a aquellas que sí concluyeron con un hispano siendo reconocido como el JMV: las ediciones de 1990 y 2019.

 

   En 1990, el cubano Orestes Destrade ganó el galardón tras sumar 2 cuadrangulares, 8 remolques y un promedio de .375 en los 4 juegos que Seibu necesitó para barrer a Yomiuri y coronarse campeón. 

 

   En 2019, su compatriota Yurisbel Gracial se fue para la calle en 3 ocasiones, empujó 6 carreras y también dejó un promedio de .375 en los 4 partidos que SoftBank necesitó para barrer a Yomiuri.

 

   El dominicano Domingo Santana también vio acción esta temporada con Yakult y a pesar de perderse la mayor parte del calendario por lesión, logró recuperarse a tiempo para ver acción en el playoff y la Serie de Japón.

 

   El jardinero caribeño se despidió de la final con un promedio de .250, un vuelacerca y un remolque, que sin duda no son los números que su club esperaba de él, pero al mismo tiempo tampoco son malos. En comparación, Tetsuto Yamada, una de las máximas estrellas de la franquicia, apenas bateó para .083.

 

   Yakult buscada convertirse en el primer conjunto de la Liga Central en ganar dos Series de Japón de manera consecutiva desde que los Carpas de Hiroshima lo hicieran en 1979 y 1980, pero al final no pudo lograrlo.

 

   Por el contrario, la Liga del Pacífico volvió a tomar ventaja en la serie particular entre ambos circuitos al ganar el título número 37 de su historia. La Liga Central, que igualó la pizarra el año pasado al llegar a 36 coronas en la final, volvió a quedarse atrás.

 

La temporada 2022 de la NPB estuvo llena de gratas sorpresas

 

   El juego de ayer le puso el punto y final a una exitosa temporada para la NPB en 2022, que no sólo incluyó un juego perfecto lanzado por un joven de 20 años (Roki Sasaki), sino también otros 4 juegos sin hits ni carreras y dos triples coronas: una de bateo (Munetaka Murakami) y una de pitcheo (Yoshinobu Yamamoto).

 

   Adicionalmente, el circuito recuperó el 80% de la asistencia que registró en 2019, que ha sido hasta ahora la mejor de su historia. En aquella ocasión, admitió 26.536.962 fanáticos a sus estadios (30.929 por juego), mientras que este año abrió sus puertas a 21.071.180 espectadores (24.558 por partido).

 

   Así mismo, la selección japonesa de béisbol, mejor conocida como el Equipo Samurai, disputará un par de partidos amistosos ante su similar de Australia los venideros 9 y 10 de noviembre como parte de su preparación para el Clásico Mundial de 2023.

 

   El manager del equipo, Hideki Kuriyama, ya anunció que su roster para el torneo incluirá a los 3 jugadores japoneses más importantes que están activos en las Grandes Ligas: Shohei Otani, Yu Darvish y Seiya Suzuki. Su idea es tratar de capturar el tercer título en la historia del evento para Japón.

 

   Esta es la primera vez desde que comenzó la pandemia que la NPB cierra su temporada a tiempo, luego de extenderla hasta los últimos días de noviembre en 2020 y 2021 por culpa del COVID y los Juegos Olímpicos, respectivamente.

 

   La temporada 2023 está pautada para comenzar, como es costumbre, el último viernes del mes de marzo, que en esa ocasión sería el día 31. 

Compartir