Mar, 09 Ago 2022 19:52 PM

Los desastrosos efectos del COVID en la NPB

   Al momento de escribir estas líneas, el COVID se ha convertido en el décimo tercer equipo de la NPB y no sólo está compitiendo en ambas ligas simultáneamente sino que además está derrotando por paliza a varios de sus adversarios.

 

Yomiuri es el equipo más afectado por el COVID en este momento

 

   El ejemplo más claro de todos lo representan los Gigantes de Yomiuri, quienes en apenas una semana pasaron de tener un poco más de 20 infectados en la organización a casi 80, incluyendo al manager Tatsunori Hara.

 

   El ataque del virus ha sido tan fuerte que el roster activo del club se ha visto reducido a sólo 12 jugadores, razón por la cual la liga se vio obligada a cancelar la serie de 3 juegos ante los Dragones de Chunichi que estaba pautada a disputarse este fin de semana en el Vantelin Donde Nagoya.

 

   Afortunadamente, los dominicanos Christopher Mercedes y Gregory Polanco están entre esos 12 peloteros que por puro milagro han logrado esquivar la enfermedad, pero los otros integrantes del conjunto no corrieron con la misma suerte.

 

   De hecho, 7 de los 8 representantes del equipo que iban a participar en la Serie de las Estrellas a partir de mañana ya no podrán hacerlo debido a que están en cuarentena: Taisei Ota, Tomoyuki Sugano, Sho Nakata, Hayato Sakamoto, Kazuma Okamoto, Yoshihiro Maru y el manager Hara.

 

   Por si eso fuera poco, el club ha caído del segundo al quinto lugar en la clasificación de la Liga Central en las últimas 2 semanas y como están las cosas corre el riesgo de quedarse fuera de la postemporada por primera vez desde la campaña 2017.

 

   Si bien no con la misma intensidad de su vecinos de Tokio, ni tampoco con los mismos efectos negativos en lo que a su rendimiento deportivo se refiere, las Golondrinas de Yakult también han sufrido los estragos de la pandemia recientemente.

 

   Después de igualar el récord de la NPB al ganar 14 series de 3 juegos de manera consecutiva, el actual campeón de la Serie de Japón ha perdido 11 de los 17 partidos que ha disputado hasta ahora en el mes de julio, si bien se mantiene cómodamente en el liderato de la Liga Central.

 

Yakult también sufrió un brote de COVID, pero se recuperó bien

 

   Un brote de COVID le hizo perder a varias de sus principales figuras y también a su manager Shingo Takatsu a mediados de mes y además le forzó a cancelar 3 encuentros del calendario regular debido a que no contaba con suficientes peloteros en su roster activo.

 

   Afortunadamente, la mayoría de los afectados ya está de regreso sobre el terreno, por lo que parece difícil que el inconveniente vaya a afectar las posibilidades del conjunto de coronarse campeón de liga por segundo año consecutivo, pero no todos los equipos están en una situación tan ventajosa como la suya.

 

   Los Luchadores de Nippon Ham, por citar otro ejemplo, ganaron 7 partidos en fila entre el 7 y el 16 de julio, pero desde entonces han perdido 6 de sus últimos 7 debido a un brote de COVID que ha afectado a más de 11 miembros de la organización, incluyendo al dominicano Bryan Rodríguez y al manager Tsuyoshi Shinjo.

 

   El conjunto de Sapporo se mantiene en el foso de la clasificación de la Liga del Pacífico y lo más probable es que se quede fuera de los playoffs, pero esa increíble racha victoriosa que disfrutaron a mediados de mes hubiese podido prolongarse de no ser por el virus.

 

   Después de todo, el club llegó a acercarse a sólo 7,5 juegos de los puestos de postemporada y hubiese podido mantenerse en la pelea por avanzar a esa fase de no ser por el inconveniente. Hoy día, ya están a 10 juegos de distancia y sus esperanzas parecen destinadas a desaparecer pronto.

 

   Los Halcones de SoftBank son otro de los equipos que sufrieron un brote de COVID recientemente, que afectó a los cubanos Alfredo Despaigne y Yurisbel Gracial y también a varias de sus principales figuras japonesas.

 

   Tal como en el caso de Yakult, el conjunto de Fukuoka ha logrado mantenerse en el liderato de la clasificación de la Liga del Pacífico, pero su ventaja es de apenas medio juego sobre el segundo lugar, por lo que su título de campeón está muy lejos de estar asegurado.

 

Gracial ya está recuperado, luego de dar positivo por COVID

 

   Despaigne y Gracial lograron recuperarse con cierta rapidez, al igual que las otras estrellas del club, pero ese contratiempo seguramente le impidió alejarse del resto de sus rivales, razón por la cual deberá trabajar muy duro para poder coronarse campeón otra vez.

 

   Las Estrellas de DeNA se vieron obligadas a cancelar una serie de 3 juegos ante los Dragones de Chunichi a principios de abril debido a un brote de COVID, pero desde entonces han podido seguir jugando sin mayores interrupciones.

 

   Sin embargo, el puertorriqueño Neftalí Soto dio positivo por el virus esta semana y en este momento se encuentra en cuarentena, por lo que es posible que otro brote se propague en los próximos días dentro de la organización.

 

   El club de Yokohama, que se mantuvo la mayor parte de la temporada en el quinto lugar de la tabla de la Liga Central, logró ascender momentáneamente al segundo puesto gracias a una increíble racha de 9 triunfos, 2 empates y 2 derrotas que registraron este mes.

 

   Lamentablemente para sus fanáticos, el equipo fue barrido este fin de semana por los Tigres de Hanshin y eso los relegó al cuarto lugar. Puede que la ausencia de Soto haya sido un factor determinante en ese resultado, por lo que si se desata otro brote dentro del club la situación no hará sino empeorar.

 

   Las Águilas de Rakuten es otro de los equipos que han sido afectados por el COVID esta temporada, si bien no de manera reciente. Desde que se vio obligado a suspender 6 de sus partidos en el mes de abril ha podido continuar jugando casi sin interrupciones.

 

   No obstante, su rendimiento hasta ahora no ha cumplido con las expectativas que se tenían a principios de año y es muy posible que la interrupción causada por aquel brote haya trastocado los planes del club para esta campaña.

 

Orix también sufrió un brote de COVID esta temporada

 

   Lo mismo puede decirse de los Búfalos de Orix, quienes también tuvieron que suspender 3 de sus encuentros en el mes de abril debido al virus y quienes recién ahora es que han podido meterse en la pelea por clasificar a la postemporada.

 

   El actual campeón de la Liga del Pacífico comenzó el año con el objetivo de revalidar su título, pero hasta ahora las cosas no le han salido como quería y el tiempo se le está acabando para asegurarse de tener esa oportunidad y de poder regresar a la Serie de Japón.

 

   Con menos de 60 juegos por disputarse antes de que concluya la temporada regular de la NPB, el COVID ya se ha convertido en un factor determinante en las peleas por clasificar a los playoffs en ambos circuitos, especialmente ahora cuando están tan peleadas.

 

   Como ya lo mencionamos con anterioridad, Yomiuri corre el riesgo de quedarse fuera de la postemporada por primera vez desde 2017 y con casi 80 miembros de la organización en cuarentena en este momento no va a ser nada fácil evitar que eso ocurra.

 

   Hanshin, Hiroshima y DeNA, que se están peleando por los dos puestos que quedan disponibles para avanzar a los playoffs de la Liga Central y que están separados por apenas juego y medio en la tabla, podrían quedarse fuera de la carrera si el virus llega a afectar a apenas una de sus piezas claves.

 

   Lo mismo podría ocurrir en la Liga del Pacífico, donde apenas 2,5 juegos separan al primero del quinto lugar de la clasificación. SoftBank, Rakuten y Orix ya han superado con cierta entereza sus respectivos brotes de COVID, pero no hay manera de garantizar que no los volverán a sufrir.

 

   Y en lo que respecta a los Marinos de Lotte y los Leones de Seibu, quienes también aspiran a meterse en la postemporada, cualquier contratiempo que puedan sufrir con la enfermedad podría dejarlos fuera de esa fase este año.

 

   Sólo nos queda esperar para conocer a cuántos equipos derrotará el COVID esta campaña.

 

Compartir