Lun, 03 Oct 2022 18:20 PM

El dominio de Yakult en los juegos interligas

   Las Golondrinas de Yakult ganaron esta semana el título de los juegos interligas 2022 de la NPB de una manera incontestable: con récord de 14 victorias y 4 derrotas (el mejor de la historia hasta ahora) y barriendo como visitante al mejor conjunto de la Liga del Pacífico, los Halcones de SoftBank.

 

Yakult aseguró el título de los juegos interligas 2022 el sábado

 

   Su famosa ofensiva, liderada por los temibles Munetaka Murakami y Tetsuto Yamada, fue por mucha ventaja la mejor de la serie, luego de liderar a los 12 conjuntos del circuito en carreras anotadas (78) y jonrones (24) y quedar segundo en promedio (.265).

 

   No obstante, la clave de todo estuvo en su pitcheo, que registró una efectividad de equipo de 2.48 (segunda mejor de la competencia) y dejó a todo su cuerpo de lanzadores con saldo positivo, desde los abridores hasta el cerrador.

 

   Los estelares Yasuhiro Ogawa y Keiji Takahashi terminaron ambos el torneo con marca de 2-0 en 3 aperturas, varios relevistas se turnaron para ganar un juego cada uno y el cerrador norteamericano Scott McGough se anotó nada menos que 7 salvados en 7 salidas.

 

   Por si eso fuera poco, Yakult ganó todas las series que disputó ante los 6 clubes de la Liga del Pacífico (incluyendo 2 por barrida), por lo que si la Serie de Japón comenzase hoy lo más probable es que la ganase con claridad.

 

   Esta es la segunda vez en su historia que lidera la clasificación de los juegos interligas, luego de hacerlo también en la campaña 2018. Sólo otra divisa de la Liga Central, los Gigantes de Yomiuri, ha logrado ganar el título de la serie en el pasado y lo hizo también en dos ocasiones.

 

   El increíble rendimiento de Yakult no sólo le dio a la Liga Central el honor de ocupar el primer puesto de la tabla por cuarta vez en su historia, sino que también le permitió superar en victorias a la Liga del Pacífico por segundo año consecutivo y por tercera oportunidad en general.

 

   Si a ello le sumamos el hecho de que la mayoría de los aces de la Liga Central completaron el torneo con un récord positivo, mientras que sus pares de la Liga del Pacífico no, la impresión general es que la primera ganó la serie de manera sobrada, pero los números no respaldan esa visión de los hechos.

 

Hanshin quedó 2do en la tabla con récord de 12-6

 

   Por una parte, Yakult y los Tigres de Hanshin ocuparon los 2 primeros peldaños de la clasificación con extraordinarias marcas de 14-4 y 12-6, respectivamente, mientras que el mejor conjunto del circuito rival, los Marinos de Lotte, quedó relegado al tercer puesto con un récord de 10-8.

 

   Así mismo, los aces de la Liga Central dominaron por completo en sus 3 aperturas respectivas. Koyo Aoyagi terminó la serie con marca de 3-0, los ya mencionados Ogawa y Takahashi lo hicieron con récord de 2-0 y Yuki Nishi, Hiroki Tokoda, Shinichi Onuki y Shosei Togo dejaron todos una marca de 2-1.

 

   En contraste, los aces de la Liga del Pacífico no pudieron demostrar con resultados la razón por la cual 7 de ellos poseen una efectividad inferior a 2.00 en la presente campaña y gozan, como grupo, de mayor un renombre internacional que el de sus rivales de liga.

 

   Roki Sasaki, por ejemplo, el joven talento que completó 17 entradas perfectas consecutivas a principios de año, no pudo ganar ni un solo juego en el torneo, que cerró con récord de 0-1. Al veterano Masahiro Tanaka, por citar otro, le fue mucho peor, luego de despedirse de la competencia con marca de 0-3.

 

   Incluso Yoshinobu Yamamoto, ganador del Premio Sawamura el año pasado tras dominar por completo a la NPB desde el montículo, no pudo obtener un récord ganador, luego de registrar una marca de 1-1 en 3 aperturas. La misma suerte corrió el derecho Kodai Senga, quien aspira a mudarse a la MLB en 2023.

 

   El caso de Takayuki Kato es más elocuente todavía, luego de convertirse ayer domingo en apenas el tercer lanzador en la historia en cerrar los juegos interligas sin ceder ni una sola carrera. Sin embargo, lo único que pudo hacer con eso fue acumular un récord de 1-0 en 4 aperturas.

 

   Todo eso pareciera indicar que la Liga Central le pasó por encima a la Liga del Pacífico este año y que ganó la serie con la misma contundencia con la que Yakult se apoderó del primer puesto de la clasificación, pero ese no fue el caso.

 

La Liga Central sólo superó a la Liga del Pacífico por 2 victorias este año

 

   La primera sumó 55 victorias en el torneo y sólo superó por 2 a su rival, que consiguió 53. Sin duda fue un progreso con respecto al año pasado, cuando apenas ganó el enfrentamiento por un triunfo, pero hay que admitir que el mismo no fue muy grande.

 

   Además, hay que tomar en cuenta los resultados históricos de la competencia. A pesar de haber perdido por 2 años consecutivos, la Liga del Pacífico todavía lidera la serie 14-3, por lo que su rival sigue estando muy lejos de poder emparejar la pizarra.

 

   Así mismo, las 3 victorias de la Liga Central llegaron con 3, 2 y un juego de ventaja, respectivamente, mientras que la Liga del Pacífico ha ganado 3 veces por 20 o más triunfos y nada menos que 7 por 10 o más partidos de diferencia.

 

   Pero volvamos a los números que mencionamos con anterioridad. A pesar de haber perdido el enfrentamiento este año, la Liga del Pacífico logró superar a su rival en carreras anotadas (375 vs 338), promedio ofensivo (.247 vs .241),  efectividad (2.92 vs 3.18) y bases robadas (66 vs 62).

 

   En el único departamento que no pudo vencer a la Liga Central fue el de jonrones, donde la diferencia entre ambos fue tan corta (76 vs 74) que la balanza hubiese podido inclinarse fácilmente a su favor. 

 

   Por su puesto, al final el resultado es lo que cuenta y una victoria es una victoria, sin importar cuál haya sido la diferencia en el marcador. El haber ganado la serie por segundo año consecutivo es un paso muy importante para la Liga Central, que sin duda utilizará este precedente para seguir mejorando en el futuro.

 

   No obstante, como ya lo mencionamos con anterioridad, todavía le queda mucho camino por recorrer para poder siquiera igualar el dominio que ha ejercido hasta ahora la Liga del Pacífico en el torneo.

 

La Liga Central todavía tiene varias tareas pendientes para poder mejorar su nivel

 

   La adopción del bateador designado, el desarrollo o la contratación de lanzadores con mayor velocidad, la modernización de sus instalaciones de entrenamiento y la mejora de la promoción de su producto a nivel internacional son tareas que la Liga Central todavía tiene pendientes para poder mejorar como circuito.

 

   El gran peligro de este éxito que está teniendo recientemente es que piense que todos sus problemas ya están corregidos y que, por lo tanto, ya no hace falta trabajar más en esos proyectos que todavía no ha podido completar.

 

   Ese sería el peor error que podría cometer en este momento, y si por casualidad lo hace, será sólo cuestión de tiempo hasta que la Liga del Pacífico recupere su mejor versión y vuelva a dominar a su rival con todas las de la ley.

 

   Después de todo, Yomiuri, Chunichi y Hiroshima ocuparon los últimos 3 puestos de la clasificación este año y eso revela que todavía no han encontrado la fórmula del éxito ante sus rivales de liga, especialmente Hiroshima, que ocupó el foso de la tabla por tercera edición consecutiva.

 

   Yomiuri, que de puro milagro todavía está en el segundo lugar de la Liga Central, quedó a 7 juegos de distancia del líder Yakult, mientras que Chunichi, que hasta hace poco estaba en el cuarto puesto, perdió los 6 encuentros que disputó esta semana para caer al último.

 

   En la Liga del Pacífico, SoftBank perdió el liderato después de ser barrido este fin de semana por Yakult, pero apenas está a un juego y medio de distancia del líder Rakuten, por lo que es muy posible que recupere pronto esa primera posición.

 

   Los Leones de Seibu, por su parte, recuperaron el tercer peldaño después de haber caído temporalmente al quinto, gracias a los 4 triunfos que cosechó en sus últimos 6 juegos, mientras que los Búfalos de Orix cayeron al cuarto lugar tras perder sus últimos 5 partidos en fila.

 

   Veremos cómo se desarrolla el resto de la temporada para todos los equipos, pero si algo dejó claro esta serie es que en este momento el favorito para ganarlo todo este año es Yakult.

 

Compartir