Lun, 03 Oct 2022 16:08 PM

La inminente llegada de Roberto Osuna a Lotte

   La inminente llegada del reconocido relevista mexicano Roberto Osuna a los Marinos de Lotte ha causado sorpresa, expectativas y hasta decepción entre los fanáticos y los medios japoneses, que no dejaron pasar la oportunidad de comentar esta semana la noticia de su contratación.

 

Osuna ganó el título de salvados de la Liga Americana en 2019

 

   La periodista azteca Blanca Cisneros dio la primicia el pasado lunes en su cuenta de Twitter, donde explicó que el experimentado lanzador dejaría pronto de jugar con los Diablos Rojos del México para irse a la NPB con Lotte, según le informaron sus fuentes.

 

   Esa misma noche (martes en la mañana en Japón), los medios nipones hicieron eco de la información, pero no confirmando la contratación sino simplemente compartiendo con el público local lo que había revelado la cronista en la popular red social. 

 

   Al día siguiente, la revista mexicana Strikeout comentó en su cuenta de Twitter que el propio jugador les había confirmado que la firma ya había tenido lugar y que sólo estaba a la espera de su visa para trasladarse a Japón y reportarse a su nuevo equipo.

 

   Sin embargo, ni el conjunto nipón ni los medios de ese país han realizado hasta ahora un anuncio oficial, por lo que todavía estamos a la espera de la confirmación del contrato. Por supuesto, no dudamos de la palabra del propio lanzador, pero es nuestro deber esperar hasta que la noticia sea oficial.

 

   El derecho de 27 años, quien cuenta con 6 campañas de experiencia en las Grandes Ligas, donde incluso ganó el título de salvados de la Liga Americana en 2019, brilló este año en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), luego de registrar una efectividad de 1.35 y 6 rescates en 12 partidos.

 

   Su llegada a la NPB, por lo tanto, ha creado grandes expectativas debido a su exitoso desempeño tanto en las mayores como en el circuito de su país, por lo que muchos ya se preguntan qué tan lejos podrá llegar en el béisbol profesional japonés.

 

   Lamentablemente para él, su margen de error será muy pequeño. Primero, porque se estará incorporando a un circuito desconocido cuya temporada ya está en pleno desarrollo, por lo que no tendrá mucho tiempo para adaptarse a la misma.

 

Osuna está llegando a un equipo en crisis que necesita resultados inmediatos

 

   Segundo, porque estará llegando a un club que está en crisis y que necesita desesperadamente mejorar sus resultados, por lo que si no le va bien de inmediato lo más probable es que lo bajen al conjunto filial en cuestión de días.

 

   No debemos olvidar que la NPB impone un límite de 5 extranjeros en el roster activo de cada uno de sus equipos y que Lotte ya tiene esos 5 puestos ocupados, por lo que será necesario sacar a uno de los importados actuales para darle paso al azteca.

 

   Eso quiere decir que su cupo en el roster activo nunca estará asegurado y que tan pronto como le vaya mal o sufra algún tipo de inconveniente será reemplazado por otro extranjero. Eso limitará aún más sus probabilidades de jugar a menudo y ganarse una extensión de su contrato para el futuro.

 

   En este momento, Lotte ya cuenta con el estadounidense Brandon Laird, los cubanos Leonys Martín y Adeiny Hechavarría, el dominicano Enny Romero y el colombiano Tayron Guerrero en su roster activo. Los 4 primeros son prácticamente inamovibles, por lo que es muy probable que el último sea el afectado por la llegada del mexicano.

 

   En tercer lugar, también hay que acotar que Lotte ya tiene un cerrador titular, Naoya Masuda, quien a pesar de sus titubeos ocasionales por lo general hace un buen trabajo. Eso quiere decir que es poco probable que el azteca reciba esa responsabilidad y que sea utilizado sólo como relevista intermedio.

 

   El problema con ese plan es que si el club saca a Guerrero del roster activo para darle paso a Osuna no estará ganando nada en su bullpen, ya que el buen trabajo de uno llegaría a costa del sacrificio del desempeño del otro.

 

   Y si por casualidad el manager decide utilizarlos a ambos, entonces Laird, Martín, Hechavarría o Romero se verían afectados, por lo que una vez más lo que se ganaría por un lado se estaría perdiendo por el otro y al final no había progreso real.

 

El historial de violencia doméstica de Osuna limitará aún más sus posibilidades de éxito en Japón

 

   Por último, no debemos ignorar el historial de violencia doméstica que acompaña a la carrera de Osuna y cómo esa nota negativa podría afectar el recibimiento que le ofrezcan tanto fanáticos como medios una vez que llegue a Japón.

 

   En 2018, el relevista fue arrestado en Toronto, Canadá, luego de ser acusado de agredir a su pareja por la policía local. La víctima regresó poco después a México y se negó a volver a Canadá a declarar en su contra, razón por la cual se retiraron los cargos que habían sido presentados originalmente.

 

   No obstante, la MLB investigó lo sucedido y decidió imponer una suspensión de 75 juegos al lanzador por violar el reglamento de violencia doméstica de la liga. Una vez cumplida la misma, tuvo la oportunidad de reanudar su carrera en el circuito, pero no sin ser criticado por algunos fanáticos.

 

   Tan pronto como se dio a conocer la noticia de su inminente firma con Lotte, algunos seguidores de ese conjunto expresaron su descontento con la movida en las redes sociales, ya que la misma amenaza con dañar la imagen de la organización.

 

   No sólo eso, sino que además resaltaron la hipocresía de la gerencia, que en el pasado decidió darle la espalda a varios de sus jugadores por problemas similares, pero que en esta ocasión eligió ignorarlos para abrirle las puertas al mexicano.

 

   El jardinero Ikuhiro Kiyota, por ejemplo, fue dejado en libertad el año pasado después de romper la cuarentena obligatoria de su equipo durante un viaje a Sapporo en octubre de 2020 para salir con una chica que no era su esposa.

 

   Para colmo de males, Kiyota contrajo COVID durante la cita y luego infectó a varios de sus compañeros de equipo, lo que creó un brote dentro de la organización que afectó seriamente sus posibilidades de ganar el título de liga ese año.

 

Jackson fue arrestado en Japón por sospecha de posesión de marihuana

 

   El relevista estadounidense Jay Jackson, por citar otro ejemplo, fue arrestado en julio de 2020 por la policía local por sospecha de posesión de marihuana y el conjunto decidió dejarlo en libertad poco después, arruinando así sus posibilidades de continuar jugando en Japón.

 

   Lo que al parecer no se quiso tomar en cuenta fue el hecho de que el lanzador se encontraba en ese momento en medio de una disputa legal con su ex esposa acerca de la custodia del hijo de ambos y que se sospechaba que alguien lo había acusado con la intención explícita de dañar su imagen.

 

   Así, el hecho de que ahora el club le esté abriendo las puertas a un pelotero cuyo historial criminal es mucho más grave que el de cualquier otro jugador que haya pasado por el equipo en el pasado, no es particularmente bienvenido por los fanáticos.

 

   Peor aún, ese prejuicio en su contra va a influir mucho en la manera en que los seguidores del conjunto lo van a rechazar si no le va bien tan pronto como debute en la liga y eso no hace sino disminuir más sus probabilidades de éxito.

 

   Por supuesto, todo persona merece una segunda oportunidad y la razón por la que Osuna no está jugando en las Grandes Ligas en este momento no es su historial de violencia doméstica sino una lesión que bajó mucho su rendimiento a finales de 2020.

 

   Ahora que está recuperado y lanzando a su mejor nivel, Lotte ha decidido darle esa segunda oportunidad, por lo que ahora sólo queda esperar a ver qué tal le va y qué tanto puede afectar su desempeño en la NPB el futuro de su carrera.

 

   Si le va bien, no sólo tendría la oportunidad de regresar a Japón en el futuro sino incluso de volver a la Gran Carpa, pero si le va mal no sólo quedaría fuera de la NPB sino también del resto de las ligas asiáticas, que siempre están pendientes de todo lo que ocurre en el circuito nipón.

 

Compartir