Jue, 08 Dic 2022 05:05 AM

Johnson luce favorito para ganar el Premio Sawamura

 

   El norteamericano de los Carpas de Hiroshima Kris Johnson pareciera ser el candidato más fuerte para ganar el Premio Sawamura esta temporada y convertirse además en apenas el segundo extranjero en la historia de la NPB en quedarse con esa distinción.

 

   La pelea no será fácil, porque existen otros 6 candidatos de peso que prometen disputarle el galardón hasta el final, pero ya hay señales que indican que el zurdo de 31 años tiene la ventaja a su favor.

 

   Recuerden, un panel de 3 a 5 expertos se reúne cada año para evaluar a los distintos lanzadores que aspiran a quedarse con los honores y los 7 parámetros que éstos toman en cuenta a la hora de estudiarlos se mantienen inalterados.

 

   Éstos son: que haya realizado al menos 25 aperturas, ganado al menos 15 juegos, lanzado al menos 10 juegos completos, lanzado al menos 200 entradas y ponchado al menos a 150 bateadores, además de poseer un promedio de triunfos igual o superior a .600 y una efetividad igual o inferior a 2.50.

 

   Johnson posee en este momento 25 aperturas, 15 victorias, un promedio de triunfos de .714 y una efectividad de 2.13, por lo que éste ya cumple con 4 de los 7 requisitos.

 

   Con quizás una apertura más por realizar antes del final del calendario, es posible que incluso llegue a los 150 ponches, por lo que cumpliría entonces con 5 de los 7 parámetros y eso lo colocaría en una posición envidiable.

 

   Adicionalmente, su aporte fue clave para la captura del primer título de liga de Hiroshima en 25 años, por lo que es probable que el panel de expertos sienta la obligación de premiarlo por eso, en especial tras haber ignorado su candidatura el año pasado a pesar de que éste lideró toda la NPB en efectividad con 1.85.

 

   Quizás su principal obstáculo para obtener el prestigioso galardón sea el derecho de los Gigantes de Yomiuri Tomoyuki Sugano, quien lidera la Liga Central en este momento con una efectividad de 1.90 y 175 ponches, además de contar con un promedio de triunfos de .600 y 5 juegos completos (2 más que Johnson).

 

   No obstante, su récord es de apenas 9-6 en un año que ha sido de muchas frustraciones para él y a esta altura ya no cuenta con el tiempo suficiente como para llegar a las 200 entradas lanzadas. Es posible que reciba muchos votos, pero no los suficientes para ganar el premio.

 

   La actuación del veterano de los Halcones de SoftBank Tsuyoshi Wada, quien regresó este año a la NPB tras pasar los útimos cuatro en las Grandes Ligas, también merece consideración.

 

   Luego de someterse a la operación Tommy John en 2012 y poner punto y final a su carrera en las mayores el año pasado, el panorama no lucía demasiado prometedor para el zurdo de 35 años. En especial, después de ver lo que ocurrió con su compatriota Daisuke Matsuzaka, quien retornó a Japón en 2015 también con SoftBank y todavía no podido lanzar ni un solo juego con el equipo debido a diversas lesiones.

 

   Sin embargo, Wada sorprendió a todos al mostrar casi la misma forma que tenía al momento de abandonar la NPB en 2011. A la fecha de hoy, cuenta con 15 victorias, 157 ponches, un promedio de triunfos de .750 y está a sólo una apertura de llegar a las 25.

 

   Lamentablemente, su efectividad es alta (3.04) y no está ni cerca de llegar a las 200 entradas lanzadas, por lo que al final el panel de expertos podría saltarlo para favorecer los mejores números de Johnson y Sugano en esos departamentos.

 

   El derecho de 27 años Yusuke Nomura, compañero de Johnson en Hiroshima, representa otro candidato con buenos números que merece ser tomado en cuenta.

 

   Con 15 victorias y un promedio de triunfos de .833 ya cumple con 2 de los 7 parámetros y además llegará a las 25 aperturas en su próxima salida. No obstante, el resto de sus números son muy modestos comparados con los mencionados anteriormente. Con apenas 89 ponches, 146.1 entradas lanzadas y un juego completo en su haber, parece difícil que pueda disputarle el galardón a esos candidatos.

 

   Ayumu Ishikawa, de los Marinos de Lotte, no sólo está completando la mejor campaña de su carrera hasta ahora sino que además ya cumple con 2 de los 7 requisitos. Posee una efectividad de 2.13 y un porcentaje de triunfos de .737, además de contar con 14 victorias.

 

   Sin embargo, sólo ha realizado 22 aperturas, lanzado 156 entradas y un tercio y ponchado a 101 rivales, cifras que no le permiten competir con el resto de los candidatos ya mencionados.

 

   También merecen mención especial dos lanzadores de 23 años de los Halcones de SoftBank: Shota Takeda y Kodai Senga.

 

   Takeda tiene récord de 13-7, una efectividad de 2.71 y 134 ponches en 25 aperturas, en las que además registra un promedio de triunfos de .650, mientras que Senga posee una impresionante marca de 12-2, un promedio de triunfos de .857 y 165 ponches en 23 salidas.

 

   El problema con ambos es que el resto de sus números no pueden equipararse al de los candidatos de mayor peso y eso los coloca en desventaja.

 

   No se olviden de que, a diferencia de lo que ocurre en las Grandes Ligas con el Premio Cy Young, que se entrega al mejor lanzador de cada liga, en la NPB sólo se otorga un galardón, que reconoce al menor monticulista de ambas ligas.

 

   Adicionalmente, el panel de expertos tiene la potestad de no entregar el premio si llega a la conclusión de que ninguno de los candidatos evualuados realmente lo merece. Tal resultado se ha visto ya en cuatro oportunidades: 1971, 1980, 1984 y 2000.

 

   Así mismo, también tiene la opción de otorgar el galardón a dos lanzadores en un mismo año, si lo considera necesario. Este escenario ya se ha presentado en dos ocasiones: 1966 y 2003.

 

   Luego de haberle echado un vistazo a los números que los 7 candidatos en cuestión han registrado hasta ahora, nos parece que Johnson es el favorito para quedarse con los honores.

 

   Si al final el panel de expertos decide reconocerlo como el mejor lanzador de la NPB  en 2016, no sólo estará premiando al candidato que más méritos reúne para obtener el galardón sino que también le permitirá hacer historia.

 

   Hasta ahora, el norteamericano Gene Bacque representa el único extranjero que ha ganado el Premio Sawamura, luego de registrar una marca de 29-9 y una efectividad de 1.89 con los Tigres de Hanshin en la temorada 1964.

 

   Johnson se convertiría entonces en apenas el segundo importado en recibir la distinción y también en el quinto representante de la Liga Central en obtenerlo en los últimos 15 años.

 

   Desde la campaña 2001 hasta ahora, el premio ha estado mayoritariamente dominado por los representantes de la Liga del Pacífico, quienes gracias a las destacadas actuaciones de lanzadores como Daisuke Matsuzaka, Yu Darvish, Hisashi Iwakuma y Masahiro Tanaka, se han quedado casi siempre con los honores.

 

   Las únicas excepciones fueron las de Koji Uehara (Yomiuri) en 2002, Kei Igawa (Hanshin) en 2003 (si bien lo compartió con otro lanzador de la Liga del Pacífico), Kenshin Kawakami (Chunichi) en 2004 y Kenta Maeda (Hiroshima) en 2010 y 2015.

 

   ¿Habrá llegado entonces el momento de reconocer a Kris Johnson y de entregarle el premio a un extranjero por segunda vez en la historia de la NPB? Pronto lo sabremos.

 

Compartir