Okinawa y la intensidad de los entrenamientos primaverales

   A diferencia de lo que ocurre en las Grandes Ligas, donde las fechas de inicio las deciden los equipos individualmente, los entrenamientos primaverales del béisbol profesional japonés comienzan religiosamente el mismo día cada año: el primero de febrero y salvo por unos pocos importados que se toman su tiempo para llegar el resto de los jugadores se reporta a sus clubes con puntualidad.
 
   Al igual que en los Estados Unidos los equipos de la NPB buscan la calidez del sur para instalar sus campos de entrenamiento y en Japón sólo existe una opción capaz de ofrecer este tipo de clima a esta altura del año: las islas de la Prefectura de Okinawa.
 
   Ubicadas a la misma altura de Florida y a unos 640 kilómetros al sur de las cuatro principales islas del país, las islas de Okinawa ofrecen una temperatura media de entre 12 y 15 grados centígrados en febrero y varias de sus ciudades sirven de sede a los campos de entrenamiento de 10 de los 12 clubes de la NPB. Los otros dos tienen sus campos en Miyazaki, una ciudad ubicada al sur Kyushu, que es la más sureña de las cuatro grandes islas del país.
 
   La realización de los entrenamientos primaverales en Okinawa es uno de los acontecimientos anuales más importantes de la región. Los habitantes de las ciudades que sirven de anfitrionas a los distintos equipos son por lo general seguidores apasionados de los mismos y esta es prácticamente la única oportunidad que tienen al año para ver en vivo a sus jugadores preferidos.
 
   El moderno Estadio Onoyama, ubicado en Naha, la capital de la Prefectura y con capacidad para 30 mil espectadores, normalmente sirve de sede a un par series de tres juegos durante la temporada regular, pero sólo 4 equipos distintos se hacen presentes y no todos los habitantes de la región pueden hacer el viaje hasta Naha para ver los partidos.
 
   De manera que los entrenamientos primaverales son la única oportunidad que tienen los fanáticos locales para ver el béisbol profesional del país en vivo y la mayoría de ellos no la desperdicia, abarrotando los campos y estadios de entrenamiento y participando en eventos comunitarios en los que los jugadores se hacen presentes.
 
   Los 10 clubes que realizarán sus entrenamientos primaverales en Okinawa en 2011 y las ciudades en las que instalarán sus campos son: Marinos de Lotte (Ishigakijima), Luchadores de Nippon Ham (Nago), Búfalos de Orix (Miyakojima), Águilas de Rakuten (Kumejima), Dragones de Chunichi (Chatan y Yomitan), Tigres de Hanshin (Ginowan), Gigantes de Yomiuri (Naha), Golondrinas de Yakult (Urasoe), Carpas de Hiroshima (Okinawa) y Estrellas de Yokohama (Ginowan).
 
   Los Halcones de SoftBank y los Leones de Seibu realizarán sus entrenamientos en la Prefectura de Miyazaki, en la isla de Kyushu. Los primeros estarán asentados en la Ciudad de Miyazaki y los segundos en la ciudad de Nichinan.
 
   El acondicionamiento físico de todos los jugadores y los entrenamientos como tal tendrán lugar del primero al 18 de febrero, para dar paso luego a los juegos de exhibición, que se realizarán entre el 19 de febrero y el 21 de marzo.
 
   La temporada regular 2011 dará inició el 25 de marzo con tres juegos tanto en la Liga Central como en la Liga del Pacífico (normalmente, la segunda comienza sus acciones una o dos semanas antes que la primera).
 
   A diferencia de las Grandes Ligas, donde por lo general se trabaja de forma ligera por dos o tres horas al día, los entrenamientos primaverales en Japón duran todo el día y son tremendamente estrictos, al punto que muchos jugadores extranjeros los describen como campos militares.
 
   Los tiempos han cambiado y la intensidad de los entrenamientos ha disminuido con el pasar de los años, pero aún así el régimen primaveral japonés sigue siendo mucho más estricto que el americano. En los años 70, por ejemplo, un día típico de entrenamientos primaverales comenzaba a las 8 de la mañana con el encuentro de todos los jugadores en el lobby del hotel y no terminaba sino hasta las 10 y media de la noche, incluyendo 3 comidas, varios descansos, 2 reuniones de equipo y una sesión de masajes.
 
   Hoy día la intensidad de la práctica no es la misma, pero aún exige mucho de los jugadores, sobre todo de los extranjeros que no están acostumbrados a ella. Los lanzadores siguen realizando entre 100 y 200 lanzamientos en sus rutinas y los bateadores alrededor de 100 swings, además de los típicos ejercicios de calentamiento y las diversas sesiones de carreras.
 
   Otro aspecto que suele dificultar la adaptación de los extranjeros a la rutina de los entrenamientos es la comida. Tanto Okinawa como Miyazaki son el equivalente japonés a lo que en los países latinoamericanos denominamos “el campo” o “el interior del país”. Es decir, lugares en los que se come solamente comida tradicional japonesa, como bolas de arroz con sal y sopa miso.
 
   No obstante y a pesar de la dureza de las condiciones, son muchos los jugadores extranjeros que terminan agradeciéndoles al sistema de entrenamiento japonés el haberlos puesto en la mejor condición física de sus vidas.
 
   El lanzador dominicano de Chunichi Máximo Nelson, por citar un ejemplo, comentó en una entrevista que cuando llegó a Japón nunca pensó que podría lanzar tanto como lo hacían los japoneses en las prácticas, pero explicó que después de un tiempo se adaptó y terminó rindiendo tanto como ellos.
 
   El venezolano Luis Jiménez, por su parte, bajó de peso tras sólo un mes en Japón en la primavera de 2009, cuando se unió a las filas de Nippon Ham. El intenso trabajo físico de los entrenamientos sumado a los baños calientes que tomaba cada noche lo pusieron en una forma tal que se ganó de inmediato la titularidad de la primera base del equipo.
 
   A partir de este martes primero de febrero comprobaremos la buena forma en la que están los latinos que regresan a jugar otra temporada más en la NPB y averiguaremos si los novatos que llegan por primera vez tienen lo que hace falta para triunfar en el béisbol profesional japonés.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado