Mié, 28 Sep 2022 14:29 PM

Nuevo boom latino y marcas por venir...

   El descanso de la Serie de las Estrellas, disputada este fin de semana en Fukuoka y Niigata, es siempre un momento ideal para hacer un balance general de lo que va de temporada y lo primero que se nos viene a la mente para destacar es el bueno momento que está viviendo el talento latino en Japón.
 
   Un total de 11 nuevos caribeños se han sumado a la Liga Japonesa de Béisbol Profesional (NPB, por sus siglas en inglés) este año y si a ellos sumamos los otros 11 que continúan activos, nos quedamos con un total de 22 de ellos viendo acción en una misma campaña. Tal número de importaciones latinas no se veía desde 1999, cuando también otros 11 jugadores de la región se sumaron a las filas de alguno de los 12 clubes de la NPB.
Si además tomamos en cuenta que uno o dos latinos más podrían debutar antes del final de la temporada, no podemos sino concluir que este es uno de los mejores años que ha vivido el talento latino en Japón, ya que no sólo son muchos los jugadores activos sino que también varios de ellos son protagonistas en sus respectivos equipos y ligas.
 
   Analicemos primero las nuevas importaciones. El venezolano José Castillo es probablemente el más destacado entre los recién llegados. Desde el inicio de la campaña ha sido titular con las Estrellas de Yokohama y ha puesto números respetables sobre la mesa: 8 jonrones, 28 carreras empujadas y .280 de promedio al bate en 73 partidos, además de haberse ganado el apoyo de la afición y de sus compañeros de equipo, a los que se ha adaptado sin mayores problemas.
 
   Después de un inicio tambaleante, el puertorriqueño Giancarlo Alvarado se ha asentado como el segundo mejor abridor de los Carpas de Hiroshima y apunta a superar con nota positiva la prueba del primer año en la Liga Central, que tantos otros han reprobado. Si bien sus números actuales muestran un récord de 3-5, con una efectividad de 3.81, éstos no hablan del dominio que ha demostrado en sus últimas 6 salidas: 3-2, con efectividad de 1.15 y 39 abanicados en 39 entradas.
 
   Aunque no se le han otorgado muchas oportunidades de juego, el mexicano Edgar González también ha mostrado números decentes en los 53 partidos en los que ha visto acción: 6 cuadrangulares, 19 remolcadas y .247 de promedio. En el caso del dominicano Dionys César, la falta de oportunidades para jugar también ha sido un problema, pero no puede negarse que ha sido consecuencia de un rendimiento inferior al esperado: un jonrón, 10 empujadas y .222 de promedio en 49 partidos.
 
   El resto de los latinos recién llegados no ha visto suficiente acción como para hacer un buen balance de la temporada que han realizado hasta el momento.
 
   Entre los veteranos, en cambio, hay muchas cosas interesantes por ver. El venezolano Alex Ramírez, sin duda el latino más exitoso de los últimos años en la NPB, está a 19 remolques de sumar su octava campaña consecutiva con 100 o más carreras empujadas, con lo que superaría el récord del legendario Sadaharu Oh. Actualmente en el liderato tanto de jonrones (32) como de remolques (81) en la Liga Central, no existen dudas de que el caraqueño alcanzará la marca, que podrá sumar a otras importantes que ya ha logrado en esta temporada, como la de 300 jonrones (15 de mayo) o la de 1,000 carreras empujadas (10 de abril).
 
   Otros dos venezolanos también tienen marcas importantes a su alcance. Alex Cabrera está a 14 jonrones de los 350 (es el segundo extranjero con más vuelacercas en Japón, Ramírez es el tercero) y a 22 remolques de los 900. Por su parte, Roberto Petagine necesita 53 imparables para llegar a los 900 y 22 jonrones para llegar a los 250.
 
   Los dominicanos José Fernández y José Ortiz tienen también marcas personales en la mira. El primero necesita 2 empujadas para llegar a las 600, 24 jonrones para llegar a 200 y 37 sencillos para llegar a 1,000. El segundo está a 22 empujadas de llegar a 400.
 
   Por último, el panameño Fernando Seguignol necesita 17 empujadas para llegar a 500 y 26 imparables para llegar a 750.
 
   Con los Gigantes de Yomiuri, Dragones de Chunichi, Leones de Seibu, Halcones de SoftBank y Marinos de Lotte todos bien posicionados para clasificar a la postemporada este año, hasta 13 de los latinos que están activos actualmente podrían ver acción en ella. La salud del talento latino en Japón no podría ser mejor.

Compartir