Mar, 09 Ago 2022 22:39 PM

Resumen de la actuación latina en la NPB en 2012

   La presencia de jugadores latinoamericanos en el béisbol profesional japonés alcanzó una nueva cúspide en la temporada 2012, en la que un total de 28 representantes de la región vieron acción en al menos un partido de la campaña regular.
 
   Al igual que en 2011, estos peloteros estuvieron repartidos entre 10 de los 12 equipos que conforman la NPB, con los Carpas de Hiroshima de la Liga Central y los Luchadores de Nippon Ham de la Liga del Pacífico como los únicos clubes que no contaron con un talento latino en sus filas.
 
   Un total de 11 jugadores participaron en la postemporada y 2 de ellos se coronaron campeones de la Serie de Japón. Otros 2 ganaron premios individuales y 2 más participaron en la Serie de las Estrellas en julio.
 
   A continuación les presentamos un resumen de lo que hicieron todos y cada uno de los 28 latinos que vieron acción en la NPB en 2012, en orden de relevancia.
 
   1. Alex Ramírez (DeNA). El venezolano, siempre fiel a la consistencia que lo ha convertido en una leyenda en la NPB, tuvo otra sólida campaña, esta vez con un equipo joven al que espera sacar pronto del foso en el que se encuentra. Conectó 19 jonrones (5to en la Liga Central, 3ro entre los latinos), remolcó 76 carreras (líder entre los latinos, 3ro en su liga) y bateó para .300 (primero entre los latinos, 5to en su circuito). Quedó a 7 sencillos de alcanzar los 2.000 de por vida en Japón y a 12 empujadas de asumir el liderato histórico entre los extranjeros, metas que alcanzará fácilmente en 2013, que será su décimo tercera campaña en la liga. Además, participó en la Serie de las Estrellas y fue nombrado Jugador Más Valioso de julio en la Liga Central, lo que supuso el noveno galardón de ese tipo en su carrera, un nuevo récord para la NPB.
 
   2. Wily Mo Peña (SoftBank). El dominicano tuvo un debut de ensueño en el béisbol japonés al remolcar 76 carreras (líder latino, 4to en la Liga del Pacífico), conectar 21 vuelacercas (2do entre los latinos, 4to en su liga) y batear para .280. Es cierto que también lideró su circuito en ponches con 130, pero esto no disminuyó el buen trabajo que hizo como cuarto bate de su equipo. Adicionalmente, fue electo para jugar en la Serie de las Estrellas y participó en la postemporada. El año que viene regresará con SoftBank a cumplir el segundo año de su actual contrato.
 
   3. Tony Blanco (Chunichi). El dominicano se perdió mes y medio de campaña tras recibir un pelotazo en la mano que le fracturó uno de sus dedos. No obstante, tuvo tiempo de sonar 24 estacazos (líder latino, 3ero en la Liga Central) y empujar 65 carreras (3ero entre los latinos, 5to en su liga) en los 96 partidos que disputó. Adicionalmente, ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Central en mayo y fue electo para participar en la Serie de las Estrellas, pero no pudo hacerlo debido a su lesión. Disputó la postemporada con su equipo y su actuación fue crucial para que casi clasificara a la final. Después de 4 años con el conjunto de Nagoya, se declaró agente libre y firmó con las Estrellas de DeNA por los próximos 2 años.
 
   4. Orlando Román (Yakult). El derecho boricua tuvo la mejor actuación de su carrera en su primera campaña en Japón. Registró récord de 9-11, con una efectividad de 3.04 y 96 ponches en 165 entradas y 2 tercios. Su mejor momento fue cuando ganó 3 salidas consecutivas lanzando completo en cada uno de los juegos y blanqueando al rival en los últimos dos. El club le extendió su contrato por un año más y espera utilizarlo como un miembro fijo de su rotación de abridores en la campaña 2013.
 
   5. Jorge Sosa (Chunichi). El veterano relevista dominicano completó una primera temporada para el recuerdo en la NPB. No permitió carreras limpias en sus primeras 31 salidas y terminó la campaña con récord de 5-1, 4 salvados y una efectividad de 1.85 en 63 entradas y un tercio. Participó con su club en la postemporada y no permitió carreras en 3 apariciones. El club lo invitó a regresar en 2013, pero su oferta no lo complació. Se declaró agente libre y se espera que firme con las Estrellas de DeNA por 2 años en los próximos días.
 
   6. Esteban Germán (Seibu). El dominicano también disfrutó de un gran debut en la NPB al transformarse en el mejor jugador de múltiples roles de toda la liga. Defendió 3 posiciones distintas sobre el terreno y bateó en cuatro puestos diferentes en la alineación, pero aún así pudo arrojar números más que respetables: .270 de promedio, con 59 empujadas, 53 anotadas y 41 bases robas, cifra que lo colocó como el segundo mejor robador de la NPB y el primer extranjero en alcanzar ese total en casi 60 años. Su actuación fue fundamental para que su equipo clasificara a la postemporada, por lo que éste decidió extenderle su contrato por un año más.
 
   7. Aarom Baldiris (Orix). El venezolano no tuvo una campaña tan exitosa como la que logró en 2011, pero sí se afianzó en la titularidad de la tercera base de su club. Bateó para .264, con 10 cuadrangulares, 55 remolques y 31 dobles, la cifra más alta de la especialidad en la Liga del Pacífico. Su mejor momento llegó a finales de abril, cuando se fue para la calle en 4 partidos consecutivos y dejó en el terreno al rival en los dos últimos. Todavía le queda un año de contrato con su club, por lo que regresará a la liga en 2013.
 
   8. José Fernández (Rakuten). El dominicano cumplió la más floja de sus 10 campañas en Japón, pero a pesar de todo disputó 129 partidos y fue una de las piezas más importantes de un equipo que nunca logró balancear bien sus filas. Bateó para .243 con apenas 3 jonrones, pero sus 51 carreras empujadas lo colocaron como el segundo mejor remolcador del conjunto. Fue dejado en libertad al finalizar la campaña y todavía no se sabe si volverá a jugar en Japón en 2013 o no. Aún se mantiene como el dominicano más longevo en pasar por la NPB.
 
   9. Kelvin Jiménez (Rakuten). El dominicano cumplió el segundo año de su contrato con el club de Sendai y sus números en general fueron mejores que en 2011: 5-10, con una efectividad de 3.15 en 18 aperturas. No obstante, esta mejora no fue suficiente para el equipo, que decidió dejarlo en libertad. Debido a su experiencia y a sus respetables números en las dos últimas temporadas es posible que vuelva a la NPB en el futuro.
 
   10. Luis Alfonso García (Rakuten). El mexicano también cumplió el segundo año de su contrato con Rakuten, pero a diferencia de Jiménez sus números empeoraron en comparación a 2011. Esta vez sólo disputó 77 partidos, en los que bateó para .227, con 7 jonrones y 30 carreras empujadas. También fue dejado en libertad y por su rendimiento parece difícil que regrese a Japón en el futuro.
 
   11. José Ortiz (Seibu). El dominicano fue traído de vuelta a Japón como refuerzo de emergencia a finales de junio y en los 64 partidos que jugó mostró destellos de la calidad que ha puesto en evidencia durante las últimas 8 temporadas en la NPB. Bateó para .286, con 9 jonrones y 21 remolcadas y contribuyó a la clasificación de su equipo a la postemporada. El club premió su esfuerzo extendiéndole su contrato por un año más, de manera que lo volveremos a ver en Japón en 2013.
 
   12. Edgar González (Yomiuri). Luego de paso un poco exitoso por el club en 2010, el mexicano fue traído de vuelta a la NPB como refuerzo de emergencia a finales de mayo. Se pensó que, debido a su experiencia previa, esta vez no tendría problemas en adaptarse y que contribuiría más al éxito del equipo, pero este no fue el caso. Al igual que García, sus números fueron peores esta vez: bateó para .237, con 4 vuelacercas y 19 empujadas en 57 partidos. Tuvo la suerte de coronarse campeón de liga y de la Serie de Japón, pero fue dejado en libertad después de eso y parece difícil que regrese a la NPB en el futuro.
 
   13. Dicky González (Yomiuri). El lanzador boricua vio una vez más cómo las lesiones interrumpieron constantemente su trabajo. No obstante, cuando pudo jugar arrojó los buenos resultados que ya había demostrado en el pasado: registró un récord de 4-1, con una efectividad de 3.20 en 10 aperturas. Además, fue campeón de liga y de la Serie de Japón. Sin embargo, el club decidió dejarlo en libertad tras 4 años de relación, pero su futuro en la liga no corre peligro ya que los Marinos de Lotte lo firmaron para la temporada 2013.
 
   14. Enyelbert Soto (Chunichi). El venezolano se perdió la primera mitad de la campaña debido a una lesión, pero en lo que empezó a trabajar como abridor volvió a demostrar el talento que lo llevó a la fama durante su debut en la liga en 2011. Registró récord de 4-1 y una efectividad de 2.17 en 9 aperturas. El club quiso retenerlo, pero la oferta que le presentó fue muy modesta y éste terminó firmando por las siguientes dos temporadas con las Estrellas de DeNA, por lo que lo veremos otra vez en acción en Japón el año que viene.
 
   15. Alfredo Fígaro (Orix). El derecho dominicano tuvo un año para el olvido luego de gozar de un prometedor debut en la liga en 2011. La insistencia de sus entrenadores en cambiarle su mecánica de lanzar arrojó resultados nefastos: registró un récord de 0-5, con una efectividad de 3.09 en 11 aperturas. A pesar de todo, Orix le hizo una oferta para regresar al club en 2013, pero éste la rechazó y firmó un contrato de ligas menores con los Cerveceros de Milwaukee. No obstante, su regreso a las Grandes Ligas está en suspenso debido a que Orix tiene prioridad sobre sus derechos. Habrá que esperar para conocer cuál será su destino en 2013.
 
   16. Luis Enrique Terrero (Rakuten). A pesar de un comienzo de campaña nefasto, el dominicano mantuvo un puesto fijo en la alineación titular de su club durante los primeros dos meses de la campaña. No obstante, nunca volvió a ver acción después de eso. Sus números finales son para el olvido: .153 de promedio, con un jonrón y 7 empujadas en 34 partidos. El equipo lo dejó en libertad al finalizar el año y parece difícil que regrese a la NPB en el futuro.
 
   17. Enrique González (Seibu). El venezolano tuvo un inicio de campaña promisorio al ser designado como el cerrador de su club antes de disputar el primer juego, pero apenas se subió a la lomita echó por tierra todas las expectativas que se tenían de él. Terminó el año con récord de 2-5, 3 salvados y una efectividad de 7.04. Fue dejado en libertad al finalizar la campaña y parece poco probable que vuelva a jugar en Japón en el futuro.
 
   18. Carlos Rosa (Lotte). Tras una actuación soberbia en la campaña 2011, se esperaba mucho del relevista dominicano pare este año. No obstante, éste defraudó al mostrar muy poco control sobre el montículo, por lo que pasó la mayor parte de la temporada en el equipo menor. Registró una derrota sin victorias en apenas 16 apariciones y su efectividad fue de 6.00. A pesar de todo, el club le dio un voto de confianza y le extendió su contrato por un año más, por lo que volverá a la acción en 2013.
 
   19. Víctor Israel Díaz (Chunichi). El dominicano apenas recibió la oportunidad de jugar y cuando lo hizo no arrojó buenos resultados. Sus promedio final fue de .174, sin jonrones y con apenas una carrera empujada en 21 partidos disputados. No obstante, el manager del equipo considera que tiene mucho potencial y solicitó que se le extendiera su contrato por un año más, por lo que regresará a Japón en 2013.
 
   20. Alex Cabrera (SoftBank). El veterano venezolano tuvo la temporada más decepcionante de su ilustre carrera en la NPB. Afectado constantemente por lesiones apenas vio acción en 8 juegos, en los que bateó para .207, con un jonrón y 3 carreras empujadas. El equipo decidió dejarlo en libertad a finales de julio y a sus 41 años y sin ninguna oferta de otro club sobre la mesa este parece ser el fin de su carrera en Japón.
 
   21. Oscar Salazar (DeNA). El venezolano mostró desde el principio problemas para adaptarse al ritmo de trabajo japonés. Cuando finalmente recibió la oportunidad de jugar mostró algo de talento, pero éste desapareció casi de inmediato. Terminó el año con un promedio de .222, sin cuadrangulares y apenas una carrera empujada. Fue dejado en libertad al finalizar el año y en su futuro no se vislumbra un regreso a la NPB.
 
   22. Giancarlo Alvarado (DeNA). El derecho puertorriqueño tuvo una actuación muy prometedora en su primera apertura del año, pero la falta de control lo empezó a afectar casi de inmediato y luego una lesión simplemente puso fin a su temporada. Apenas lanzó en 8 partidos, en los que dejó récord de 1-5 y una efectividad de 3.92. Fue dejado en libertad y no parece posible que regrese a Japón en el futuro.
 
   23. Máximo Nelson (Chunichi). El espigado dominicano traía consigo muchas expectativas luego del gran año que tuvo en 2011. Sin embargo, una lesión lo limitó a apenas 6 apariciones en las que dejó récord de 0-1 y una efectividad de 7.15. El club lo dejó en libertad incluso antes de que se terminara la campaña, pero ya parece estar en buena forma y se habla de que pudiera regresar a la NPB el año que viene con los Halcones de SoftBank.
 
   24. Levi Romero (Yomiuri/SoftBank). El relevista venezolano se preparaba a disputar su tercera campaña con Yomiuri después de una buena actuación en 2011, pero el exceso de lanzadores extranjeros en el club lo limitó a apenas una salida y al final lo forzó a ser transferido a los Halcones de SoftBank, donde tampoco vio demasiada acción. En total, apenas tuvo 4 apariciones, en las que dejó una efectividad de 7.38. Por su juventud y su talento parecería posible un futuro regreso a la NPB, pero es probable que no sea inmediato.
 
   25. Ángel Castro (SoftBank). El derecho dominicano y su poderosa recta prometían mucho para su club este año, pero al final su actuación se limitó a apenas 3 salidas en las que registró una efectividad de 6.00. El equipo lo dejó en libertad al finalizar la temporada y hasta ahora nada parece indicar que vaya a regresar a Japón en el futuro.
 
   26. Reynel Pinto (SoftBank). El zurdo venezolano llegó con muchas promesas al conjunto de Fukuoka y hasta mostró destellos de calidad durante los entrenamientos primaverales, pero a la hora de la verdad su actuación se redujo a dos nefastas salidas antes de que una lesión pusiera punto y final a su campaña. Su récord fue de 1-1, con una efectividad de 7.33 en 7 entradas y un tercio. Fue dejado en libertad y parece poco probable que regrese a Japón en el futuro.
 
   27. Robert Zárate (Hanshin). El zurdo venezolano, que se había estado desarrollando en las categorías inferiores de los Tigres de Hanshin durante los últimos dos años, finalmente recibió la oportunidad de debutar con el primer equipo, pero su actuación se limitó a 2 salidas en las que registró una efectividad de 9.00. El club lo mantiene en sus planes para el futuro, pero es difícil saber si volverá a jugar con el equipo grande en 2013 o si quedará relegado completamente al conjunto menor.
 
   28. Wilfredo Ledezma (Lotte). El relevista venezolano fue contratado como refuerzo de emergencia a finales de agosto y apenas lanzó una entrada en toda la temporada y en ella permitió 2 carreras para dejar su efectividad en 18.00. No obstante, el equipo le otorgó un nuevo contrato para 2013, así que tendrá la oportunidad de recuperarse y mostrar su talento en la NPB.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir