Mar, 09 Ago 2022 21:25 PM

La Liga del Pacífico promete mantener su jerarquía

   Luego de analizar la semana pasada la actualidad de los equipos de la Liga Central y hacer nuestros pronósticos para las posiciones finales, la columna de esta semana se la dedicamos a la Liga del Pacífico, que promete mantener este año la misma jerarquía de 2012.
 
   A pesar de que las fuerzas de los 6 equipos que la componen siempre han estado muy parejas y, por lo general, cualquiera de ellos podría llevarse el título, lo que hemos visto hasta ahora de la pretemporada sólo indica que nada ha cambiado con respecto al año pasado.
 
   En 2012, los Luchadores de Nippon Ham se coronaron campeones del circuito y avanzaron a los playoffs acompañados de los Leones de Seibu y los Halcones de SoftBank, respectivamente, mientras que la parte baja de la tabla estuvo ocupada por las Águilas de Rakuten (4to), los Marinos de Lotte (5to) y los Búfalos de Orix (6to).
 
   Nuestro pronóstico para la temporada 2013 es básicamente el mismo, con sólo un cambio de orden en la parte baja de la clasificación: Nippon Ham, Seibu, SoftBank, Orix, Rakuten y Lotte. Expliquemos a continuación nuestro razonamiento para seleccionar este orden.
 
   Nippon Ham, a pesar de perder a dos jugadores claves durante el invierno, se mantiene como el conjunto más sólido de la liga y cuenta con todo lo necesario para llevarse el título otra vez y avanzar a la postemporada.
 
   El muy efectivo camarero Kensuke Tanaka se declaró agente libre durante el invierno y firmó un contrato de ligas menores con los Gigantes de San Francisco, mientras que el jardinero Yoshio Itoi, uno de los mejores primeros bates del país, fue enviado a Orix en un controversial cambio hace un par de meses.
 
   No obstante, el club firmó al cubano Michel Abreu, que ha lucido muy bien hasta ahora en los entrenamientos primaverales, y al famoso prospecto Shohei Otani, quien había declarado que quería irse directamente a las Grandes Ligas pero fue convencido por la gerencia de quedarse en Japón y jugar con el equipo.
 
   Abreu aporta un poder ofensivo extranjero que ha estado ausente en la franquicia durante los últimos dos años y que sólo puede ayudar a mejorar el rendimiento del equipo, mientras que Otani, un joven con potencial para ser tanto un gran lanzador como un gran jugador de posición, promete convertirse en la futura estrella del club, tal como lo hizo Yu Darvish en el pasado.
 
   Hideki Kuriyama, un manager que logró llevar a sus jugadores a la Serie de Japón en su primera temporada al mando, se mantiene al frente del conjunto y sólo tiene que seguir el mismo curso que tomó el año pasado para seguir triunfando.
 
   Seibu, a pesar de perder a su capitán Hiroyuki Nakajima, quien firmó como agente libre con los Atléticos de Oakland durante el invierno, mantiene al mismo grupo de jugadores de siempre y tiene talento de sobra para pelear por el título de liga una vez más.
 
   El antesalista Takeya Nakamura, que ha ganado 4 títulos de jonrones en los últimos 5 años, se está recuperando de una lesión pero podrá reincorporarse pronto al equipo para disputar la mayoría de la campaña.
 
   Los dominicanos Esteban Germán y José Ortiz, que tanto contribuyeron al éxito del conjunto el año pasado, están de vuelta y han mostrado muy buena forma en la pretemporada, por lo que volverán a aportar mucho al club. Así mismo, la contratación del norteamericano Dennis Sarfate, quien fue dejado en libertad por Hiroshima, provee al club con un cerrador de calidad que le permite liberar a su as Hideaki Wakui y devolverlo a la rotación de abridores.
 
   El experimentado manager Hisanobu Watanabe se mantiene al frente del conjunto, por lo que no cabe duda de que éste mantendrá su rumbo ganador sin importar cuántas lesiones y problemas se encuentre en el camino.
 
   SoftBank no ha recuperado el roster de primera calidad que lo llevó a ganar la Serie de Japón en 2011, pero parece haber mejorado con respecto al año pasado y promete mantenerse en la pelea por el título.
 
   El regreso del antesalista Nobuhiro Matsuda, que estuvo lesionado durante buena parte de la campaña 2012 y está ahora triunfando con la selección japonesa en el Clásico Mundial de Béisbol, sin duda ayudará a mejorar mucho la ofensiva del club.
 
   El dominicano Wily Mo Peña, que tuvo un debut de ensueño el año pasado en la liga, también está de regreso y promete seguir aportando al mismo nivel que lo hizo en 2012. Así mismo, la firma del lanzador nicaragüense Vicente Padilla, que tiene 14 años de experiencia en las Grandes Ligas, representa un refuerzo importante para la rotación de abridores del club.
 
   El manager Koji Akiyama, ya en su quinta campaña al frente del equipo, sólo necesita mantener el mismo rumbo que ha transitado hasta ahora para conducir al club a una nueva presencia en la postemporada.
 
   Orix, que fue la máxima decepción de la temporada pasada al terminar en el último lugar a pesar de contar con una nómina de mucho talento, promete mejorar este año, pero no lo suficiente como para convertirse en un contendiente al título.
 
   La llegada de Itoi, que es un jugador de primera categoría, a través del cambio realizado con Nippon Ham y la adquisición de Keiichi Hirano, quien llegó de Hanshin como agente libre, sin duda ayudarán a mejorar mucho el rendimiento tanto ofensivo como defensivo del club.
 
   Adicionalmente, la recuperación del jardinero Tomotaka Sakaguchi, que estuvo lesionado casi toda la temporada pasada, y el regreso del inicialista surcoreano Dae Ho Lee, que tuvo un espectacular debut en la liga en 2012, contribuirán también a reforzar la ofensiva del conjunto.
 
   No obstante, la llegada de un nuevo manager, Hiroshi Moriwaki, quien no tiene experiencia previa en el puesto, podría representar un paso atrás en lugar de un paso adelante para el club y así lo demuestran los resultados alcanzados hasta ahora por el mismo en los juegos de pretemporada. Su récord de 2 victorias, 10 derrotas y un empate lo colocan como el peor de los 12 conjuntos de la NPB.
 
   Rakuten estuvo a un paso de clasificar a la postemporada en 2012, pero al final no pudo lograrlo y terminó con un récord de 67-67-10, lo que describe muy bien la campaña de altibajos que tuvo.
 
   Con un grupo joven, el mejor lanzador de la NPB en la actualidad sobre el montículo y un manager experimentado, el equipo podría dar la pelea otra vez en 2013, pero mucho de su éxito dependerá del aporte que puedan hacer los nuevos importados del equipo.
 
   Lamentablemente para los fanáticos del club, 4 de los extranjeros que vieron acción con el conjunto en 2012, los dominicanos José Fernández, Kelvin Jiménez y Luis Enrique Terrero y el mexicano Luis Alfonso García, no rindieron tanto como se esperaba de ellos y por eso fueron dejados en libertad al terminar la temporada.
 
   Este año la gerencia decidió invertir en el ex grandeliga Andruw Jones y el norteamericano Casey McGehee, quienes en el papel prometen aportar mucho a la ofensiva del club. No obstante, primero deberán demostrar que pueden adaptarse con éxito al ritmo de trabajo japonés para poder cumplir con las expectativas que se tienen de ellos.
 
   Lotte, por último, mantiene el mismo grupo de jugadores que en 2012 estuvo liderando la liga hasta principios de agosto y después cayó al quinto lugar en los dos últimos meses del calendario.
 
   La única firma relevante que hicieron fue la del veterano lanzador puertorriqueño Dicky González, a quien piensan utilizar como relevista y no como abridor, que ha sido su rol principal durante los últimos años.
 
   La llegada el experimentado manager Tsutomu Ito, quien llevó a Seibu al título de la Serie de Japón en 2004, trae esperanzas a los fanáticos del club, pero su presencia puede que no afecte demasiado los resultados de un conjunto que mantiene las mismas limitaciones que tuvo en 2012.
 
   Es por esto que, tomando en cuenta las situaciones actuales de los 6 equipos, nos atrevemos a pronosticar que Nippon Ham, Seibu y SoftBank serán otra vez los clasificados a la postemporada en 2013.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir