Mar, 09 Ago 2022 22:50 PM

Juegos interligas pondrán a prueba a los líderes

   La serie anual de juegos interligas de la NPB, que dará inicio este martes 14 de mayo y se extenderá hasta el 16 de junio, pondrá a prueba a los líderes de ambos circuitos y decidirá buena parte del destino de algunos clubes en la presente campaña.
 
   Históricamente, los equipos de la Liga del Pacífico han dominado a sus pares de la Liga Central durante esta serie de enfrentamientos y más de un club ha sentado las bases de una temporada exitosa a través de su actuación en este mini torneo.
 
   Desde que en 2005 empezó a disputarse la serie, 5 de los 8 conjuntos que han terminado en el primer lugar de la tabla han clasificado a la postemporada y 3 de ellos han logrado capturar el título de la Serie de Japón, incluyendo los dos campeones más recientes.
 
   Por su puesto, una buena actuación en estos enfrentamientos no garantiza el éxito de toda una campaña, pero sin duda tiene una gran influencia, buena o mala, en los resultados de cada equipo.
 
   Los Marinos de Lotte, por ejemplo, comienzan la serie como la novena que está en mejor forma en la NPB luego ganar 9 de sus últimos 10 partidos y capturar el liderato de la Liga del Pacífico. Los juegos interligas podrían ayudarla a extender su buen momento y afianzarse en el primer lugar de su circuito, pero también podrían interrumpir su buena racha y devolverla a la parte baja de la tabla.
 
   Luego de haber ganado la serie en dos ocasiones anteriores el club de Chiba cuenta con todo lo necesario para repetir la hazaña, pero habrá que ver qué tipo de juego presentan sus rivales durante la misma.
 
   Los Tigres de Hanshin también atraviesan un momento de juego extraordinario luego de cosechar 6 victorias en fila y 8 triunfos en sus últimos 9 enfrentamientos. Esta racha los ha colocado a sólo juego y medio del primer puesto de la Liga Central, detrás de un líder que por momentos pareció inalcanzable.
 
   Si el conjunto de Nishinomiya logra trasladar esa buena racha de resultados a este torneo podría emerger del mismo como líder de su circuito, pero también es posible que una seguidilla de resultados negativos lo deje fuera de la lucha por la cima.
 
   Los Gigantes de Yomiuri, que precisamente han estado al frente de la Liga Central desde casi el inicio del año, llegan en medio de un mal momento de juego (apenas 2 triunfos en sus últimos 6 juegos) que podría poner en riesgo su liderato.
 
   No obstante, con la nómina más completa de los 12 equipos de la NPB cualquier traspié que pueda sufrir en las próximas semanas será fácilmente corregible en los meses posteriores de la temporada.
 
   Las Águilas de Rakuten constituyen el segundo equipo más caliente de la Liga del Pacífico luego de ganar 6 de sus últimos 7 encuentros, racha que le ha permitido ascender al tercer puesto de la tabla y meterse en posiciones de postemporada.
 
   Con sólo una aparición en los playoffs en toda su historia, el combinado de Sendai intentará aprovechar su buena forma para sumar tantos triunfos como sea posible y fortalecer sus aspiraciones de regresar a la Serie Clímax de su circuito.
 
   Los Búfalos de Orix, campeones de la serie en 2010, llegan con 4 victorias al hilo y necesitados de prolongar esa racha para poder dejar atrás de una vez por todas el mal inicio de campaña que tuvieron. Una alineación repleta de talento ofensivo le otorga las armas necesarias para lograr su objetivo, pero un cuerpo de lanzadores desbalanceado podría interrumpir sus planes.
 
   Tanto los Dragones de Chunichi como las Estrellas de DeNA llegan con récord de 3-3 en sus últimos 6 juegos y necesitados de victorias, pero con distintos tipos de urgencias.
 
   Chunichi estuvo a una victoria de avanzar a la Serie de Japón el año pasado, pero esta temporada se ha visto confinado al foso de la tabla de la Liga Central y su máximo deseo es salir de esa posición lo antes posible.
 
   Su ofensiva ha demostrado ser capaz de producir carreras y su cuerpo de lanzadores también ha mostrado destellos de su tradicional dominio, pero lamentablemente no ha podido sincronizar ambas cosas para concretar los triunfos.
 
   DeNA, por su parte, llega en un período de revitalización que sus fanáticos han estado esperando desde hace 5 años. Luego de terminar último en la tabla cada año desde 2008, esta campaña el conjunto de Yokohama ha empezado a acumular victorias que a finales de año podrían permitirle alcanzar su objetivo más codiciado: dejar de ser el peor equipo de la NPB. Hasta los momentos, su tercer puesto en la clasificación le permite soñar con la postemporada, que es algo que el club nunca ha experimentado hasta ahora.
 
   Los Carpas de Hiroshima y los Halcones de SoftBank llegan cada uno con récord de 2-4 en sus últimos 6 partidos, pero con tendencias distintas. El primero va en descenso luego de empezar la temporada en la parte alta de la tabla, mientras que el segundo va en ascenso luego de comenzar en los últimos puestos de la clasificación.
 
   Hiroshima debe hacer todo lo posible por revertir su tendencia perdedora, especialmente después del prometedor año que tuvo en 2012, cuando terminó cuarta en la clasificación. De lo contrario, podría regresar al quinto puesto de la tabla que tantas veces ha repetido en la última década.
 
   SoftBank, por el contrario, busca prolongar su buen momento para aspirar una vez más a clasificar a los playoffs, a los que no han faltado desde 2010. El conjunto de Fukuoka es el que más títulos de la serie de juegos interligas ha ganado hasta ahora (3), por lo que tradicionalmente este es uno de sus mejores momentos de la temporada.
 
   Los Leones de Seibu y las Golondrinas de Yakult llegan con 4 derrotas en fila a sus espaldas y necesitados de poner punto y final a sus malas rachas de resultados para poder meterse de nuevo en la pelea por el título de sus respectivos circuitos.
 
   Seibu, que desde principios de campaña se había mantenido en el primer puesto de la Liga del Pacífico, perdió recientemente el liderato a manos de Lotte e intentará recuperarlo concretando una buena serie de enfrentamientos interligas.
 
   Yakult, por su parte, se había mantenido como el escolta de Yomiuri en la Liga Central, pero también perdió su puesto en las últimas semanas debido a sus malos resultados. El título de liga puede que esté fuera de su alcance, por lo que su objetivo principal será clasificar de nuevo a los playoffs.
 
   Por último, están los Luchadores de Nippon Ham, que disputaron la Serie de Japón el año pasado pero que ahora llegan a los juegos interligas con 7 derrotas consecutivas y como el peor equipo de toda la NPB.
 
   Con talento suficiente como para disputar el título de su circuito, está más necesitado que nunca de aprovechar los buenos resultados que tradicionalmente obtienen los equipos de la Liga del Pacífico en la serie para enderezar su curso y regresar a la parte alta de la clasificación.
 
   En poco más de un mes conoceremos quiénes se beneficiaron y quiénes salieron perjudicados de su cita anual con los equipos del circuito rival.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir