Mar, 09 Ago 2022 20:00 PM

En la NPB, después de la victoria viene la oferta

   Una de las tradiciones más arraigadas del béisbol japonés es celebrar el título, o el logro destacado de un equipo, con un período de ofertas realizadas por la compañía matriz que ningún comprador de la ciudad en cuestión puede pasar por alto.
 
   No se debe olvidar que, con la excepción de los Carpas de Hiroshima, los demás clubes de la NPB existen por razones primordialmente publicitarias. Su objetivo principal no es otro que promover el nombre de las empresas a las que pertenecen.
 
   Es por esto que desde que los Gigantes de Yomiuri se coronaron campeones de la Liga Central por segundo año consecutivo el pasado 22 de septiembre las ofertas celebratorias de cada uno de los equipos que han clasificado a la postemporada no se han hecho esperar.
 
   Tan pronto como el laureado conjunto de Tokio aseguró matemáticamente su título, la cadena de tiendas por departamento Mitsukoshi, que está ligada al Grupo Yomiuri, que también es dueño del equipo, anunció una serie de ofertas en sus 39 localidades alrededor del país titulada “Giants Festa” para celebrar el triunfo.
 
   Así mismo, la cadena de tiendas de conveniencia Seven-Eleven, también ligada al Grupo Yomiuri, anunció un período de 3 días de ofertas especiales que dio inicio la mañana siguiente a la captura del título.
 
   Como los Gigantes son favoritos para avanzar a la Serie de Japón y repetir como campeones nacionales, es probable que estas ofertas se repitan, incluso en mejores condiciones, si el equipo se corona campeón.
 
   Hiroshima, que el 25 de septiembre clasificó por primera vez en su historia a la postemporada de la Liga Central, tampoco dejó de honrar esta tradición, a pesar de no estar ligado directamente a una compañía.
 
   El club rojo todavía tiene un récord perdedor y apenas aseguró el tercer puesto de la tabla, pero éste le permitirá participar en los playoffs del circuito por primera vez desde que éstos empezaron a disputarse en 2007.
 
   Además, esta es la primera vez desde 1997 que el conjunto termina entre los tres primeros de la clasificación y ahora tendrá la oportunidad de pelear por el pase a la Serie de Japón, a la que no asiste desde 1991, por lo que las razones para celebrar son muchas.
 
   La tienda por departamentos Fukuya, ubicada justo al frente de la principal estación de trenes de la ciudad, realizó una serie de ofertas entre el 26 y el 29 de septiembre para celebrar la clasificación que incluyó la venta, por un precio aproximado de 160 dólares, de un vaso de cristal Baccarat con el logo del equipo.
 
   Adicionalmente, las renombradas tiendas por departamentos Tenmaya, Sogo de Hiroshima y Parco de Hiroshima realizaron varias series de ofertas para festejar el pase del club que duraron 3, 5 y 7 días, respectivamente.
 
   Pero la fiesta más grande de todas fue la reservada para celebrar el título de la Liga del Pacífico obtenido por las Águilas de Rakuten el 26 de septiembre. Por ser un equipo de expansión fundado en 2004, este representa apenas el primer campeonato de su historia y tan sólo su segunda aparición en los playoffs, por lo que la alegría de sus fanáticos no podría ser mayor.
 
   Rakuten, un portal de compras por Internet similar a Amazon, no perdió la oportunidad de realizar una serie de ofertas durante los tres días posteriores a la victoria, mientras que las tiendas por departamentos locales, como Fujisaki, Mitsukoshi y Aeon, se unieron a la celebración realizando sus propias ofertas especiales.
 
   El caso de Rakuten es muy especial, ya que el equipo juega sus partidos como local en Sendai, que fue una de las ciudades más afectadas por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011, y el impacto económico que su triunfo tendrá en la región será considerable.
 
   El profesor Katsuhiro Miyamoto de la Universidad de Kansai calculó que el título tendrá un impacto estimado de 235 millones de dólares en la economía de la Prefectura de Miyagi y que incluso podría ascender a 275 millones si el conjunto termina ganando la Serie de Japón.
 
   Sus cálculos están basados en los gastos inmediatamente ligados a los partidos de postemporada que tendrán lugar en el Estadio Kleenex (costos de entradas, transporte, alimentación, artículos del equipo y demás), pero también incluyen las ofertas realizadas por las tiendas por departamentos, las apariciones públicas del manager y los jugadores más importantes y el desfile por la ciudad para celebrar el triunfo del club.
 
   La historia del béisbol japonés está llena de ejemplos en los que las ofertas realizadas tras la conquista del título de algún equipo particular han generado ganancias extraordinarias y han tenido un impacto muy positivo en la economía de la región en cuestión.
 
   El triunfo en la Serie de Japón de 1996 de la Ola Azul de Orix (hoy Búfalos de Orix) contribuyó enormemente a la recuperación de la ciudad de Kobe, que apenas un año antes había sido devastada por un terremoto y se encontraba en ese momento en pleno proceso de recuperación.
 
   En 1987, por ejemplo, la victoria de los Leones de Seibu en la Serie de Japón fue seguida por 3 días de ofertas en las 1.500 tiendas por departamentos Seibu que existen alrededor del país que generó ganancias aproximadas de 35 millones de dólares.
 
   En 2004, luego de otra corona obtenida por el club, la tienda Seibu ubicada en el distrito Ikebukuro de Tokio tenía largas colas de personas frente a sus puertas a la hora de abrir el local para comenzar otro típico período de 3 días de ofertas.
 
   Cuando en 2003 los Tigres de Hanshin ganaron su primer título de liga en 18 años, el impacto comercial de su triunfo en la economía del país entero se convirtió en uno de los temas de debate más populares en los medios de comunicación y la opinión pública en general.
 
   Por tratarse del segundo equipo más popular de la nación luego de los Gigantes de Yomiuri, fanáticos de todas las regiones del archipiélago se volcaron a celebrar la hazaña comprando todo tipo de artículos con el logo del club y aprovechando las ofertas especiales realizadas por las tiendas por departamento Hanshin.
 
   Aunque no de la misma magnitud, el impacto que tuvo el triunfo de los Halcones de SoftBank en la Serie de Japón de 2011 en la Prefectura de Fukuoka se estimó en 387 millones de dólares y es probable que haya sido mayor alrededor del país.
 
   SoftBank es una de las compañías de telecomunicaciones más grandes y populares del país, por lo que los descuentos ofrecidos en sus productos en ese momento seguramente generaron muchas ventas y mayores ingresos.
 
   Los Marinos de Lotte y el propio SoftBank probablemente serán los equipos que acompañen a Rakuten en la postemporada de la Liga del Pacífico, por lo que es probable que pronto veamos ofertas de ambas compañías para celebrar su clasificación.
 
   Ahora sólo queda esperar que se definan los representantes de cada liga en la Serie de Japón 2013 y que se corone un nuevo campeón del béisbol japonés para ver qué tipo de ofertas realizarán las tiendas ligadas a la compañía cuyo equipo se lleve el título.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir