Mar, 09 Ago 2022 22:54 PM

La época de las noticias intrascendentes

   Hace unos años alabamos en una de nuestras columnas el virtuosismo del periodismo deportivo japonés que, cuando la ocasión lo amerita, realmente inspira respeto por lo detallado y completo que puede llegar a ser a la hora de cubrir un evento determinado.
 
   Sin embargo, como los hechos de verdad importantes no ocurren todos los días y la temporada de béisbol no dura 12 meses, existen períodos del año como este en el que la prensa nipona se va al otro extremo y empieza a publicar noticias totalmente intrascendentes.
 
   A continuación les presentamos algunos ejemplos recientes para que tengan una mejor idea de lo que estamos hablando.
 
   “Toshiya Sugiuchi, Masumi Hoshino, Yuki Egarashi (todos de Yomiuri), Ryuji Ichioka (Hiroshima) y Masataka Yamazaki (Orix) practicaron juntos hoy en Kagoshima. Sugiuchi practicó lanzando la pelota a larga distancia (máximo 90 metros) y también realizó alrededor de 40 lanzamientos desde una superficie plana (mezcló sus lanzamientos quebrados)”. Nikkan Sports, 11 de enero de 2014.
 
   “Akira Iwamoto (Hanshin) realizó una sesión de bullpen el viernes en Naruohama – realizó 10 lanzamientos a un receptor agachado”. Sankei Sports, 11 de enero de 2014.
 
   “Taichi Ishiyama y Tetsuya Yamamoto (ambos de Yakult) partieron hoy hacia Saito, Miyazaki, para sus entrenamientos [personales]”. Sports Hochi, 11 de enero de 2014.
 
   “Shintaro Matsuda (Rakuten) utilizará un bate que pesa entre 880 y 890 gramos este año; aproximadamente 20 gramos más liviano que el año pasado. También concentrará la mayor parte de su peso en el barril”. Sports Hochi, 11 de enero de 2014.
 
   “Los hoteles cercanos a las instalaciones del campamento de entrenamientos primaverales [de Rakuten] en Kumejima se están quedando rápidamente sin habitaciones disponibles”. Sankei Sports, 11 de enero de 2014.
 
   “Toshihiro Sugiura (Yakult), seleccionado en la primera ronda del draft, registró este jueves los mejores tiempos en tres carreras distintas de mil metros cada una durante el primer día del campamento de entrenamientos de la clase del draft”. Daily Sports, 10 de enero de 2014.
 
   “Kentaro Nishimura (Yomiuri) perdió dos kilos de peso durante su viaje de entrenamientos a los Estados Unidos. Tomoyuki Sugano perdió tres kilos”. Sponichi, 9 de enero de 2014.
 
   “Daisuke Miura, Hiroshi Kobayashi y Kazuki Mishima entrenaron juntos hoy en Atsugi, Kanagawa. La sesión comenzó a las 8 de la mañana con una caminata a la cima del Monte Hakusan (284 metros)”. Daily Sports, 9 de enero de 2014.
 
   “El manager del Equipo Samurai, Hiroki Kokubo, visitará a los 12 clubes [de la NPB] durante sus entrenamientos primaverales. Planea comenzar con Rakuten el primero de febrero”. Sankei Sports, 7 de enero de 2014.
 
   Todos estos y muchos ejemplos más los pueden conseguir en el extraordinario portal Yakyubaka.com gracias al esfuerzo sobrehumano de su autor, Gen Sueyoshi, quien se dedica a realizar resúmenes en inglés de TODA la información referente al béisbol que publican a diario los medios deportivos más importantes de Japón.
 
   Probablemente habrán notado la riqueza de los detalles en los ejemplos que acabamos de presentarles. Esta es una de las características más definitivas de la cultura japonesa en general.
 
   Nosotros, en Latinoamérica, somos de los que compramos un reproductor de DVD, tiramos el manual de instrucciones a la basura y empezamos a apretar botones para descubrir cómo funciona. Los japoneses, por el contrario, no mueven un dedo sin leer primero, exhaustivamente, el manual de instrucciones.
 
   Es por esto que el hecho de que un jugador baje 3 kilos de peso, utilice un bate que pese 20 gramos menos que antes o que un lanzador realice lanzamientos a un receptor que está parado en lugar de estar agachado, constituye algo noticioso para los lectores.
 
   Puede que el hecho de que un jugador importado que salió de vuelta a su país del aeropuerto de Narita o que la sesión de entrenamiento de hoy de tal pelotero incluyó trotar, fildear y batear no sean noticias que despierten la atención de la mayoría del público, pero sin duda les interesan a algunos y, sobre todo, cubren un espacio de debe llenarse a la hora de encender las rotativas.
 
   Japón cuenta con 7 diarios deportivos de circulación nacional (Sankei Sports, Sponichi, Nikkan Sports, Daily Sports, Sports Hochi, Tokyo Sports y Chunichi Sports, todos ellos con una circulación de entre 1 y 2 millones de copias) y la cantidad de información que se requiere para llenarlos es inmensa. Esta es la razón por la cual se enfocan tanto en los detalles, puesto que el más pequeño de ellos puede convertirse en una noticia trascendental dependiendo del contexto en el que ocurra.
 
   Cuando la temporada regular se encuentra en plena acción las noticias abundan, por lo que no hay que trabajar demasiado para conseguir algo que valga la pena publicar. No obstante, durante el descanso invernal las buenas historias brillan por su ausencia, por lo que la excesiva creatividad o incluso la desesperación pueden obligar a los editores a publicar noticias poco usuales.
 
   Esto es especialmente cierto durante el mes de enero, en el que ocurren muy pocas cosas importantes. La mayoría de las contrataciones y las renovaciones de contratos, tanto de jugadores extranjeros como de los locales, ocurren en diciembre, por lo que en enero la actividad de los equipos es casi nula, excepto al final del mes, cuando los peloteros empiezan a reunirse para el inicio de los entrenamientos primaverales el primero de febrero.
 
   Puede que parezca poco profesional publicar historias como las que les presentamos al principio de esta columna, pero al fin y al cabo es una necesidad de la profesión y como ya mencionamos anteriormente los japoneses suelen compensar estas bajas notas con coberturas extremadamente completas de hechos que sí ameritan la atención del público, como el actual proceso de negociaciones entre el lanzador Masahiro Tanaka y los clubes de las Grandes Ligas que están interesados en firmarlo.
 
   Hasta ahora, los medios nipones han seguido con extremo detalle todos los movimientos del cotizado lanzador, han revisado exhaustivamente todo lo que ha publicado al respecto la prensa norteamericana y han hecho sus análisis y predicciones basados en la información que han logrado recopilar.
 
   Si de algo podemos estar seguros es que, al momento en que se anuncie el equipo con el que firme un contrato para la temporada 2014, la noticia aparecerá en las portadas de todos los diarios deportivos acompañada de una infinidad de detalles, como la fecha estimada de su debut en las mayores, las fechas en las que posiblemente se enfrentará a otros equipos que cuentan con jugadores japoneses famosos en sus nóminas y un perfil completo de su nuevo club, su estadio y su ciudad.
 
   Por los momentos, mientras esperamos el anuncio de esa gran noticia tendremos que entretenernos unos días más con el sinnúmero de historias intrascendentes que acostumbran a llenar diarios deportivos japoneses a esta altura del año.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir