Mar, 09 Ago 2022 22:20 PM

Liga Central: Hiroshima y DeNA seguirán mejorando

   A menos de dos semanas para el inicio de la temporada regular del béisbol japonés el momento no podría ser más propicio para presentar nuestros pronósticos para este año, comenzando con lo que creemos ocurrirá en la Liga Central.
 
   Nuestro candidato para llevarse el título del circuito, a pesar de que parezca monótono y poco sorpresivo, no es otro que los Gigantes de Yomiuri. No por su nombre y su tradición ganadora sino porque, sencillamente, siguen teniendo el equipo más completo de la liga.
 
   A pesar de la pérdida del derecho norteamericano Dennis Houlton y de las dudosas formas del zurdo estelar Tetsuya Utsumi y del joven derecho Hirokazu Sawamura, el cuerpo de abridores del conjunto continúa siendo el de mayor profundidad del circuito.
 
   Su rotación incluye a dos jóvenes muy talentosos, el confiable Tomoyuki Sugano y el prometedor Ryosuke Miyaguni, y también a dos veteranos de mucho peso, Toshiya Sugiuchi y el ya mencionado Utsumi. Adicionalmente, la llegada del derecho Kan Otake como agente libre agrega un candidato más a la lista que podrá ser utilizado según sea necesario.
 
   Sawamura, quien también podría ser incluido en el cuerpo de abridores en caso de emergencia, se perfila como uno de los pilares de un grupo de relevistas que también incluye al canadiense Scott Mathieson, al zurdo Tetsuya Yamaguchi y al efectivo cerrador Kentaro Nishimura.
 
   La ofensiva del club estará liderada por el receptor y perenne candidato al galardón del Jugador Más Valioso Shinnosuke Abe y respaldada por el poderoso antesalista Shuichi Murata, el muy completo campo corto Hayato Sakamoto y el habilidoso jardinero central Hisayoshi Chono, además del valioso aporte del venezolano José Celestino López y el recién llegado cubano Leslie Anderson.
 
   Incluso la defensa del conjunto se ha visto reforzada con la llegada de los agentes libres Yasayuki Kataoka y Hirokazu Ibata, quienes buscarán ponerle punto y final a la larga búsqueda de un camarero de calidad que ha venido realizando el club en los últimos años.
 
   Por donde quiera que se le vea, Yomiuri tiene el roster más completo de todo el circuito y, por lo tanto, es el más claro candidato a coronarse campeón de liga en 2014.
 
   El declive lento pero consistente de los otros dos “grandes” de la conferencia, los Tigres de Hanshin y los Dragones de Chunichi, nos llevan a apostar por los Carpas de Hiroshima para quedarse con el segundo puesto de la tabla de clasificación este año.
 
   Liderado por el que es para muchos el mejor lanzador japonés de la actualidad luego de la partida de Masahiro Tanaka, el derecho Kenta Maeda, el conjunto rojo promete mantener la línea ascendente que ha mostrado en su juego en los últimos dos años.
 
   Su rotación de abridores incluye al confiable novato Yosuke Nomura y al veterano norteamericano Bryan Bullington, además del joven sensación Daichi Osera, quien fue seleccionado por el club en la primera ronda del draft de 2013.
 
   El grupo de relevistas presenta ciertas dudas, pero la presencia del norteamericano Kam Mickolio en el rol de cerrador promete controlar una buena parte de las mismas.
 
   Los también estadounidenses Kila Ka’aihue y Brad Eldred, quienes arrojaron resultados muy satisfactorios el año pasado, ofrecen mucha consistencia a una ofensiva que espera explotar al máximo el talento de su joven estrella Shota Dobayashi.
 
   El recién contratado dominicano Rainel Rosario no parece destinado a convertirse en protagonista del conjunto en su primera campaña en el roster, pero sin duda es posible que contribuya al éxito del mismo.
 
   Luego de perderse los playoffs el año pasado por primera vez en 8 campañas, los Dragones de Chunichi cuentan con todas las armas necesarias para capturar el tercer puesto de la clasificación y regresar a la postemporada en 2014, si bien no parecen estar listos todavía para pelear otra vez por el título de la liga.
 
   Las pérdidas del veterano Hirokazu Ibata y el confiable lanzador Kenichi Nakata sin duda se harán sentir en el roster, pero el regreso a la organización del manager más exitoso en la historia del club, Hiromitsu Ochiai, quien asumió el cargo de gerente general, promete devolver al conjunto al camino de la victoria.
 
   El veterano receptor Motonobu Tanishige, quien fue prácticamente la mano derecha de Ochiai durante su mandato como estratega, será ahora el nuevo manager del equipo, lo que garantiza el regreso al terreno de las exitosas tácticas de juego que utilizó Ochiai en su momento.
 
   No obstante, existen muchas dudas en el roster. El abridor estelar Kazuki Yoshimi y el relevista sensación Takuya Asao siguen lesionados y no parecen destinados a ver demasiada acción este año. Quizás el defecto más importante sea el hecho de que Tanishige no tiene experiencia como manager y que además planea seguir siendo el receptor titular del conjunto, por lo que el peso de ambos roles podría afectarlo negativamente durante la campaña.
 
   El regreso de los dominicanos Héctor Luna y Daniel Cabrera, quienes rindieron muy bien el año pasado, promete ayudar, al igual que la llegada de sus compatriotas Alexis Gómez, Anderson Hernández y Nelson Payano, pero debido a las dudas existentes en otros departamentos puede que su contribución no sea suficiente como para regalarles un título a los fanáticos.
 
   La salida de las Estrellas de DeNA del foso de la clasificación ha sido lenta pero consistente, por lo que este año nos atrevemos a colocarlas en la cuarta posición. El dominicano Tony Blanco, quien en 2013 fue uno de los dos toleteros más temidos de la NPB, promete volver a ser protagonista ofensivo este año y producir una buena cantidad de carreras para su equipo.
 
   La llegada del venezolano Aarom Baldiris añade poder y productividad a la ofensiva, y también calidad a la defensa de la tercera base, que ha sido una de las debilidades del club en las últimas 2 temporadas. Adicionalmente, el ascenso de otros dos talentos del conjunto, Yoshitomo Tsutsugo y Takehiro Ishikawa, promete convertir la ofensiva de la franquicia en una de las más completas de la liga.
 
   Incluso el cuerpo de lanzadores se ha visto reforzado con la llegada del veterano agente libre Yasutomo Kubo y también del venezolano Guillermo Moscoso, pero la rotación en general sigue siendo débil en comparación a la de sus rivales. Así mismo, el manager Kiyoshi Nakahata, a pesar de su jovial personalidad y su popularidad entre los fanáticos, continúa siendo una de las grandes debilidades del club debido a su pobre capacidad de estrategia.
 
   De completar una gran temporada, el conjunto de Yokohama podría incluso terminar tercero y clasificar a los playoffs por primera vez en su historia, pero debido a los varios puntos débiles que todavía posee creemos que la cuarta posición será lo máximo que alcanzará este año.
 
   Los Tigres de Hanshin tuvieron un éxito un poco sorpresivo en 2013 al terminar segundos en la tabla y sin duda tratarán de emularlo esta campaña, pero todo parece indicar que no podrán lograrlo.
 
   El conjunto está en claro declive debido a varias lesiones, a la pérdida de dos de sus mejores abridores, a la falta de un importado de poder que contribuya a la ofensiva del club y al envejecimiento evidente de sus más respetados veteranos, quienes ya no pueden rendir tanto como antes.
 
   El equipo apenas ha logrado ganar un partido en toda la pretemporada y no se encuentra de último en la tabla primaveral debido a que ha cosechado un par de empates más que su inmediato perseguidor.
 
   La partida de Kubo a DeNA y del norteamericano Jason Standridge a los Halcones de SoftBank deja a la rotación en las manos del veterano Atsushi Nomi, del estadounidense Randy Messenger y del novato Shintaro Fujinami y a la espera de lo que puedan lograr los tres jóvenes lanzadores seleccionados en el draft de 2013.
 
   El estadounidense Matt Murton, que ya ha sido criticado en diversas ocasiones, se perfila como la única esperanza importada para contribuir a la ofensiva del equipo luego de que el dominicano Mauro Gómez cayera víctima de una lesión menor que todavía lo mantiene al margen.
 
   El veterano Takahiro Arai parece haber dejado atrás sus mejores años sobre el terreno y aporte del ex grandeliga Kosuke Fukudome está llamado a ser interrumpido constantemente por diversas lesiones.
 
   Puede que de alguna forma el conjunto logre reencontrarse y producir una campaña de calidad como la lograda el año pasado, pero lo más probable es que esto no ocurra.
 
   El último puesto de la clasificación se lo otorgamos al candidato que parece no tener otra opción que terminar en esa posición a finales de año: las Golondrinas de Yakult.
 
   Luego de la temporada histórica registrada el año pasado por el curazoleño Wladimir Balentien, quien impuso un nuevo récord de jonrones para la NPB con 60, el club no parece haber avanzado ni un solo paso en términos de mejorar su nómina.
 
   Su cuerpo de lanzadores, que era una de sus principales fortalezas, se desplomó en 2013 debido a una aguda mezcla de lesiones con el declive del talento de sus principales abridores. Salvo el novato Yasuhiro Ogawa, quien fue el máximo ganador del circuito el año pasado, ninguno de los previos ases del equipo ofrece garantías para este año.
 
   La gerencia contrató a un par de lanzadores norteamericanos con experiencia en las Grandes Ligas, Chris Carpenter y Chris Narveson, con la esperanza de que ambos contribuyan a mejorar la situación, pero hasta ahora ninguno de ellos ha arrojado resultados destacados.
 
   Balentien y el norteamericano Lastings Milledge prometen volver a ayudar a la ofensiva del club, pero sin un grupo de lanzadores de calidad no será mucho lo que podrán lograr.
 
   El rendimiento del equipo en la pretemporada hasta ahora lo dice todo: ocupa el último lugar de la tabla con récord de un triunfo, 8 derrotas y un empate. Hay quienes insisten en que los resultados de la primavera no representan un reflejo acertado del estado de un equipo, pero en esta ocasión es evidente que sí lo hacen.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir