Mar, 09 Ago 2022 21:02 PM

Liga del Pacífico: SoftBank y Rakuten son favoritos

   Luego de haberles presentado nuestro pronóstico para la Liga Central en la columna de la semana pasada, esta semana nos dedicaremos a analizar lo que podrían hacer los 6 equipos de la Liga del Pacífico, que como todos los años están muy parejos.
 
   A pesar de no haber clasificado a los playoffs en 2013 los Halcones de SoftBank lucen como los principales favoritos para coronarse campeones del circuito este año. Su ofensiva luce incluso más temible y su cuerpo de lanzadores ha sido muy bien reforzado.
 
   Esta última área fue la que más afectó el rendimiento del club el año pasado. A pesar de contar en sus filas con el ganador del Premio Sawamura de 2012, Tadashi Settsu, y con otros abridores de calidad, el equipo simplemente no pudo mantener su ventaja en varios partidos claves a finales de año, por lo que terminó perdiéndose la postemporada por apenas un juego.
 
   Este año, sin embargo, la gerencia firmó a los experimentados norteamericanos Jason Standridge y Brian Wolfe para darle mucha más profundidad a su rotación de abridores y también a Dennis Sarfate, quien le dará más solidez al cuerpo de relevistas.
 
   Por si esto no fuera suficiente, también reforzó la ofensiva con la llegada del surcoreano Dae Ho Lee, quien ha rendido muy bien en los dos años que ha jugado en Japón, y también del cubano Bárbaro Cañizares, quien si bien no vio acción en la pretemporada llega al país precedido de su fama de gran bateador.
 
   Estos dos jugadores, sumados a una alineación que incluye a Seiichi Uchikawa, Nobuhiro Matsuda, Yuya Hasegawa, Kenta Imamiya, Yuichi Honda y Yuki Yanagita, prometen convertir la ofensiva del club en la más productiva y temida de la liga.
 
   El récord del equipo en la pretemporada ya sirve de advertencia en relación a lo que se puede esperar del mismo este año: 15 victorias, 2 derrotas y 2 empates, números que le permitieron liderar cómodamente la clasificación primaveral de la NPB.
 
   Sin duda es posible que, al igual que el año pasado, algo ocurra y el club termine defraudando e incluso perdiéndose otra vez los playoffs, pero lo más probable es que cumpla con las expectativas que ha generado hasta ahora y se corone campeón del circuito.
 
   El segundo lugar de la tabla de posiciones se lo otorgamos a las Águilas de Rakuten, que vienen de obtener en 2013 su primer título de liga y también su primera Serie de Japón.
 
   La pérdida de su jugador más importante, Masahiro Tanaka, les resta solidez en su rotación de abridores, al igual que afectará negativamente a su ofensiva la partida del norteamericano Casey McGehee, quien fue uno de sus protagonistas en ese departamento en 2013.
 
   No obstante, el roster del conjunto cuenta con suficiente talento como para cubrir esas ausencias de manera adecuada. El novato Takahiro Norimoto, a pesar de disputar apenas su segunda campaña como profesional, está listo para asumir el rol de as del equipo y los más experimentados Manabu Mima y Satoshi Nagai están disponibles para ayudar al club a sumar varias victorias más.
 
   La gerencia tuvo incluso la suerte de adquirir al novato Yuki Matsui durante el draft del año pasado y éste rindió de una manera tan satisfactoria durante la pretemporada que su manager ya anunció que lo incluirá en su rotación de abridores desde el primer día de la campaña.
 
   En lo referente a la ofensiva, el curazoleño Andruw Jones seguirá siendo la inspiración de un grupo de jóvenes que, gracias a su sola presencia en el dugout, elevó su juego para llevar al equipo a ganar los dos títulos que obtuvo en 2013.
 
   El ex grandeliga Kazuo Matsui continuará siendo un pilar fundamental de la alineación, que este año estará reforzada por el también ex grandeliga Kevin Youkilis, quien fue contratado para remplazar a McGehee en la tercera base.
 
   Al igual que SoftBank, Rakuten ya demostró en la pretemporada estar listo para cumplir con su rol de favorito para pelear por el título de liga al registrar el segundo mejor récord de la primavera: 12 triunfos, 3 reveses y 2 empates.
 
   Los Luchadores de Nippon Ham han demostrado en los últimos dos meses tener las herramientas necesarias para regresar a la postemporada en 2014, luego de haber terminado en el foso de la clasificación la campaña pasada.
 
   Su roster se mantiene más o menos igual, pero lo que sí ha cambiado es el rendimiento de sus jugadores más importantes, quienes este año parecen haber recuperado su mejor forma.
 
   El novato sensación Shohei Otani, quien ya deslumbró el año pasado al trabajar simultáneamente como abridor y jardinero, se encuentra en incluso mejor forma este año y está llamado a ser un miembro fijo de la rotación de abridores del club.
 
   El zurdo Mitsuo Yoshikawa y el experimentado Masaru Takeda continuarán contribuyendo al éxito del club en ese departamento, que esta campaña se ha visto reforzado con la llegada del mexicano Luis Mendoza y el norteamericano Michael Crotta.
 
   En la parte ofensiva, además del aporte de Otani, que ya es importante, también serán claves las contribuciones de Sho Nakata, quien está llamado a ser uno de los mejores bateadores de poder japoneses del futuro; del cubano Michel Abreu, quien ganó el título de jonrones de la liga en 2013, y de su compatriota Juan Miranda, quien fue firmado durante el invierno y que promete arrojar resultados similares a los de Abreu.
 
   El cuarto lugar en la clasificación de la pretemporada, con récord de 9 triunfos, 5 derrotas y 2 empates, atestigua que el club está listo para meterse de nuevo en los playoffs.
 
   Los Marinos de Lotte, que clasificaron a la postemporada en 2013, parecen destinados a quedar en el cuarto lugar de la tabla este año. Su roster, a pesar de mantener su calidad del año pasado, no se reforzó lo suficiente como para hacerle frente a los tres candidatos que mencionamos anteriormente.
 
   Su rotación de abridores, liderada por el veterano Yoshihisa Naruse y por el prometedor Takuya Furuya, sigue siendo buena, pero quizás no lo suficiente como para repetir el éxito de 2013. La llegada del veterano Hideaki Wakui, quien lució muy mal durante la primavera, podría crear más problemas de los que podría resolver.
 
   El bullpen, que incluye al confiable dominicano Carlos Rosa y al líder de salvados del año pasado Naoya Masuda, sigue siendo de mucha calidad, pero es probable que no pueda preservar muchas ventajas si el cuerpo de abridores no logra conseguirlas primero.
 
   La ofensiva se ha visto reforzada con la llegada del mexicano Luis Cruz y el novato Seiya Inoue, pero puede que sus aportes no sean suficientes como para marcar una diferencia notable. Si bien Inoue tuvo una gran pretemporada al terminar con el promedio de bateo más alto de toda la NPB (.435), el rendimiento de Cruz ha sido más bien modesto (.184).
 
   El conjunto de Chiba podría dar de nuevo la sorpresa y clasificar a los playoffs como lo hizo el año pasado, pero para lograrlo deberá primero superar en juego y resultados a al menos 3 de sus rivales divisionales.
 
   Los Leones de Seibu son perennes candidatos al título de liga, pero este año parecen destinados a bajar al quinto puesto de la clasificación debido a un roster debilitado y a la llegada de un nuevo manager que podría necesitar más de un año para guiar al equipo a una temporada exitosa.
 
   Su rotación de abridores, que ya pasó trabajo el año pasado debido a la ausencia de un as que liderase al resto del grupo, sólo se ha visto reforzada esta campaña con la firma del norteamericano Greg Reynolds, quien si bien registró la efectividad más baja de la primavera en toda la liga (0.53) no podrá decidir el éxito del equipo por sí solo.
 
   Jóvenes promesas como Hideto Asamura y Takumi Kuriyama seguirán aportando mucho a la ofensiva, pero las lesiones que aquejan a estrellas como el jonronero Takeya Nakamura prometen seguir trastocando los planes del equipo.
 
   El récord de 5 victorias, 9 derrotas y 2 empates obtenido en la pretemporada es un indicador de que el club todavía tiene mucho trabajo por hacer, pero no necesariamente de que tendrá que esperar mucho para terminarlo. Es muy posible que logre hacerlo todo este mismo año.
 
   A los Búfalos de Orix los vemos de regreso en el foso de la tabla en 2014. Su grupo de jugadores sigue siendo muy bueno y su cuerpo de lanzadores, liderado por el gran Chihiro Kaneko, también, pero por alguna razón el equipo no termina de sincronizar todas sus partes para poder registrar un récord ganador.
 
   Las llegadas de los dominicanos Esteban Germán y Wily Mo Peña y también del cubano Yuniesky Betancourt seguramente aportarán mucho a la ofensiva del club, pero si el resto de sus compañeros no puede respaldarlos entonces el conjunto no podrá avanzar demasiado.
 
   Otro factor importante que parece tener en su contra es la labor del manager Hiroshi Moriwaki, quien tras un año al frente del club no parece haber aprendido cómo guiarlo al camino del triunfo. Por el contrario, su actuación parece haber producido la partida de los dos extranjeros más productivos del roster el año pasado: el surcoreano Dae Ho Lee, que firmó con SoftBank, y el venezolano Aarom Baldiris, que firmó con las Estrellas de DeNA.
 
   Al igual que con el resto de los clubes de la liga, todo es posible para Orix este año. Así como parecen destinados a quedar de últimos, también podrían sorprender y quedarse con el título. No obstante, todo parece indicar que a finales de año se verán en el primero de estos dos escenarios, no en el último.
 
   Al menos así lo refleja su récord de la pretemporada: 6 victorias, 11 derrotas y 2 empates, números que le otorgaron el noveno puesto de la clasificación general y el más bajo entre los 6 representantes de la Liga del Pacífico.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir