Mar, 09 Ago 2022 20:01 PM

Toleteros latinos cumplen con las expectativas

   A principios de año advertimos en una de nuestras columnas que los toleteros latinos, por ser tan numerosos y estar ubicados en la parte fuerte de las alineaciones de sus respectivos equipos, podrían dominar la ofensiva de la NPB esta temporada.
 
   Eso es exactamente lo que ha ocurrido, al menos tras trascurrido el primer mes de la campaña. La mejor prueba de ello fue lo visto en la tabla de estadísticas el pasado 7 de mayo, cuando tres latinos ocuparon los lideratos de promedio, jonrones y empujadas de la liga.
 
   El cubano Leslie Anderson, con promedio de .385, se convirtió entonces en el líder bate de la NPB. El dominicano Wily Mo Peña, gracias a los dos cuadrangulares que conectó el día anterior, estaba al frente de ese departamento con 12 y su compatriota Mauro Gómez se mantenía como el máximo productor de carreras del circuito con 34.
 
   Anderson y Gómez han caído al segundo lugar en sus respectivos departamentos, pero ambos se mantienen cerca del liderato y en cualquier momento podrían retomarlo. Peña continúa como el máximo jonronero de la liga, si bien ahora comparte el liderato.
 
   Tan destacada fue la actuación de Peña en el primer mes de la temporada que el robusto toletero de los Búfalos de Orix fue electo como el Jugador Más Valioso del mes de abril en la Liga del Pacífico tras disparar 10 jonrones, remolcar 23 carreras y batear para .292.
 
   Este es el segundo año consecutivo en el que un jugador latino se lleva el galardón en el primer mes de la campaña luego de que el dominicano Tony Blanco lograra esa hazaña el año pasado.
 
   Peña pasó por una mala racha ofensiva a principios de mayo que vio su promedio bajar drásticamente, pero a pesar de todo se ha mantenido en la alineación titular de su club, donde ha continuado produciendo buenos números.
 
   Los casos de Anderson y Gómez son más increíbles aún, ya que ambos están debutando en la pelota nipona y hasta ahora han registrado resultados increíbles.
 
   Anderson comenzó el año como el séptimo bate de los Gigantes de Yomiuri y ha rendido de una manera tan extraordinaria que a la fecha de hoy no es sólo el segundo mejor bateador de la NPB sino que también ha asumido el rol de cuarto bate de su club.
 
   Por si esto fuera poco, es segundo en porcentaje de embasado en la Liga Central con .429, tercero en porcentaje de slugging y hits conectados con .576 y 48, respectivamente, y cuarto en jonrones, carreras empujadas y bases alcanzadas con 7, 31 y 76.
 
   Gómez, por su parte, ha superado también todas las expectativas que se tenían sobre él. A pesar de incorporarse tarde a los entrenamientos primaverales y apenas ver acción durante la pretemporada, ha sido el cuarto bate titular de los Tigres de Hanshin desde el primer día de la temporada y hasta comenzó el año con una seguidilla de 27 juegos en fila embasándose.
 
   Además de ser actualmente el segundo mejor productor de carreras de la NPB con 36, es también líder de la Liga Central en dobles con 12, segundo en bases alcanzadas con 79, cuarto en hits con 47, sexto en porcentaje de slugging con .534 y octavo en promedio con .318.
 
   El inicialista hubiese podido llevarse el premio a Jugador Más Valioso del mes de abril en la Liga Central si no hubiese sido por el inverosímil récord que registró el norteamericano Brad Eldred, quien tras batear para .373, conectar 8 jonrones y remolcar 23 carreras, se quedó con el galardón.
 
   Otros jugadores latinos que también han destacado en el inicio de la campaña son el venezolano José Celestino López, el dominicano Héctor Luna y el venezolano Aarom Baldiris.
 
   López se fue para la calle 4 veces en sus primeros 5 juegos, por lo que se convirtió pronto en el líder de ese departamento en la NPB. Desde entonces ha cedido terreno, pero todavía se mantiene en el tercer puesto de la especialidad en la Liga Central con 10 estacazos.
 
   Su promedio, que se mantuvo sobre .300 hasta mediados de abril, ha caído de manera drástica, pero esto no le ha impedido seguir produciendo para su equipo, los Gigantes de Yomiuri.
 
   A la fecha de hoy, además de ser tercero en jonrones en la Liga Central con 10, también es sexto en bases alcanzadas con 74, octavo en porcentaje de slugging con .525 y décimo en remolques con 23.
 
   A diferencia de López, Luna tuvo un inicio de campaña más bien modesto. No obstante, ha ido mejorando su juego a un punto de que ya se encuentra entre los líderes ofensivos de la Liga Central.
 
   Al momento de escribir esta nota, el isleño se encuentra segundo en dobles con 10, tercero en bases alcanzadas con 77, cuarto en jonrones y anotadas con 7 y 28, respectivamente, quinto en empujadas con 28, sexto en hits con 46, séptimo en porcentaje de slugging con .531 y noveno en promedio con .317.
 
   Baldiris, por su parte, también ha acumulado buenos números a pesar de trabajar mayoritariamente como el sexto bate de las Estrellas de DeNA y no tener mayor protección en la alineación de su club a la hora de batear.
 
   Actualmente, es cuarto en la Liga Central en vuelacercas con 7, noveno en remolques con 24 y décimo en porcentaje de slugging .488, números que han convencido a su manager de utilizarlo como el cuarto bate del club, al menos hasta que el dominicano Tony Blanco se recupere de su lesión y retome esa posición.
 
   Otros 3 latinos figuran también entre los líderes ofensivos de la Liga del Pacífico: el mexicano Luis Cruz, el dominicano Esteban Germán y el cubano Juan Miranda.
 
   Cruz comenzó la temporada como el noveno bate de los Marinos de Lotte y a pesar de sumar 5 imparables en sus 3 primeros juegos y conectar al menos 2 hits en 4 partidos consecutivos a principios de abril no se ganó la titularidad sino hasta finales de ese mes.
 
   Sus números hasta ahora no han sido espectaculares, pero al menos figura como el tercer mejor en el departamento de dobles del circuito con 10 y como el duodécimo mejor en porcentaje de slugging con .429.
 
   Germán, ya en su tercer año en la NPB, continúa arrojando resultados consistentes. A pesar de no tener el mejor de los promedios, sí se encuentra como el séptimo mejor de la liga en hits conectados con 39, tercero en bases robadas con 9 y duodécimo en carreras empujadas con 16.
 
   Miranda, al igual que su compatriota Michel Abreu el año pasado, comenzó la campaña con un promedio extremadamente bajo, pero su club, Luchadores de Nippon Ham, le ha dado la confianza necesaria para superar el difícil proceso de adaptación a la liga.
 
   Es por esto que ahora figura como el octavo mejor en dobles del circuito con 8, como el noveno mejor en remolques con 18 y como el tercer mejor en OPS (porcentaje de embasado + porcentaje de slugging) con .345.
 
   Todavía falta mucho camino por recorrer esta temporada y las cosas podrían cambiar en el futuro, pero al menos hasta el momento los toleteros latinos ha cumplido con las expectativas de ser protagonistas ofensivos en la NPB este año.
 
   Ver hasta 9 de ellos ubicados entre los líderes de las principales categorías ofensivas tanto de la Liga Central como de la Liga del Pacífico es prueba de ello.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir