Mar, 09 Ago 2022 21:43 PM

Jonroneros latinos dominan, pero no como antes

   Cuando el venezolano José Celestino López conectó este viernes su vigésimo cuadrangular de la temporada se marcó la primera vez en 4 años que al menos 4 toleteros latinos alcanzan la barrera de 20 jonrones en una misma campaña en la NPB.
 
   El hecho de que 6 caribeños se hayan ido para la calle en la jornada de ayer confirma el dominio ofensivo que los peloteros de la región están ejerciendo este año, pero a pesar de ello todavía no se acerca al visto durante la era dorada de los jonroneros latinos en Japón.
 
   Hagamos primero un resumen de los números actuales. Los dominicanos Wily Mo Peña (28) y Mauro Gómez (22) y los venezolanos Ernesto Mejía (27) y José Celestino López (21) son los 4 hispanos que han superado la marca de 20 vuelacercas esta temporada.
 
   El también dominicano Héctor Luna, quien actualmente suma 16 batazos de vuelta completa, podría unírseles hacia finales de año, pero parece difícil que algún otro lo haga. Esto quiere decir que, cuando mucho, 5 toleteros latinos podrían alcanzar esa cifra.
 
   De lograrlo, a pesar de que sería algo extraordinario, la de 2014 se convertiría en apenas en la séptima mejor campaña en lo que a jonrones se refiere en la historia del béisbol latino en la NPB. Actualmente, sólo representa la décima mejor.
 
   Peña y Mejía disputan en este momento el liderato de cuadrangulares de la Liga del Pacífico y la probabilidades de que alguno de los dos se quede con el título son buenas. De Lograrlo, esta se convertiría en la cuarta corona de vuelacercas que capture un hispano en los últimos 6 años luego de las obtenidas por Tony Blanco (39 en 2009), Alex Ramírez (49 en 2010) y Michel Abreu (31 en 2013).
 
   No obstante, ese número todavía se vería superado por los 5 títulos obtenidos entre 1999 y 2004 por Roberto Petagine (44 en 1999 y 39 en 2001), Alex Cabrera (55 en 2002), Alex Ramírez (40 en 2003) y Fernando Seguignol (44 en 2004).
 
   La era dorada de los jonroneros latinos en Japón se remonta precisamente a esos años. Entre 2001 y 2006, un mínimo de 5 toleteros caribeños superó la barrera de los 20 cuadrangulares por campaña. Entre 2002 y 2005 ese mínimo ascendió a 6 bateadores y luego alcanzó su cúspide entre 2004 y 2005, cuando la cifra ascendió a 7 jugadores.
 
   Entre 2003 y 2005, un mínimo de 4 toleteros latinos superaron la barrera de los 30 jonrones por campaña, con 2003 destacándose como el mejor año registrado hasta ahora, luego de que 5 bateadores de la región superaran la marca de 30 estacazos.
 
   Para que nuestros lectores tengan una mejor referencia para entender lo que ocurrió en esos años vale la pena resumir aquí, una por una, cada una de las 6 campañas que conforman la era dorada de los jonroneros latinos en la NPB.
 
2001: 5 latinos con 20 o más jonrones
Alex Cabrera (Ven): 49
Roberto Petagine (Ven): 39 (líder de la Liga Central, Jugador Más Valioso del circuito)
Eddy Díaz (Ven): 32
Alex Ramírez (Ven): 29
Pedro Valdés (PR): 21
 
2002: 6 latinos con 20 o más jonrones
Alex Cabrera (Ven): 55 (líder de la Liga del Pacífico, igualó récord para una temporada, Jugador Más Valioso del circuito)
Roberto Petagine (Ven): 41
Sherman Obando (Pan): 26
Alex Ramírez (Ven): 24
Fernando Seguignol (Pan): 23
Pedro Valdés (PR): 21
 
2003: 6 latinos con 20 o más jonrones (5 con 30 o más)
Alex Cabrera (Ven): 50
Alex Ramírez (Ven): 40 (líder de la Liga Central)
Roberto Petagine(Ven): 34
José Ortiz (RD): 33
José Fernández (RD): 32
Pedro Valdés (PR): 26
 
2004: 7 latinos con 20 o más jonrones (4 con 30 o más)
Fernando Seguignol (Pan): 44 (líder de la Liga del Pacífico)
Julio Zuleta (Pan): 37
José Fernández (RD): 33
Alex Ramírez (Ven): 31
Roberto Petagine (Ven): 29
Alex Cabrera (Ven): 25 (jugó sólo media temporada debido a una lesión)
José Ortiz (RD): 24
 
2005: 7 latinos con 20 o más jonrones (4 con 30 o más)
Julio Zuleta (Pan): 43
Alex Cabrera (Ven): 36
Alex Ramírez (Ven): 32
Fernando Seguignol (Pan): 31
Tony Batista (RD): 27
José Fernández (RD): 26
Esterlin Franco (RD): 21
 
2006: 5 latinos con 20 o más jonrones
Alex Cabrera (Ven): 31
Julio Zuleta (Pan): 29
José Fernández (RD): 28
Alex Ramírez (Ven): 26
Fernando Seguignol (Pan): 26
 
   La de 2003 fue la mejor temporada de ese período. El venezolano Alex Cabrera alcanzó los 50 cuadrangulares por segunda campaña consecutiva y 4 latinos más lo acompañaron en el exclusivo grupo de toleteros con 30 o más jonrones: sus compatriotas Alex Ramírez (40), quien ganó el título de la categoría en la Liga Central, y Roberto Petagine (34), y los dominicanos José Ortiz (33) y José Fernández (32). El puertorriqueño Pedro Valdés, con 26 estacazos, elevó a 6 el número de peloteros que alcanzaron los 20 jonrones ese año.
 
   Las campañas 2004 y 2005 representaron la cúspide de esa época, con 7 toleteros caribeños alcanzando la marca de 20 o más vuelacercas. El panameño Fernando Seguignol fue el más destacado de esos 2 años al coronarse campeón jonronero de la Liga del Pacífico en 2004 con 44 batazos de vuelta completa.
 
   El año 2002 fue también memorable, no sólo porque, por primera vez, un total de 6 latinos sumaron al menos 20 estacazos, sino sobre todo porque el venezolano Alex Cabrera igualó con 55 la marca de más vuelacercas para una campaña que estaba vigente en aquel momento.
 
   Esa cifra le fue suficiente para capturar el título de jonrones de la Liga del Pacífico y también para alzarse con el galardón al Jugador Más Valioso de la temporada regular en ese circuito, lo que representó el segundo honor de este tipo obtenido por un latino y además en años consecutivos.
 
   La temporada 2001 fue histórica por muchas razones, si bien sólo 5 toleteros caribeños superaron los 20 cuadrangulares ese año. En primer lugar, porque esa fue la primera vez en la historia que 5 latinos superaron esa barrera. Luego, porque el venezolano Roberto Petagine capturó su segundo título de estacazos en la Liga Central en 3 años y además se convirtió en el primer latino en alzarse con el premio al Jugador Más Valioso de la temporada regular.
 
   Adicionalmente, porque los venezolanos Alex Cabrera y Alex Ramírez iniciaron sus legendarias carreras en la NPB, que luego se extenderían a 12 y 13 temporadas, respectivamente, y en general porque ese fue el año que marcó el inicio de la era dorada de los jonroneros latinos en Japón.
 
   Cabe destacar que la primera vez que 4 toleteros latinos superaron los 20 cuadrangulares en una misma campaña en la NPB fue en 1989, cuando los puertorriqueños Tony Bernazard (34), Germán Rivera (25) y Carlos Ponce (24), junto al cubano Orestes Destrade (32), lograron la hazaña.
 
   Destrade, que apenas disputó 83 partidos debido a que fue firmado como refuerzo de emergencia a mediados de temporada, sonó 32 vuelacercas para sentar las bases de su histórico paso por la liga, que lo vio ganar el título de jonrones de la Liga del Pacífico en las 3 campañas siguientes.
 
   Esto ocurrió apenas un año después de que, por primera vez, 3 latinos superaran la barrera de los 20 cuadrangulares en una campaña gracias a los esfuerzos de los puertorriqueños Carlos Ponce (33) y Tony Bernazard (20) y del panameño Ben Ogilvie (22).
 
   Puede que un latino alcanzando la marca de los 40 jonrones, como lo hizo el año pasado el dominicano Tony Blanco (41), parezca algo que sólo se consiguió recientemente, pero en realidad se trata de una de las marcas más antiguas del béisbol latino en la NPB.
 
   El panameño Dave Roberts, en apenas su segunda campaña en el béisbol japonés, disparó 40 vuelacercas en 1968, cifra que le hubiese bastado para capturar el título de la categoría en la Liga Central si no hubiese sido por la presencia del legendario Sadaharu Oh, quien ganó ese año la séptima de sus 13 coronas consecutivas de la especialidad al irse para la calle en 49 ocasiones.
 
   De manera que, a pesar de lo muy dominante y saludable que luce el béisbol latino en la NPB en este momento, sus logros todavía no se acercan a los de la era dorada de la región en la liga, que ocurrió entre 2001 y 2006, alcanzando su cúspide entre 2003 y 2005.
 
   Por supuesto, es posible que nos encontremos ante el inicio de una nueva era dorada para los jonroneros latinos en la NPB, pero tendremos que esperar varios años más antes de poder confirmarlo. De momento, sólo nos queda celebrar los éxitos cosechados esta campaña.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Compartir