Lun, 28 Nov 2022 00:29 AM

La innegable popularidad del Estadio Koshien

 

El Estadio Koshien es el más querido y popular de todo Japón

 

   El popular portal japonés Sports Navi realizó recientemente una encuesta en la que le pidió a sus fanáticos que escogieran su parque de béisbol preferido en la NPB y el resultado no dejó lugar a dudas: el Estadio Koshien, por mucha ventaja, fue el más votado.

 

   Con el 30,25% de los votos, superó con claridad al Estadio Mazda de Hiroshima (23,17%), el Estadio Meiji Jingu de Tokio (20,48%), el Estadio de Yokohama (17,24%) y el Pay Pay Dome de Fukuoka (14,12%), que ocuparon los siguientes cuatro lugares.

 

   No resulta una sorpresa que ese haya sido el resultado. Después de todo, el Estadio Koshien es literalmente un lugar sagrado para los japoneses, que lo consideran como la meca de ese deporte en el país, tanto para los jugadores como para los fanáticos.

 

   Todo niño que juega béisbol en Japón sueña con participar algún día en el famoso Torneo Koshien, que enfrenta cada año en ese mismo escenario a las mejores escuelas secundarias de la nación para determinar a la mejor de todas sobre el diamante.

 

   Por si eso fuera poco, ese parque es también la sede de los Tigres de Hanshin, uno de los equipos más populares del país y los principales rivales de los Gigantes de Yomiuri, que son al mismo tiempo el club más querido y odiado de todo Japón.

 

   A eso hay que agregarle que se trata del parque de béisbol más viejo del archipiélago y, por lo tanto, el de mayor historia. Inaugurado en 1924 e inspirado en el famoso Polo Grounds de los Gigantes de Nueva York, su figura genera nostalgia y todo tipo de recuerdos entre sus visitantes.

 

   No se trata de nuestro estadio preferido en la NPB, pero sin duda está entre nuestros favoritos debido al encanto de su estructura, que incluye un elegante diseño arquitectónico, grama natural, fanáticos muy animados y la tierra oscura de su cuadro interior que lo distingue de cualquier otro parque del mundo.

 

El Estadio Mazda de Hiroshima es nuestro favorito en Japón

 

   El Estadio Mazda de Hiroshima, que quedó segundo en la encuesta, es de hecho nuestro parque predilecto en todo Japón debido a su moderno diseño, la gran variedad de opciones que ofrece para ver el partido, su belleza física, su excelente comida, lo animados que son sus fanáticos y su inmejorable ubicación.

 

   Por si eso fuera poco, desde los asientos que están detrás del plato se puede ver el partido, los trenes bala pasando detrás de los jardines y las montañas que rodean a la ciudad en el fondo. Resulta difícil conseguir una imagen más japonesa que esa.

 

   En los resultados de la encuesta, los fanáticos hicieron eco de esos mismos puntos. Algunos destacaron el contraste del rojo de los uniformes con lo verde de la grama y lo azul del cielo como su característica preferida del parque.

 

   Otros señalaron lo conveniente del pasillo que rodea los asientos de todo el estadio. Se puede caminar, literalmente, alrededor de todo el terreno y ver el partido desde todos los ángulos posibles sin tener que preocuparse por el asiento que uno compró. Ningún otro estadio de la NPB ofrece esa posibilidad.

 

   El tercer lugar de la encuesta lo ocupó el Estadio Meiji Jingu de Tokio, que es el segundo más viejo de todo Japón (fue inaugurado en 1926) y también es considerado como sagrado, por formar parte de un territorio dedicado al emperador y su familia.

 

   Adicionalmente, representa la meca del béisbol universitario japonés y es la sede de las Golondrinas de Yakult, el conjunto que en 2021 ganó su primera Serie de Japón en 20 años. 

 

   Debemos confesar que no está incluido entre nuestros favoritos porque su diseño es muy viejo y simple y también porque utiliza grama artificial a pesar de ser un estadio abierto, pero sin duda su ambiente es muy animado y sus fanáticos son excelentes.

 

El Estadio de Yokohama quedó 4to en la votación de los fanáticos japoneses

 

   El Estadio de Yokohama quedó en la cuarta posición debido en gran parte a su excelente ubicación. Su cercanía al centro de la ciudad, que posee un hermoso boulevard para caminar y todo tipo de opciones de entretenimiento, sin duda mejora mucho la experiencia de visitarlo.

 

   A eso hay que agregarle también que fue remodelado recientemente para incrementar su capacidad y la experiencia de sus espectadores, que la comida que ofrece es fantástica y que los fanáticos del equipo son muy apasionados.

 

   El único estadio cerrado que quedó entre los cinco primeros fue el Pay Pay Dome de Fukuoka, que ocupó la quinta posición. Construido a principios de los años 90 e inspirado en el Sky Dome de Toronto, posee un techo retráctil que facilita proteger el juego de los cambios del clima local.

 

   Sede de los Halcones de SoftBank y administrado por una de las compañías de telecomunicaciones más avanzadas del mundo, no resulta sorprendente que posea la la pizarra electrónica más grande del planeta, ni tampoco que se puedan ver robots en las gradas animando al conjunto local.

 

   Curiosamente, el Tokyo Dome, que es el estadio japonés más conocido fuera de ese país, ocupó la sexta posición. Su ubicación es muy buena, pero su diseño es anticuado y las opciones de comida que ofrece no son mejores que las de los parques mencionados anteriormente.

 

   Es probable que el hecho de ser la sede de los Gigantes de Yomiuri, que como ya mencionamos anteriormente es el equipo más odiado de la NPB, haya influido en la poca preferencia que le mostraron los fanáticos en comparación a otros estadios.

 

   Después del Estadio Mazda de Hiroshima, nuestro segundo parque preferido en Japón es el Rakuten Seimei de Sendai, entre otras cosas porque fue remodelado recientemente y porque también ofrece una gran variedad de opciones para ver el partido, tanto de manera individual como en grupo.

 

El Parque Rakuten Seimei de Sendai es nuestro 2nd favorito en la NPB

 

   Sede de las Águilas de Rakuten, posee una rueda giratoria en el jardín izquierdo y un parque para que los niños se diviertan, además de muy buenas opciones de comida y todo tipo de servicios para sus visitantes, como puestos para recargar teléfonos celulares de manera gratuita.

 

   El tercero en la lista de nuestros estadios predilectos de la NPB es el Sapporo Dome, que fue construido para el Mundial de Fútbol de 2002 y que se hizo famoso internacionalmente por tener una cancha de grama natural que se mete y se saca del estadio, en lugar de un techo retráctil.

 

   Sede de los Luchadores de Nippon Ham, es el tercer parque con mayor capacidad de la liga después del Estadio Koshien y el Tokyo Dome (son los únicos 3 que superan los 40 mil asientos) y por ser uno de los más nuevos posee también uno de los diseños más futuristas del país.

 

   Desafortunadamente para sus dueños, el club cambiará de sede a partir de la temporada 2023, cuando tomará posesión de su nueva casa, que está en plena construcción y que sin duda se convertirá en nuestro estadio japonés favorito cuando abra sus puertas: el ES CON Field de Hokkaido.

 

   Ubicado a las afueras de Sapporo, se trata de un parque súper moderno con un diseño muy similar al de los estadios más avanzados de las Grandes Ligas y que poseerá grama natural, un techo retráctil y todo tipo de amenidades para sus visitantes.

 

El nuevo parque de los Luchadores de Nippon Ham se convertirá pronto en nuestro favorito

 

   Con capacidad para 35 mil espectadores, Nippon Ham decidió construirlo con el objetivo de asumir el control de sus finanzas, ya que el alquiler del Sapporo Dome es muy alto y los dueños del mismo son los que se quedan con la mayor parte de las ganancias que genera el equipo.

 

   El Estadio Koshien ocupa el cuarto lugar de nuestra lista personal y el Hotto Motto Field de Kobe el quinto, por ser un parque abierto, con grama natural y con un diseño muy agradable en comparación al resto de los estadios del país.

 

   Debido a lo intensa de la temporada de lluvias, la mitad de los estadios del país son techados y eso ya disminuye, de entrada, su encanto. Es por eso que ese estadio de Kobe, en el que comenzó su carrera el legendario Ichiro Suzuki, es uno de los más agradables de visitar.

 

   A pesar de su belleza física, el MetLife Dome de Tokorozawa, sede de los Leones de Seibu, es el peor estadio de todo Japón. Como no es completamente cerrado sino que posee un techo sobre el terreno, la temperatura empeora según la época del año. Si afuera hace frío, adentro hace más frío todavía, mientras que si afuera hace calor, adentro se siente como si fuera un sauna.

 

Compartir