Vie, 01 Jul 2022 07:41 AM

La extraordinaria temporada de Yoshinobu Yamamoto

 

Yamamoto dominó por completo la NPB en 2021

 

   Luego de ser nombrado esta semana Jugador Más Valioso y miembro del Equipo Ideal de la Liga del Pacífico, no cabe duda de que la temporada 2021 del lanzador de los Búfalos de Orix Yoshinobu Yamamoto ha sido una de las más extraordinarias que jamás se hayan visto en la NPB.

 

   Para comenzar, ganó la triple corona de pitcheo del circuito al liderarlo con 18 victorias, 206 ponches y una efectividad de 1.39, cifras que además lo dejaron también en la primera posición de esos departamentos en todo Japón.

 

   Por si eso fuera poco, comandó la Liga del Pacífico en 14 categorías de pitcheo distintas. ¡CATORCE! A saber: efectividad (1.39), aperturas (26), juegos completos (6), blanqueos (4), aperturas de calidad (23), victorias (18), porcentaje de triunfos (.783), entradas lanzadas (193.2), ponches (206), ponches por 9 entradas (9.57), promedio ofensivo en contra (.182), ponches por boletos otorgados (5.15), porcentaje de aperturas de calidad (88.5) y hits y boletos por entrada lanzada (0.85).

 

   Es decir, ocupó el primer puesto en todos y cada uno de los departamentos de pitcheo importantes del circuito y además lo hizo con una ventaja considerable sobre todos sus perseguidores. Incluso en WAR (Wins Above Replacement), su total de 8.6 fue muy superior al registrado por el as de los Luchadores de Nippon Ham Naoyuki Uwasawa, quien terminó el año con un registro de 5.2.

 

   El derecho de 23 años, que acaba de completar su tercera campaña como abridor de Orix, ya había recibido hace unos días atrás el Premio Sawamura al mejor lanzador del año en la NPB y el Guante de Oro en su posición, por lo que prácticamente ganó todos los galardones individuales que estaban disponibles.

 

   El único otro trofeo que hubiese podido llevarse es el del Novato del Año, pero como no calificaba para el mismo no pudo obtenerlo.

 

Sólo Nomo ha podido ganar el JMV, el Novato del Año y el Premio Sawamura en una misma temporada

 

   Hasta ahora, sólo el legendario Hideo Nomo ha podido ganar el premio al Jugador Más Valioso de la temporada regular, el Premio Sawamura, el premio al Novato del Año y además ser elegido al Equipo Ideal de su circuito en una misma campaña.

 

   Sin embargo, en aquella inverosímil temporada que completó en 1990, Nomo no ganó el Guante de Oro en su posición, ni tampoco lideró la Liga del Pacífico en aperturas, blanqueos o hits y boletos por entrada lanzada. Todo lo contrario, lideró el circuito en boletos otorgados con un total de 109.

 

   Es virtualmente imposible superar un debut como ese, pero eso no quiere decir que su actuación de ese año haya sido la más dominante en la historia de la NPB. Lo logrado por Yamamoto este año, analizado con mucho detalle, bien podría merecer esa distinción.

 

   Comparemos los números del joven as de Orix con los registrados por Masahiro Tanaka en 2013 con las Águilas de Rakuten, cuando terminó la temporada con un impresionante récord de 24-0 y una increíble efectividad de 1.27 en 27 aperturas.

 

   El ex abridor de los Yanquis de Nueva York no ganó la triple corona de pitcheo ese año, ni tampoco lideró la liga en entradas lanzadas, ponches, aperturas, juegos completos ni blanqueos, como sí lo hizo Yamamoto en esta ocasión.

 

   En lo referente a galardones individuales, sí fue nombrado Jugador Más Valioso y seleccionado al Equipo Ideal de la Liga del Pacífico, además de ganar el Premio Sawamura y un Guante de Oro en su posición, por lo que en ese aspecto está a la par con el derecho de 23 años.

 

Tanaka ganó el Premio Matsutaro Shoriki en 2013

 

   La gran diferencia entre ambos casos es que Tanaka recibió además el Premio Matsutaro Shoriki en reconocimiento a lo mucho que ayudó a promover el béisbol japonés y además fue campeón de la Serie de Japón con Rakuten, hazaña que no pudo lograr Yamamoto este año.

 

   En ese sentido, sin duda la campaña de Tanaka fue más histórica, pero no necesariamente tan dominante como lo fue la de Yamamoto este año, quien comandó todos los departamentos que se podían comandar en su circuito.

 

   Tal como lo hizo Tanaka en 2013, el famoso Yu Darvish también ganó el Premio Sawamura y el Guante de Oro con los Luchadores de Nippon Ham en la temporada 2007, además de ser nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga del Pacífico y ser elegido al Equipo Ideal del circuito.

 

   No obstante, sólo pudo liderar la Liga del Pacífico en ponches (210) y juegos completos (12). Se quedó corto en victorias (15), porcentaje de triunfos (.750), entradas lanzadas (207.2) y efectividad (1.82), a pesar de sus excelentes registros en todas esas categorías.

 

   No calificaba en ese momento para el Novato del Año, ni tampoco fue considerado para el Premio Matsutaro Shoriki, por lo que completó una campaña extraordinaria, pero no tanto como las registradas por Yamamoto, Tanaka y Nomo.

 

Iwakuma fue la figura más destacada de la NPB en 2008

 

   El ex grandeliga Hisashi Iwakuma fue la figura más destacada de la NPB en 2008, apenas un año después del éxito de Darvish, debido al fantástico récord de 21-4 y la gran efectividad de 1.87 que dejó en las 28 aperturas que realizó para las Águilas de Rakuten.

 

   El veterano derecho lideró la Liga del Pacífico esa campaña en aperturas (28), juegos completos sin permitir boletos (3), victorias (21), porcentaje de triunfos (.840), entradas lanzadas (201.2) y efectividad (1.87), pero no en juegos completos, blanqueos o ponches.

 

   Adicionalmente, fue nombrado Jugador Más Valioso del circuito, fue elegido al Equipo Ideal y ganó el Premio Sawamura, pero no obtuvo el Guante de Oro ni tampoco fue reconocido con ningún otro galardón especial.

 

   Ni siquiera las leyendas del pitcheo japonés como Masaichi Kaneda, Yutaka Enatsu, Kazuhisa “Hombre de Hierro” Inao y Choji Murata pudieron alguna vez liderar sus respectivos circuitos en tantas categorías de pitcheo como lo hizo Yamamoto este año. 

 

   Casi todos lograron terminar la campaña como primeros en 7 u 8 departamentos importantes, pero nunca en 14, ni mucho menos fueron capaces de ganar el Premio Sawamura, el Guante de Oro, el Jugador Más Valioso y ser seleccionados al Equipo Ideal en una misma temporada.

 

   Es probable que en lo referente al impacto histórico que tuvieron en su momento y a la importancia de sus logros, las campañas de Hideo Nomo en 1990 y Masahiro Tanaka en 2013 hayan sido más extraordinarias que las de Yamamoto en 2021.

 

   Sin embargo, si nos referimos al nivel de dominio que ejerció el lanzador en cuestión en su liga y el resto de la NPB en una misma campaña, difícilmente consigamos en la historia una actuación más sobresaliente que la que tuvo el as de Orix este año.

 

Yamamoto también hubiese podido ganar el Premio Matsutaro Shoriki

 

   La liga le negó el Premio Matsutaro Shoriki porque no consideró que su desempeño haya sido tan históricamente impactante como el de Masahiro Tanaka en 2013, pero eso no le resta méritos a su increíble hazaña.

 

   De hecho, lo más probable es que no haya recibido ese reconocimiento debido a que los encargados de otorgarlo no se dieron cuenta de que terminó liderando la Liga del Pacífico en 14 categorías de pitcheo distintas, o simplemente no se molestaron en investigarlo.

 

   Es por eso que sentimos la obligación de dedicarle la columna de hoy a la actuación de Yamamoto en 2021, porque no creemos que se le está dando la importancia que realmente se merece y que sus números de este año justifican.

 

   En la temporada 2015, Tetsuto Yamada y Yuki Yanagita fueron nombrados Jugadores Más Valiosos de la Liga Central y la Liga del Pacífico, respectivamente, entre otras cosas porque ambos lideraron sus circuitos en 6 o 7 categorías ofensivas distintas.

 

   Yamamoto comandó nada menos que 14 categorías de pitcheo diferentes en la Liga del Pacífico este año y recibió los premios que se merecía, pero quizás no el reconocimiento histórico que una hazaña de esa magnitud requiere y justifica.

 

Compartir