Jue, 08 Dic 2022 03:24 AM

Robert Suárez comandó la actuación latina en 2021

 

Suárez fue el Latino del Año en la NPB

 

   Dedicamos nuestra última columna del año, como ya es costumbre y tradición, a presentarles un resumen de lo que hicieron todos y cada uno de los jugadores latinos que vieron acción en la NPB esta temporada, comenzando por los más destacados y terminando con los que arrojaron resultados más modestos.

 

   Un total de 37 caribeños disputaron al menos una entrada en la máxima categoría del circuito nipón esta campaña, 6 de los cuales se coronaron campeones de liga con sus respectivos equipos y 3 de la Serie de Japón. Adicionalmente, uno capturó un título individual.

 

   A continuación les presentamos un resumen de todas sus actuaciones, incluyendo los detalles de sus situaciones contractuales y las posibilidades que tienen de regresar a Japón en 2022.

 

   1. Robert Suárez. El derecho venezolano de los Tigres de Hanshin fue, sin duda alguna, el latino más destacado del año en la NPB. No sólo conquistó su segundo título consecutivo de salvados de la Liga Central sino que además impuso un nuevo récord de rescates (42) para un cerrador extranjero en su club. Por si eso fuera poco, registró una increíble efectividad de 1.16 en 62 apariciones desde el bullpen (sólo permitió carreras en 5 de esas salidas), fue nombrado Lanzador Más Valioso de su circuito en el mes de mayo y participó en la Serie de las Estrellas. Lamentablemente, no regresará a Japón el año que viene porque firmó con los Padres de San Diego para debutar en las Grandes Ligas en 2022.

 

   2. Leonys Martín. El jardinero cubano de los Marinos de Lotte completó la que ha sido hasta ahora su mejor campaña en Japón. Lideró a todos los hispanos con 27 jonrones y 75 empujadas, cifras que lo dejaron en los puestos 4 y 6, respectivamente, de la Liga del Pacífico en esas dos categorías, y además anotó en 66 ocasiones, conectó 30 dobles y recibió 70 boletos. Su impactante inicio de campaña le ganó el galardón al Jugador Más Valioso del mes de abril en su circuito y sus espectaculares jugadas defensivas en el jardín derecho le valieron ser nominado al Guante de Oro y el Equipo Ideal del año. Al igual que Suárez, también participó en la Serie de las Estrellas 2021. En 2022, cumplirá el segundo de su actual contrato de 2 años, por lo que lo veremos jugar en la NPB por al menos una temporada más.

 

Marte completó en 2021 su mejor campaña desde que llegó a Japón

 

   3. Jefry Marte. El inicialista dominicano de los Tigres de Hanshin cumplió finalmente con las expectativas que se tenían de él luego de los modestos resultados que arrojó en sus dos primeras campañas en la liga. En esta ocasión, gracias en buena medida a que se mantuvo sano todo el año, disparó 22 cuadrangulares, remolcó 71 carreras, recibió 74 boletos y dejó un OPS de .818, además de mostrarse seguro en la defensa de la primera base. Por esa razón, fue elegido al Equipo Ideal de la Liga Central en su posición y participó en la Serie de las Estrellas. Adicionalmente, quedó segundo en la votación del Guante de Oro. Como premio a su destacado rendimiento, la gerencia le renovó su contrato por una campaña más y 1,7 millones de dólares, por lo que lo veremos de regreso en Japón en 2022.

 

   4. Dayán Viciedo. El inicialista cubano de los Dragones de Chunichi completó otra sólida campaña con el conjunto de Nagoya en la que no sólo capturó su segundo Guante de Oro consecutivo en esa posición sino que también participó en la Serie de las Estrellas. Su promedio de .275 fue el más alto de todos los latinos que calificaron al título de bateo y sus 17 vuelacercas y 70 remolques lo dejaron entre los mejores hispanos en esos renglones. Según los medios japoneses, el villaclareño ya ha llegado a un acuerdo con el club para renovar su contrato por 3 temporadas más, por lo que lo veremos de nuevo en Japón en 2022.

 

   5. Edwin Escobar. El relevista venezolano de las Estrellas de DeNA demostró una vez más su confiabilidad al sumar su cuarta campaña consecutiva con al menos 50 apariciones desde el bullpen y registrar una efectividad de 3.38. Sus 36 Hold Points lo dejaron en el tercer lugar de ese departamento en la Liga Central, razón por la cual el club decidió renovarlo por 2 años más y un salario anual de 1,75 millones de dólares.

 

   6. Domingo Santana. El jardinero dominicano de las Golondrinas de Yakult tuvo un debut de ensueño en la NPB en 2021. A pesar de comenzar a jugar tarde, cerró el año con 19 jonrones, 62 empujadas y un promedio de .290 y además contribuyó al título de liga de su equipo y a su posterior victoria en la Serie de Japón. Por esa razón, el club lo renovó por una temporada más y un salario de 1,7 millones de dólares.

 

   7. Neftalí Soto. El jardinero puertorriqueño de las Estrellas de DeNA vio caer su producción ofensiva con respecto a años anteriores, pero aún así sumó su cuarta campaña en fila con al menos 20 cuadrangulares (21 en total) y remolcó 62 carreras, cifras que lo colocan entre los mejores latinos de esas categorías en la NPB. En 2022, cumplirá el segundo de su actual contrato de 3 años con el conjunto de Yokohama.

 

Martínez estableció una nueva marca personal de salvados en 2021

 

   8. Raidel Martínez. El cerrador cubano de los Dragones de Chunichi estableció una nueva marca personal de salvados en 2021 al terminar la temporada con 23, cifra que lo dejó en la cuarta posición de esa especialidad en la Liga Central. Su efectividad de 2.06 en 49 salidas desde el bullpen también lo colocó entre los mejores de ese departamento, razón por la cual el equipo lo renovó por 3 campañas más y un salario anual de 2,3 millones de dólares.

 

   9. José Osuna. Al igual que su compañero de equipo Domingo Santana, el inicialista venezolano de las Golondrinas de Yakult tuvo un debut soñado en la NPB en 2021. A pesar del retraso con el que saltó al terreno, terminó bateando para .258, con 13 vuelacercas y 60 empujadas y además fue clave para el título de liga de su club y su posterior éxito en la Serie de Japón. La gerencia quedó tan satisfecha con su actuación que decidió renovarlo por 3 años más y un salario anual de 1,4 millones de dólares.

 

   10. Christopher Mercedes. El lanzador dominicano de los Gigantes de Yomiuri comenzó a jugar tarde debido a una lesión, pero a pesar de ello terminó siendo el mejor abridor latino de la NPB en 2021. Su marca de 7-5 lo convirtió en el hispano más ganador del año y su efectividad 3.77 fue una de las mejores entre los abridores caribeños. El equipo ya le renovó su contrato, por lo que lo veremos regresar a Japón la temporada que viene.

 

   11. Fernando Romero. El lanzador dominicano de las Estrellas de DeNA tuvo un debut para el olvido en la liga, luego de registrar una marca de 0-2 y una efectividad de 7.80 en sus primeras cuatro salidas. Sin embargo, logró reponerse después de pasar un tiempo en el conjunto filial y cerró la campaña con una marca de 5-3 y una efectividad de 3.01 en 14 aperturas. Por esa razón, el club decidió renovar su contrato por un año más y un salario de 1,15 millones de dólares.

 

   12. Albert Suárez. El derecho venezolano de las Golondrinas de Yakult completó una temporada exitosa con su equipo, en la que dividió sus labores entre la rotación de abridores y el bullpen. Su récord de 3-3 y su efectividad de 3.62 en 24 partidos, incluyendo 13 aperturas, fueron claves para el título de liga de la organización y su posterior triunfo en la Serie de Japón. Lamentablemente, no lo veremos regresar a Japón el año que viene debido a que firmó un contrato de una campaña y 700 mil dólares con los Leones de Samsung de la liga surcoreana.

 

Moya rompió su marca personal de cuadrangulares en 2021

 

   13. Steven Moya. El inicialista dominicano de los Búfalos de Orix estableció en 2021 nuevas marcas personales de jonrones (13), empujadas (47) y partidos disputados (106), además de ayudar a su equipo a ganar el título de la Liga del Pacífico y clasificar a la Serie de Japón, donde incluso se fue para la calle en una ocasión. No obstante, el club decidió dejarlo en libertad al finalizar la campaña y no se sabe en este momento si podrá regresar a la liga el año que viene. Su experiencia y buenos resultados en la NPB lo convierten en un refuerzo ideal para cualquier otro conjunto nipón, pero hasta el momento no se ha concretado nada.

 

   14. Alfredo Despaigne. El jardinero cubano de los Halcones de SoftBank se perdió buena parte de la temporada debido a una lesión y también a su participación en el preolímpico de béisbol con la selección de su país. Sin embargo, logró disparar 10 vuelacercas y remolcar 41 carreras en los 80 partidos en los que vio acción, razón por la cual el club decidió renovarlo por una campaña más y un salario de 2,5 millones de dólares.

 

   15. Rubby de la Rosa. El relevista dominicano de los Gigantes de Yomiuri vio su participación interrumpida por una lesión, pero a pesar de ello logró registrar números muy alentadores. En los 46 partidos en los que vio acción, sumó 14 Hold Points, 7 salvados y una victoria, además de ponchar a 34 rivales y dejar una efectividad de 2.83. El equipo no ha renovado su contrato todavía, pero lo mantiene en su lista de jugadores reservados, por lo que es muy probable que lo haga pronto.

 

   16. Liván Moinelo. El relevista cubano de los Halcones de SoftBank perdió mucho tiempo de juego debido a una lesión y a su participación en el preolímpico de béisbol con su selección nacional. No obstante, cuando logró ver acción lo hizo con el mismo dominio de siempre. En los 33 juegos que disputó, cosechó 15 Hold Points, 5 salvados y una victoria, además de ponchar a 42 rivales y registrar una impresionante efectividad de 1.15. Su contrato no ha sido renovado todavía, pero se espera que el club extienda su duración por 3 temporadas más.

 

   17. Bryan Rodríguez. El relevista dominicano de los Luchadores de Nippon Ham registró este año nuevas marcas personales de partidos disputados (47) y Hold Points (24), además de una sólida efectividad de 2.74. El equipo todavía no ha anunciado la renovación de su contrato, pero es muy probable que lo haga pronto porque lo mantiene en su lista de jugadores reservados.

 

Hechavarría deslumbró con su defensa en su debut en la NPB

 

   18. Adeiny Hechavarría. El campocorto cubano de los Marinos de Lotte deslumbró con su excelente defensa en el que fue su debut en la NPB. Sin embargo, su producción ofensiva fue tan modesta (.203, 4 jonrones y 24 empujadas en 79 partidos) que el club decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre. Afortunadamente para él, la gerencia cambió de opinión y anunció esta semana que le renovó su contrato para la temporada 2022, por lo que le veremos regresar a la liga el año que viene.

 

   19. Mel Rojas Jr. El jardinero dominicano de los Tigres de Hanshin no cumplió con las expectativas que se tenían de él después de tener tanto éxito en la liga surcoreana. Con apenas 8 jonrones, 21 empujadas y un promedio de .217 en 60 partidos, lo más lógico es que lo hubiesen dejado en libertad a finales de año, pero como originalmente firmó un contrato de 2 temporadas con el club lo veremos regresar a Japón en 2022.

 

   20. Yurisbel Gracial. El jardinero cubano de los Halcones de SoftBank se perdió casi toda la temporada por lesión, pero cuando logró ver acción lo hizo con la misma calidad de siempre. Bateó para .304, con 5 cuadrangulares y 15 empujadas en apenas 37 encuentros. A pesar de todo, el club planea renovar su contrato por 2 campañas más.

 

   21. Enny Romero. El lanzador dominicano de los Marinos de Lotte fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de temporada y sólo pudo realizar 4 aperturas antes de caer lesionado. Sin embargo, su actuación en esas 4 salidas fue tan destacada (3-1, 20 ponches y una efectividad de 1.54) que el equipo decidió renovar su contrato por un año más.

 

   22. Raúl Alcántara. El lanzador dominicano de los Tigres de Hanshin no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él luego del rotundo éxito que registró en la liga surcoreana en 2020. Luego de dejar una marca de 2-2 y una efectividad de 4.05 en 7 aperturas, fue convertido en relevista, donde sus números mejoraron un poco. Al final, cerró la campaña con una efectividad de 3.49 en 24 juegos. En cualquier otro escenario lo más probable es que lo hubiesen dejado en libertad, pero tal como lo hizo su compatriota Mel Rojas Jr firmó originalmente un contrato de 2 años, por lo que lo veremos regresar a Japón en 2022.

 

Rodríguez no pudo ganarse la titularidad con Nippon Ham

 

   23. Ronny Rodríguez. El infielder dominicano de los Luchadores de Nippon Ham no logró ganarse la titularidad con el club debido a su modesto rendimiento ofensivo: bateó apenas para .197, con 6 vuelacercas y 12 remolques en 50 partidos. Por esa razón, el equipo lo dejó en libertad a principios de diciembre. Parece muy difícil que regrese a Japón en el futuro.

 

   24. Robert Corniel. El relevista dominicano de los Carpas de Hiroshima tuvo un prometedor debut en la NPB en 2021 gracias a la gran velocidad de su recta. Sus primeras 6 semanas en la liga fueron sensacionales, pero a partir de entonces su efectividad empezó a caer y ya después no pudo recuperarse. A pesar de todo, cerró el año con un registro de 3.82 y 11 Hold Points en 50 partidos, razón por la cual la gerencia decidió retenerlo por una campaña más.

 

   25. Ángel Sánchez. El lanzador dominicano de los Gigantes de Yomiuri no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él luego del éxito moderado que tuvo en su debut en la NPB el año pasado. En las 14 aperturas que logró realizar en esta ocasión, su récord quedó en 5-5 y su efectividad en 4.68, razón por la cual el club lo dejó en libertad tras completar los dos años de su contrato original. Parece poco probable que regrese a Japón en el futuro.

 

   26. Yariel Rodríguez. El lanzador cubano de los Dragones de Chunichi volvió a dejar una marca perdedora (1-4) en las 12 aperturas que realizó esta temporada, pero su efectividad sí mejoró bastante en comparación al año pasado (3.65 vs 4.12), razón por la cual la gerencia decidió renovarle su contrato por una campaña más.

 

   27. Ariel Martínez. El receptor cubano de los Dragones de Chunichi vio acción en más partidos que el año pasado (48 vs 39), pero en total tomó menos turnos al bate (82 vs 95) y redujo su promedio ofensivo (.244 vs .295). A pesar de ello, el equipo planea renovar su contrato para la temporada 2022.

 

Seibu le preparó un emotivo video de despedida a Mejía

 

   28. Ernesto Mejía. El inicialista venezolano de los Leones de Seibu apenas pudo ver acción en 16 encuentros esta temporada debido a una lesión y también al retraso con el que llegó a Japón debido a la pandemia. Adicionalmente, él mismo le solicitó al equipo a principios de agosto que lo dejara en libertad para poder reunirse de nuevo con su esposa y su hijo, quienes no podían entrar a Japón debido al coronavirus. Así, completó su octava campaña en la NPB con un jonrón, 3 empujadas y un promedio de .143. Todavía es posible que regrese a la liga en el futuro, pero todo dependerá de que el gobierno japonés elimine la prohibición de entrada al país que todavía mantiene para los familiares de los atletas importados.

 

   29. José Flores. El lanzador venezolano de los Marinos de Lotte mejoró mucho su efectividad esta temporada en comparación al año pasado (1.38 vs 7.66), pero apenas pudo participar en 10 encuentros, razón por la cual el club lo dejó en libertad a principios de mes. Parece difícil que logre regresar a la NPB en el futuro.

 

   30. Randy Rosario. El lanzador dominicano de los Dragones de Chunichi nunca recibió la oportunidad real de demostrar su talento en la liga. Su trabajo se limitó a apenas 9 salidas desde el bullpen en todo el año y en ellas registró una aceptable efectividad de 3.00. Lamentablemente para él, eso no fue suficiente para convencer a la gerencia de retenerlo, razón por la cual fue dejado en libertad a principios de mes. Parece difícil que logre regresar a Japón en el futuro.

 

   31. Rusney Castillo. El jardinero cubano de las Águilas de Rakuten tampoco recibió buenas oportunidades de demostrar su talento en el máximo nivel de la NPB. En los escasos 33 juegos en los que vio acción, registró un promedio de .225, con un jonrón y 3 empujadas, razón por la cual fue dejado en libertad a finales de año. Luce poco probable que lo veamos jugar de nuevo en el circuito en el futuro.

 

   32. Dariel Álvarez. El jardinero cubano de los Halcones de SoftBank fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de campaña, pero nunca recibió la oportunidad real de demostrar su talento en el primer equipo de la organización. Al final, sólo disputó 12 partidos, en los que bateó para .162, con un cuadrangular y 3 remolques. El club lo dejó en libertad a principios de este mes y parece poco probable que vuelva a jugar en la NPB en el futuro.

 

Ravelo apenas vio acción este año, pero regresará a la NPB en 2022

 

   33. Rangel Ravelo. El jardinero cubano de los Búfalos de Orix fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de campaña, pero una lesión retrasó su debut hasta el 21 de octubre. Al final, sólo participó en 2 encuentros, pero conectó 3 imparables, registró un promedio de .429 y hasta vio acción en la Serie de Japón, razón por la cual la gerencia decidió extenderle su contrato por un año más.

 

   34. Gerónimo Franzua. El lanzador dominicano de los Carpas de Hiroshima sólo pudo trabajar en 8 partidos esta temporada debido a una lesión y en ellos dejó una efectividad para el olvido (9.53). Sin embargo, debido a la calidad de su actuación en las 3 campañas previas, el club todavía lo mantiene en sus planes para 2022, por lo que lo veremos regresar a Japón el año que viene.

 

   35. César Vargas. El lanzador mexicano de los Búfalos de Orix fue firmado como un refuerzo de emergencia a mediados de campaña y tras un debut prometedor cayó lesionado, por lo que al final sólo pudo disputar 5 juegos, en los que dejó una efectividad de 11.00. A pesar de ello, la gerencia decidió retenerlo para la temporada que viene, por lo que lo veremos de regreso en Japón en 2022.

 

   36. Alejandro Mejía. El infielder dominicano de los Carpas de Hiroshima no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él. Después de arrojar resultados excepcionales con el conjunto filial por varios años, nunca encontró la manera de trasladar ese éxito a la máxima categoría del circuito, razón por la cual el club decidió dejarlo en libertad después de 5 años. Parece difícil que regrese a Japón en el futuro, si bien su amplia experiencia en la liga puede que le abra las puertas de algún otro club.

 

   37. Estamy Ureña. El infielder dominicano de los Gigantes de Yomiuri nunca recibió la oportunidad de demostrar su talento con el primer equipo de la organización. Apenas tomó 5 turnos al bate en toda la temporada y no logró conectar ni un solo hit, por lo que su promedio final quedó en .000. La gerencia lo dejó en libertad a principios de mes y parece muy difícil que regrese a la liga en el futuro.

 

Compartir