Vie, 01 Jul 2022 06:42 AM

Orix buscará superar a Yakult en la Serie de Japón

 

Yakult ha ganado las 3 finales en las que se ha enfrentado a Orix hasta ahora

 

   Los Búfalos de Orix se medirán a partir de este sábado 20 de noviembre a las Golondrinas de Yakult en la Serie de Japón con la misión explícita de derrotar por primera vez a su rival en esa instancia, luego de haber caído ante él en los tres enfrentamientos anteriores.

 

   Ambos conjuntos se cruzaron por primera vez en la final de 1978, cuando los Bravos de Hankyu (nombre anterior de Orix) eran la dinastía vigente del béisbol japonés y buscaban capturar su cuarto título nacional consecutivo. 

 

   La serie estuvo muy peleada y tardó 7 juegos en decidirse, pero al final Yakult se quedó con la victoria gracias a la heróica actuación de su inicialista Katsuo Osugi, quien fue nombrado Jugador Más Valioso tras batear para .301, con 4 jonrones y 10 carreras empujadas.

 

   El estadounidense Charlie Manuel, quien fuera luego manager de Cleveland y Filadelfia en la Grandes Ligas, contribuyó al triunfo de Yakult al batear para .296, con 3 cuadrangulares, 5 remolques y 3 anotaciones.

 

   Por Hankyu, destacó el venezolano Robert Marcano, quien registró un sólido promedio de .375, con 2 vuelacercas, 2 dobles, 6 empujadas y 6 anotadas, en la que fue la cuarta de las 11 temporadas que terminó disputando en la NPB.

 

Yakult superó en 1995 al Orix de Ichiro Suzuki

 

   Los dos clubes volvieron a enfrentarse en la final de 1995, pero bajo una situación totalmente distinta. Yakult era entonces uno de los conjuntos más poderosos del país, mientras que Orix venía de ganar su primer título de liga en 11 campañas y todavía se estaba recuperando del poderoso terremoto que destruyó buena parte de la ciudad de Kobe en enero de ese año.

 

   Como era de esperarse, Yakult ganó la serie con una cómoda marca de 4-1, si bien el enfrentamiento estuvo mucho más cerrado de lo que ese resultado indica. Al final, 3 de los 5 juegos tuvieron que decidirse en extra innings debido a lo parejos que estuvieron.

 

   Los medios promocionaron la final como una batalla de estrategias entre ambos managers, con el venerado Katsuya Nomura al frente de Yakult y el liberal Akira Ogi al mando de Orix. De hecho, las declaraciones de ambos antes del inicio de las acciones crearon muchas expectativas para una serie en la que el primero terminó imponiéndose con claridad.

 

   El estadounidense Tom O'Malley, quien luego regresaría a la NPB como coach con los Tigres de Hanshin, fue nombrado Jugador Más Valioso tras registrar un increíble promedio de .529, con 2 jonrones, 4 empujadas, 4 anotadas y 7 boletos.

 

   Por Orix, el legendario Ichiro Suzuki, quien apenas estaba en su segunda temporada completa con el equipo, no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él al batear para un modesto .263, con un cuadrangular, 2 remolques y una anotada.

 

Yakult reunió en 2001 uno de los mejores equipos de la historia de la NPB

 

   Las dos franquicias se vieron las caras de nuevo en la Serie de Japón 2001, cuando Yakult se volvió a imponer 4 juegos a uno a los entonces Búfalos de Kintetsu (hoy Búfalos de Orix). Tal como ocurrió en 1995, el resultado no fue una sorpresa debido a que Yakult partió como el claro favorito para llevarse la victoria.

 

   Después de todo, ese fue uno de los mejores equipos que jamás se hayan ensamblado en toda la historia de la NPB.

 

   Para empezar, estaba comandado por el venezolano Roberto Petagine, que ya tenía 3 años siendo uno de los jonroneros más temibles de todo Japón y que fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Central esa misma temporada.

 

   El venezolano Alex Ramírez, quien muy pronto podría convertirse en el primer latino en ser exaltado al Salón de la Fama del béisbol japonés, también estaba presente, luego de completar la primera de sus 13 exitosas campañas en la liga.

 

   Por si eso fuera poco, Atsunori Inaba, el manager que llevó a Japón a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio este verano, también formaba parte del conjunto, al igual que los ex grandeligas Akinori Iwamura y Kazuhisa Ishii.

 

   Para rematar, Atsuya Furuta, miembro del Salón de la Fama del béisbol nipón, era el receptor y capitán, y el productivo infielder Sinya Miyamoto también estaba presente. Con tanta calidad concentrada en un solo conjunto, hubiese sido casi imposible no ganar el título.

 

   Petagine tuvo una sólida actuación en la serie, al batear para .375, con un doble, 4 empujadas y 3 anotadas. Ramírez comenzó muy bien, al disparar un cuadrangular y 2 dobles y remolcar 3 carreras en sus primeros dos juegos, pero se fue en blanco en los últimos 3 para cerrar la final con un promedio de .167.

 

   Furuta fue nombrado Jugador Más Valioso tras registrar un promedio de .500, con un vuelacerca, 2 dobles, 5 anotadas y 3 empujadas, además de dirigir muy bien a sus lanzadores y al resto del conjunto desde detrás del plato.

 

Rhodes fue la figura ofensiva de Kintetsu en la serie

 

   Por Kintetsu, la figura más destacada fue el estadounidense Karl “Tuffy” Rhodes, quien esa temporada igualó el récord de 55 jonrones que el legendario Sadaharu Oh había establecido en 1964. El poderoso jardinero bateó para .333, con 2 estacazos, un doble, 7 empujadas y 2 anotadas.

 

   Orix, por lo tanto, buscará desquitarse de las 3 derrotas sufridas hasta ahora en la final que comenzará este sábado 20 de noviembre y lo hará con la confianza de saber que parte como favorito debido a un factor muy específico: su excelente pitcheo.

 

   Ambos clubes cuentan con temibles ofensivas, pero Orix sin duda cuenta con mejores lanzadores, por lo que la balanza se inclina a su favor, sobre todo cuando tenemos en cuenta que el representante de la Liga del Pacífico ha ganado las últimas 8 Series de Japón consecutivas.

 

   Yoshinobu Yamamoto, quien sin duda alguna ganará el Premio Sawamura este año, es el as de su rotación y está en un momento de forma tan extraordinario que sólo necesitó una carrera de ventaja para ganar por blanqueo el primer partido de la ronda final del playoff ante los Marinos de Lotte.

 

   Después de él, vienen Daiki Tajima, ganador del segundo juego ante Lotte; Soichiro Yamazaki, abridor del tercer juego; el novato sensación Hiroya Miyagi y el más experimentado Taisuke Yamaoka, si bien ambos se están recuperando de distintas lesiones.

 

   Se cuerpo de relevistas incluye al sólido Ryoga Tomiyama, el estadounidense Tyler Higgins, el recién llegado mexicano César Vargas y el ex grandeliga Yoshihisa Hirano, quien actualmente trabaja como el cerrador del conjunto. 

 

Yamamoto es, indudablemente, el mejor lanzador de la NPB en la actualidad

 

   Como todo ese talento disponible, Yakult va a tener muchos problemas para anotar carreras, a pesar de su indudable poder ofensivo, que incluye al campeón jonronero de la Liga Central Munetaka Murakami y el cuarto mejor de esa categoría en el circuito Tetsuto Yamada.

 

   El dominicano Domingo Santana y el venezolano José Osuna también aportan mucho a esa ofensiva, como lo hacen el primer bate Yasutaka Shiomi, el muy experimentado Norichika Aoki y el receptor Yuhei Nakamura.

 

   Sin embargo, debemos tomar en cuenta que Lotte también cuenta con una ofensiva temible, pero a pesar de ellos los lanzadores de Orix fueron capaces de silenciarla de una manera increíble.

 

   Para ser justos, el pitcheo de Yakult estuvo sensacional en la ronda final del playoff ante Yomiuri, comenzando con su as Yasunobu Okugawa, quien lanzó completo y blanqueó al poderoso conjunto de Tokio en el primer juego.

 

   Keiji Takahashi también tuvo una actuación destacada en el segundo juego y Juri Hara comenzó muy bien el tercero, pero cayó lesionado y se desconoce si estará disponible para la final.

 

Sugimoto fue el campeón jonronero de la Liga del Pacífico este año

 

   La ofensiva de Orix cuenta con el campeón jonronero de la Liga del Pacífico Yutaro Sugimoto, el campeón bate del circuito Masataka Yoshida y un suplente de lujo, el ex grandeliga Adam Jones, cuya sola presencia en el dugout es una inspiración para sus compañeros. 

 

   Hasta 6 latinos podrían ver acción en la final. Santana, Osuna y el venezolano Albert Suárez estarán con Yakult y Vargas, el cubano Rangel Ravelo y el dominicano Steven Moya estarán con Orix, si bien este último se está recuperando de una lesión y es duda para su equipo.

 

   Tomando en cuenta todo lo mencionado anteriormente, nuestro pronóstico es que Orix logrará cumplir con las expectativas y ganar la serie en 5 juegos. Sólo nos queda esperar para saber cómo se desarrolla todo.

 

Compartir