Vie, 01 Jul 2022 07:01 AM

Lo que nos dejó la temporada 2021 de la NPB

 

El triunfo de Yakult en la Serie de Japón fue un refrescante cambio en la NPB

 

   La reciente victoria de las Golondrinas de Yakult sobre los Búfalos de Orix en la Serie de Japón le puso el punto y final a la temporada 2021 de la NPB, por lo que el momento no podría ser más propicio para hacer un resumen de lo mejor que nos dejó esta campaña del béisbol japonés.

 

   Primero y principal, los dos conjuntos que terminaron en el foso de la clasificación de sus respectivas ligas el año pasado no sólo se coronaron campeones de sus circuitos en esta ocasión sino que además se enfrentaron en una muy cerrada y emocionante final.

 

   Después de ver a los Halcones de SoftBank ganar las últimas 4 Series de Japón consecutivas y 6 de las últimas 7, casi siempre de manera abrumadora, este cambio no sólo resulta muy refrescante sino también bienvenido.

 

   También hay que destacar la aparición de una nueva generación de lanzadores de calidad en el circuito, que tenía años perdiendo fuerza en ese departamento debido al constante éxodo de sus mejores brazos a las Grandes Ligas en la última década.

 

   Las partidas de Yu Darvish, Masahiro Tanaka, Kenta Maeda, Shohei Otani y Yusei Kikuchi a las mayores dejaron un vacío difícil de cubrir en Japón, pero afortunadamente este año las cosas mejoraron mucho en ese renglón.

 

Yamamoto ganó el Premio Sawamura de manera irrefutable

 

   Yoshinobu Yamamoto ganó el Premio Sawamura de manera irrefutable tras liderar la NPB en casi todas las categorías de pitcheo importantes, mientras que otros brazos jóvenes como los de Yasunobu Okugawa, Hiroya Miyagi y Masato Morishita confirmaron el prometedor futuro de los abridores nipones.

 

   Lo mismo puede decirse de los bateadores de poder locales, con Munetaka Murakami, Kazuma Okamoto, Seiya Suzuki, Tetsuto Yamada y Yutaro Sugimoto superando todos los 30 cuadrangulares esta temporada y casi llegando a los 40 en los 3 primeros casos.

 

   A todo esto debemos añadir la exitosa participación de la selección nacional japonesa de béisbol en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde capturó la medalla de oro de una manera muy convincente tras terminar el torneo invicta.

 

   Ese triunfo, que tenía años planificándose y que afortunadamente se concretó como se esperaba, reafirmó a Japón como el líder absoluto del ránking de la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC, por sus siglas en inglés), donde posee una buena ventaja sobre sus más inmediatos perseguidores.

 

   Incluso la asistencia a los estadios de la NPB mejoró este año, si bien parte de ese éxito tiene que ver con el hecho de que en esta ocasión el calendario de la temporada regular se pudo disputar completo, a diferencia de lo que ocurrió en 2020.

 

   De cualquier forma, el hecho de que el número de fanáticos que visitó los estadios de la liga aumentó de 4.823.578 el año pasado a 7.840.773 este año es una señal prometedora, si bien ese total todavía no se acerca a los 26.536.962 que fueron recibidos en 2019.

 

Los juegos interligas regresaron a la NPB este año

 

   Otro punto positivo que hay que destacar es la vuelta a la “normalidad” que se vio esta campaña en el circuito, con el inicio del calendario en el día que se tenía planeado y el regreso de los juegos interligas, la Serie de las Estrellas y los playoffs.

 

   El año pasado, debido al coronavirus, la temporada comenzó con 3 meses de retraso y sólo se pudo disputar el 80% del calendario, mientras que los juegos interligas, la Serie de las Estrellas y los playoffs de la Liga Central tuvieron que ser cancelados.

 

   Es cierto que la acción de la campaña regular tuvo que detenerse por 4 semanas para darle paso a los Juegos Olímpicos de Tokio, pero una vez culminado ese período todo se reanudó como se tenía previsto y para el año que viene ya no habrá que interrumpir el calendario de nuevo.

 

   Hasta los jugadores latinos volvieron a ser protagonistas esta temporada, comenzando por el cerrador venezolano Robert Suárez, quien lideró la Liga Central en salvados por segundo año consecutivo con un total de 42 rescates.

 

   El derecho criollo se convirtió así en el primer latino en sumar más de un título de salvados en la NPB y en el extranjero con más rescates en una misma campaña en la historia de los Tigres de Hanshin, equipo al que regresará el año que viene.

 

   El cubano Leonys Martín terminó la campaña con 27 jonrones, 30 dobles, 75 empujadas, 66 anotadas, 70 boletos y un OPS de .855, además de ser una de las claves que llevó a los Marinos de Lotte a clasificar a la postemporada de la Liga del Pacífico.

 

Santana y Osuna fueron claves para el éxito de Yakult esta temporada

 

   El dominicano Domingo Santana y el venezolano José Osuna tuvieron ambos un debut de ensueño con las Golondrinas de Yakult, equipo al que ayudaron a ganar la Serie de Japón con sus oportunos batazos y su indudablemente valioso aporte ofensivo.

 

   Santana cerró la campaña con 19 cuadrangulares, 23 dobles, 62 empujadas, un promedio de .290 y un OPS de .877 en apenas 116 juegos, mientras que Osuna se fue para la calle en 13 ocasiones, sumó 24 dobles y remolcó 60 carreras en 120 partidos.

 

   Al aporte de ambos también hay que agregar el trabajo del venezolano Albert Suárez, el hermano mayor del recién mencionado Robert, quien contribuyó al título de Yakult desde la lomita, tanto en el rol de abridor como en el de relevista.

 

   El también venezolano Edwin Escobar terminó igualado en el tercer lugar de Hold Points en la Liga Central con un total de 36 y además sumó su cuarta temporada consecutiva con al menos 50 apariciones sobre el montículo, razón por la cual las Estrellas de DeNA lo renovaron por 2 años más.

 

   Varios hispanos más destacaron también, como el cubano Dayán Viciedo, quien bateó para .275, con 17 estacazos y 70 empujadas, y el dominicano Jefry Marte, quien después de un par de años modestos cerró la campaña con 22 vuelacercas, 71 remolques y un OPS de .818.

 

La NPB tiene muchas cosas pendientes que mejorar en el futuro, pero va por buen camino

 

   Como ya lo hemos mencionado anteriormente en esta columna, la NPB todavía tiene que mejorar muchas cosas para poder alcanzar todo su potencial como organización, empezando por planificar mejor su calendario, modificar las reglas de su postemporada y coordinar mejor su comercialización.

 

   Sin embargo, no podemos negar que va por buen camino, si bien su avance sigue siendo lento. Muchas cosas deberían mejorar para la campaña que viene, comenzando por la ejecución de su calendario tradicional sin la interrupción que sufrió este año debido a los Juegos Olímpicos.

 

   Los límites de asistencia a los estadios deberían ser eliminados y los extra innings deberían regresar a los juegos de la temporada regular, hasta un máximo de 12 entradas como se ha venido haciendo por tanto tiempo en el circuito. Eso debería eliminar el excesivo número de empates que presenciamos este año.

 

   Las familias de los jugadores extranjeros deberían poder entrar al país otra vez, lo que a su vez aseguraría la presencia de más y mejores importados en el circuito, y éstos deberían poder reportarse a tiempo a los entrenamientos primaverales y no con 2 meses de retraso como ocurrió este año debido a la pandemia.

 

Un paro laboral en las Grandes Ligas podría popularizar el béisbol japonés alrededor del mundo

 

   Curiosamente, un posible paro laboral en las Grandes Ligas podría catapultar la comercialización del béisbol japonés alrededor del mundo, debido a que la NPB sería el circuito de mayor calidad disponible en caso de una ausencia temporal de la MLB.

 

   El consenso general es que el paro comenzará el 2 de diciembre después de que se venza el actual convenio colectivo entre la liga y su asociación de peloteros, pero eso no quiere decir que se extenderá hasta después del día inaugural de la temporada 2022.

 

   No obstante, la posibilidad de que eso ocurra existe y eso podría ayudar al béisbol japonés a popularizarse de una manera tal que podría convertirse en un producto fijo en la televisión deportiva internacional en el futuro.

 

Compartir