Vie, 01 Jul 2022 06:03 AM

¿Colapsará la Liga Central en los juegos interligas?

 

La Liga Central fue claramente superada este fin de semana

 

   La Liga Central, que ha sido derrotada por la Liga del Pacífico en 14 de las 15 ediciones de los juegos interligas que se han disputado hasta ahora, parecía encaminada a cambiar el libreto este año y alzarse con apenas su segunda victoria en el evento.

 

   Al finalizar la jornada del viernes, contaba con una cómoda ventaja de 6 triunfos sobre su rival y su dominio sobre el terreno era tan claro que todo parecía indicar que lograría aumentar esa diferencia en los juegos del sábado y el domingo. 

 

   Sin embargo, las cosas dieron un inesperado giro de 180 grados en esas 2 jornadas, en las que los conjuntos de la Liga del Pacífico se impusieron a sus rivales de la Liga Central con idéntico marcador de 4 victorias y 2 derrotas, por lo que ahora esa ventaja se ha reducido a sólo 2 victorias.

 

   Para empeorar las cosas, los conjuntos de la Liga Central disputarán las 6 jornadas que restan en el calendario de los juegos interligas en parques de la Liga del Pacífico, donde tradicionalmente han sido aplastados por sus rivales y han perdido cualquier posibilidad de ganar la serie.

 

   Si su ventaja en este momento fuese de 8 juegos en lugar de 2, quizás sus posibilidades de salir airosos fueran mayores, pero como ese no es el caso todo parece indicar que este año, tal como ya ha ocurrido en 14 ocasiones anteriores, volverán a fracasar en el intento.

 

   Resulta curioso que a pesar de la buena actuación que los equipos de la Liga Central han tenido hasta el momento, esos buenos resultados no los han ayudado a mejorar sus puestos en la tabla de clasificación del circuito, que a la fecha de hoy se mantienen exactamente igual.

 

Sorpresivamente, DeNA es co-líder de los juegos interligas

 

   Las Estrellas de DeNA y los Dragones de Chunichi, que comparten ambos el liderato de los juegos interligas con marca de 7-3-2, se mantienen todavía en el último y cuarto lugar de la clasificación de su circuito, respectivamente.

 

   DeNA comenzó los juegos interligas con récord de 12-29-6 y ahora lo ha mejorado a 19-32-8, pero todavía se mantiene en el foso de la tabla de la Liga Central. Se ha acercado a sólo 2,5 juegos del quinto lugar, pero sigue ocupando el último lugar.

 

   Chunichi, por su parte, ha mejorado su marca de 16-22-7 a 23-25-9 y eso lo ha ayudado a subir del quinto al cuarto puesto, pero sigue estando a 3 juegos de diferencia del tercer lugar y, por lo tanto, se mantiene fuera de los puestos de postemporada.

 

   Ninguno de esos dos conjuntos ha sido campeón de los juegos interligas hasta ahora, por lo que sería fantástico que uno de ellos lograse capturar su primera corona este año. No obstante, ambos tienen una difícil semana por delante y no va a ser nada fácil que logren mantener su liderato.

 

   Sólo dos conjuntos de la Liga Central han logrado hasta ahora conquistar el título de los juegos interligas: los Gigantes de Yomiuri, que lo lograron en 2012 y 2014, y las Golondrinas de Yakult, que se quedaron con los honores en 2018.

 

   Los otras 12 coronas han ido a parar a las manos de 4 clubes distintos de la Liga del Pacífico: los Halcones de SoftBank (2007, 2009, 2011, 2013, 2015, 2016, 2017 y 2019), los Marinos de Lotte (2005 y 2006), los Luchadores de Nippon Ham (2007) y los Búfalos de Orix (2010).

 

Rakuten tiene chance de ganar su primer título de los juegos interligas

 

   Las Águilas de Rakuten, por cierto, tienen muy buenas posibilidades de convertirse en el quinto conjunto de la Liga del Pacífico en ganar la serie, ya que se encuentran en el tercer lugar de la clasificación con récord de 7-4-1 y están apenas a medio juego de distancia de los co-líderes.

 

   La serie de 3 juegos que disputará ante Chunichi a partir del martes sin duda será decisiva y podría darle el liderato necesario para capturar la corona, si bien no será nada fácil derrotar al conjunto con el mejor pìtcheo de la NPB en este momento.

 

   DeNA, por su lado, deberá visitar a los Leones de Seibu y a los Luchadores de Nippon Ham en dos series que no serán imposibles de ganar, pero sí muy difíciles, especialmente en estadios más grandes que el suyo y con la ventaja para sus rivales de la disponibilidad del bateador designado.

 

   El cambio más significativo que han arrojado hasta ahora los juegos interligas de 2021 es la caída de los Halcones de SoftBank al segundo lugar en la clasificación de la Liga del Pacífico debido a su decepcionante actuación en lo que va de serie: 4 victorias, 6 derrotas y 2 empates.

 

   Su ventaja sobre el segundo lugar al momento de iniciar el certamen era de apenas medio juego, por lo que no resulta sorprendente que haya perdido el liderato. Sin embargo, cuando se toma en cuenta que el club se ha coronado 8 veces campeón del evento, eso sin duda revela que algo puede estar ocurriendo.

 

   El actual tetracampeón japonés tiene una buena excusa para su decepcionante actuación hasta ahora: al menos 5 de sus principales figuras, que han sido claves para el éxito de la franquicia en los últimos años, están ausentes por distintas razones.

 

SoftBank ha sentido la ausencia de Moinelo durante los juegos interligas

 

   Los cubanos Alfredo Despaigne y Liván Moinelo tuvieron que viajar a los Estados Unidos para participar en el preolímpico de béisbol con su selección nacional y, como consecuencia, no han podido participar en un solo partido de la serie.

 

   Otro antillano, Yurisbel Gracial, se está recuperando de una lesión, que es lo mismo que está ocurriendo con dos de los mejores abridores del equipo en los últimos años: los derechos Kodai Senga y Nao Higashihama.

 

   El conjunto, por lo tanto, ha visto disminuida su producción ofensiva, ha perdido consistencia y efectividad en su rotación de abridores y, más importante aún, ha visto fracturada la infalibilidad de su relevo, especialmente en el octavo episodio.

 

   Despaigne y Moinelo regresarán pronto a Japón, pero tendrán que cumplir 14 días de cuarentena antes de poder comenzar a trabajar, por lo que no estarán presentes en la última semana de los juegos interligas. 

 

   Gracial, que ya ha estado un mes fuera de acción, es posible que sí regrese esta semana, ya que supuestamente le iba a tomar un mes recuperarse, pero el equipo todavía no ha hecho un anuncio al respecto.

 

   Pase lo que pase, parece difícil que SoftBank vuelva a repetir como campeón de la serie este año, pero eso no disminuirá sus posibilidades de volver a ganar los títulos de la Liga del Pacífico y la Serie de Japón.

 

Orix podría dar la sorpresa en la última semana del certamen

 

   Los Búfalos de Orix, que ocupan el cuarto lugar de la clasificación de los juegos interligas y están a sólo un juego de los co-líderes, están muy bien posicionados para dar la sorpresa y sumar su segunda corona del evento este año.

 

   Su marca de 7-5-0 les ha permitido ascender del quinto al cuarto lugar en la clasificación de la Liga del Pacífico, por lo que su confianza está en ascenso, especialmente después de ganar esta semana 2 series consecutivas ante rivales tan difíciles como Hanshin y Chunichi.

 

   Sus 6 juegos finales serán como local ante Yomiuri, que será otro rival difícil pero derrotable, y los Carpas de Hiroshima, que ocupan en este momento el foso de la clasificación de los juegos interligas y representan, en teoría, el contrincante más fácil de vencer.

 

   Los Tigres de Hanshin, que tradicionalmente han decepcionado en el certamen, parecen destinados a repetir su historia en esta ocasión, luego de registrar una marca de 5-7-0 en las dos primeras semanas de competencia que los mantiene ahora en el noveno lugar de la tabla.

 

   Ya habíamos advertido antes del inicio de los juegos interligas que su liderato de la Liga Central, que lucía muy sólido, entraría en peligro una vez que comenzara la serie, pero afortunadamente para ellos su ventaja en la punta se ha mantenido casi intacta gracias a la también decepcionante actuación de Yomiuri.

 

   Hace 2 semanas, la diferencia entre ambos era de 4,5 juegos y hasta ahora sólo se ha reducido a 3,5, por lo que es muy posible que los felinos salgan ilesos de la pesadilla que siguen siendo para ellos los enfrentamientos entre ambos circuitos.

 

Compartir