Lun, 28 Nov 2022 00:54 AM

La candidatura de Otani al Jugador Más Valioso

 

Otani sumó 6 vuelacercas y una victoria esta semana en la MLB

 

   Luego de conectar 6 jonrones más esta semana y cosechar su tercera victoria del año como abridor, los fanáticos de los Angelinos de Los Ángeles ya han empezado a pedir desde las gradas que se le otorgue el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana al fenómeno Shohei Otani.

 

   Resulta difícil estar en desacuerdo porque si la temporada se acabase hoy, lo más probable es que el talentoso pelotero japonés fuese nombrado Jugador Más Valioso de ese circuito tanto por su aporte con el bate como por su aporte con el brazo.

 

   Hay que aclarar, además, que no se trata sólo de nuestra opinión o de la opinión de los fanáticos de los Angelinos, sino también de muchos analistas reconocidos de la MLB y hasta de estrellas deportivas ajenas al béisbol, como Kevin Durant (NBA) y J. J. Watt (NFL).

 

   El ya retirado lanzador C. C. Sabathia lo llamó hace poco “el pelotero mejor dotado físicamente” que ha visto en su vida, mientras que el inmortal Pedro Martínez agregó en Twitter que es un “paquete completo”, debido a que puede lanzar a 100 millas por hora, batear jonrones de 400 pies y correr rápido.

 

   Ben Lindbergh, del portal The Ringer, agrega que el perfil del talentoso nipón es, por mucha ventaja, el más visitado tanto en FanGraphs como en la página de la MLB, además de señalar que desde 1998 no había sido tan esencial revisar a diario los resultados de los partidos para seguir a un jugador.

 

   Sus números, además, confirman su candidatura. El portal Baseball Reference lo tiene liderando la MLB en WAR (Wins Above Replacement) general con 4.5 y en extra bases con 41, además de ser co-líder de jonrones (23), tercero en empujadas (54) y porcentaje de slugging (.649) y quinto en OPS (1.005).

 

Otani ganó su 3er juego del año esta semana

 

   Por si eso fuera poco, como lanzador tiene récord de 3-1 en 10 aperturas, con 73 ponches, una efectividad de 2.70 y un promedio de ponches por cada 9 entradas de 12.3, además de poseer el lanzamiento más difícil de batear en las Grandes Ligas en este momento: su splitter.

 

   Obviamente, sus registros como lanzador no son tan impresionantes como los de los mejores lanzadores de las mayores en la actualidad, pero cuando se toma en cuenta su actuación como bateador, que es algo que ninguno de sus competidores sobre el montículo posee, entonces su valor queda en evidencia.

 

   Es lógico que muchos no quieran reconocer todavía su indudable talento como lanzador. Después de todo, se lesionó temprano en 2018, se perdió todo el 2019 luego de realizarse la operación Tommy John y en 2020 apenas pudo ver acción, por lo que en realidad esta es la primera vez que lo estamos viendo lanzar de manera ininterrumpida.

 

   Siempre y cuando no se lesione, que es lo que todos estamos rezando para que no ocurra, debería terminar el año con al menos 20 aperturas, 100 entradas lanzadas y 140 ponches, lo que nos permitiría tener una mejor idea de lo que es capaz de hacer como abridor.

 

   Supongamos que logre llegar a las 10 victorias, 100 entradas lanzadas y 150 ponches con una efectividad inferior a 3.00 al momento de finalizar la temporada, y que además de eso sume 40 jonrones, 100 remolques y 20 robos. ¿Quién podrá quitarle el JMV con esos números?

 

   No es que estemos soñando, esos resultados son totalmente posibles y hasta conservadores. En este momento, su proyección para finales de año como bateador es de 53 jonrones, 124 empujadas y 24 robos, mientras que como lanzador es de 24 aperturas, 7 victorias, 128 entradas lanzadas y 175 ponches.

 

Otani no ha podido sumar más victorias por falta de apoyo ofensivo

 

   En el único departamento que necesita mejorar es el de victorias. De resto, está más que cómodo para llegar a los totales señalados anteriormente, incluso si reduce su ritmo ofensivo en la segunda mitad de la campaña. La clave de todo, insistimos, es que no se lesione.

 

   Independientemente de lo que ocurra con el premio al Jugador Más Valioso, Otani ya está encaminado a establecer una serie de marcas personales y para jugadores japoneses esta temporada, a pesar de que todavía no ha terminado el mes de junio.

 

   Ayer domingo superó su marca personal de jonrones en una temporada al irse para la calle por vigésima tercera vez este año. Su marca anterior de 22 la había establecido originalmente en Japón en 2016 e igualado en su primera campaña en la Gran Carpa en 2018.

 

   Con una proyección de 53 estacazos para finales de año, lo más probable es que imponga un nuevo récord de vuelacercas en una temporada para un jugador japonés. La marca actual le pertenece a Hideki Matsui, quien sumó 31 batazos de vuelta completa en 2004. Al ritmo que lleva en este momento, Otani podría superarlo a finales de julio o principios de agosto.

 

   Matsui también posee el récord de más carreras emùjadas en un mismo año para un pelotero nipón en las mayores con 116, implantada en 2005. Con una proyección de 124 remolques para finales de año, Otani cuenta con buenas posibilidades de superarlo también en ese departamento.

 

Otani estableció su marca personal de empujadas en 2016

 

   Hablando de empujadas, el registro personal de Otani en una campaña es 67, establecido en 2016 cuando jugaba con los Luchadores de Nippon Ham en la NPB. Ayer llegó a 54 esta temporada, por lo que sólo es cuestión de semanas antes de que rompa esa marca.

 

   Sus marcas personales como lanzador serán más difíciles de igualar o superar, pero eso no quiere decir que sea imposible lograrlo. En 2015, con Nippon Ham, lanzó 160 entradas y 2 tercios, ponchó a 196 rivales y sumó 15 victorias en 22 aperturas.

 

   Su proyección actual le permitiría alcanzar ese número de aperturas, pero lo dejaría corto en entradas lanzadas, ponches y victorias. No obstante, si logra afinar su control y durar más tiempo sobre el montículo en el resto de sus salidas del año, no sería una sorpresa que se acercase a esos totales.

 

   Para poder calificar al título de efectividad de la Liga Americana necesita acumular, como mínimo, 162 episodios completos este año. Su proyección actual es de 128, por lo que necesita acelerar su ritmo en la segunda mitad del calendario para poder aspirar a esa meta.

 

   En el departamento de ponches, su proyección actual de 175 lo deja cerca de su marca personal de 196, por lo que no sería descabellado pensar que podría llegar a ese rubro esta campaña, especialmente cuando es capaz de registrar 10 o más abanicados en una sola apertura.

 

   Su marca personal de triunfos es quizás la más difícil de alcanzar, no sólo porque no depende únicamente de él, sino sobre todo porque sus compañeros de equipo lo han dejado sin apoyo ofensivo en más de una ocasión.

 

Otani hubiese podido ganar ante Arizona con un mejor apoyo de su bullpen

 

   Según nuestros cálculos, Otani podría tener en este momento un récord de 6-1, en lugar de 3-1. Hubiese podido quedarse con la victoria en su primera apertura del año si lo hubiesen dejado lanzar un tercio más y en otras dos ocasiones abandonó el montículo con su equipo en ventaja, sólo para ver cómo los relevistas dejaron al rival, casi inmediatamente, igualar la pizarra.

 

   Con un poco de suerte y un mejor apoyo ofensivo por parte de sus compañeros, es bastante posible que pueda alcanzar los 10 triunfos esta temporada, e incluso los 15 si todo le sale perfectamente bien desde ahora hasta el final del calendario.

 

   Lo que sí parece estar fuera de su alcance es clasificar a la primera postemporada de su carrera en las mayores. Los Angelinos están en este momento en el cuarto lugar de la División Oeste de la Liga Americana, a 7,5 juegos del liderato y a 6,5 del comodín.

 

   Esa distancia no es imposible de superar, pero cuando tomamos en cuenta lo limitado que es el cuerpo de lanzadores de su equipo se hace evidente que tratar de cerrar la campaña con un récord de .500 es lo mejor a lo que pueden aspirar los Angelinos este año.

 

   Sin ir muy lejos, Otani es claramente el mejor abridor que tiene ese club en este momento, y también su mejor bateador, por lo que no cabe duda de que se trata del Jugador Más Valioso de esa franquicia e incluso de todas las Grandes Ligas.

 

   Todavía queda mucho camino por recorrer antes de que se termine la temporada regular, pero no es nada descabellado colocar al talentoso japonés como el candidato principal a ganar el premio al Jugador Más Valioso de la campaña 2021 en la Liga Americana.

 

Compartir