Lun, 28 Nov 2022 00:09 AM

Liga del Pacífico: SoftBank promete ganarlo todo

 

SoftBank sigue siendo el favorito para ganarlo todo

 

   Luego de haber presentado la semana pasada nuestro pronóstico para la Liga Central este año, ha llegado el momento de compartir con todos ustedes nuestras expectativas para la Liga del Pacífico en la temporada 2021 de la NPB, que arrancará este viernes 26 de marzo.

 

   Los Halcones de SoftBank, actuales campeones del circuito y tetracampeones del béisbol japonés, parten como favoritos para ganarlo todo otra vez.

 

   Por una parte, tienen un conjunto muy balanceado que desborda talento en todas sus áreas; por la otra, cuentan con un manager experimentado que sabe administrar muy bien sus piezas y con una gerencia que es muy astuta y efectiva en todo lo que hace.

 

   Pero quizás lo más importante de todo es la profundidad de su roster. No importa cuántos titulares se lesionen en un momento determinado, el club siempre consigue la manera de reemplazarlos a todos con sustitutos de calidad que terminan haciendo el mismo trabajo.

 

   Los cubanos Alfredo Despaigne y Yurisbel Gracial, que han sido grandes protagonistas del equipo en los últimos 3 años, se perdieron los dos primeros meses de la campaña 2020 debido al coronavirus, pero el conjunto consiguió la manera de seguir ganando partidos sin ellos.

 

   Por si eso fuera poco, el club sigue desarrollando novatos que calidad que en cualquier momento explotan y se ganan la titularidad en base a talento puro, como ocurrió el año pasado con el jardinero Ryoya Kurihara, quien le conectó 2 jonrones a Tomoyuki Sugano en el primer juego de la Serie de Japón 2020.

 

   El equipo tiene tanto talento que es una de las pocas organizaciones en la NPB que cuenta con una tercera división, en la que desarrolla tanto talento local como extranjero. Sin ir muy lejos, su segundo equipo es tan bueno que si lo colocaran en la Liga Central podría pelear por un puesto en la postemporada.

 

A diferencia de Yomiuri en la Liga Central, SoftBank sí tiene rivales que le dan la pelea en la Liga del Pacífico

 

   La diferencia con el favoritismo que tienen los Gigantes de Yomiuri en la Liga Central es que el resto de los rivales del circuito no se orinan en los pantalones cada vez que se enfrentan a SoftBank. Todo lo contrario, le dan pelea hasta el cansancio.

 

   Es por eso que a pesar de su favoritismo, varios equipos más podrían dar la sorpresa y destronarlo de alguno de sus títulos, cosa que parece casi imposible que ocurra con Yomiuri en la Liga Central.

 

   El segundo puesto de la tabla se lo asignamos a los Marinos de Lotte, que realizaron una excelente campaña el año pasado y prometen jugar incluso mejor esta temporada.

 

Martín promete ser otra vez el motor ofensivo de Lotte

 

   La renovación del cubano Leonys Martín, quien fue su mejor bateador en 2020, será clave para su éxito, pero también el regreso del jonronero estadounidense Brandon Laird, quien se perdió casi todo el año pasado debido a una lesión.

 

   Su rotación de abridores cuenta con los veteranos Ayumu Ishikawa y Manabu Mima y también con el novato sensación Roki Sasaki, quien podría convertirse en protagonista este año después de un alentador debut en la pretemporada.

 

   El cuerpo de relevistas promete mantener su consistencia con el estadounidense Frank Herrmann, el venezolano José Flores y el cerrador Naoya Masuda, quien quedó tercero en salvados en el circuito la temporada pasada.

 

   El trabajo que ha hecho hasta ahora el ex grandeliga Tadahito Iguchi como manager ha sido fantástico y promete seguir generando éxitos para un conjunto que en 2020 clasificó a la postemporada por primera vez en 4 años y que ahora aspira regresar a la Serie de Japón después de 11 campañas de ausencia.

 

   Nuestra apuesta para el tercer puesto de la clasificación son las Águilas de Rakuten, un conjunto que con el regreso de Masahiro Tanaka, quien viene de disputar 7 temporadas en la MLB con los Yanquis de Nueva York, cuenta ahora, en el papel, con la mejor rotación de abridores de toda la NPB.

 

Con Tanaka de regreso, Rakuten podría dar la sorpresa este año

 

   Además de Tanaka, también están disponibles Hideaki Wakui, Takayuki Kishi y Takahiro Norimoto, así como las destacables opciones de Takahiro Shiomi, Yuki Matsui y hasta los jóvenes Shoma Fujihara y Tomohiro Anraku.

 

   La mayor duda que existe con respecto a lo que puedan hacer este año es si podrán mantenerse sanos a lo largo de toda la campaña. Wakui ya está avanzado en edad y Kishi y Norimoto tienden a lesionarse, porque no sería sorprendente que ambos se pierdan varios juegos debido a problemas con su condición física.

 

   Sin embargo, si nada ocurre y todos pueden lanzar como lo saben hacer, Rakuten podría fácilmente destronar a SoftBank de su título de campeón de liga esta temporada. 

 

   Su cuerpo de relevistas es muy bueno, y su ofensiva, liderada por Hideto Asamura y Daichi Suzuki, no se queda muy atrás. Así mismo, el debut del ex grandeliga Kazuhisa Ishii como manager, después de tener mucho éxito como gerente general, promete elevar el nivel de juego del conjunto.

 

La ofensiva de Seibu sigue siendo muy buena, pero ha ido perdiendo poder

 

   El cuarto lugar de la tabla se lo otorgamos a los Leones de Seibu, quienes se mantienen como una de las mayores potencias ofensivas de la NPB, pero han ido perdiendo fuerza por las lesiones y la partida de algunas de sus estrellas, como Shogo Akiyama, quien se fue el año pasado a las mayores.

 

   Su cuerpo de lanzadores cuenta con mucho talento, pero también con una falta de consistencia que les impide sumar más victorias. A veces son intocables, pero en otras ocasiones conceden carreras como si fueran novatos y así no se puede aspirar a ganar títulos.

 

   Es por eso que con la caída de su ofensiva, que fue la principal clave de su éxito cuando se coronaron campeones de liga en 2018 y 2019, este año esperamos que desciendan al cuarto peldaño de la clasificación.

 

   El quinto puesto lo reservamos para los Luchadores de Nippon Ham, un club que posee mucho talento pero que no parece estar interesado en reforzarse mejor para tratar de meterse en la postemporada o pelear por el título de liga.

 

   Desde que dejaron en libertad al estadounidense Brandon Laird a finales de 2018, la gerencia no ha hecho un buen trabajo en tratar de firmar a otro bateador importado de poder que pueda producir los jonrones y los remolques necesarios para ayudar al equipo a ganar más partidos.

 

Nippon Ham no se ha esforzado en tratar de encontrar un reemplazo para Kohei Arihara

 

   Con respecto a sus lanzadores, perdió a su as Kohei Arihara, quien se fue a las Grandes Ligas, y dejó en libertad al estadounidense Nick Martínez, quien firmó con SoftBank, y ni siquiera ha intentado cubrir las vacantes que ambos dejaron en el roster con reemplazos de calidad.

 

   El club tampoco ha querido reemplazar al manager Hideki Kuriyama, quien quiso renunciar a finales de 2019 para tomar responsabilidad por los malos resultados que generó esa campaña y al final fue convencido de quedarse en su puesto, sólo para terminar otra vez en el quinto puesto en 2020.

 

   El inicialista Sho Nakata completó una campaña de ensueño el año pasado, al liderar el circuito con 108 empujadas y quedar segundo en jonrones con 31, pero incluso si llega a repetir esos números este año nunca podrá ayudar al equipo a ganar si no recibe el respaldo de sus compañeros. 

 

   Es por eso que consideramos que el conjunto de Sapporo está destinado a cerrar el año en el mismo puesto en que terminó la temporada 2020.

 

   En el foso de la tabla dejamos a los Búfalos de Orix, un conjunto que sigue contando con mucho talento pero que por alguna razón desconocida siempre termina decepcionando.

 

Yamamoto es uno de los mejores lanzadores de la NPB en la actualidad

 

   Su as, Yoshinobu Yamamoto, es uno de los mejores de Japón, y el resto de su rotación de abridores es envidiable. Su bullpen también está cargado de talento y en su ofensiva cuenta con el dominicano Steven Moya y el ex grandeliga Adam Jones.

 

   Sin embargo, el club sigue encontrando maneras de dispararse en el pie y decepcionar a sus fanáticos, razón por la cual hemos decidido esperar hasta que ellos demuestren primero que son capaces de ganar y subir su puesto en la clasificación antes de apostar por ellos.

 

Compartir