Vie, 01 Jul 2022 07:08 AM

La derrota de Tanaka y el debut de Carter Stewart Jr

 

Tanaka realizó su 1era apertura en la NPB desde 2013

 

   La primera derrota de Masahiro Tanaka en la NPB desde 2012 y el esperado debut en la liga del prospecto estadounidense Carter Stewart Jr fueron los dos temas que más nos llamaron la atención esta semana en el béisbol profesional japonés.

 

   Tanaka, quien viene de disputar las últimas 7 temporadas en las Grandes Ligas con los Yanquis de Nueva York, regresó este año a Japón luego de no poder llegar a un acuerdo para renovar su contrato con la popular franquicia del Bronx.

 

   Su debut con las Águilas de Rakuten, el mismo conjunto con el que jugaba antes de dar el salto a la Gran Carpa, estaba pautado para el sábado 27 de marzo, pero una lesión en su pantorrilla derecha obligó a retrasarlo por 3 semanas.

 

   De manera que cuando este sábado el derecho de 32 años se subió al montículo del Tokyo Dome para realizar su primera apertura en el circuito desde 2013, todo el mundo estaba pendiente de verlo en acción.

 

   No sólo por la curiosidad de verlo lanzar después de 8 años, sino sobretodo porque aún mantenía viva una increíble racha de 28 victorias consecutivas en temporada regular que comenzó en agosto de 2012 y que aspiraba a extender a 29.

 

Tanaka terminó la temporada 2013 invicto

 

   Después de ganar sus últimas 4 decisiones de la campaña 2012, Ma-kun -como se le conoce en Japón- terminó la temporada 2013 invicto con un inverosímil récord de 24-0, si bien poco después perdió el sexto juego de la Serie de Japón ante los Gigantes de Yomiuri.

 

   Su firma con los Yanquis de Nueva York en enero de 2014 significó que su racha de 28 triunfos en fila se mantendría viva hasta que éste regresase a la NPB a lanzar de nuevo, si bien no existía garantía de que eso ocurriese en el futuro.

 

   Sin embargo, decidió hacerlo más temprano de lo esperado y uniformarse de nuevo con Rakuten, razón por la cual lo vimos enfrentar este sábado en el Tokyo Dome a los Luchadores de Nippon Ham, curiosamente el mismo equipo que venció el 26 de agosto de 2012 para comenzar su racha.

 

   Lamentablemente para él, las cosas no le salieron como lo hubiese deseado. Luego de ponchar al primer bateador que enfrentó y retirar al segundo con un roletazo al cuadro, otorgó un boleto y concedió un jonrón de 2 carreras a Sho Nakata, quien ya lo había castigado de manera similar en la pretemporada.

 

   Perdiendo 2-0 luego de enfrentar sólo a 4 bateadores, concedió un doble al quinto bate Daiki Asama antes de poder retirar al sexto bate Taishi Ota con otro roletazo al cuadro para cerrar la entrada y volver al banquillo a descansar.

 

   Las cosas empeoraron cuando Kazunori Ishii, el primer bateador que enfrentó en la apertura del segundo episodio, le disparó un vuelacerca solitario para colocar el marcador 3-1 a favor de Nippon Ham, pero después de eso sólo cedió un sencillo más antes de salir del partido en la quinta entrada.

 

Tanaka permitió 2 jonrones en 5 entradas ante Nippon Ham

 

   En total, permitió 4 imparables (2 jonrones, un doble y un sencillo) y 3 carreras limpias en 5 capítulos completos, en los que además ponchó a 5 rivales y otorgó un boleto. Su marca inicial quedó en 0-1 y su efectividad en 5.40.

 

   Por supuesto, ese resultado no tiene ningún significado en particular. El buen trabajo que realizó después de conceder temprano esas 3 carreras confirma que el experimentado derecho cuenta con todas las herramientas necesarias para triunfar de nuevo en su país natal.

 

   Es muy probable que las cosas mejoren en su próxima apertura y también que reciba un mayor apoyo ofensivo por parte de sus compañeros, que en esta ocasión no le brindaron el respaldo que necesitaba para evitar la derrota.

 

   Los clubes japoneses sólo anuncian a los lanzadores abridores un día antes del partido en el que van a lanzar, por lo que no existe forma de confirmar cuándo será su próxima apertura. No obstante, todos esperan que lance una vez a la semana, por lo que es muy probable que sea este sábado 24 de abril.

 

   En lo que respecta a Carter Stewart Jr, su debut en la máxima categoría de la NPB llegó un poco más tarde de lo esperado, pero fue igual de bienvenido debido a las enormes expectativas que acompañan a un caso tan particular como el suyo.

 

Carter Stewart Jr fue la 8va selección general del draft 2018 de la MLB

 

   Para quienes no lo saben o no lo recuerdan, el derecho de 21 años fue la octava selección general del draft 2018 de las Grandes Ligas debido a los excelentes números que registró en su carrera colegial, su buena recta y su mejor curva.

 

   Los Bravos de Atlanta lo seleccionaron en la primera ronda, pero en lugar de apostar por él y tratar de convertirlo en uno de sus aces futuros, intentaron pagarle sólo la mitad del bono que tenían disponible bajo la excusa de una lesión preexistente.

 

   El joven prospecto decidió entonces no firmar con ese club sino pedirle a su agente, el famoso Scott Boras, que le consiguiera otra opción y éste, fiel a su exitoso récord de negocios, le respondió con una oferta de 7 millones de dólares por 6 años con los Halcones de SoftBank de la NPB.

 

   Luego de pensarlo bien y consultarlo con sus padres y un viejo amigo con experiencia en el circuito japonés, el codiciado prospecto tomó la valiente decisión de comenzar su carrera profesional en Japón, a donde llegó a mediados de 2019 para iniciar su trabajo.

 

   A diferencia de los contratos de desarrollo que le ofrecen los conjuntos nipones a jóvenes talentos foráneos, el pacto con Stewart Jr es de liga mayor -es decir, que le permite jugar en la máxima categoría del circuito en cualquier momento- y garantizado por los 6 años que dura.

 

Stewart Jr pasó 2019 y 2020 jugando en la divisiones inferiores de SoftBank

 

   Así, hubiese podido debutar con el equipo grande de SoftBank tanto en 2019 como en 2020, pero el conjunto consideró que todavía no estaba listo para hacerlo, por lo que todo su tiempo estuvo dedicado a trabajar tanto en la tercera como en la segunda división de la organización.

 

   En 2020, realizó 15 aperturas con el segundo equipo, en las que dejó una marca de 3-7 y una efectividad de 4.16 en 67 entradas completas. Sus números fueron mucho mejores en el tercer equipo, donde registró un récord de 2-0 y una efectividad de 1.95 en 7 aperturas y 27 episodios y 2 tercios de labor.

 

   Satisfecho con lo que ha visto de él este año, el manager Kimiyasu Kudo decidió promoverlo al primer equipo y darle la oportunidad de debutar, aunque no como abridor, que es el rol en el que más ha trabajado hasta ahora, sino como relevista.

 

   Es por eso que lo vimos subirse a la lomita del MetLife Dome de Tokorozawa este sábado para lanzar una entrada ante los Leones de Seibu en un partido que SoftBank estaba ganando 7-1 en ese momento.

 

   Aunque otorgó un boleto al primer bateador que enfrentó después de lanzar 4 rectas consecutivas que se quedaron claramente altas, a partir del siguiente rival tomó control de la situación y logró retirar la entrada sin permitir hits ni carreras.

 

Stewart Jr ponchó a 2 de los 4 bateadores que enfrentó el sábado

 

   Ponchó a 2 de los 3 siguientes bateadores que enfrentó y al otro lo retiró con un elevado flojo al campocorto, a la vez que hizo gala de su velocidad (se recta llegó a las 95 millas por hora) y de su muy efectiva curva.

 

   Su mayor éxito fue controlar sus nervios y su falta de control inicial, que es un problema que lo ha venido afectando hasta ahora, por lo que ya parece estar listo para aparecer más a menudo con el equipo mayor y convertirse en uno de los brazos regulares del bullpen.

 

   El momento no podría ser más propicio para promoverlo, ya que el club tiene vacantes tanto en su rotación de abridores como en el puesto de cerrador, por lo que no sería una sorpresa verlo actuar en cualquiera de esos dos roles en los próximos días o semanas.

 

   El precedente que está sentando podría ser clave para convencer a otros prospectos estadounidenses que no están siendo pagados justamente en su país de que comiencen sus carreras profesionales en el béisbol japonés, donde les pagarán más y trabajarán en mejores condiciones que en las ligas menores de la MLB.

 

Compartir