Vie, 01 Jul 2022 07:25 AM

Soto y los latinos con más remolques en un juego

 

Soto conectó 2 jonrones y remolcó 6 carreras en el juego del jueves

 

   El puertorriqueño Neftalí Soto completó este jueves una actuación de ensueño en el partido entre las Estrellas de DeNA y los Búfalos de Orix disputado en el Estadio de Yokohama: se fue de 4-3, con 2 jonrones, un sencillo, 3 anotadas y nada menos que 6 empujadas.

 

   Se trata de la tercera vez que logra remolcar 6 carreras en un mismo partido en las 4 temporadas que ya tiene en la NPB, lo que nos lleva a preguntarnos qué tan destacada ha sido su actuación hasta ahora en comparación a otros jugadores latinos y el resto de la liga.

 

   Lamentablemente, no tenemos los datos a la mano para evaluar su rendimiento en relación a toda la historia del circuito, pero sí podemos, por lo menos, compararlo con lo que han hecho otros peloteros hispanos en los últimos 10 años.

 

   Les podemos confirmar, por ejemplo, que el venezolano Ernesto Mejía es el que más carreras ha empujado en un mismo partido en la liga japonesa desde la campaña 2011 hasta acá. De hecho, él solo ocupa las dos primeras posiciones de la lista.

 

   El 31 de agosto de 2015, en el partido entre los Leones de Seibu y las Águilas de Rakuten celebrado en el Estadio Kobo de Sendai, se fue de 5-4, con 2 cuadrangulares, 2 sencillos, 2 anotadas y un impresionante total de 8 remolques, para comandar el triunfo de 15-3 de Seibu.

 

Mejía sumó 3 cuadrangulares y empujó 7 carreras en un partido en 2016

 

   Por si eso fuera poco, el 24 de abril de 2016, en el encuentro entre los Leones de Seibu y las Águilas de Rakuten celebrado en el Prince Dome de Tokorozawa, se fue de 3-3, con 3 vuelacercas, 3 anotadas y 7 empujadas para darle a Seibu un triunfo de 7-6 como local.

 

   Desconocemos si otros grandes sluggers caribeños, como el cubano Orestes Destrade y los venezolanos Alex Cabrera, Alex Ramírez y Roberto Petagine, lograron alguna vez acumular esos totales de empujadas en un mismo juego, pero al menos en los últimos 10 años Mejía ha sido el único en lograrlo.

 

   El récord actual de más remolques en un mismo juego de la NPB está en manos de Shigeya Iijima, quien el 5 de octubre de 1951, en el partido entre las Estrellas de Daiei y los Bravos de Hankyu celebrado en el Estadio Osu de Nagoya, conectó 3 jonrones y empujó nada menos que 11 carreras.

 

   Las 4 primeras llegaron por cortesía de un tablazo con las bases llenas en el mismo primer episodio. Las otras 7 fueron el resultado de otro vuelacerca con las bases llenas y un cuadrangular de 3 anotaciones que ocurrieron ambos en el séptimo capítulo, con lo que además estableció la marca todavía vigente de más remolques en una misma entrada.

 

   Daiei aplastó 15-2 a Hankyu en ese encuentro, gracias a las 11 carreras empujadas de Iijima, quien ya estaba en la recta final de su carrera y decidió retirarse luego de culminada la temporada 1955.

 

   Otros 5 jugadores le siguen en la lista con 10 remolques cada uno, incluyendo 3 estadounidenses: Tony Solaita, Leon Lee y Bobby Rose. Los acompañan los japoneses Akira Eto y Tomohiro Nioka.

 

   El hawaiiano Solaita lo logró el 20 de abril de 1980, cuando se fue para la calle en 4 ocasiones en el juego entre los Luchadores de Nippon Ham y los Halcones de Nankai en el Estadio de Osaka. Esos 4 estacazos, por cierto, lo convirtieron en el primer toletero en la historia de la Liga del Pacífico en lograr esa hazaña.

 

   Lee, por su parte, lo hizo el 10 de agosto de 1985, ya en la recta final de su carrera en la NPB, en el encuentro entre las Ballenas de Taiyo y los Carpas de Hiroshima celebrado en el Estadio Municipal de esa ciudad. Gracias a sus 3 jonrones y 10 empujadas, Taiyo superó 17-5 a Hiroshima.

 

Rose remolcó 10 carreras en un juego en 1999

 

   La hazaña de Rose ocurrió el 22 de julio de 1999 en el maratónico juego entre las Estrellas de Yokohama y las Golondrinas de Yakult disputado en el Estadio de Yokohama. Los locales se impusieron a los visitantes con marcador de 22-11 gracias en buena parte a las 10 empujadas del norteanericano.

 

   Menos de 3 semanas después, el 12 de agosto de 1999, Eto igualó la hazaña en el juego entre los Carpas de Hiroshima y las Estrellas de Yokohama celebrado en el Estadio de Yokohama. Sus 10 remolques ayudaron a Hiroshima a superar 19-5 al conjunto de Yokohama.

 

   Finalmente, Nioka se unió a la lista el 30 de abril de 2006 en el partido entre los Gigantes de Yomiuri y los Dragones de Chunichi disputado en el Tokyo Dome. No sólo conectó 3 cuadrangulares en el juego, sino que los dos primeros, ocurridos en turnos consecutivos, fueron con las bases llenas.

 

   El récord de las Grandes Ligas, por cierto, es de 12 empujadas, compartido por Mark Whiten (7 de septiembre de 1993, San Luis vs Cincinnati) y Jim Bottomley (16 de septiembre de 1924, San Luis vs Brooklyn). 

 

   El venezolano Mejía, como si ya no hubiese hecho suficiente con sus 8 remolques en un juego en 2015 y 7 más en otro partido en 2016, también sumó 2 partidos con 6 empujadas cada uno en esa misma campaña de 2016.

 

   El primero ocurrió el 20 de abril, en el encuentro entre los Leones de Seibu y los Luchadores de Nippon Ham celebrado en el Sapporo Dome, gracias a un cuadrangular, un doble y un sencillo en 4 visitas al plato. El segundo fue el 3 de junio, durante la visita de Seibu a los Tigres de Hanshin en el Estadio Koshien de Nishinomiya, cortesía de 2 vuelacercas en 4 turnos.

 

   Lo acompañan en ese departamento de hispanos con 6 remolques en un mismo partido otros 5 caribeños, varios de los cuales igualaron la hazaña en más de una ocasión.

 

Viciedo sumó 3 juegos con 6 empujadas cada uno en 2018

 

   El más destacado de ellos es el inicialista cubano de los Dragones de Chunichi Dayán Viciedo, quien alcanzó ese total 3 veces en la temporada 2018, en la cual además ganó el título de bateo de la Liga Central con un promedio final de .348.

 

   La primera vez ocurrió el 27 de mayo como visitante ante Hiroshima, gracias a un par de dobles y un sencillo en 5 turnos. La segunda, el 17 de junio como visitante ante Seibu, esta vez cortesía de 2 jonrones y un sencillo en 4 oportunidades, y la tercera, el 10 de julio como visitante ante DeNA, otra vez con la ayuda de un par de vuelacercas en 4 visitas al plato.

 

   El boricua Soto, como lo mencionamos anteriormente, también ha logrado esa hazaña en 3 ocasiones distintas. La primera vez fue el 7 de junio de 2018 como local ante Seibu, gracias a 2 estacazos en 4 turnos, y la segunda el 19 de septiembre de 2019, cortesía de 2 jonrones y un doble en 5 visitas al plato.

 

   La tercera, como lo mencionamos al principio, tuvo lugar este jueves en el partido entre DeNA y Orix celebrado en el Estadio de Yokohama.

 

   El inicialista dominicano Tony Blanco llegó a ese total en 2 ocasiones distintas en la campaña 2013, en la que se alzó con los títulos de bateo (.333) y remolcadas (136) de la Liga Central mientras defendía la camiseta de las Estrellas de DeNA.

 

   La primera ocurrió el 10 de julio como local ante Hiroshima, gracias a un vuelacerca y un sencillo en 6 viajes a la goma. La segunda fue el 28 de ese mismo mes como visitante ante los Tigres de Hanshin, cuando se fue de 4-3, con un jonrón, un doble y un sencillo.

 

López remolcó 6 carreras en un juego en 2016

 

   El inicialista venezolano José Celestino López se unió al grupo el 9 de abril de 2016, cuando se fue para la calle 3 veces en 4 turnos en el juego entre las Estrellas de DeNA y las Golondrinas de Yakult celebrado en el Estadio de Yokohama.

 

   El jardinero cubano Yurisbel Gracial alcanzó también ese total el 2 de julio de 2019, cortesía de un vuelacerca y un sencillo en 4 turnos en el encuentro entre los Halcones de SoftBank y las Águilas de Rakuten disputado en el Yafuoku Dome de Fukuoka.

 

   Sorpresivamente, no forman parte de esa exclusiva lista los cubanos Alfredo Despaigne y Alex Guerrero, quienes ganaron los títulos de jonrones de la Liga Central en 2017. El primero en la Liga del Pacífico y el segundo en la Liga Central.

 

   Despaigne ganó además el título de empujadas ese año y Guerrero hasta tuvo una racha de 6 juegos consecutivos con al menos un cuadrangular, pero nada de eso fue suficiente para que ambos pudieran alcanzar ese impresionante total de 6 empujadas en un mismo juego.

 

Compartir