Jue, 08 Dic 2022 05:19 AM

Así fue la actuación latina en la temporada 2020

 

Moinelo fue el Latino del Año en la NPB

 

   Como ya es costumbre y tradición, reservamos nuestra última columna del año para presentarles un resumen detallado de lo que hicieron todos y cada uno de los latinos que vieron acción en la NPB en la campaña que acaba de pasar.

 

   Un total de 38 caribeños, incluyendo un manager, participó en al menos una entrada de un partido de la máxima categoría del circuito nipón y 3 de ellos se alzaron con títulos individuales, lo que sin duda confirma su calidad y protagonismo en la liga.

 

   A continuación les presentamos un resumen de lo que hicieron todos, comenzando por los más destacados y terminando con aquellos cuyos aportes fueron más modestos. Así mismo, mencionaremos las situaciones contractuales de cada uno y las posibilidades que tienen de regresar o no a Japón el año que viene.

 

   1. Liván Moinelo. El lanzador cubano de los Halcones de SoftBank fue sin duda el latino más destacado del año en la NPB. No sólo ganó el premio al Relevista del Año en la Liga del Pacífico sino que además lideró ambos circuitos en Hold Points (40) con una clara ventaja sobre el resto de sus rivales. Registró una efectividad de 1.69 en 50 apariciones desde el bullpen y su promedio de 14.44 ponches por cada 9 entradas lanzadas es uno de los más altos en la historia de la liga. Ejerció total y absoluto dominio sobre sus rivales desde el primer juego de la campaña hasta el último y además mantuvo ese mismo nivel tanto en la postemporada como en la Serie de Japón. Su aporte fue tan decisivo para el título de su equipo que terminó tercero en la votación al Jugador Más Valioso. SoftBank ya renovó su contrato para que regrese a Japón en 2021.

 

   2. Leonys Martín. El jardinero cubano de los Marinos de Lotte tuvo una actuación muy destacada en la que fue su primera temporada completa con el club. Lideró a todos los latinos en jonrones (25), anotadas (72), boletos (70), robos (7), porcentaje de embasado (.382), porcentaje de slugging (.485) y OPS (.866), además de remolcar 65 carreras. Se fue para la calle en 2 o más juegos consecutivos en 5 ocasiones distintas a lo largo del año, recibió 5 boletos en un mismo partido y se robó 3 bases en otro, además de realizar varias jugadas defensivas sensacionales en el jardín derecho. No en vano quedó cuarto en la votación del Guante de Oro entre los jardineros de la Liga del Pacífico. La única razón por la que no fue el latino más destacado del año es porque su productividad cayó bastante en los últimos 2 meses del calendario y también porque se perdió las últimas 3 semanas del mismo por lesión. Según el reportero de ESPN Deportes Enrique Rojas, el antillano firmó una extensión de 2 años y 6 millones de dólares con Lotte, por lo que lo veremos de nuevo en la NPB el año que viene.

 

   3. Dayán Viciedo. El inicialista cubano de los Dragones de Chunichi completó otra sólida campaña en el circuito nipón, si bien no fue tan exitosa como en los últimos 2 años. Después de ganar el título de bateo de la Liga Central en 2018 con un registro de .348 y de quedar segundo en esa categoría el año pasado con una marca de .315, este año su promedio cayó a .267. Sin embargo, lideró a todos los latinos en empujadas (82), hits (109) y dobles (23) y fue el que menos se ponchó (48), además de disparar 17 vuelacercas y anotar en 48 ocasiones. Su gran triunfo llegó en el área defensiva, en la que se convirtió en el primer representante de su país en ganar el Guante de Oro en la NPB. En 2021 cumplirá el último de un contrato de 3 años que firmó con el club en diciembre de 2018.

 

Suárez se convirtió en 2020 en el 2do latino en ganar un título de salvados en la NPB

 

   4. Robert Suárez. El derecho venezolano de los Tigres de Hanshin registró la mejor temporada de su carrera profesional al convertirse en el primer venezolano y apenas el segundo latino en capturar un título de salvados en la NPB, luego de liderar la Liga Central con 25 rescates. Adicionalmente, dejó una efectividad de 2.24 y 50 ponches en 51 apariciones desde el bullpen. En un principio, la idea era que actuase como un simple relevista intermedio, pero la lesión del cerrador titular le abrió las puertas de ese rol en las primeras semanas de la campaña y desde entonces se apoderó por completo del mismo. El club quedó tan satisfecho con su actuación que ya lo renovó por 2 años y 6,75 millones de dólares, así que lo veremos regresar a Japón la próxima campaña.

 

   5. Neftalí Soto. El jardinero puertorriqueño de las Estrellas de DeNA no pudo cosechar otro título individual este año, después de liderar la Liga Central en jonrones en 2018 y en jonrones y empujadas en 2019, pero a pesar de ello sus números fueron bastante buenos. Fue co-líder de cuadrangulares entre los latinos con 25 y además terminó segundo en hits (108), empujadas (78), anotadas (59), porcentaje de slugging (.470) y OPS (.793). Varios rumores apuntaron a que aprovecharía su agencia libre para tratar de regresar a las Grandes Ligas, pero al final decidió renovar con DeNA por 3 años más y 7,2 millones de dólares, por lo que volverá a jugar en la NPB en 2021.

 

   6. Raidel Martínez. El derecho cubano de los Dragones de Chunichi completó su mejor campaña desde que llegó a Japón en 2018. Lideró a todos los lanzadores latinos con una efectividad de 1.13 en 40 apariciones desde el bullpen y además terminó segundo en la Liga Central con 21 salvados. Una lesión en la recta final del calendario le impidió competir por ese título, que incluso llegó a comandar por unos días. No obstante, su actuación en ese puesto fue tan destacada que el club ya renovó su contrato para la temporada 2021.

 

   7. Gerónimo Franzua. El zurdo dominicano de los Carpas de Hiroshima terminó cuarto en salvados en la Liga Central con 19, realizó 53 apariciones desde el bullpen y registró su segunda mejor efectividad desde que llegó a Japón en 2018 con 2.45. Más importante aún, la lesión del cerrador titular del equipo le abrió las puertas para asumir ese rol y desde el primer momento demostró estar a la altura de esa responsabilidad, por lo que es muy probable que se mantenga en ese puesto en 2021. El año que viene estará cumpliendo el cuarto de un contrato de 6 años que firmó en 2018, cuando el equipo lo promovió a la máxima categoría de la NPB.

 

   8. Rubby de la Rosa. El derecho dominicano de los Gigantes de Yomiuri volvió a rendir bien en el puesto de cerrador del conjunto y hasta terminó sexto en ese departamento en la Liga Central con 17 salvados. Su efectividad de 2.56 también confirma su calidad sobre el montículo, pero las lesiones lo volvieron a afectar y por ello su actuación se vio reducida a sólo 35 partidos. El club ya decidió renovarlo por un año más, por lo que lo veremos regresar a Japón en 2021 con ese mismo uniforme.

 

Moya brilló cada vez que pudo jugar esta temporada

 

   9. Steven Moya. El inicialista dominicano de los Búfalos de Orix Steven Moya debutó tarde debido a una lesión, pero tan pronto como saltó al terreno comenzó a batear como mejor lo sabe hacer. En apenas 46 partidos sumó 12 cuadrangulares y 38 empujadas y además registró un promedio de .274. Sus excelentes números en tan pocos encuentros convencieron al equipo de renovarlo por una temporada más, por lo que lo veremos de vuelta con el club en 2021.

 

   10. Edwin Escobar. El zurdo venezolano de las Estrellas de DeNA volvió a liderar este año a todos los latinos en apariciones desde el bullpen con 56 y además registró una efectividad de 2.33, 58 ponches y 18 Hold Points, por lo que fue no sólo uno de los mejores relevistas de su equipo sino también de toda la NPB. Su regreso a Japón en 2021 ya está asegurado, ya que estará cumpliendo el segundo de un contrato de 2 temporadas con el conjunto de Yokohama.

 

   11. Ángel Sánchez. El derecho dominicano de los Gigantes de Yomiuri fue el mejor abridor latino de la campaña al dejar una marca de 8-4, con 59 ponches y una efectividad de 3.08 en 15 aperturas. No cumplió del todo con las expectativas que se tenían de él después de registrar números sensacionales en la liga surcoreana en 2019, pero tampoco defraudó. Sus números no sólo fueron buenos, sino que además fue el mejor abridor de su equipo en la Serie de Japón. En 2021 estará cumpliendo el segundo de un contrato de 2 años con el club.

 

   12. Yurisbel Gracial. El jardinero cubano de los Halcones de SoftBank tuvo una temporada modesta en comparación a años anteriores debido al tiempo de juego que se perdió por motivo del coronavirus. No obstante, cuando pudo jugar su rendimiento fue tan consistente como siempre. En los 69 partidos en los que vio acción, bateó para .277, con 10 jonrones, 12 dobles, 35 empujadas y 30 anotadas. Adicionalmente, aportó su granito de arena al éxito del conjunto tanto en la postemporada como en la Serie de Japón. Su regreso a la liga en 2021 ya está asegurado, ya que estará cumpliendo el segundo de un contrato de 2 campañas que firmó en enero de este año.

 

   13. José Celestino López. El inicialista venezolano de las Estrellas de DeNA bajó su rendimiento en comparación a años anteriores, en parte por culpa de una lesión y en parte simplemente porque no pudo rendir al nivel que nos tiene acostumbrados. Sin embargo, cerró la temporada en excelente forma física y terminó sumando 12 cuadrangulares y 42 empujadas en 81 partidos. Más importante aún, llegó a los 200 dobles y los 1.000 hits de por vida en la NPB y además se convirtió en el primer extranjero en acumular al menos 1.000 imparables tanto en las Grandes Ligas como en Japón. Así mismo, cumplió su octavo año de servicio en el circuito, por lo que a partir de 2021 ya no ocupará una plaza de extranjero en el roster de su equipo. Desafortunadamente, DeNA decidió dejarlo en libertad, por lo que su futuro en la liga es incierto en este momento.

 

Suárez fue consistente en su rendimiento en 2020

 

   14. Albert Suárez. El derecho venezolano de las Golondrinas de Yakult volvió a verse interrumpido por las lesiones, pero afortunadamente pudo subirse al montículo durante la mayor parte de la temporada. Su efectividad de 2.67 y sus 50 ponches en 12 aperturas sin duda confirman su potencial como miembro de la rotación del equipo, si bien su marca de 4-4 no fue la mejor. Sin embargo, el club quedó lo suficientemente satisfecho con su rendimiento como para renovarlo por una campaña más, razón por la cual lo veremos regresar a Japón en 2021.

 

   15. Alex Ramírez (manager). El manager venezolano de las Estrellas de DeNA completó otra digna temporada al frente del club, si bien no logró clasificarlo a la postemporada o ganar el título de Liga. Después de quedar en el segundo lugar de la tabla el año pasado, en esta ocasión cayó al cuarto. No obstante, ese resultado fue mucho mejor que el alcanzado por el resto de los dirigentes del club en la década previa a su llegada. En principio, hubiese podido continuar en su puesto, pero él mismo decidió renunciar a su cargo para asumir responsabilidad por la falta de títulos del equipo. Es probable que lo volvamos a ver como manager en la NPB en el futuro, pero al menos en 2021 estará dedicándole tiempo a su familia y a sus diversos proyectos personales.

 

   16. Ernesto Mejía. El toletero venezolano de los Leones de Seibu mejoró su actuación con respecto a sus 2 temporadas anteriores y hasta mostró destellos de su mejor forma al conectar 5 jonrones en una semana a mediados de agosto. Sin embargo, una lesión volvió a interrumpir su tiempo de juego y su rendimiento general cayó en la recta final del calendario. A pesar de todo, sus 11 vuelacercas y 33 remolques en 74 partidos convencieron al club de renovarlo por un año más, por lo que lo veremos regresar a Japón en 2021 para disputar su octava campaña con la organización.

 

   17. Christopher Mercedes. El zurdo dominicano de los Gigantes de Yomiuri vio su actuación interrumpida por las lesiones, pero a pesar de todo pudo realizar 11 aperturas y registrar números consistentes con su rendimiento hasta ahora: 4-4, 45 ponches y una efectividad de 3.10. El club sigue contando con él para el futuro, razón por la cual renovó su contrato para 2021.

 

   18. José Pirela. El jardinero venezolano de los Carpas de Hiroshima tuvo un buen debut en la NPB, pero sus números y rendimiento general se vieron afectados por la falta de consistencia de su equipo y de su manager a la hora de utilizarlo. Su promedio de .266 en 99 juegos, sumado a sus 11 jonrones, sus 34 empujadas y sus 47 anotadas han debido ser suficientes para ganarle una renovación de su contrato. No obstante, el club lo dejó en libertad a finales de año, por lo que no lo veremos regresar a Japón en 2021.

 

   19. Alcides Escobar. El campo corto venezolano de las Golondrinas de Yakult registró el mejor promedio de todos los latinos que reunieron los turnos suficientes para calificar al título de bateo este año: .273. Sin embargo, sólo conectó un jonrón y remolcó 30 carreras en 104 partidos y para un bateador extranjero eso no es suficiente para convencer a un equipo japonés de renovar su contrato. Como consecuencia, fue dejado en libertad a finales de campaña y no lo veremos regresar a la NPB en 2021.

 

Almonte cerró la temporada con una racha de 21 juegos consecutivos con hit

 

   20. Zoilo Almonte. El jardinero dominicano de los Dragones de Chunichi volvió a ser víctima de las lesiones, que redujeron su participación a apenas 62 juegos esta campaña. No obstante, cuando logró jugar, rindió incluso mejor de lo que nos tiene acostumbrados. Bateó para .294, con 9 jonrones, 29 empujadas y 32 anotadas y además cerró la temporada con una racha de 21 partidos consecutivos con hit. Lamentablemente para él, eso no convenció al club de renovarlo, por lo que fue dejado en libertad a finales de año y no regresará a la NPB en 2021.

 

   21. Alfredo Despaigne. El toletero cubano de los Halcones de SoftBank vio su participación reducida a apenas 25 encuentros este año, en parte por la pandemia y en parte por las lesiones. Sin embargo, cuando logró jugar su producción fue la de siempre. Sus 6 jonrones y 12 empujadas le sirvieron de preparación para brillar en la postemporada y la Serie de Japón, donde remolcó a 6 compañeros en un mismo partido. En 2021 cumplirá el segundo de su presente contrato de 2 temporadas.

 

   22. Yariel Rodríguez. El derecho cubano de los Dragones de Chunichi tuvo un debut sensacional en la NPB este año luego de registrar una marca de 2-0 y una efectividad de 1.40 en sus 3 primeras aperturas. No obstante, las cosas se le complicaron a partir de ese momento y cerró la temporada con una marca de 3-4 y una efectividad de 4.12 en 11 salidas. A pesar de todo, el equipo quedó lo suficientemente satisfecho con su rendimiento como para renovarlo por una campaña más, por lo que lo veremos de vuelta en Japón el año que viene. 

 

   23. Aderlin Rodríguez. El infielder dominicano de los Búfalos de Orix no pudo cumplir del todo con las expectativas que se tenían de él a principios de años, si bien todo el equipo defraudó esta temporada. Sus 6 cuadrangulares y 25 empujadas en 59 partidos no fueron necesariamente malos, pero tampoco llegaron a los totales que se hubiesen esperado de él. A pesar de ello, el club decidió renovar su contrato por una campaña más, por lo que lo veremos regresar a la NPB en 2021.

 

   24. Gerardo Parra. El jardinero venezolano de los Gigantes de Yomiuri tuvo un debut muy prometedor en la NPB, luego de conectar 2 jonrones y remolcar 6 carreras en los 3 primeros juegos de la temporada. Sin embargo, una posterior caída en su rendimiento, sumada a una lesión que casi no lo dejó jugar después de agosto, redujo drásticamente sus números y su aporte al éxito del equipo. Su promedio final de .267 fue bueno, pero no sus 4 vuelacercas y 13 empujadas en 47 partidos, razón por la cual el club decidió dejarlo en libertad a finales de año. Parece muy difícil que pueda regresar a Japón en el futuro.

 

Martínez hizo historia al convertirse en el 1er extranjero en 20 años en jugar como receptor en la NPB

 

   25. Ariel Martínez. El receptor cubano de los Dragones de Chunichi hizo historia al convertirse en el primer extranjero en trabajar detrás del plato en la NPB en 20 años. Su aporte al club no sólo se limitó a su buen rendimiento defensivo en esa posición, sino que también brilló a la ofensiva al registrar un promedio de .295, con 2 vuelacercas y 13 empujadas en 39 encuentros. Lamentablemente, una lesión a principios de agosto lo dejó fuera de acción durante casi el resto del año, por lo que sus números finales no pudieron ser mejores. Sin embargo, eso no afectó la buena impresión que dejó en el club, que decidió renovarle su contrato para la temporada 2021.

 

   26. Christian Villanueva. El antesalista mexicano de los Luchadores de Nippon Ham no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él cuando el club decidió firmarlo con la intención de reforzar su decaída ofensiva. Una lesión redujo su participación a apenas 54 juegos, pero lo que más lo afectó fue su incapacidad para adaptarse bien al estilo de juego de la liga. Luego de batear para .220, con 4 jonrones y 19 empujadas, el equipo decidió dejarlo en libertad a finales de año. Parece muy difícil que pueda regresar a la NPB en el futuro.

 

   27. Onelki García. El zurdo cubano de los Tigres de Hanshin volvió a defraudar en su segundo año como miembro de la rotación de abridores del club, luego de registrar una marca de 2-6 y una efectividad de 4.42 en 14 salidas. Como consecuencia, el equipo decidió no renovarle su contrato, por lo que no lo veremos regresar a Japón en la temporada 2021.

 

   28. Bryan Rodríguez. El derecho dominicano de los Luchadores de Nippon Ham apenas vio acción en 7 partidos este año debido a una lesión y en el primero de ellos no le fue bien. Sin embargo, no permitió carreras en sus 6 salidas siguientes para cerrar la campaña con una efectividad de 2.25. El club sigue contando con él para el futuro, razón por la cual renovó su contrato para la temporada 2021.

 

   29. Jefry Marté. El infielder dominicano de los Tigres de Hanshin volvió a ver su actuación interrumpida por las lesiones, por lo que sólo pudo ver acción en 29 encuentros este año. Sus 4 cuadrangulares y 14 remolques, sumados a su promedio de .252, fueron consistentes con la actuación que ha tenido hasta ahora en la liga, razón por la cual el club decidió renovarle su contrato para la campaña 2021.

 

   30. Luis González. El lanzador dominicano de los Dragones de Chunichi llegó a Japón este año con la difícil tarea de reemplazar en el bullpen a su compatriota Joely Rodríguez, quien fue el mejor relevista de la Liga Central en 2019. Lamentablemente para él, no pudo cumplir con esas expectativas al cerrar la campaña con una efectividad de 4.78 en 28 apariciones desde el bullpen. Por esa razón, la gerencia decidió dejarlo en libertad a finales de año. Parece muy difícil que pueda regresar a Japón en el futuro.

 

Flores regresará a la NPB en 2021 con Lotte

 

   31. José Flores. El derecho venezolano de los Marinos de Lotte tuvo un debut muy accidentado en la NPB como abridor y las cosas no mejoraron mucho cuando lo cambiaron a relevista poco después. No obstante, sólo permitió una carrera en sus últimas 7 salidas del calendario y eso convenció al club de renovarle su contrato para 2021, por lo que lo veremos de regreso en la NPB en 2021.

 

   32. Moisés Sierra. El jardinero dominicano de los Dragones de Chunichi apenas pudo ver acción en 25 partidos este año debido a la escasez de cupos para extranjeros en el roster del equipo. Sin embargo, cuando pudo jugar mostró destellos de su talento al disparar un vuelacercas y remolcar 7 carreras. Lamentablemente para él, eso no fue suficiente para convencer a la gerencia de darle una nueva oportunidad, por lo que fue dejado en libertad a finales de año. Parece difícil que regrese a la NPB en el futuro.

 

   33. Alejandro Mejía. El toletero dominicano de los Carpas de Hiroshima no pudo cumplir por segundo año consecutivo con las expectativas que se tienían de él, luego de ser constantemente el mejor bateador de la liga menor de la NPB. Cerró el año con un modesto promedio de .188, 2 jonrones y 4 empujadas, pero a pesar de ello el club decidió retenerlo y renovarle su contrato para 2021, razón por la cual lo veremos de regreso en la liga el año que viene.

 

   34. Israel Mota. El jardinero dominicano de los Gigantes de Yomiuri apenas pudo ver acción en 9 partidos debido a la falta de cupos para extranjeros en el roster activo del club, pero aprovechó esa oportunidad para conectar un cuadrangular y remolcar a 4 compañeros. Lamentablemente, su esfuerzo no logró convencer a la gerencia de retenerlo, razón por la cual fue dejado en libertad a finales de año. Su juventud, sumada a su gran talento, podría abrirle las puertas de otro club de la NPB en el futuro, pero hasta el momento nada ha ocurrido.

 

   35. Gabriel Ynoa. El derecho dominicano de las Golondrinas de Yakult no pudo mantener en la campaña regular los buenos resultados que registró en la pretemporada. En las escasas 6 aperturas que pudo realizar, registró una marca de 0-3 y una efectividad de 10.13, por lo que su nombre quedó rápidamente fuera de los planes futuros del equipo. Tanto así, que se convirtió en el primer latino en quedar en libertad este año, luego de que el club anunciara su liberación a principios de octubre.

 

   36. Estamy Ureña. El infielder dominicano de los Gigantes de Yomiuri apenas pudo ver acción en 11 partidos este año y no logró sumar ni jonrones ni empujadas. Sin embargo, debido a su juventud el equipo decidió mantenerlo en su nómina para el año que viene, por lo que lo veremos regresar a la liga en 2021.

 

   37. Nattino Diplan. El lanzador dominicano de los Gigantes de Yomiuri apenas vio acción en 2 partidos este año y en ambas ocasiones su actuación dejó mucho que desear, a juzgar por la efectividad de 19.29 que terminó registrando. Como consecuencia, el club decidió dejarlo en libertad a finales de año.

 

Compartir