Vie, 01 Jul 2022 07:00 AM

Tanaka da inicio a una nueva era salarial en la NPB

 

Tanaka ha producido un aumento considerable del límite salarial de la NPB

 

   El regreso del lanzador Masahiro Tanaka a la NPB ha producido ya una consecuencia importante en la liga, cuyos efectos se harán sentir por muchos años más: el considerable aumento del techo salarial de los jugadores que ven acción en la misma.

 

   Oficialmente, el circuito nipón no cuenta con un límite salarial, pero por muchos años ha existido un pacto de caballeros entre los dueños de los equipos para no superar cierta cifra monetaria a la hora de recompensar a sus peloteros.

 

   Desde que Hideki Matsui recibió 610 millones de yenes (4,9 millones de dólares al cambio de entonces) de los Gigantes de Yomiuri en la temporada 2002, ese límite se ha mantenido alrededor de los 600 millones de yenes.

 

   Apenas dos años después, alcanzó su monto máximo cuando las Estrellas de Yokohama (hoy Estrellas de DeNA) le pagaron 650 millones de yenes (6,2 millones de dólares) a Kazuhiro Sasaki, quien acababa de regresar a Japón tras pasar 4 campañas con los Marineros de Seattle en las Grandes Ligas.

 

   Bueno, en realidad el salario más alto jamás pagado en la NPB hasta hace poco fueron los 720 millones de yenes (6,9 millones de dólares) que recibió el venezolano Roberto Petagine cuando firmó con los Gigantes de Yomiuri en la temporada 2003.

 

   Sin embargo, los medios deportivos japoneses convenientemente ignoran ese dato a la hora de hablar del tema y continúan promocionando el salario de Sasaki como el más alto de la historia de la liga.

 

Sugano había establecido un nuevo récord salarial en la NPB apenas 2 semanas atrás

 

   De cualquier forma, esas 2 cifras mantuvieron su estatus de cúspide salarial del circuito por casi dos décadas, hasta que hace 2 semanas Tomoyuki Sugano firmó un contrato de un año con Yomiuri por 800 millones de yenes (7,6 millones de dólares).

 

   El derecho de 32 años apeló en diciembre al Sistema de Traspasos para tratar de irse a las Grandes Ligas, pero al final no pudo asegurar un contrato a ese nivel en el período de 30 días que estipulan las reglas, razón por la cual se vio obligado a quedarse en Japón.

 

   Para agradecerle su decisión de continuar jugando con el equipo, Yomiuri decidió aumentar considerablemente su sueldo, que ya estaba en los 650 millones de yenes que había recibido Sasaki en las temporadas 2004 y 2005.

 

   Así, todos los diarios deportivos nipones reseñaron en sus portadas el nuevo récord salarial establecido por Sugano, quien decidió firmar sólo por una campaña porque planea intentar de nuevo dar el salto a las mayores a finales de año.

 

   Esa cifra que en su momento pareció increíble y que muchos pensaron que no sería superada por mucho tiempo, fue pulverizada este jueves, cuando Masahiro Tanaka decidió regresar a las Águilas de Rakuten por 900 millones de yenes (8,6 millones de dólares) anuales.

 

   Es decir, el techo salarial extraoficial de la NPB, que se había mantenido en vigencia por 18 años, aumentó nada menos que 20% en las últimas 2 semanas.

 

Romper el récord salarial de Tanaka requeriría el regreso de Shohei Otani a Japón

 

   Romper el récord que acaba de establecer Tanaka no será fácil. Básicamente, los Luchadores de Nippon Ham tendrían que convencer a Yu Darvish o Shohei Otani de regresar a la NPB para lograrlo, pero lo importante aquí no es el nuevo límite, sino cómo éste afectará al resto de los salarios de la liga.

 

   El jardinero estrella de los Halcones de SoftBank Yuki Yanagita, por ejemplo, seguramente se verá beneficiado por el cambio, luego de firmar un contrato de 7 años con esa organización para terminar su carrera en el circuito nipón.

 

   Este año, el toletero japonés ganará 610 millones de yenes (5,8 millones de dólares), por lo que si continúa registrando los impresionantes números que ha producido hasta ahora, lo más probable es que su sueldo siga aumentando en los próximos años.

 

   Tres semanas atrás, hubiese sido impensable pagarle mucho más que eso por el resto de su carrera, pero ahora que Tanaka está ganando 900 millones de yenes por temporada, él estará en todo su derecho de solicitar un aumento más significativo en las próximas campañas.

 

   Lo mismo ocurrirá cuando otras estrellas japonesas decidan regresar a la NPB después de su paso por las Grandes Ligas, como en los casos ya mencionados de Yu Darvish y Shohei Otani y también en los de Kenta Maeda y Yoshitomo Tsutsugo, por citar otros ejemplos.

 

   Incluso en el caso de los veteranos de Grandes Ligas que consideren jugar en Japón, los clubes podrán ahora ofrecerles mayores salarios para tratar de convencerlos. 

 

Los clubes de la NPB ahora podrán pagar más a sus importados

 

   Los Búfalos de Orix firmaron a Adam Jones el año pasado por 2 temporadas y 8 millones de dólares garantizados, pero gracias al precedente de Tanaka ahora los equipos podrán ofrecer contratos de 2 años y 10 millones de dólares, o incluso más.

 

   No está claro si los nuevos contratos de Sugano y Tanaka producirán un aumento del salario mínimo oficial de la liga, que en este momento es de 144 mil dólares al año, pero lo que sí es muy posible es que obliguen a subir las ganancias de los jugadores que ocupan el medio de la tabla salarial del circuito.

 

   Es probable que ahora veamos muchos más peloteros ganando al menos un millón de dólares al año y también más en los renglones de 2, 3 y 4 millones por campaña.

 

   Así mismo, es muy posible que más conjuntos empiecen a pagar mejores salarios como estrategia principal para ganar títulos, algo que no es nuevo en la liga, pero que sí ha estado muy limitado por muchos años.

 

   Tradicionalmente, los Gigantes de Yomiuri y los Tigres de Hanshin eran los únicos dos clubes de la NPB que de verdad gastaban dinero para tratar de comprar títulos, ya que se trataban de las dos franquicias más populares y con mayores ganancias en la liga.

 

   Sin embargo, las cosas han cambiado. Los Halcones de SoftBank tienen ahora la nómina más cara de la NPB y las Águilas de Rakuten están respaldadas por uno de los conglomerados comerciales más exitosos del planeta, razón por la cual le pueden pagar 900 millones de yenes por año a Masahiro Tanaka.

 

Las compañías tecnológicas son las que dominan ahora el mundo financiero

 

   Tal como en el resto del mundo, las compañías tecnológicas son ahora las que dominan el universo financiero en el que vivimos, más que los hidrocarburos, las compañías de automóviles o los medios de comunicación.

 

   No en vano, SoftBank, una compañía de telefonía celular y servicios de Internet, y Rakuten, el equivalente japonés de Amazon, son dos de las empresas más exitosas del mundo en la actualidad, que además prometen seguir expandiendo su dominio sobre el mercado en el futuro.

 

   En contraste, Yomiuri, el conglomerado de medios de comunicación más importante de Japón, está perdiendo terreno, ya que la gente ve cada vez menos televisión, escucha cada vez menos radio y lee cada vez menos periódicos y revistas.

 

   Los Tigres de Hanshin, que son parte de la compañía de transporte público Hanshin, son parte de un negocio estable que no está necesariamente perdiendo terreno, pero tampoco lo está ganando, por lo que su poder adquisitivo promete mantenerse donde está.

 

   Por el contrario, Rakuten y SoftBank, así como DeNA, que es una empresa que produce aplicaciones para teléfonos inteligentes, están en ascenso y lo más probable es que terminen dominando la NPB en materia financiera en el futuro.

 

   Los 12 clubes de la NPB han tenido por muchos años el poder adquisitivo suficiente como para pagar mejores salarios a sus jugadores, pero no habían querido hacerlo por medio a que sus presupuestos anuales se les escapasen de las manos.

 

   Sin embargo, ya no tienen otra opción que adaptarse a los nuevos tiempos y comenzar a recompensar mejor a sus jugadores, pues de lo contrario no podrán competir más con sus rivales y se verán relegados constantemente al foso de la clasificación.

 

Compartir