Vie, 01 Jul 2022 07:04 AM

¿Podría Rakuten destronar a SoftBank en 2021?

 

Tanaka jugará otra vez con Rakuten en 2021

 

   Uno de nuestros seguidores habituales, Pako Espiga, nos escribió recientemente desde España para preguntarnos si las Águilas de Rakuten podrían destronar este año a los Halcones de SoftBank, ahora que tienen de regreso a su as Masahiro Tanaka.

 

   La respuesta a su pregunta es muy sencilla: sin duda alguna. No es que estemos diciendo que ocurrirá con toda seguridad, pero de ser posible lo es, como la historia ya lo ha demostrado en un par de ocasiones en los últimos 8 años.

 

   Tanaka sólo tiene 32 años, por lo que todavía está en la mejor etapa de su carrera y cuenta con todas las herramientas necesarias para dominar la NPB como lo hizo en la temporada 2013, cuando terminó el año con récord de 24-0 y una efectividad de 1.27.

 

   Por supuesto, sólo con su aporte Rakuten no podrá ganarlo todo. Para poder destronar a SoftBank va a necesitar una plantilla capaz de complementar el trabajo de su as y basta con echarle un vistazo fugaz a su roster para darnos cuenta de que ya la tiene.

 

   Además de Tanaka, su rotación de abridores cuenta con el batallador Takahiro Norimoto, los veteranos Hideaki Wakui y Takayuki Kishi y los prometedores Shoma Fujihira y Tomohiro Anraku, además de otras opciones para cubrir cualquier hueco que pueda surgir.

 

   Si todos logran mantenerse sanos a lo largo de la campaña y rendir de la manera que lo saben hacer, podrían convertirse fácilmente en la mejor rotación del béisbol japonés este año.

 

Matsui será una de las piezas claves del bullpen de Rakuten este año

 

   Su bullpen no luce tan prometedor, pero cuenta con el buen talento de Yuki Matsui, el veterano Kazuhisa Makita, el taiwanés Chia-Hao Sung y el estadounidense Alan Busenitz, quienes podrían elevar el nivel de su juego inspirados por el trabajo de los abridores.

 

   Su alineación no es tan poderosa como la de SoftBank, pero sin duda cuenta con el poder suficiente como para producir las carreras necesarias para ganar partidos. No en vano, Hideto Asamura lideró la Liga del Pacífico con 32 jonrones en 2020 y quedó segundo en empujadas con 104.

 

   Lo acompañan Daichi Suzuki, Hiroto Kobukata y Hiroaki Shimauchi, quienes estuvieron todos entre los 10 mejores bateadores del circuito el año pasado, y también Eigoro Mogi, Kazuya Fujita, el veterano Ginji Akaminai y el recién contratado cubano Rusney Castillo.

 

   Quizás la mayor duda esté en el cambio de manager. El ex grandeliga Kazuhisa Ishii decidió abandonar su puesto de gerente general del equipo para asumir la dirección del mismo desde el banquillo y no existe garantía de que tendrá éxito en esa posición.

 

  Sin embargo, su profundo conocimiento del club, de las Grandes Ligas y del béisbol japonés, sin duda le permitirá afrontar su nuevo reto con todas las herramientas necesarias para triunfar. Después de todo, no sería la primera ni la última vez que un manager debutante logre ganarlo todo en la NPB.

 

   SoftBank se mantiene como el conjunto más completo, balanceado y consistente del béisbol japonés, por lo que sigue siendo el favorito para ganarlo todo este año, pero si las estrellas se juntan todas para favorecer a Rakuten no sería una sorpresa que ese conjunto se corone campeón.

 

Tanaka terminó la temporada 2013 con récord de 24-0

 

   Eso fue precisamente lo que lo llevó a quedarse con la corona en aquella mágica temporada de 2013, cuando no sólo Tanaka se fue de 24-0 con una efectividad de 1.27, sino que también el resto de la plantilla se creció para acompañarlo.

 

   Entre los abridores, el entonces debutante Takahiro Norimoto registró una marca de 15-8, 134 ponches y una efectividad de 3.34, mientras que Manabu Mima apenas dejó un récord de 6-5 en la campaña regular pero ganó 2 partidos en la Serie de Japón, incluyendo el séptimo y decisivo.

 

   Con respecto a los bateadores, Ginji Akaminai registró el cuarto mejor promedio de la Liga del Pacífico (.317), mientras que el curazoleño Andruw Jones y el estadounidense Casey McGehee, quienes debutaron en la NPB ese año, comandaron el conjunto en jonrones y empujadas.

 

   El primero se fue para la calle en 26 ocasiones y remolcó 94 carreras, además de recibir 105 boletos, mientras que el segundo sumó 28 cuadrangulares y 93 empujadas, además de batear para .292, conectar 30 dobles y anotar 78 carreras.

 

   El manager Senichi Hoshino, uno de los más experimentados y exitosos estrategas del béisbol japonés, también aportó su granito de arena al sacar el mejor provecho posible de todas sus piezas para ganar no sólo el título de la Liga del Pacífico sino también la Serie de Japón.

 

   McGehee decidió regresar a las Grandes Ligas en 2014 y Tanaka firmó con los Yanquis de Nueva York por 7 temporadas y 155 millones de dólares, por lo que Rakuten no pudo mantener su dinastía en la NPB, pero en el momento en que se le juntaron todas las piezas sin duda pudo ganarlo todo.

 

Shohei Otani fue el mejor jugador de la NPB en 2016

 

   Algo similar ocurrió en la campaña 2016 con los Luchadores de Nippon Ham, quienes lograron completar un año perfecto e interrumpir momentáneamente la hegemonía de SoftBank, que para ese entonces ya había asumido el dominio absoluto de la NPB.

 

   Para comenzar, Shohei Otani completó su mejor temporada en Japón al dejar una marca de 10-4, con 186 ponches y una efectividad de 1.86 en 20 aperturas y además bateó para .322, con 22 jonrones y 67 empujadas como designado en 104 juegos.

 

   Su dominio sobre el resto del circuito fue tal que no sólo fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga del Pacífico sino que también fue seleccionado al Equipo Ideal en dos posiciones distintas (lanzador y bateador designado), que es algo que nunca antes había ocurrido.

 

   Respaldaron su esfuerzo lanzadores como Kohei Arihara, Hirotoshi Masui y Naoki Miyanishi, quienes registraron todos actuaciones muy sólidas a lo largo del año, y también los estadounidenses Anthony Bass y Chris Martin y el mexicano Luis Mendoza. 

 

   Bass, de hecho, cosechó en relevo 3 de las 4 victorias del conjunto en la Serie de Japón, mientras que Mendoza tuvo una actuación heroica en el tercero de esos 4 triunfos al no permitir carreras en 5.2 entradas de relevo, si bien al final no pudo anotarse la victoria.

 

   La clave del éxito para Nippon Ham ese año fue una racha de 15 triunfos consecutivos entre finales de junio y principios de julio que le permitió asumir el liderato de la clasificación de la Liga del Pacífico y no cederlo hasta el final.

 

Nippon Ham completo una campaña perfecta en 2016

 

   SoftBank terminó la temporada con récord de 83 victorias, 54 derrotas y 6 empates, pero Nippon Ham jugó de una manera tan espectacular que lo superó con marca de 87-53-3. Insistimos, cuando las estrellas se juntan todas para favorecer a un equipo, es posible destronar al actual monarca de la NPB.

 

   No será fácil que eso suceda, por supuesto. Rakuten, a pesar de su buena nómina, deberá tratar de superar no sólo a SoftBank, sino también a los Marinos de Lotte, que quedaron segundos el año pasado, y a los Leones de Seibu, que se coronaron campeones de liga en 2018 y 2019.

 

   No obstante, existen señales que indican que Rakuten está en ascenso. Después de una mala actuación en 2018, avanzó a la postemporada en 2019 después de estar liderando la clasificación por varios meses y quedarse sin gasolina en la recta final del calendario.

 

   Algo similar ocurrió el año pasado, cuando estuvo peleando el liderato del circuito por un buen tiempo antes de perder otra vez fuera en el tramo final de la temporada, cuando cayó al cuarto lugar y se quedó fuera de los playoffs.

 

   La decisión de Kazuhisa Ishii de abandonar la gerencia del club para convertirse en manager busca corregir ese problema y el regreso de Masahiro Tanaka puede que se convierta en la pieza clave del rompecabezas para completar una campaña mágica.

 

   Yuki Yanagita, el mejor bateador de SoftBank y de la NPB en este momento, fue uno de los primeros en fruncir el ceño públicamente cuando surgió la noticia de que Tanaka jugaría con Rakuten este año. “No me gusta eso”, señaló. Es muy posible que el resto de la liga comparta ese sentimiento.

 

Compartir