Lun, 28 Nov 2022 00:53 AM

Las 6 empujadas de Despaigne en la Serie de Japón

 

Despaigne remolcó 6 carreras en el 2do juego de la Serie de Japón 2020

 

   La destacada actuación de ayer del cubano Alfredo Despaigne en el segundo juego de la Serie de Japón, en el que igualó el récord de más remolques en un mismo partido de la final, nos invita a recordar las actuaciones latinas más destacadas en la historia del clásico de otoño nipón.

 

   El toletero antillano, que conectó un jonrón con las bases llenas y remolcó otras 2 carreras con un par de roletazos al cuadro, no completó la actuación más destacada para un pelotero hispano en la serie, pero sí la segunda mejor que se ha visto hasta ahora.

 

   La primera pertenece al venezolano Alex Cabrera, quien se fue de 3-2, con 2 jonrones, 2 anotadas, 6 empujadas y un boleto, en el tercer juego de la final de 2004 entre los Leones de Seibu y los Dragones de Chunichi, disputado en el Seibu Dome.

 

   En aquella ocasión, los 6 remolques del criollo marcaron la diferencia a favor de Seibu, que ganó ese partido con marcador de 10-8 y luego se llevó la serie en 7 disputados encuentros.

 

   En comparación, las 6 empujadas de Despaigne de ayer contribuyeron al triunfo de los Halcones de SoftBank sobre los Gigantes de Yomiuri, pero no marcaron la diferencia en la pizarra, cuyo registro final fue de 13-2.

 

   Ambos caribeños igualaron el récord establecido originalmente por el jardinero japonés Isao Shibata, quien se fue de 6-3, con un jonrón, un triple, un sencillo, 3 anotadas y 6 empujadas en el séptimo juego de la final de 1963, en la que los Gigantes de Yomiuri superaron 4 juegos a 3 a los Leones de Nishitetsu.

 

   Lo que sí fue único en la actuación de Despaigne de ayer es que se convirtió en el primer bateador en la historia de SoftBank en disparar un cuadrangular con las bases llegas en un juego de la final.

 

Gracial fue nombrado Jugador Más Valioso de la final de 2019

 

   Ahora, si tomamos en cuenta las mejores actuaciones para un pelotero latino en una Serie de Japón completa, la lista la encabeza el cubano Yurisbel Gracial, quien sumó 3 cuadrangulares, 6 empujadas y un promedio de .375 en la edición del año pasado, en la que fue nombrado Jugador Más Valioso.

 

   Le sigue su compatriota Orestes Destrade, quien se fue para la calle en 2 ocasiones, remolcó a 7 compañeros y bateó para .375 en la final de 1990 entre los Leones de Seibu y los Gigantes de Yomiuri, en la que, tal como ocurrió con Gracial, fue electo Jugador Más Valioso.

 

   El tercero en la lista es el venezolano Alex Cabrera, quien bateó para .296, con 3 vuelacercas, 9 empujadas y 4 anotadas en la edición de 2004 entre Seibu y Chunichi. La única razón por la que no encabeza la lista es porque no ganó el galardón al Jugador Más Valioso de la final.

 

   No podemos dejar de mencionar la destacada actuación de su compatriota Robert Marcano, quien en la Serie de Japón de 1976 entre los Bravos de Hankyu (hoy Búfalos de Orix) y los Gigantes de Yomiuri registró un promedio de .357, con un vuelacerca, 6 anotadas y 8 empujadas.

 

   En lo que respecta al promedio ofensivo más alto para un latino en una misma final, los cubanos Gracial y Destrade comparten ese honor, luego de batear ambos para .375 en las ediciones de 2019 y 1990, respectivamente.

 

Destrade bateó para .375 en la Serie de Japón de 1990 y para .360 en la de 1992

 

   Destrade registró, además, un promedio de .360 en la final de 1992, mientras que Marcano bateó para .357 en la serie de 1976. Gracial se fue de 4-2 en el encuentro del sábado y de 3-2 en el juego de ayer, por lo que su promedio está en .571 con al menos 2 partidos más por disputar y tiene buenas probabilidades de establecer una nueva marca en esa especialidad.

 

   Con un jonrón, 6 remolques y un promedio de .286 en los 2 juegos que se han disputado hasta ahora de la final 2020, Despaigne todavía tiene la oportunidad de mejorar sus números generales para completar una de las actuaciones más exitosas para un latino en la Serie de Japón.

 

   Su compatriota Gracial y el venezolano Cabrera comparten la marca de más cuadrangulares en una misma final con 3, por lo que no está lejos de igualar esa cifra, ni tampoco el récord de más empujadas en una serie que mantiene Cabrera con 9 (2004). 

 

   Le siguen en ese departamento el también venezolano Marcano, quien remolcó a 8 compañeros en 1976 y el cubano Destrade, quien produjo 7 carreras en 1990.

 

   En lo que respecta a la cifra más alta de jonrones para un latino en la Serie de Japón en general, la lista la encabeza el cubano Destrade, quien sumó 6 entre las finales de 1990 y 1992. Le siguen su compatriota Gracial y el venezolano Cabrera con 5 cada uno.

 

   El primero sumó uno en la edición de 2018, tres el año pasado y uno hasta ahora en la presente final, en la que todavía quedan al menos 2 encuentros más por disputar. El segundo disparó 2 en la edición de 2002 y 3 más en la serie de 2004.

 

   Con 3 estacazos en 4 finales hasta ahora, Despaigne todavía está lejos de alcanzar el liderato en esa categoría, pero ese no es el caso en el departamento de empujadas, en el que ya acumula 19 y comparte el primer lugar con el venezolano Marcano, quien sumó el mismo total entre 1975 y 1978.

 

Despaigne es el latino que más finales ha disputado en la NPB con 4

 

   Otro récord que Despaigne logró igualar este año es el de más finales disputadas con 4 (2017-2020). Lo comparte con su compatriota y compañero de equipo Liván Moinelo y también con el criollo Marcano, quien disputó 4 ediciones consecutivas entre 1975 y 1978.

 

   La marca de más juegos consecutivos de la Serie de Japón con al menos un hit la comparten en este momento el cubano Gracial y el venezolano Marcano con 9 cada uno.

 

   El segundo registró su racha entre el primer juego de la final de 1975 y el tercer juego de la final de 1976, mientras que el primero comenzó la suya en el 3er juego de la serie de 2018 y todavía la mantiene, por lo que mañana tendrá la oportunidad de batir el récord cuando dispute su próximo juego de la serie 2020.

 

   Marcano no sólo posee la distinción de ser el latino con más finales disputadas (4), sino también con más partidos disputados en la Serie de Japón: 25 en total, acumulados de manera consecutiva entre las finales de 1975 y 1978.

 

   La siguen en esa lista el venezolano Alex Ramírez y el cubano Destrade con 18 cada uno. El primero los sumó en las finales de 2001, 2008 y 2009, mientras que el segundo lo hizo entre las finales de 1990-1992.

 

Cabrera disputó 17 juegos en la Serie de Japón

 

   El venezolano Cabrera acumuló 17 entre las series de 2002, 2004 y 2011, mientras que Despaigne suma 16 en este momento y tiene la oportunidad de igualar el segundo lugar de la lista esta misma semana, cuando vea acción en los juegos 3 y 4 de esta final.

 

   No será sencillo alcanzar o superar el total del Marcano, pero tomando en cuenta lo dominante que ha sido SoftBank en los últimos años y cómo promete extender esa hegemonía en el futuro inmediato, tampoco será imposible que lo logre.

 

   Lo que sí está claro es que Despaigne ya entró en los libros de historia de la Serie de Japón con sus 6 remolques del juego de ayer y por haberse convertido en el primer bateador en la historia de su equipo en irse para la calle con las bases llenas en un juego de la final.

 

   Ahora cuenta, como mínimo, con 2 partidos más para seguir mejorando sus números y tratar de convertirse en el hispano más exitoso en la historia del evento, tanto en una serie individual como a nivel general.

 

   De hecho, si se vuelve a coronar campeón, como todo parece indicar que va a ocurrir, se convertirá en el caribeño con más títulos de la Serie de Japón en la historia de la NPB, junto a su compatriota Moinelo, que lo ha estado acompañando en esa aventura desde 2017.

 

   En este momento, ambos están igualados con el cubano Destrade como los hispanos con más coronas obtenidas hasta ahora con 3 cada uno. No obstante, en cuestión de un par de días el legendario Destrade podría caer al tercer lugar en esa categoría y ser igualado por Gracial, quien ha estado con SoftBank desde 2018 y está en busca de su tercer título.

 

   Sólo nos queda esperar para saber cómo se desarrollará todo en los próximos días, pero sin duda el futuro luce muy prometedor tanto para Despaigne como para sus compatriotas y compañeros de equipo Gracial y Moinelo, quienes están a punto de ganar la Serie de Japón por tercer año consecutivo.

 

Compartir