Vie, 01 Jul 2022 07:11 AM

NPB vs las Grandes Ligas en el manejo de la pandemia

 

ESPN analiza cómo el brote de coronavirus ha afectado a los Marlins

 

   Esta ha sido una de las peores semanas en la larga historia de la Gran Carpa, no por los dos brotes de coronavirus que se desataron en dos de sus clubes, sino por la desastrosa manera en la que su comisionado ha manejado la crisis hasta ahora.

 

   En lugar de mostrar preocupación por la salud de los jugadores contagiados, todo lo que ha hecho hasta ahora es culparlos por lo ocurrido y amenazarlos con detener la acción si no corrigen sus errores.

 

   “El comisionado de MLB Rob Manfred le dijo el viernes al director ejecutivo de la MLBPA Tony Clark que si los jugadores no hacen un mejor trabajo manejando el coronavirus se tendrá que cancelar la temporada”, reportó el viernes Jeff Passan, de ESPN, en Twitter.

 

   Ese mismo día, Joe Posnanski, uno de los periodistas deportivos más reconocidos y respetados de los Estados Unidos, no perdió tiempo en hacer el siguiente comentario, también en Twitter, acerca del reporte de Passan.

 

   “Creo que a veces se nos olvida que el virus no es culpa de nadie y que todos sólo estamos haciendo lo mejor que podemos para lidiar con él. Dicho esto, es asombroso lo desastrosamente mal que la MLB ha manejado las cosas en comparación a otros deportes”.

 

   Manfred, lamentablemente, no se detuvo ahí y siguió metiendo la pata en las entrevistas que ofreció luego a los medios locales.

 

Manfred está culpando a los peloteros por lo ocurrido

 

   “Estamos jugando. Los jugadores tienen que hacer mejor su trabajo, pero en general yo no me rindo y no hay razón para que nos rindamos ahora. Hemos tenido que ser fluidos hasta ahora, pero lo podemos manejar” le dijo ayer al reportero de ESPN Karl Ravech.

 

   Comparen esa declaración con los comentarios más recientes del comisionado de la NBA, Adam Silver, quien sin duda es el mejor de todos los jefes de las ligas deportivas norteamericanas en este momento.

 

   “La temporada de la NBA se detendría por completo si surgiera un brote del coronavirus” y “respeto los actos de protesta pacífica de nuestros equipos por la justicia social durante el himno nacional”, según reportaron diversos medios.

 

   Lo peor de todo esto es que la Asociación de Peloteros de la MLB, que está bien organizada y tiene todas las herramientas necesarias para defenderse, no ha dicho nada hasta ahora, admitiento con su silencio la responsabilidad de lo ocurrido.

 

   Ya mencionamos hace 2 semanas en este mismo espacio cómo el dinero no lo es todo en la vida. Lo que está haciendo la MLB en este momento lo confirma. ¿Cómo es posible que la segunda liga más millonaria del mundo esté manejando tan mal esta crisis? Pues es evidente: el dinero no puede comprar ni la sensatez ni la lógica.

 

   El respetado comentarista Fernando Álvarez, que solía trabajar para ESPN Deportes, aportó ayer un interesante punto de vista a la discusión en su cuenta de Twitter.

 

   “Las ligas profesionales en Estados Unidos, aunque muchos no lo vean así, compiten corporativamente en nivel, imagen, poder, prestigio y fuerza económica. Llegar a cancelar la temporada de la MLB, que es lo que creo que va a ocurrir, corporativamente representaría un impacto de grandes magnitudes”.

 

   Eso es absolutamente cierto y es muy probable que esa sea la razón principal por la que la MLB ha insistido en seguir adelante con su campaña, a pesar de los dos brotes de coronavirus que se han registrado en dos de sus clubes. Simplemente, no quiere lucir mal ante sus pares.

 

   Se trata de una explicación lógica, pero no podríamos estar en mayor desacuerdo con esa manera de hacer las cosas.

 

Silver ha hecho un trabajo ejemplar liderando la NBA durante la pandemia

 

   Adam Silver se tardó apenas 2 horas en cancelar la temporada de la NBA en marzo, luego de enterarse que un jugador de un equipo había dado positivo por la enfermedad. ¿Estaba pensando acaso en lo mal que quedaría ante sus pares si se convertía en el primero en cerrar las puertas de su liga?

 

   En lo absoluto. Estaba pensando en la seguridad de sus jugadores, que es lo primero que debería hacer cualquier comisionado de una liga deportiva tan importante como esa. Gracias a él, de hecho, el resto de las ligas detuvieron sus temporadas y eso seguramente contribuyó a detener un problema que hubiese podido ser mucho mayor.

 

   Más de 59 mil soldados estadounidenses murieron en la guerra de Vietnam, a pesar de que su gobierno sabía antes de que comenzara la misma que no había manera de ganarla. ¿Por qué la peleó entonces? Porque no quería dañar su imagen internacional de invencibilidad.

 

   Le tomó 8 años, 59 mil muertos y miles de prostestas civiles a lo largo de todo su territorio corregir el problema. ¿Nos tocará esperar semanas y contagios en todos los equipos para que Manfred tome la decisión de suspender la temporada para proteger la salud de los jugadores?

 

   Repetimos, el problema no es sólo el comisionado. Los jugadores también están contribuyendo al mismo al no protegerse mutuamente ni presionar a Manfred para que detenga la campaña antes de que las cosas se salgan de control.

 

   Incluso los medios deportivos norteamericanos están ayudando a empeorar la imagen de las Grandes Ligas, luego de publicar reportes indicando que los jugadores que no pudieron ver acción en los partidos que fueron cancelados por los brotes de coronavirus igual recibirían sus salarios correspondientes a esos partidos.

 

   “Los jugadores de los Nacionales, Filis y Yanquis serán pagados por cualquier encuentro que no puedan jugar debido al brote de coronavirus de los Marlins. En otras palabras, no serán penalizados por circunstancias que la MLB consideró fuera de su control”, escribió el martes el muy respectado reportero de FOX Ken Rosenthal en Twitter.

 

   ¿En serio? ¿La principal preocupación de esos medios es informar si un jugador va a recibir o no su salario y no qué está ocurriendo con el estado de salud de los varios peloteros que dieron positivo por la enfermedad?

 

La NPB ha manejado muy bien hasta ahora la pandemia

 

   En comparación, la NPB, que insistimos no es perfecta, ha manejado la crisis del coronavirus con mucha más sensatez y lógica.

 

   Este sábado, un jugador del equipo menor de los Halcones de SoftBank dio positivo por la enfermedad y, como medida preventiva, el club decidió cancelar el juego del conjunto mayor que estaba pautado para ayer domingo.

 

   El pelotero en cuestión, Yuya Hasegawa, no ha estado en contacto con ningún miembro del equipo mayor desde que fue bajado el 7 de julio, por lo que no existe riesgo de que haya contagiado a nadie a ese nivel.

 

   Sin embargo, como algunos jugadores del conjunto mayor de SoftBank entrenan en el mismo estadio del equipo filial y ese es el mismo estadio en el que Hasegawa había estado jugando hasta ahora, el club decidió detener sus acciones para realizar una investigación y asegurarse de que no existe riesgo de contagio para ningún miembro de su primera escuadra.

 

   Ayer domingo se realizaron 200 pruebas a todos los miembros de sus dos divisiones y hoy lunes hay una práctica pautada para la tarde. Si todas las pruebas resultan negativas, entonces SoftBank continuará su campaña regular a partir de mañana.

 

   Si surge algún positivo, entonces se decidirá qué hacer de acuerdo a la gravedad de la situación y si es necesario suspender varios juegos más, entonces se suspenderán. 

 

   Si algo está claro para la NPB es que la salud de los jugadores está primero y que si es necesario suspender o cancelar la temporada, entonces se hará, independientemente de las pérdidas financieras.

 

   Lo que ha hecho la MLB hasta ahora no podría ser más contrastante y decepcionante. No es que deseamos que se cancele su campaña, pero sí que maneje las cosas con más sensatez y ponga primero la salud y el bienestar de sus peloteros.

 

Compartir